Ciudadanos

En un momento en el que España parece abocada a una repetición electoral, me da la impresión de que el PSOE no está haciendo todo lo posible por evitarla, porque confía en que el electorado castigue en beneficio propio a los dos partidos que a su izquierda (Podemos) y a su derecha (Ciudadanos) podrían no estar haciendo todo lo posible para romper el bloqueo, que es lo que prefiere una mayoría para no tener que volver a las urnas.

Si finalmente se realizan esos segundos comicios generales en un mismo año, el electorado va a fluctuar para castigar, veríamos en qué medida, a quien crea que más ha obstaculizado el arranque de la legislatura.…  Seguir leyendo »

Manifestación multitudinaria y politizada hasta el tuétano, aunque con una teórica bandera transversal, la arcoíris LGTBI. Un miembro del Gobierno va y asiste (primera cosa extraña, al menos a mi juicio). El ministro del Interior, en concreto (algo, en mi opinión, aún más extraño: su personalísima orientación sexual no sólo no lo justifica sino que hubiera debido constituir una causa de abstención). Y, arrancado a hablar, lo hace en términos de partido, dividiendo el mundo en buenos (los míos) y malos (los que no son míos). Un rato después, los miembros de otro sector político (de entre los que habían sido señalados en el segundo de los grupos) se vieron repudiados hasta el grado de tenerse que ir.…  Seguir leyendo »

Después de haber sido testigo del escrache al que se sometió a los representantes de Ciudadanos en el desfile del orgullo LGTBI, me vuelvo a acordar de algo de lo he sido testigo en varias ocasiones, como ciudadano observador y también, por desgracia, como directamente implicado en dos ocasiones, tras el accidente de ferrocarril de Angrois, en julio de 2013, en el que falleció mi madre, y tras la explosión del almacén ilegal de material pirotécnico que explotó en Tui en mayo de 2018.

Llevo años observando cómo desde posturas políticas próximas al marxismo se prioriza siempre el liderazgo en causas públicas de todo tipo que tengan como denominador común la implicación y la supuesta o real negligencia del poder político, puede ser un accidente grave -como el de Angrois, el Yak o el Metro de Valencia-, una catástrofe medioambiental -como la del Prestige o los incendios-, una causa social de cualquier tipo -como la que nos ocupa de las personas LGTBI por reivindicar sus derechos o promover sus intereses-, etc.…  Seguir leyendo »

El anti-Sánchez

A fines de septiembre del año 2008 recibí una carta personal de Albert Rivera, entonces un joven abogado catalán que se iniciaba en la política y había cobrado notoriedad por su full monty electoral, tapándose el desnudo integral con las manos cruzadas sobre sus partes pudendas. La carta era elocuente, amable y determinada; el político se hacía eco de un artículo mío publicado el 13 de septiembre de ese año en el diario Libération, donde cuatro escritores europeos nos turnamos semanalmente durante casi dos años mandando una carta desde la capital en donde vivíamos. Mi Lettre de Madridde aquel mes había tratado de una contienda que, lejos de calmarse, ha ido creciendo, con estrategias y armas de mayor calibre: la guerra de las lenguas (título del artículo).…  Seguir leyendo »

Nos acababan de tirar una lata de cerveza que impactó en el brazo de una chica. Esta vez tuvimos suerte porque el bote estaba vacío. Al ver esa agresión empecé a gritar: «¡Libertad, libertad, libertad!», con todas mis fuerzas. Un chico que estaba entre los «odiadores» me miró con cara de ira, con ojos de violencia y me dijo: «Tú, sí, tú». Extendió sus brazos al aire para que los viera bien, me mostró sus dedos corazón y espetó: «¡Cállate, facha!».

No olvidaré ese momento jamás en la vida porque mostró el odio e ignorancia de los «odiadores» que increparon a Ciudadanos en la manifestación del Orgullo.…  Seguir leyendo »

El enigma de Mister Niet

Si la pasada semana tuve que reflejar la mezcla de perplejidad y estupor que me produjo escuchar a Albert Rivera instando, en el más puro estilo rajoyesco, a los que quisieran pactar con Sánchez a “fundar otro partido”, ahora, tras su negativa a siquiera reunirse con el presidente, en su nueva ronda de consultas ante la investidura, debo reconocer que me froto los ojos y no doy crédito a lo que veo. ¿Qué más le queda por hacer al líder de Ciudadanos para renegar del ADN del liberalismo?

Cuando en la campaña de 2015, Pablo Iglesias arremetió contra él, denunciando que «Albert Rivera no es de derechas ni de izquierdas, sino de lo que haga falta», yo repliqué con el elogio que Montaigne vierte sobre Alcibíades, «capaz de transmutarse en formas tan distintas… tan comedido en Esparta como voluptuoso en Jonia».…  Seguir leyendo »

En 1968, año de hechos trascendentes, el estreno de la película El nadador pasó inadvertido. Basada en un relato del escritor estadounidense, John Cheever, empieza así: «Era uno de esos domingos de mediados del verano, cuando todos se sientan y comentan: ‘Ayer bebí demasiado'».

