Cataluña Dic-2017 (Continuación)

Se tiende a interpretar el decepcionante resultado obtenido por el PSC en las autonómicas del 21-D como otro reflejo más de la extrema polarización que vive la sociedad catalana, sin espacio para discursos que intenten construir puentes. Miquel Iceta hizo una campaña de marcado tono presidencialista poniendo el acento en la reconciliación entre los catalanes y levantando la bandera del catalanismo político como espacio de encuentro. La incorporación a su lista del democristiano Ramon Espadaler, exconseller de Interior con Artur Mas, tenía como objetivo atraer al votante nacionalista moderado.

Los mensajes de Iceta a lo largo de la campaña fueron dirigidos a este sector en la suposición de que había una importante bolsa de antiguos electores de CiU, empezando por los 100.000 que en 2015 votaron a Unió Democràtica, que querían un agarradero amable de catalanismo liberal para salir del marasmo del procés.…  Seguir leyendo »

A man buys a newspaper featuring the results at the Catalan regional election at a news stand in Barcelona on Dec. 22. (Emilio Morenatti/Associated Press)

The result of the election held in Catalonia on Dec. 21 appears contradictory. On the one hand, parties advocating independence collectively won a majority of seats. On the other hand, the party that most strongly opposes independence, Citizens, came in first place.

The election came amid enormous political unrest. In October, the Catalan government held a referendum on independence, even though Spanish courts had declared it illegal. After the results came in, the Catalan parliament unilaterally declared independence — after which the Spanish government suspended Catalan autonomy and jailed many pro-independence leaders.

In the wake of such dramatic events, we might have expected citizens to shift their votes significantly.…  Seguir leyendo »

Catalonia’s pro-independence parties won a major victory Thursday: Together, they secured a five-seat majority over all other parties in the Catalan Parliament. Separatists were triumphant about their victory.

But here’s the problem: The separatist victory is a manufactured product of Catalonia’s electoral system, in which voters cast their ballots for a single party list and seats are awarded to parties proportionally using the d’Hondt formula within each of Catalonia’s four provinces.

As I’ve explained before, this system is stacked in favor of the separatists — which is how the three pro-independence parties won a parliamentary majority while receiving just 47.7 percent of the vote.…  Seguir leyendo »

Ha sido una catástrofe histórica para la ciudadanía y la democracia españolas, incluida la catalana, sin vuelta de hoja. La situación es, ahora, muchísimo peor que el 1 de octubre frente a una debacle esférica, es decir, se mire por donde se mire: democrática, social, económica, espiritual (valores) y políticamente.

La cortesía de felicitar a Inés Arrimadas por su indudable éxito personal y por el salto dado por Cs para convertirse en la representación hegemónica de los que quieren ser ciudadanos ilustrados y libres en hispano-Cataluña -cortesía que ejerzo aquí y ahora con gozo-, no esconde la tragedia fundamental acaecida, porque se sitúa a otro nivel.…  Seguir leyendo »

En la capilla de la Universidad de Harvard se recuerdan los nombres de sus alumnos muertos en la guerra «para mantener la unidad de la nación», que así llaman a la atroz guerra civil americana. Al final pudieron decir United we stand (Unidos seguimos), pero al precio de centenares de miles de muertos. En Catalunya, después unas pacíficas elecciones celebradas en circunstancias excepcionales y con un récord de participación, tenemos que decir que seguimos divididos («divided we stand»). Cada vez más divididos en dos mitades que han endurecido su confrontación y sus agravios. Las heridas en la dignidad de cada una se han cronificado en el cuerpo social y serán difíciles de cerrar porque reflejan dos relatos antagónicos.…  Seguir leyendo »

Rajoy, Rivera y el 'show' de Puigdemont

En un trance parejo al del presidente Rajoy en Cataluña, donde el PP ha visto reducidos a tres escuálidos escaños su ya menguada representación, el laborista holandés Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, no tuvo mayor ocurrencia que salir del paso aseverando que "el elector siempre tiene la razón, pero no siempre es justo". En lugar de admitir equivocaciones y yerros propios, Dijsselbloem tiró por el camino de en medio de buscar refugio en la incomprensión ajena, hábito bastante usual, por lo demás, entre gobernantes y aspirantes a serlo cuando se las tienen tiesas.

Hacen general olvido de ese principio cardinal de que toda crítica ha de ir antecedida de la autocrítica.…  Seguir leyendo »

Tinta simpática

No hay noticia a estas horas de que los dirigentes de los partidos separatistas hayan formalizado la tradicional ceremonia de felicitación al partido vencedor en las elecciones regionales de Cataluña y, en consecuencia, Inés Arrimadas haya recibido una llamada, un whatsapp, una cordialidad cualquiera de sus rivales derrotados. No os distingue, ni siquiera a ti -un buen colegio de pago y el mejor de los bocados-, la buena educación. El proceso de liberación lo ha sido también de las formas elementales del cuidado. Sin duda habrán influido las rudas maneras del agro que revela el origen de la mayoría de vuestros dirigentes.…  Seguir leyendo »

El segundo sobre

En 1821, el segundo gobierno del Trienio Liberal, encabezado por un hombre mansurrón y acobardado llamado Ramón Feliú, tuvo que afrontar la rebelión desatada en Cádiz y Sevilla, cuando los llamados “comuneros” trataron de desbordar el marco de la Constitución de 1812 que Fernando VII se había visto obligado a restablecer. Feliú defendió la legalidad con tal torpeza, recurriendo tarde y mal al uso de la fuerza, que en las Cortes se planteó un gran debate sobre su actuación política.

