CiU

Acotar el Caso Palau, como han hecho algunos tertulianos en TV3 nada más conocerse la sentencia, al expolio de la caja de un auditorio de conciertos por parte de un puñado de ancianos pertenecientes a la alta burguesía catalana y a las mordidas del 3% cobradas por la antigua Convergència a cambio de la concesión de obras públicas a empresas como Ferrovial es infravalorar la relevancia de una trama cuyos tentáculos van mucho más allá del espacio comprendido entre las cuatro paredes del Palau de la Música.

Porque las condenas anunciadas hoy por la Audiencia de Barcelona no son la consecuencia legal del expolio del Palau de la Música llevado a cabo por Millet y Montull, sino del expolio a los ciudadanos catalanes ejecutado por la casta nacionalista que gobierna la región desde hace 38 años con la complicidad silenciosa de PSC, ERC e ICV-EUiA, a los cuales resulta difícil exculpar políticamente del caso.…  Seguir leyendo »

Aunque su descalabro es muy grave, la primera víctima de las elecciones catalanas no ha sido el presidente Artur Mas sino la idea, extendida en los últimos tiempos, de que la tierra —en particular la de Catalunya— era plana.

“¡Segundos, fuera!”, decidieron los partidos dominantes, que llegaron a pedir votos prestados. “¡Se ha acabado la ambigüedad!”, clamaron los intelectuales orgánicos para dibujarnos el plano a cartabón de una política bipolar sin medias tintas. Y resulta, que al final, más que un western a dirimir entre héroe y villano, hemos vivido uno de esos thrillers sorpresivos en los que resulta imprescindible esperar hasta el final para que todas las piezas encajen.…  Seguir leyendo »

Se cuenta que un conocido periodista barcelonés recibió el 12 de septiembre pasado, el día después de la no tan histórica manifestación, dos llamadas telefónicas, una de Oriol Pujol y otra de Duran Lleida. Ambos preguntaron lo mismo: “¿Qué debemos hacer?”. Ello significa que los secretarios generales de Convergència y de Unió no tenían decidido, todavía, qué camino tomar: si ponerse al frente de la manifestación o integrarla en el plan que previamente se habían trazado.

¿Cuál era ese plan? Artur Mas lo denominaba desde hacía dos años “transición nacional”, es decir, el itinerario que debía recorrer Catalunya para separarse de España y constituir un Estado propio.…  Seguir leyendo »

Como supongo les ocurrió a los millones de españoles, incluidos naturalmente los catalanes, que veían por televisión el pasado domingo por la noche el desenlace de las elecciones catalanas, yo esperaba que después de conocerse los resultados casi definitivos compareciese el presidente Mas. Mi curiosidad, como la de muchos televidentes, era muy concreta. Ante «el fracaso excepcional», como lo ha denominado La Vanguardia, del líder de CiU, no cabía más salida que la de presentar la dimisión. Durante todos los días de la campaña, Mas había solicitado a los electores una «mayoría excepcional», pues no se trataba de unas elecciones autonómicas normales, sino que las había convocado como si fuesen un plebiscito a su persona.…  Seguir leyendo »

No era el rey Arturo. Tampoco era el caudillo que unos soñaban y otros denunciaban. Es dudoso que a estas alturas pueda mantenerse como líder incontestado de Convergència i Unió: los cuchillos se afilan en el partido de Pujol donde fabricaron su liderazgo y más todavía en Unió Democràtica, el socio de coalición dirigido por Duran i Lleida, al que los designios dinásticos de la familia Pujol prohibieron el acceso al trono. Le costará incluso seguir como presidente en ejercicio, es decir, gobernar, con una mayoría tan insuficiente en un Parlamento tan fragmentado y excitado por su acción divisiva y sus recortes sociales: ha roto todos los puentes con el PP, ha peleado por el electorado independentista de Esquerra Republicana y ha intentado quebrar el espinazo al socialismo catalán.…  Seguir leyendo »

Los acontecimientos de estos días son un espectáculo espléndido. Ha habido momentos cómicos, como cuando Artur Mas declaró, solemne, cuando se debía estar riendo por dentro, que la reunión con Mariano Rajoy no había ido bien. Fue estupendamente, según plan. O el melodramático de Bono, prefiriendo morir a ver España incompleta. Y melancólicos, como cuando la reacción del secretario general del PSC a la manifestación de la Diada atrajo menos interés mediático que la del PPC: penitencia del que ni lidera ni confronta. Y hubo momentos extraños, como la recepción al president a su regreso de Madrid en la plaza Sant Jaume, estudiada en exceso.…  Seguir leyendo »

¿Ha habido un giro en el congreso de Convergència Democrática celebrado este pasado fin de semana? Parece que sí. Ya no se pide más autonomía, o el reconocimiento de la diferencia cultural, o una imprecisa soberanía. No. Esta vez se reclama un Estado propio. Es lógico que un partido nacionalista aspire a esta finalidad. Pero hasta ahora sólo se pedía más o mejor autonomía. Ahora la independencia: es una novedad, una importante novedad.

Para ello el Govern está preparando la primera etapa: proponer un pacto fiscal al Estado en la línea del concierto económico. Ahora bien, ni la misma Convergència lo cree posible.…  Seguir leyendo »

Han cerrado Artur Mas y Alicia Sánchez-Camacho un nuevo pacto que ha permitido aprobar los presupuestos de la Generalitat para el 2012. La alianza entre convergentes y populares se afianza, a la vez que se aleja la posibilidad de una entente estable entre los de Mas y el PSC, las dos formaciones mayoritarias y centrales de Catalunya. La última consecuencia del desencuentro entre nacionalistas y socialistas -posibilidad que despertó notables esperanzas después del acuerdo para investir a Mas president- ha sido que el PSC quedase fuera de la reforma de Televisió de Catalunya, Catalunya Ràdio y el Consell de l’Audiovisual de Catalunya.…  Seguir leyendo »

Por Enric Sopena, periodista (EL MUNDO, 29/06/04):

En su carta semanal desde la web de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida -líder de ese partido y secretario general de la federación formada por CDC y UDC- calificó los resultados obtenidos por CiU en las europeas de forma rotunda: «Excepcionalmente malos». No se puede ser ni más explícito ni más sincero. Las elecciones del 13-J han situado, en efecto, a CiU al borde del precipicio. No se trata de una circunstancia puntual o de un pinchazo inesperado. No le entró de pronto una pájara a Ignasi Guardans, cabeza de lista de la candidatura Galeusca, integrada por CiU, PNV y BNG.Y hasta tuvo una cierta suerte el nacionalismo catalán que dirige Artur Mas gracias al buen resultado cosechado en Euskadi por el PNV.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Franco, director de EL PERIÓDICO (EL PERIODICO, 21/03/04):

Hay paralelismos entre los fracasos de José María Aznar y Jordi Pujol en sus respectivas operaciones de sucesión. En ambos casos han promovido a dedo, y cuando han querido, a sus sucesores en el partido, encontrando plena aceptación o resignación en sus formaciones y entre quienes perdieron la carrera de los delfinatos. Los dos han realizado la operación cómodamente desde el poder, utilizando a fondo los resortes políticos y mediáticos que eso comporta, pero sin lograr que luego Mariano Rajoy y Artur Mas también les sucediesen en sus respectivas jefaturas de Gobierno.…  Seguir leyendo »