Cataluña

Susote y Pinker

Mi liberada:

Doy por hecho que estás al corriente de la noticia de los últimos días y probablemente de la década: Suso de Toro, Susote, y Steven Pinker han suscrito una deposición eclesiástica a la que llaman «Petición pública en favor de una negociación pública sobre Cataluña». Los acompaña la soldadesca de la antigua equidistancia, Victoria Camps, Ignacio Sánchez-Cuenca, Daniel Innerarity, alineada hoy forzosamente, tras la sentencia del Supremo, con el independentismo sedicioso. Y también algunas otras personas que no entienden el castellano. Noam Chomsky, el idiota más inteligente del planeta; Slavoj Žižek, cuya farsa intelectual –que ocupó en otro tiempo ampulosas dobles páginas de este periódico– acabó el día (18 de octubre 2019) en que Thomas Moller-Nielsen le ajustó definitivamente las cuentas en Current Affairs, o Anthony Giddens, cuyo tercerismo profesional le ha llevado ahora a elegir el camino entre el bien y el mal.…  Seguir leyendo »

Soy un empresario vallisoletano residente en Alemania que siempre ha admirado el espíritu empresarial, la creatividad y (hasta recientemente) el seny catalanes. Deseo de todo corazón que Cataluña decida seguir construyendo un futuro conjunto con España, de beneficiarse de su pertenencia a España, de hacer a España cada día algo más catalana, de ponerse a la cabeza de España en lugar de darle la espalda.

El órdago independentista corona un proceso de desafección que aflora al principio de la democracia, agravado desde entonces por un sistema educativo catalán alérgico a los sentimientos identitarios múltiples y por una narrativa de agravio constante por parte de políticos y medios de comunicación nacionalistas, pero también por la falta de una defensa consistente del proyecto estatal por parte de PP y PSOE.…  Seguir leyendo »

El embajador Cuenca acaba de publicar en Ediciones Insólitas «Las mentiras del separatismo (Cataluña y Quebec)», una obra que considero de lectura indispensable para quienes puedan albergar dudas sobre los mantras separatistas porque las disipará por completo.

José Cuenca Anaya (Iznatoraf, 1934), además de pluma de primera fila, ha sido embajador de España en Bulgaria, Unión Soviética, Grecia y Canadá. Su experiencia en este último país le ha permitido condensar en prosa nítida y elegante la brillante gestión política y jurídica del Gobierno canadiense ante la amenaza secesionista del Quebec y compararla con la que nuestros dirigentes políticos han venido llevando a cabo hasta ahora.…  Seguir leyendo »

Demonstrators march in support of Catalonia remaining part of Spain, Barcelona, 27 October 2019. Photograph: Emilio Morenatti/AP

Europe, above all, is about freedom, peace and progress. We must move forward with these values and make it the leading model of integration and social justice, one that protects its citizens. The Europe that we aspire to, the Europe that we need, the Europe we are building is based on democratic stability within our states and cannot accept the unilateral breach of its integrity. The Europe we admire has been built on the principle of overlapping identities and equality for all citizens, and on the rejection of nationalist ideologies and extremism.

For this reason, the challenge of separatism in Catalonia, devised against and outside Spain’s constitutional framework – and silencing the majority of Catalans who are against independence – is a challenge for Europe and Europeans.…  Seguir leyendo »

Lo vimos en las sentencias de La Manada. Quien no está familiarizado con la lectura del Código Penal queda sorprendido con la ductilidad con la que están descritos los delitos, cosa que hace especialmente difícil y sometible a crítica la labor judicial. Si en aquellas resoluciones el problema estaba en delimitar qué era la intimidación –la llave para la calificación de los hechos como agresión sexual y como violación–, en la sentencia del procés las madres de la batalla eran el concepto de violencia, puerta de acceso a la condena por rebelión; y los límites de las libertades de participación política, pues, por supuesto, ningún delito podía darse si las conductas que se enjuiciaban constituían el ejercicio de un derecho fundamental.…  Seguir leyendo »

Delegaciones catalanas al desnudo

Nuestra Constitución, como sucede en la gran mayoría en los Estados, no abre las relaciones internacionales a las Comunidades Autónomas (en adelante, CCAA), aunque una leal y limitada acción exterior no les debe ser vedada. Pero los Estatutos de Autonomía del pasado siglo dieron un giro para sortear el texto constitucional. Todos, a pesar del rechazo constitucional expreso, durante su elaboración incluyeron el deber de informarles sobre los Tratados que el Estado tiene proyectado concluir. También incluyeron por lógica interna su derecho a desarrollar y ejecutar directamente el derecho de la UE en el marco de sus competencias. Sin embargo, ningún Estatuto incluyó la representación directa desde el exterior con carácter permanente.…  Seguir leyendo »

Esta tarde se presenta en Madrid el libro Nacionalismo catalán y adoctrinamiento escolar, un excelente trabajo del inspector de educación jubilado Jesús Rul, que se suma al alud de denuncias ya existente sobre la instrumentalización política del sistema educativo catalán. En la reciente presentación de este mismo libro en Barcelona, Rul defendió abiertamente la recuperación de las competencias en educación por parte del Estado.