En nombre de la comisión designada para estudiar los hechos, intervino José María Calatrava. Fue, así lo he explicado en mi libro La Desventura de la Libertad, el momento de su consagración, a la vez como brillante orador parlamentario y como inteligente estratega político.…  Seguir leyendo »

Cuántas veces habré escuchado esto desde que estoy en política.

Que no debíamos luchar contra el adoctrinamiento porque los íbamos a multiplicar y los nuestros no lo iban a entender.

Que no debíamos acabar con las subvenciones a los medios y asociaciones en catalán porque la revuelta iba a ser mayor que el beneficio social.

Que no pasaba nada por renunciar a algunos de nuestros principios, por contentar a unos nacionalistas cuyo proyecto político nacía y moría en acabar con el nuestro, que lo importante era que la suma de votos nos permitiera gobernar; es igual de dónde se perdían o dónde se ganaban, porque lo importante era el gobierno mientras sumáramos con ellos.…  Seguir leyendo »

Un hombre lee en el periódico los resultados de las elecciones catalanas mientras toma el desayuno el viernes 22 de diciembre, en Pamplona, al norte de España. Las elecciones han fallado en ofrecer más claridad sobre el destino del conflicto independentista catalán. Credit Alvaro Barrientos/Associated Press

El café se llama La Tornada y está a treinta pasos de la Escola Bogatell, donde el 21 de diciembre, y como en tantas otras escuelas, miles de catalanes votaron para elegir nuevo gobierno. El bar es apenas una fachada de vidrio con terraza en la acera adonde se amontonan los catalanes que buscan el sol amoroso de un invierno que empezó meteorológicamente con las elecciones del jueves pero que, políticamente, ha sido una paradójica tundra infernal desde hace meses por las tensiones con el gobierno de España. En esa terraza sucede lo que sucede en todos los cafés del planeta en días livianos y en días grandiosos: un grupo de parroquianos conspira, arregla el mundo, declara una revolución, mete goles que ganan campeonatos, piropea chicas, cambia reyes.…  Seguir leyendo »

1. El día después de las elecciones, un medio catalán calificó a Ciudadanos de partido anticatalanista.

2. Pero en su boca ya no era ni siquiera un insulto, sino una definición aparentemente neutra. Como quien dice el partido naranja o la Ciudad Condal. "El partido anticatalanista Ciudadanos ha ganado las elecciones…".

3. Como quien dice, en definitiva, el franquista de Albert o la puta de Inés sin ninguna pretensión de difamar. Sencillamente asumiendo que esos son los nombres de esclavo de Albert Rivera e Inés Arrimadas.

4. Y no era un medio independentista, sino uno afín ideológicamente a la izquierda nacionalista: la del PSC y Catalunya en Comú Podem.…  Seguir leyendo »

Enfrentada y paralizada

El himno, que siempre sublima el ideal, canta una Catalunya «rica i plena». Tras las elecciones del jueves, la realidad es la de una nación enfrentada y paralizada. No es estimulante, pero salir del pozo exige aceptar la realidad y no seguir cavando hacia el centro de la Tierra. Dudo de que Inés Arrimadas y Carles Puigdemont, medalla de oro y de plata el jueves, lo hagan. Pero la esperanza es lo último que hay que perder.

El primer dato objetivo es que el independentismo es fuerte y resistente. Ha conservado su mayoría absoluta y su porcentaje de voto pese al gran aumento de la participación.…  Seguir leyendo »

Una estrategia ante la muerte del catalanismo

Han leído ustedes bien. El catalanismo político ha muerto. Llevaba tiempo ya moribundo, pero las elecciones de anteayer han certificado su defunción, y a los muertos hay que enterrarlos con dignidad, recordarlos en nuestra memoria y asumir que jamás van a volver.

Y ha muerto a manos del secesionismo, que va camino de arrasarlo todo. Ha conseguido ya consolidar un brutal y trágico desgarro interno en la sociedad catalana, ha deteriorado gravemente su estructura empresarial y su economía, ha malbaratado años de trabajo para crear una imagen de Barcelona como ciudad global, acogedora y abierta, y se ha llevado por delante cosas tan sagradas en un sistema democrático como el respeto a la ley y a las resoluciones judiciales.…  Seguir leyendo »

Unas elecciones tan excepcionales como las que se acaban de celebrar en Cataluña han arrojado un escenario singular. Quien ha sido el más votado no parece que pueda gobernar. El bloque que parece que puede gobernar no ha sido el más votado y, si consigue salir del laberinto en el que está metido, necesitaría de nuevo a un partido antisistema para completar una mayoría disminuida.