En una mañana de estío, un ejecutivo maduro, todavía en buena forma, que siente «un inexplicable desprecio hacia los hombres que no se arrojan a la piscina», regresa a su casa después de una fiesta, atravesando los trece kilómetros que hay desde la residencia de unos amigos, en la que está reponiéndose del alcohol de la noche anterior, hasta la suya.…  Seguir leyendo »

“Si un marciano se perdiera en España y viera el resultado electoral no tendría dudas: gobierno PSOE-Cs con 180 diputados”. A quienes dicen estas cosas tan razonables les diría que sí, si le ocultas al marciano que aquel PSOE que decidió abstenerse con Rajoy ya no existe, que está muerto y enterrado, que, en caso contrario, se habría pronunciado sobre los pactos en Navarra, Baleares o Badalona. Sí, si no le explicas al pobre extraviado de Marte que el sanchismo procede de un monstruo creado por una moción de censura, que ni quiere ni puede pactar con Ciudadanos. Que, cuando todos nos despertemos, ese monstruo seguirá ahí.…  Seguir leyendo »

Ciudadanos en su laberinto

I. La polémica está teniendo hechuras de incendio porque es el caso que en Cs se hallan en plena pugna dos posiciones con alarmas de refriega pues ya se ha empezado a señalar -notable imprudencia- la puerta de salida a los discrepantes. Yo viví en UPyD una situación conflictiva cuando se me ocurrió proponer a la dirección que iniciara conversaciones con Cs para ver de presentar a los españoles una oferta unitaria. Me llovieron cascotes en forma de insultos para llegar a un final que es probablemente conocido por el lector. Agua pasada, nieve de ayer como dicen los alemanes.

Ahora, entre gentes de buena crianza, deben los comportamientos ser distintos por lo que se impone acercar esas posturas.…  Seguir leyendo »

En la primera semana de junio, en la sede de Ciudadanos, tuve una reunión con Albert Rivera, nada más que para hablar de proyectos de futuro, y al concluir esa reunión yo le dije: «Me gustaría afiliarme, ¿está bien o es mejor que continúe como independiente?». Él me respondió: «La decisión de afiliarse es algo muy personal, me alegra mucho si te quieres afiliar, pero hazlo solo si quieres y hazlo cuando quieras, si lo haces, dímelo».

Las circunstancias desde ese día me llevaron a comidas, cenas, entrevistas, reuniones y mil detalles más de esta nueva vida tan apasionante como intensa que me hicieron ir posponiendo las cosas.…  Seguir leyendo »

Durante sus vacaciones estivales en un pueblo costero inglés, un joven extranjero solía coger una barca para bañarse desnudo mar adentro, a cubierto de miradas indiscretas. Al menos, eso creía. Hasta que se cruzó con el pastor de la iglesia local y le afeó su exhibicionismo. Dos señoritas de edad provecta habían acudido a la sacristía para testimoniarle su queja sobre la indecorosa conducta de aquella oveja descarriada. Asistían escandalizadas al espectáculo cotidiano de aquel descarado viajero al que, desde su casa de la playa, contemplaban como Dios lo trajo al mundo. Una vergüenza para el buen nombre de aquella puritana comunidad.…  Seguir leyendo »

La ceguera de Epicelo

Cuenta Herodoto que, durante la batalla de Maratón, «ocurrió un hecho asombroso». Epicelo, hijo de Cupágoras, «un ateniense que estaba luchando como un noble y valeroso guerrero», se quedó ciego, de repente, en medio del combate, sin que hubiera sido golpeado ni en la frente, ni en el rostro,  ni en ningún otro lugar de su cuerpo.

El propio Epicelo explicaría a sus contemporáneos -y así quedaría recogido en Las Historias– que lo último que vio fue cómo un gigantesco hoplita persa, «cuya barba cubría todo su escudo», se abalanzaba hacia donde él estaba y mataba al guerrero que tenía a su lado.…  Seguir leyendo »

La dimisión de Toni Roldán de todos sus cargos en Ciudadanos ha sido tan alabada por la izquierda como atacada por la derecha. Cada bando ha elegido la parte de su discurso que más le gustaba para ensalzarlo o criticarlo a placer.

En el teatro de la política, hemos presenciado monólogos parciales con los guiones habituales. La izquierda ha descubierto a un estadista fiel a sus ideas, a pesar de haberse pasado la legislatura tachándolas de ultraliberales. La derecha, alérgica a un partido centrista fuerte, le considera un traidor a la causa antisanchista. Roldán se preguntará dónde está esa tercera España en la que creyó cuando volvió de Londres hace cuatro años.…  Seguir leyendo »

En algún momento, frente al espejo, Albert Rivera ha de haber ensayado un discurso presidencial, viéndose a sí mismo como la versión española de Emmanuel Macron, vestido de una pátina inmejorable de sigloveintiunismo. Quizás lo imaginó: el chico que creció en Granollers, la ciudad catalana donde sus padres todavía tienen una tienda de comidas preparadas, erigido en el nuevo líder de España.

