Cataluña Nov-2006

Por Joan B. Culla i Clarà, historiador (EL PAÍS, 15/11/06):

Algún tiempo antes de los primeros comicios al Parlamento de Cataluña de la actual etapa, los de marzo de 1980, un entonces joven profesor de instituto con ínfulas intelectuales, aragonés de Teruel destinado en Santa Coloma de Gramenet, concibió el designio de una ambiciosa operación político-electoral. Según sus propias palabras -escritas un año y medio después en género epistolar- se trataba de introducir en la candidatura anunciada por el Partido Socialista de Andalucía (PSA) de Rojas Marcos a algunos elementos del Partido Socialista de Aragón u otros “que le dieran un carácter genéricamente inmigrante y castellano” y pudiesen así atraer “a toda la masa inmigrante y españolista, demócrata”.…  Seguir leyendo »

Por Xavier Pericay (ABC, 13/11/06):

HARÁ cosa de año y medio, en estas mismas páginas, este columnista modélico que es Manuel Martín Ferrand se hacía eco de la aparición de un manifiesto firmado por una quincena de intelectuales en el que se pedía la creación en Cataluña de un nuevo partido político que corrigiera el déficit de representatividad del Parlamento autonómico y contribuyera, en consecuencia, al restablecimiento de la realidad. Tras saludar la iniciativa y elogiar las virtudes del texto y de sus firmantes, Martín Ferrand no podía por menos que añadir: «Demuestra la experiencia, en España siempre excesiva en todos los casos de fatiga e incomodo, que estos ejercicios, más próximos al toreo de salón que a la lidia verdadera, no suelen ir más allá de su mero planteamiento».…  Seguir leyendo »

Por Wifredo Espina, periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació.

Carod tiene mucha cara. O muchas caras. Para estar en el Govern es capaz de todo. Un día defendió la abstención de Esquerra Republicana en el referéndum del Estatut, que detestaba y combatía con su peculiar contundencia verbal, porque eso le habría permitido continuar en el gobierno del tripartito cuyos otros dos socios propugnaban el “sí”.

Como las bases de su partido, más coherentes, no le aceptaron ese juego de equilibrista, Carod tuvo que rectificar y pasar a defender el “no” con la misma contundencia, pues se exponía a ser destronado de la presidencia de su formación política.…  Seguir leyendo »

Por Josep Piqué, presidente del PP en Cataluña (ABC, 11/11/06):

Empiezo con una provocación: el paisaje catalán, después de la contienda electoral, es desolador. En los días posteriores a las elecciones y con la constitución de un nuevo gobierno tripartito nacionalista y de izquierdas, he hablado con mucha gente de distinta y opuesta procedencia política, social o económica, y la coincidencia -en privado- es total: todo esto ha sido un desastre. Y muchos han terminado su comentario lamentándose: «Pobre Cataluña». El desánimo es, pues, general. La ilusión ha desaparecido.

La obsesión del nuevo gobierno tripartito es no parecerse en nada al anterior.…  Seguir leyendo »

Por Josep Lluís Carod-Rovira, presidente de ERC (EL PAÍS, 11/11/06):

Las elecciones del pasado 1 de noviembre dejaron a Cataluña más o menos como ya estaba. Por encima de encuestas arriesgadas y pretensiones electorales excesivas, el mapa político se vio poco modificado. Puesto que ningún partido se acercaba a la mayoría absoluta, cualquier alianza electoral era igual de legítima y democrática. Hacía falta leer la situación. Y después de tres años tormentosos de injurias, capítulos de exagerada trascendencia mediática y política y una agenda gubernamental absorbida por el proceso de redacción y aprobación del nuevo Estatuto, la obra de Gobierno se vio poco relucida.…  Seguir leyendo »

Por Fernando Savater (EL CORREO DIGITAL, 11/11/06):