Coincidiendo con esta primera presentación, EL MUNDO publicaba una entrevista en la que este inspector explicaba cómo en ocasiones sus informes, especialmente los que se referían a cuestiones lingüísticas, se guardaban en un cajón y cómo, para un funcionario que alza la voz, «la presión más ofensiva es el silencio, el aislamiento, sentir que estás marginado».…  Seguir leyendo »

Cataluña, España, Europa Mejor Unidos

Europa es ante todo libertad, paz y progreso.  Debemos caminar con esos valores y hacer de Europa el modelo más avanzado de integración y justicia social, que proteja a nuestros ciudadanos.  La Europa a la que aspiramos, la Europa que necesitamos, la Europa que construimos, se basa en la estabilidad democrática de nuestros Estados y no puede aceptar la quiebra unilateral de su integridad.  La Europa que admiramos se ha forjado frente a los nacionalismos excluyentes y los extremismos que superponen identidades al principio de igualdad de todos los ciudadanos.  Por eso, hoy el desafío del separatismo en Cataluña, construido contra nuestro marco constitucional y silenciando a la mayoría de catalanes contrarios a la independencia, es también un desafío a Europa y a los europeos.…  Seguir leyendo »

En un texto que Torra reprodujo vía Twitter, el presidente del Gobierno catalán reprochó a Pedro Sánchez no haber contestado su llamada telefónica del sábado 19 de octubre pasado. Según el texto de la carta, Torra escribió que «usted se niega a hablar con el representante de los catalanes y, aún peor, se niega a establecer ningún tipo de diálogo».

En esa misma línea, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, reprochó dos días después al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que no hubiera atendido la llamada que el presidente de la Generalidad le hizo. «El teléfono se ha de coger siempre», pontificó la alcaldesa.…  Seguir leyendo »

Cataluña, entre lo improbable y lo hacedero

Entre quienes se presentan como partidarios inconmovibles de la unidad española abundan los que parecen poner más empeño en impedir la separación de Cataluña que no en reforzar las iniciativas para hacerla indeseable. No creo, por ejemplo, que haga mucha mella en la posición de los independentistas insistir en la imposibilidad de la independencia, afirmación que se hace a veces con rotundidad cuasi metafísica. En cualquier caso, quizá sería más pertinente referirse a la improbabilidad de una independencia catalana que no a su imposibilidad. Una improbabilidad que se desprende ciertamente de la ausencia de los factores necesarios para consumarla.

Comparto y he repetido desde hace años que el proyecto independentista no cuenta con una mayoría social de amplitud bastante que la apoye, ni con una potencia internacional que la promueva o la tolere, ni con una capacidad coercitiva tal que —por activa o por pasiva— pueda enfrentarse con éxito a la que detenta un Estado como el español.…  Seguir leyendo »

Está en marcha la nueva batalla del independentismo catalán, muy distinta a la primera, que se libró en sus instituciones, Parlament y Govern, que tenían perdida de antemano al no haber leyes que avalen una declaración de independencia unilateral ni un derecho de autodeterminación excepto para los pueblos coloniales, que no era el caso. El descalabro ha sido sonado. La mayoría de los sublevados están en la cárcel, condenados a largas penas y sobre los que pudieron escapar pende la espada de Damocles de una orden de detención internacional. Un resultado que hubiese hecho rectificar a cualquiera no afectado de nacionalismo, esa especie de enajenación mental transitoria que aqueja a los humanos con más ambición que cordura y no han aprendido las lecciones de la Historia, esa «gran maestra de la vida», según Cicerón.…  Seguir leyendo »

Por el camino de Iceta

Julio Camba, el gran escritor gallego, sentía gran devoción por Ortega, el filósofo: «Pura y elegante inteligencia de España». Siempre recordaría, con la ironía y socarronería que desprendía su prosa, la madrugada en la que el pensador acudió, con la salud quebrantada, al Congreso para explicar al resto de señorías que autonomía y federalismo no eran conceptos análogos, como algunos promovían, sino opuestos. «Como no es lo mismo –amartillaba por su cuenta el sagaz columnista– encajar las piezas de un puzzle, a fin de formar un cuadro, que coger un cuadro y hacerlo añicos, al objeto de hacer un puzzle».

Al poco de aquella aparición espectral, Ortega dejó la Cámara y se refugió en su Filosofía, de donde nunca debió apartarse.…  Seguir leyendo »

La negra sombra del cisne

En una atmósfera electoral de alta volatilidad, simbolizada por la existencia de un veinte por ciento de indecisos en la última semana, la posibilidad verosímil de una nueva alteración grave del orden público en Cataluña introduce otro importante factor de incertidumbre en la campaña. El plan del independentismo radical -ocupación de colegios electorales el día de la votación y tal vez una noche de altercados y fuego en la víspera- podría convertirse en el cisne negro que, según la conocida metáfora de Nassim Taleb, produjese con su irrupción una sacudida de gran impacto y consecuencias inesperadas. La apretada correlación de fuerzas de estos comicios, en los que ningún partido parece decantar una clara ventaja y en los que la opinión pública bascula entre el hartazgo y la desgana, podría verse severamente dislocada en el caso de un ataque frontal contra la normalidad democrática.…  Seguir leyendo »