Pero entonces llegó 2019 y el espejo le está devolviendo una imagen tortuosa. El gobierno podría ser del socialista Pedro Sánchez mientras Ciudadanos, su partido, ha sido incapaz de adueñarse de nada: ni de la derecha —todavía abrazada al Partido Popular (PP)— ni del nacionalismo españolista —casado con la ultra de Vox— ni, mucho menos y como había prometido, del centro político.…  Seguir leyendo »

Hace un tiempo que me ronda la cabeza un paralelismo —que, soy consciente, resultará arriesgado para unos y exagerado para otros— entre la trayectoria del mandatario húngaro Viktor Orbán y la actual línea política del líder de Ciudadanos, Albert Rivera. La idea surge de una entrevista que realicé el año pasado con motivo de las elecciones generales húngaras a una amiga periodista húngara, Szilvia Malik, sobre el tránsito del país magiar desde el comunismo hasta la democracia iliberal, condensado en la trayectoria de Orbán quien, en palabras de Malik, “pasó de ser un ‘joven demócrata’ liberal a un populista de derechas en una suerte de maniobra napoleónica”.…  Seguir leyendo »

Carta de un liberal de acá a un liberal de allá

Querido Guy:

El de este envío era también el título de un artículo del escritor y periodista del XIX Mariano José de Larra, que acabó suicidándose en medio de su personal desesperación amorosa, y acosado como estaba por la tribulación política española. Larra figura en el imaginario español como uno de los primeros intelectuales demócratas modernos. Fue un liberal moderado que luchó con su pluma durante toda su vida por la defensa de los derechos de los ciudadanos y contra las fuerzas reaccionarias del carlismo. Encabeza una lista no excesivamente larga de liberales españoles entre los que sobresalen, con diferente énfasis, Ortega y Gasset, Ramón Pérez de Ayala y hasta el que fuera presidente de la Segunda República Manuel Azaña, por no mencionar al representante del liberalismo ilustrado más significativo, Salvador de Madariaga.…  Seguir leyendo »

1. La posición actual de Ciudadanos en el tablero político no es casual y tiene su origen en la decisión adoptada por Albert Rivera durante la campaña electoral de las pasadas elecciones generales: la de anunciar que no pactaría en ningún caso con el PSOE. Con el PSOE de Pedro Sánchez.

2. El matiz es importante. Rivera distingue entre el PSOE de Pedro Sánchez y ese otro PSOE –el de Susana Díaz, Javier Lambán, José Luis Ábalos e incluso Iván Redondo– al que le presupone un cierto sentido de Estado y una menor predisposición a pactar con un partido radical como Unidas Podemos o con formaciones desleales a la Constitución como Bildu, el PNV, ERC o JxCAT.…  Seguir leyendo »

¿Puede el aleteo de una mariposa en Teherán provocar un tsunami en España? Parece sumamente improbable, pero un torpedo en el golfo Pérsico podría no solo hundir un petrolero sino disparar el precio del petróleo. Y este segundo efecto mariposa sí podría generar un tsunami en la economía española. Somos una de las economías occidentales más dependientes del precio y del suministro de crudo. Pero no es el único factor, completamente fuera de nuestro control, que nos puede perjudicar.

Pensemos en la ya nada descartable hipótesis de un brexit duro: esto perjudicaría de forma notable al turismo británico en España. Por supuesto, perjudicaría a nuestro comercio con el Reino Unido.…  Seguir leyendo »

No hace ni 10 años que la política española, protagonizada por el Partido Popular, el PSOE y los nacionalistas periféricos, parecía inevitablemente embarrancada. Habíamos perdido la ilusión y todo parecía atascado por los grandes partidos nacionales. El PP, al carecer de socios significativos, tenía que ganar con mayoría absoluta para gobernar ayuntamientos y comunidades autónomas; el PSOE gozaba en estos ámbitos de socios a su izquierda para formar gobiernos frecuentemente. En el Gobierno de la nación ambos solían recurrir a partidos nacionalistas con los que podían intercambiar su apoyo en el Congreso de los Diputados a cambio de transferencias, financiación y el prestigio que necesitaban para construir un poder político monopolístico en sus respectivas autonomías.…  Seguir leyendo »

En política, en sus mejores momentos, coinciden los intereses del político, los del partido, los de los votantes y los generales. Algo que pasa poco, si es que pasa. El diseño político procura configurar las instituciones para que pase con más frecuencia. El mercado, según sus más entregados entusiastas, cumple parcialmente el objetivo: para hacerse rico el panadero ofrece un buen pan. Su interés apunta en la misma dirección que el bienestar general. Al parecer de algunos, con la democracia sucede algo parecido: el político, para llegar al poder, ha de obtener más votos y eso solo lo consigue atendiendo a los intereses de los votantes, resolviendo sus problemas.…  Seguir leyendo »