Cine

En Roma, durante el confinamiento, se viralizó el vídeo de un joven que, cada atardecer, en la terraza de una casa que daba a una desierta piazza Navona, interpretaba con guitarra eléctrica el tema de amor de Érase una vez en América. Aquella música de Morricone que sonaba justo después de que tocasen las campanas de la iglesia barroca de San Ivo, transmitía dulzura y la sensación de que todo saldría bien. Para mí, la música que mejor simbolizó esa primavera aciaga fue la cavatina de la banda sonora de El cazador, una pieza compuesta para guitarra española y orquesta que, al destilar melancolía y esperanza, representaba la añoranza del mundo que dejábamos atrás y el anhelo del porvenir.…  Seguir leyendo »

La crisis aún en curso debiera hacernos recordar muchas cosas, y entre ellas la recomendación, procedente del siglo de las Luces, y aún antes de Locke, consistente en que el conocimiento racional necesita acotar el objeto de conocimiento para proceder a su explicación. La razón es como una antorcha que movemos en la oscuridad, o como la sonda del piloto en la navegación, que no puede ni debe iluminarlo todo, sino aquello que nos permite seguir caminando en la noche o navegando. La reflexión es aplicable a la difusión de la pandemia como explicación, y también como prevención. Atengámonos al “análisis concreto de la realidad concreta” (Lenin).…  Seguir leyendo »

Con los avances tecnológicos, el acceso a la pornografía se ha disparado. Mi generación consumió porno en internet antes de conocer el sexo. En el mejor de los casos, esta experiencia actuó como una educación sexual lúdica. En otras ocasiones, el porno fue una cloaca a la que nos asomamos demasiado pronto, sin ser conscientes de que ofrecía ficciones.

Creemos que el deseo sexual es íntimo y personal. Sin embargo, la pornografía moldea los gustos. Sus imágenes enseñan qué nos debe parecer atractivo. Y luego cuesta desaprender lo interiorizado.

Nadie quiere confesar en público que consume porno. Por eso es difícil tener un debate honesto al respecto.…  Seguir leyendo »

Nunca me gustó Woody Allen. Supongo que comencé a ver sus películas demasiado pronto y que mi juicio como espectador siempre voló por debajo del radar de sus referencias culturales. En el fondo puede que me siga pasando lo mismo y por mucho que quiera siempre estaré más cerca del Manzanares que de Central Park. Como él mismo dice en las memorias que acaban de publicarse, creo que algunas de sus cintas son entretenidas pero ninguna de ellas habría bastado para fundar una nueva religión.

En condiciones normales nunca habría comprado un libro suyo. Mi amigo David Mejía, woodyallenero casi talmúdico, me regaló cuando ambos éramos estudiantes de Filosofía Cómo acabar de una vez por todas con la cultura.…  Seguir leyendo »

The streaming service Netflix erected signs around Los Angeles last year to promote “Roma,” which was nominated for 10 Academy Awards, including best picture. Credit Hunter Kerhart for The New York Times

I never thought that a movie alone could prompt social awareness and change. But when the director Alfonso Cuarón released his film “Roma” in 2018, with me in the lead role, that’s exactly what happened. Suddenly people in my home country of Mexico were talking about issues that have long been taboo here — racism, discrimination toward Indigenous communities and especially the rights of domestic workers, a group that has been historically disenfranchised in Mexican society.

In fact, it was my involvement in this film that led me to better appreciate the importance of art.

Art sheds light on the urgent, necessary and at times painful issues that are not always easy to approach because we as a society have not been able to figure them out.…  Seguir leyendo »

The streaming service Netflix erected signs around Los Angeles last year to promote “Roma,” which was nominated for 10 Academy Awards, including best picture. Credit Hunter Kerhart for The New York Times

Nunca creí que una película pudiera abrir un debate sobre temas que por mucho tiempo han sido un tabú en mi país, México. Pero cuando en 2018 se estrenó Roma, el filme que protagonicé con la dirección de Alfonso Cuarón, noté un cambio. De pronto comenzaron a escucharse conversaciones sobre el racismo, se empezó a hablar de la discriminación a nuestras comunidades indígenas y a discutir la labor de las trabajadoras del hogar, por demasiado tiempo desprotegidas y sin los derechos laborales más básicos.

Ser parte de esa película me ayudó a entender lo importante que es el arte.