Tuve al principio la tentación de titular este artículo ‘En plenos morros’, pero finalmente he optado por algo más educado. Sin embargo, la tentación de hacer la higa ha sido fuerte, al ver la conmoción provocada por los resultados que han obtenido Ciutadans en las pasadas elecciones catalanas. Primero -antes de que se votase- fue el vergonzoso silenciamiento y el mirar por encima del hombro, con conmiseración o ironía. Los medios de comunicación, sobre todo los específicos de la autonomía, apenas dedicaron al partido recién llegado la mínima atención, ni siquiera por el interés periodístico que podía representar la novedad de su propuesta.…  Seguir leyendo »

Por Ferran Gallego, profesor de Historia Contemporánea (EL PERIÓDICO, 11/11/06):

En las atmósferas viciadas de las noches electorales, un título como el que acaban de leer podría ser interpretado de una forma abusiva. Dado que me refiero a la entrada en el Parlament de una plataforma de ciudadanos que han sufrido agresiones, vulneración de su derecho a la expresión y un trato del que puede decirse, en el más indulgente de los tonos, que ha rozado la infamia, debe evitarse cualquier malentendido. Cuando indico que el recién estrenado Ciutadans-Partido de la Ciudadanía ha entrado en el Parlament por la puerta de servicio no quiero situarlo en una posición de repudio moral que creo que no le corresponde a nadie ejercer sobre quien no solo tiene personalidad propia, sino el poder que le concede la representación de miles de personas.…  Seguir leyendo »

Por Juan-José López Burniol, notario (EL PERIÓDICO, 10/11/06):

Transcurrida más de una semana desde las elecciones, decreciente el llanto y crujir de dientes de quienes obtuvieron una victoria pírrica y consumado –en forma de entesa– el rápido acuerdo entre los socios del anterior tripartito, parece oportuno apuntar alguna conclusión de fondo. Veamos tres.
En primer lugar, aunque la composición política del futuro Gobierno sea idéntica a la del tripartito, la presidencia de José Montilla visualiza de modo concluyente la ampliación del ámbito personal del catalanismo político, mediante la plena integración efectiva en la política del país de els altres catalans, gracias al futuro desempeño por uno de ellos de la primera magistratura.…  Seguir leyendo »

Por Félix de Azúa, escritor (EL PAÍS, 09/11/06):

Como es bien sabido, con ocasión del Salon de 1864 el pintor Édouard Manet expuso su célebre Olympia, un desnudo femenino que irritó profundamente a la buena sociedad parisina y cambió las reglas de la representación clásica. La gigantesca cólera desatada por el cuadro de Manet era debida a que el nuevo modo de presentar un tema clásico dejaba sin argumentos a los tradicionalistas. La estrategia artística de Manet negaba todos los valores defendidos por la vieja escuela. Los entendidos, los expertos, los coleccionistas y aquellos aficionados que se consideraban enterados, reaccionaron con violencia porque, de ser cierto lo que Manet expresaba en su pintura, entonces ellos eran una colosal mentira.…  Seguir leyendo »

Por Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB y promotor de Ciutadans (LA VANGUARDIA, 09/11/06):

Tras haber obtenido tres escaños en las recientes elecciones al Parlament de Catalunya, de repente todos opinan sobre el nuevo partido Ciutadans. Al silencio le sucede la confusión: unos dicen que es de extrema derecha y otros de extrema izquierda; unos que está financiado por la FAES y otros por CiU; unos que es un partido como los de Mario Conde (?) o de Jesús Gil, otros que defiende el más rancio y cutre nacionalismo español. Se dice de todo. Sin embargo, el asunto, a mi parecer, es mucho más sencillo: para comprenderlo basta con contemplar la realidad, la realidad catalana.…  Seguir leyendo »

Por Orios Bohigas, arquitecto (EL PERIÓDICO, 08/11/06):