Las oleadas independentistas que han sacudido Cataluña y España en los últimos años no han surgido de debajo de las piedras. Las circunstancias políticas de cada momento han anidado de forma distinta en la geografía que, como lindes naturales, se extiende desde los Pirineos hasta la desembocadura del río Ebro. De hecho, la diócesis de Tortosa (ciudad dividida por el cauce del río a la que le gusta llamarse la quinta provincia) incluye a día de hoy, en su obispado, un grupo de pueblos de la provincia de Castellón, en un ejemplo de la arbitrariedad de las divisiones. Las fronteras atienden a los criterios geopolíticos de unos momentos determinados a lo largo de la Historia.…  Seguir leyendo »

Lo que está en juego hoy en las universidades catalanas es que sigan siendo lo que por su naturaleza académica deben ser: ámbitos de educación, de cultura y de libertad. Sacudidas en las últimas semanas por huelgas, manifiestos incendiarios, cartas de profesores a rectores y discutibles exenciones al régimen ordinario de evaluación, los campus de Cataluña no hacen más que reflejar la profunda división en que nos ha sumido a todos la deriva secesionista del nacionalismo.

Nadie en su sano juicio puede ya ignorar esa división, y de lo que se trata ahora es de asumirla, diagnosticarla, y prescribir los remedios para su reducción, porque ninguna comunidad de ciudadanos puede soportar por mucho tiempo un nivel de enfrentamiento civil como el que vivimos hoy en Cataluña, so pena de sufrir una degradación de la que será cada vez más difícil recuperarse.…  Seguir leyendo »

It’s safe to assert that human memory is very short. When the latest crisis in Catalonia broke out, almost no one remembered about Galician nationalism, the long and painful history of the Basque struggle for national self-determination, or that every Spanish autonomous community has its own supporters of further autonomy, expansion, and separatism. The conflict between national self-determination and resistance to Castilian Spanish rule is quite complex. The Basque experience is also relevant in modern times, and Madrid relies on it in its combined policy of forceful suppression and the ability to put loyal politicians in power in Catalonia.

It is noteworthy that Catalan separatism does not evoke much sympathy or support in the nationalistically-oriented Basque Country or Galicia.…  Seguir leyendo »

Creo no equivocarme si sostengo que fui uno de los primeros en atribuir jurídicamente a los sucesos ocurridos en Barcelona, especialmente a los del 1 de octubre de 2017, el tipo penal de rebelión, en espera de lo que dictase la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo. Ahora bien, ésta tenía que ocuparse también de otros delitos de menor cuantía. La cuestión principal consistía en saber si los separatistas habían cometido delito de rebelión o era más bien de sedición.

Como suele ocurrir en estos casos, la mayor o menor amplitud de las penas respectivas es siempre un dato que puede condicionar en parte la calificación de uno de los delitos imputados si el contorno de uno y otro no se diferencian claramente.…  Seguir leyendo »

El problema de nuestro sistema constitucional no es que exista un rey que no puede nombrar al ejecutivo, que no puede dictar leyes porque las fuentes del derecho son el Congreso, el Senado y el Gobierno, y que además no tiene capacidad para expresar sus afinidades políticas, sino solo hablar políticamente en el ámbito estrictamente institucional. El problema ante el que nos enfrentamos es una crisis de credibilidad del sistema político que tiene su origen en muchos años de corrupción, pero también en el abandono de dos ideas sin las que un país no puede funcionar: la fidelidad y el respeto a la verdad.…  Seguir leyendo »

Podría haber escrito estupor o indignación, pero lo dejo como está. A alguien no ducho en derecho le corresponde más hacer preguntas, aunque sean impertinentes, que afirmaciones firmes, pues las dudas son más que las certezas.

1.- El 16 de octubre, el presidente del Gobierno en funciones se dirigió a los ciudadanos para exponer su postura ante los altercados violentos de Barcelona y otras ciudades catalanas tras conocerse la sentencia del Ttribunal Supremo (TS). Varias veces aludió a las Fuerzas de Seguridad del Estado –Policía Nacional y Guardia Civil–, y a la policía autonómica –Mossos d’Esquadra–. El texto constitucional es ambiguo, pues confunde Estado y Gobierno.…  Seguir leyendo »

El pasado 21 de octubre, el máximo órgano de representación de mi universidad aprobó, en sesión extraordinaria, un manifiesto de repulsa a la reciente sentencia judicial. El texto acusa al Estado de haber forzado el ordenamiento jurídico, condena la violencia policial, reclama la puesta en libertad de presos políticos y reivindica el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán. La Universidad, en cuanto espacio autónomo del poder económico y político, de libertad de creación y pensamiento y de estímulo de actitudes críticas, no tiene, reza el texto, margen para el silencio. El claustro de la Universitat Autònoma de Barcelona después de largas exposiciones individuales aprobó el texto, sin modificaciones, con 111 votos a favor, 24 en contra y 5 votos en blanco.…  Seguir leyendo »