¿Por qué importa el arte?…  Seguir leyendo »

Los espías filósofos

Nadie se sorprendió, en aquel suburbio de Washington DC, cuando se vinieron a vivir en él los esposos Jennings, Philip y Elizabeth, que parecían la esencia misma de las parejas estadounidenses. Tenían dos hijos: Paige, la mayor, que ayudaba mucho al pastor bautista del barrio y se había dado en esa iglesia el chapuzón lustral, y Henry, el hijo menor, as de las matemáticas y del deporte, que se disputaban con becas los mejores colegios. Los Jennings se ganaban la vida con una agencia de viajes y, casualmente, había llegado a vivir en el barrio su vecino, Stan Beeman, agente del FBI y especialista en contraespionaje, del que aquellos se hicieron muy amigos.…  Seguir leyendo »

El director de "Parasite", Bong Joon Ho, reacciona a obtener el premio Óscar a Mejor Película. (Chris Pizzello)

Parasite (Parásitos), del director Bong Joon-ho, es una obra maestra que arroja luz sobre la desigualdad y la pobreza en Corea del Sur. El 9 de febrero se convirtió en un fenómeno al ganar el premio a mejor película en la 92.ª edición de los Óscar. Sin embargo, la película estuvo a punto de no ver la luz del día.

En 2015, el gobierno de la expresidenta Park Geun-hye incluyó en su lista negra a Bong, al actor Song Kang-ho y a la productora Miky Lee junto con más de 9,000 artistas, quienes en su opinión eran demasiado liberales y críticos con el gobierno.…  Seguir leyendo »

To many South Koreans, “Parasite’s” historic win at the Oscars on Sunday wasn’t just about a movie winning at an awards ceremony. It was about the entire country gaining global prominence.

The film’s acclaimed director, Bong Joon-ho, expressed it best in his acceptance speech for best original screenplay: “We never write to represent our country, but this is very personal to South Korea.” This was the first time a South Korean film had won an Academy Award, let alone four.

In Korea, the response in the media was largely euphoric. Every major news outlet headlined “Parasite’s” Oscars victory, praising how Bong is now a “mainstream director in Hollywood” and how Korean cinema is “finally standing at the top of the world.”…  Seguir leyendo »

Bong Joon-ho, right, reacts as presenter Jane Fonda hands him an Oscar for best picture for "Parasite" on Sunday. At left are actors Song Kang-ho and Cho Yeo-jeong. (Chris Pizzello/AP)

Bong Joon-ho’s “Parasite,” a gritty masterpiece that shines an unsparing light South Korea’s inequality and poverty, made waves Sunday by winning Best Picture at the 92nd Academy Awards. Yet the movie almost failed to see the light of the day.

In 2015, President Park Geun-hye’s administration blacklisted Bong, actor Song Kang-ho and producer Miky Lee along with more than 9,000 other artists, who in its view were too liberal and critical of the government. Just as “Parasite” tells an important story of the contradictions of capitalism, its making teaches an important lesson about how a free society is essential for the arts.…  Seguir leyendo »

Dead British soldiers lying on a roadside in northern France during World War I.Credit...Daily Herald Archive/SSPL, via Getty Images

I was looking forward to seeing Sam Mendes’s film “1917” when it arrived in theaters in December. I have a special interest in the subject — my grandfather fought in World War I, and I’ve done years of research on the events while writing a play about the war.

I can’t argue with Mr. Mendes’s artistry. Visually and technically speaking, “1917,” which is nominated for 10 Academy Awards, is dazzling. The filmmaking team cleverly manages to make the entire movie seem like one long, continuous take, and I, like many viewers, found myself wondering how certain scenes were shot.

The director’s own grandfather inspired him with stories about volunteering to run messages across open, war-ravaged terrain.…  Seguir leyendo »

Si usted pasa la mayor parte de su tiempo en las redes sociales hablando de películas, la temporada de premios puede ser tan desconcertante como fascinante, un pequeño vistazo perfecto a la locura colectiva. Los temas son generalmente los mismos: quién ganará qué premio y por qué; qué grupo subrepresentado está siendo rechazado por qué ceremonia y por qué razones; quién tiene el respaldo de los gremios y los estudios y las agencias; y, eventualmente, tal vez —con suerte, pero no necesariamente— alguien hablará sobre la calidad real de las películas en cuestión.

Sin embargo, una fuente de desprecio aparentemente compartida es la revelación anual de los votos brutalmente honestos.…  Seguir leyendo »

Kirk Douglas in the title role in “Spartacus,” 1960.Credit...Agence France-Presse — Getty Images

The world knows Kirk Douglas as Spartacus, and as one of the greatest movie stars of the greatest generation. I know him as my hevruta — the Aramaic word for study partner.

For almost 25 years I met with Kirk Douglas, born Issur Danielovich, once a week to study Torah. After we read through the Bible and hit up all the greats — “That’s a role I was born to play,” he said of King David — we moved on to other books: the Mishna for rabbinical wisdom; “The Prophet” by Khalil Gibran; Walt Whitman’s poetry; and modern theology from Abraham Joshua Heschel and Martin Buber.…  Seguir leyendo »