Escribo este artículo cuando acaban de anunciarse los primeros resultados de las negociaciones para constituir el nuevo Govern de la Generalitat, unos resultados que prometen la continuidad del tripartito. Una continuidad que es la única solución honesta y operativamente posible e, incluso, la más deseable para la normalización del país. Es, sin duda, la que mejor interpreta las opiniones de cierta mayoría de ciudadanos –dentro de la escasa y tristísima participación en las elecciones– y la que reconoce una experiencia de gobierno que ha sido la más positiva y eficaz desde las épocas de Francesc Macià y Lluís Companys, a pesar de haber sido tan injustificablemente reprobada por las diversas oposiciones a lo largo de las campañas, sin querer distinguir entre anécdotas personales y acción coordinada de gobierno.…  Seguir leyendo »

Por Miquel Porta Perales, crítico y escritor (ABC, 07/11/06):

DESPUÉS de los desastres sin fin del tripartito, después del accidentado y desgraciado proceso de redacción, aprobación y refrendo de un nuevo Estatuto que tiene menos apoyo que el anteriormente vigente, después de una campaña marcada por la demagogia y la bronca, después de todo eso, el electorado ha suspendido a la clase política catalana con una abstención que supera lo razonable al tiempo que ha propinado un varapalo a socialistas y republicanos, y un correctivo menor a la federación Convergencia i Unió. Algo que no debería sorprender a nadie, porque en política lo que debe suceder tiene muchas posibilidades de acabar efectivamente sucediendo.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Elorza, catedrático de Pensamiento Político de la Universidad Complutense (EL COREO DIGITAL, 07/11/06):

En las peticiones del fiscal contra los procesados por el atentado del 11-M es aceptada la tesis de que el detonador del mismo fue la política seguida por el Gobierno Aznar en la guerra de Irak. Es muy posible que la llamada que efectuó Bin Laden cinco meses antes desempeñara un papel decisivo en la puesta en marcha del atentado, pero al mismo tiempo no cabe olvidar que el mismo era presentado por esa vía como una acción de justicia, y no como una barbarie gratuita, y en tal sentido lo utilizaron los acusados en el curso de sus declaraciones.…  Seguir leyendo »

Por Josep M. Vallès, consejero en funciones de Justicia de la Generalitat (EL PAÍS, 06/11/06):

Como de costumbre, los resultados electorales del 1 de noviembre ofrecen más de una lectura. En clave de mayorías posibles, se ha dicho bastante. También por quien esto firma, que se manifestó y se manifiesta favorable a reconstituir una coalición de Gobierno integrada por PSC, ERC e IC-EUIA. Es una fórmula que considero preferible en este momento a cualquier otra. Y es además perfectamente homologable en su legitimidad democrática y en su proyecto político a la de muchos países europeos.

Pero no es este aspecto el que quiero resaltar.…  Seguir leyendo »

Por Antoni Puigverd (LA VANGUARDIA, 06/11/06):

Los que usufructúan el poder en el PSC han recibido un tremendo castigo electoral. Pero en lugar de analizar qué es lo que ha pasado, se agarran a ERC como a un clavo ardiendo. No se dan cuenta de que acaba de irrumpir en su espacio social un competidor con un potencial de crecimiento extraordinario. Ciutadans es una seria impugnación del cuadro de referencias catalán. Y mezcla elementos de todas las cosechas ideológicas. Himno de rock´n´roll para un líder desnudo que defiende el radicalismo liberal por internet y converge con ondas y páginas derechistas en las que el patriotismo constitucional se confunde con el revisionismo franquista.…  Seguir leyendo »

Por Albert Sáez, periodista (EL PERIÓDICO, 06/11/06):

Los tres partidos que hicieron presidente de la Generalitat a Pasqual Maragall con el Pacto del Tinell han sentado las bases para aupar a José Montilla a la presidencia de la Generalitat. El PSC ha decidido que la velocidad es el mejor an- tídoto para superar los obstáculos que tenía esta opción de gobierno entre todas las posibles. Esta rapidez es una demostración de que este segundo tripartito quiere tener poco que ver con lo peor del anterior y apuesta por ahondar en los aspectos mejor valorados por la opinión pú- blica. Con todo, la aceleración dará alas a quienes desde CiU y desde el PP han repetido hasta la saciedad que los socios del Gobierno catalanista y de izquierdas lo serían por encima de las vicisitudes y los resultados electorales excepto en el caso de que la aritmética se lo impidiera.…  Seguir leyendo »