Y no, esta vez tampoco los independentistas han alcanzado al menos la mitad de votos de los catalanes. Son ya casi veinte años, y siete elecciones consecutivas, en las que el nacionalismo/independentismo se mueve en unos porcentajes de voto similares.…  Seguir leyendo »

La rana, el buey y la hormiga

Hay dos personajes clave en la victoria independentista. Un héroe, oculto. Y un antihéroe, también oculto. El héroe se llama Albano Dante Fachín, que ha arrastrado buena parte del voto de los comuns hacia el independentismo. El antihéroe es el juez Pablo Llarena, de quien se puede asegurar que es un mal analista político: sin encarcelados ni exiliados, el independentismo habría perdido.

Si el bloque victorioso tuviera en cuenta el factor Fachín y el factor Llarena, sustituiría las ínfulas por la humildad. De un modo generoso, si no miope, la prensa internacional califica a los comuns de neutrales. Los votos que han perdido Iglesias y Colau han pasado al independentismo, aunque quizá no se quedarán allí.…  Seguir leyendo »

Algunos independentistas celebran en la Asamblea Nacional Catalana después de la confirmación de los resultados electorales el 21 de diciembre. Credit Emilio Morenatti/Associated Press

Ayer hubo en el mundo pocos lugares más seguros, más tranquilos que la ciudad de Barcelona. La jornada pasó sin incidentes y ni siquiera actuaron los delincuentes habituales: quizá se asustaron por el despliegue de policías en las calles o, si acaso, fueron a votar. La ciudad, una vez más, no parecía un lugar donde se ponía en juego el destino de una patria.

Ayer hubo elecciones parlamentarias en Cataluña. Se discute mucho quién ganó, pero está claro quién perdió: Mariano Rajoy, el presidente del gobierno español, y su Partido Popular.

Hace exactamente 56 días el presidente Rajoy proclamó que sabía cómo acabar con la crisis catalana.…  Seguir leyendo »

La comparecencia de Mariano Rajoy en Moncloa para valorar el resultado de las elecciones catalanas ha sido un ejercicio de inanidad muy en la línea a la que tiene acostumbrados a los periodistas cuando el asunto a abordar no le interesa o directamente le incomoda. Su actitud contrasta, sin embargo, con la gravedad de la situación y la relevancia de un 21-D que pone contra las cuerdas al PP y al propio Gobierno pero que, sobre todo, genera una gran inquietud entre los españoles.

Lo cierto es que el presidente del Gobierno ha recurrido a su repertorio de trucos para despachar las preguntas, ora echando mano de filibusterismo, o sea, hablando mucho sin decir absolutamente nada con la intención de agotar el tiempo o la paciencia; ora saliendo por peteneras: ¿Dónde vas?…  Seguir leyendo »

Cuando Zapatero no las tenía todas consigo a pocos días de las elecciones de 2004 afirmó en una entrevista en EL MUNDO: "Gane o pierda, yo soy el futuro". Arrimadas hoy, con su voz rota y entusiasmo intacto, debe apropiarse de la expresión: gobierne o no, ella es el futuro. Porque al final el futuro es siempre la razón y la concordia. Ciudadanos es el primer partido en Cataluña. Rompió hace una década la barrera del silencio y ayer se elevó sobre tanto ruido y toda la chatarra tribal. La victoria de Arrimadas será considerada simbólica porque tendemos a pensar que la Historia sepulta al que no obtiene el báculo del poder.…  Seguir leyendo »

La sangre catalana de Fátima

“Mi nombre es Fátima, tengo 28 años y vivo en la ciudad de Reus. No tengo sangre catalana, pero Cataluña está en mi corazón. El 21 de diciembre es una oportunidad para la república.” Este es el mensaje del cartel con que amanecieron hace días alrededor de 15 barrios con población inmigrante en Cataluña. Y el mensaje lo vocaliza, en forma de bocadillo escrito en árabe, el dibujo de una joven con velo. Algunas consideraciones al respecto:

¿Qué es la sangre catalana? ¿A qué debe su privilegio de existencia? Tenemos que suponer que la sangre catalana también acepta ser integrante en los famosos grupos sanguíneos A, B, AB y 0, o más bien responde a otros criterios, digamos electorales en este caso.…  Seguir leyendo »

El día después

El resultado de las elecciones autonómicas catalanas celebradas ayer refleja cosas ya en gran parte sabidas: en el marco de una comunidad profundamente dividida, no hay mayoría social separatista, el sistema electoral distorsiona la equivalencia entre voto y escaño y las opciones constitucionalistas, en consecuencia, ven reducidas sus expectativas parlamentarias. Y la consolidación de Ciudadanos como partido mayoritario en Cataluña es, que duda cabe, una excelente noticia.

Apresurado resulta predecir quién y cómo podrá formar gobierno, aunque por mi parte no quiero ocultar mi ferviente deseo de que una mayoría constitucionalista suficiente pudiera hacerlo. Tampoco mi convicción de que, si así fuera, al partido que resultara fuerza mayoritaria le correspondería la presidencia regional.…  Seguir leyendo »