En la larga sequía de aprecio, por unas razones o por otras, respecto a la obra de Galdós —aunque sus Episodios nacionales siempre estuvieran a salvo del desecamiento—, el cine, por el contrario, encontró en don Benito Pérez Galdós una fuente persistente de inspiración y suministro de historias. Es curioso que si, en los medios literarios, al escritor se le considerara poco moderno, sobrepasado por los Azorín, Baroja, Valle, que renovaron la escena literaria, fuera la más moderna de las artes la que acudiera sin dudarlo una y otra vez al viejo escritor. Y que cineastas de imágenes rompedoras y específicamente cinematográficas, como Buñuel, le utilizaran de punto de partida para sus creaciones.…  Seguir leyendo »

Las discusiones sobre arte y cultura, como las de política, se han vuelto cada vez más duras y polarizadas en los últimos años. Las creencias están dibujadas ya con tinta indeleble y si uno cruza esa línea, no importa si se hace de forma ingeniosa o no, se encontrará con una trampa encarnada en la forma de redes sociales y estará sujeto a un aluvión de abucheos y tomatazos electrónicos.

Crucé una de esas líneas recientemente, al decir algo en Twitter que erróneamente pensé que no era controvertido: “Nunca consideraría la diversidad en temas de arte. Solo la calidad. Me parece que hacer lo contrario estaría mal”.…  Seguir leyendo »

Los premios Goya han sido ocasión para que buena parte de la industria del cine español se invente un fantasma que recorre España: el fascismo.

Resulta llamativa la perspicacia o buena vista de directores y actores de cine que advierten sobre el peligro fascista y la ceguera que padecen ante movimientos totalitarios comunistas, populistas de extrema izquierda y separatistas. El actual o renovado totalitarismo se ha olvidado del proletariado e interviene, por medio del Estado, en nuestras vidas y haciendas con la excusa de la “emergencia climática”, el feminismo histerizante, la corrección política, el igualitarismo, la eliminación del balance de poderes y la ocupación burocrática de los espacios de libertad de los individuos y las familias propios de la sociedad civil.…  Seguir leyendo »

Joaquin Phoenix en una escena de la película "Joker." (Niko Tavernise/Warner Bros. Pictures via AP)

Ha pasado mucho tiempo desde que perdí la confianza en los Premios de la Academia para determinar a las mejores películas y actuaciones del año anterior. Pero, a pesar de sus considerables limitaciones, las nominaciones al Oscar 2020 publicadas el lunes tienen mucho que decir sobre uno de los temas más importantes y explosivos que enfrentamos hoy en día: los hombres blancos.

Seis de las nueve películas nominadas a mejor película —“1917”, “Ford v Ferrari”, “The Irishman”, “Joker”, “Jojo Rabbit” y “Once Upon a Time in Hollywood”— son casi exclusivamente sobre hombres, y una séptima, “A marriage story”, se ocupa sustancialmente de la masculinidad.…  Seguir leyendo »

Una escena de "Star Wars: The Rise of Skywalker." (Lucasfilm Ltd. via AP)

Aviso: Esta publicación analiza algunos elementos muy básicos de “Star Wars: The Rise of Skywalker”, pero no cuenta la trama de la película.

¿Qué fue lo que me encantó de Star Wars en primer lugar? La trilogía original de George Lucas me dio mi experiencia más formativa de la cultura pop: intercambié cartas con un amigo por correspondencia que compartía la misma obsesión y había comprado en mi librería local de ciencia ficción y fantasía todos los libros de bolsillo de Star Wars Expanded Universe.

Star Wars me dio a la Princesa Leia (Carrie Fisher) y fijó un estándar extraordinariamente alto para los personajes femeninos en el género; las películas me dieron un mundo apasionante y en expansión que formó mi pensamiento de cuán grande y detallado podía ser un universo ficticio.…  Seguir leyendo »

C-3PO, left, and R2-D2 in the original “Star Wars” (1977).Credit...Lucasfilm

The release of the latest, and allegedly last, installment in the “Skywalker Saga,” comprising the canonical triad of trilogies in the eternally expanding “Star Wars” universe, seems like an appropriate time to pose a wistful little thought experiment: What if “Star Wars” — the original 1977 film — had performed at the box office about as everyone expected, in the range of a ’70s Disney film, earning, say, $16 million? Let’s imagine that some film historian or revisionist critic circa 2019 were to rediscover this forgotten gem, an oddity of ’70s cinema buried among all the Watergate-paranoia thrillers, demonic horror films and disaster blockbusters.…  Seguir leyendo »

Young Anna and Elsa, with their mother, Queen Iduna.Credit...Disney

This essay includes spoilers for Disney’s “Frozen II.”

When I settled in next to my 7-year-old last weekend with a mindbendingly expensive bag of movie theater popcorn and our smuggled-in convenience store candy to watch “Frozen II,” I knew to keep an open mind. I’m no Disney die-hard, and I’d read that the highly anticipated animated sequel suffers from a convoluted story line and some haphazardly executed messaging.

Still, my interest had been piqued: A Disney movie that also readily confronts themes of colonialism, climate crisis and toxic masculinity, however messily, was so far beyond the problematic classics I grew up with that I was curious to see how it might hold up.…  Seguir leyendo »