Caso Zaplana

Durante años critiqué al Jurado y durante años he considerado que administrar Justicia es cuestión de jueces profesionales. Sin embargo cada vez soy más partidario del Jurado y que ese involucrarse en la administración de Justicia lo sea en un Jurado puro, nada de escabinado o tribunal mixto. Y, ¿por qué este cambio de parecer?, pues porque ante la creciente deslegitimación de las instituciones y desafecto hacia ellas, veo de primera necesidad que el ciudadano deje de ver los toros desde la barrera y asuma relevantes responsabilidades públicas, y una de ellas es participar del ejercicio de un poder del Estado.…  Seguir leyendo »

Uno de los españoles más preocupados por el principio de Justicia nos legó la siguiente reflexión: «La detención previa es una contribución corporal que todo ciudadano debe pagar cuando por su desgracia le toque; la sociedad, en cambio, tiene la obligación de aligerarla, de reducirla a los términos de indispensabilidad, porque pasados éstos comienza la detención a ser un castigo, y, lo peor, un castigo injusto y arbitrario, puesto que no es resultado de un juicio y de una condena».

Estas palabras las escribió Mariano José de Larra en un artículo publicado el 23 de junio de 1836 en EL ESPAÑOL –en el de Andrés Borrego, claro está, no en éste de Pedro J.…  Seguir leyendo »

El asesinato de Eduardo Zaplana

El sábado 22, mientras los niños de San Ildefonso cantaban las últimas tablas de la Lotería, me llamaron del periódico para avisarme de que un ex ministro de Justicia –o sea, alguien con buenos contactos en el mundo judicial y penitenciario-, y, para más inri, del PP, acababa de publicar un tuit, dando el pésame a la familia de Eduardo Zaplana, por su fallecimiento. En un instante tenebroso, me dio dos vuelcos el corazón: el primero, de consternación por la muerte de un amigo; el segundo, de indignación por las circunstancias en las que se habría producido.

En ese infinitesimal lapso de tiempo, decidí escribir un artículo que se titulara como este y concebí la respuesta que tendría preparada para quienes me acusaran de imputar un gravísimo delito a la magistrada María Isabel Rodríguez Guerola, titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, y al fiscal Pablo Ponce Martínez, adscrito al mismo, a quienes pensaba vincular a lo ocurrido.…  Seguir leyendo »