Caso Verstrynge

Yo también soy Verstrynge

Detesto esa estúpida costumbre -propia de una época rebañega- que lleva a todos los paletos de la aldea global a asumir identidades que no son las suyas y que sólo sirven para presumir de buenos. Yo no fui Marta, en su día, ni soy ahora ‘Charlie Hebdo’, Bardo o, pongamos, Germanwings. Yo sólo soy (y nunca seré otra cosa, a no ser que me vuelva loco y diga que soy Napoleón) la persona cuyo nombre figura en el encabezamiento de este artículo. Tampoco soy Jorge Verstrynge, pero he recurrido a ese latiguillo para llamar la atención. Sigan leyendo, por favor.

Ortega decía que en España todo lo bueno, desde ‘El Quijote’ hasta la Segunda República, había nacido en la cárcel.…  Seguir leyendo »