Por Pedro J. Ramírez. Director de El Mundo (EL MUNDO, 05/11/06):

Bueno, ya ven que la sugerencia de hace dos domingos de volver a investir a Companys presidente de la Generalitat, remedando la práctica secular de los gerundenses de resolver todas las crisis mediante la entrega del bastón de mando a San Narciso, no era tan descabellada. El desenlace del Catalunya Show ha estado a la altura de su desarrollo y ninguna de las combinaciones que se manejan garantiza mejor que mi fórmula simbólica ni el prestigio de los gobernantes ni el bienestar de los gobernados.

Pero para que nadie diga que veo con gafas oscuras todo lo que llega últimamente de la Barcelona estatutaria hoy quiero empezar con dos merecidas alabanzas: una muy obvia a la hazaña memorable de estos Ciutadans que, con fuego en el corazón y alas en los talones, han desafiado todas las leyes de la gravedad del mercado electoral y han logrado romper el statu quo sin más financiación que la de sus modestos bolsillos ni más atención mediática que las de este periódico y una insumisa cadena de radio; la otra, mucho menos previsible, a la brillante e ingeniosa cobertura periodística que La Vanguardia -un diario que no nos distingue en absoluto con su simpatía- ha dedicado a la campaña de los demás partidos.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Zarzalejos. Director de ABC (ABC, 05/11/06):

LOS resultados del Partido Popular de Cataluña -mejores de los previstos- constituyen un punto de inflexión para todo el sistema político nacional porque demuestran que, pese a asechanzas diversas, el carácter moderado y reformista de los populares goza de una buena salud electoral. Los propósitos, internos y externos, de doblar el pulso al moderantismo reformista de Mariano Rajoy -espléndidamente representado por Josep Piqué en Cataluña y por Arenas en Andalucía- han perdido el envite. No es el primer fiasco que se llevan aquellos que, con un descaro que se incrementa al mismo ritmo que el fracaso de sus sucesivas apuestas mediáticas y políticas, intentaron en su momento que el PP diese la espalda al Tratado Constitucional de la Unión Europea o que, más recientemente, se negase en rotundo -y sin motivo- a acordar los términos de un nuevo Estatuto de autonomía para Andalucía.…  Seguir leyendo »

Por Arcadi Espada (EL MUNDO, 04/11/06):

Querido J:

Entre los grandes momentos de la noche electoral, no sé si lo oíste, estuvo el grito ciudadano en la puerta de un hotel de la Rambla de Cataluña. Toma tres, tevetrés, coreaban. La afortunada rima hacía referencia al vacío que los medios informativos catalanes habían hecho a Ciutadans y la contundente respuesta, tres escaños, que dichos medios habían obtenido de la realidad.

El asunto es interesantísimo. Por primera vez se presenta un partido a las elecciones. Tiene el aval de 3.000 militantes y 12.000 simpatizantes que firmaron un manifiesto a favor de la constitución de un nuevo partido político en Cataluña.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Franco, periodista (EL PERIÓDICO, 04/11/06):

Todo apunta hacia una segunda oportunidad para el Gobierno tripartito. O, mejor, hacia un tripartito con los mismos partidos que firmaron hace tres años el Pacte del Tinell, pero escarmentado, con planteamientos diferentes. Que suscriba una conducta gubernamental más cohesionada y seria, después de que el electorado les haya dado el solemne toque de este Día de Difuntos.
Se suele decir que los votantes dan tal o cual mandato. En esta ocasión, Catalunya reclama nítidamente a sus políticos que se pongan a la altura. Les da un Parlament más heterogéneo y plural que nunca, y les brinda la misma gama de posibilidades que hace tres años: sociovergencia, tripartito o frente nacionalista.…  Seguir leyendo »