Ciudadanos

Las pasadas elecciones dejaron varias dudas sobre la gobernabilidad de España, pero una certeza: el desplome de Ciudadanos (Cs). Las consecuencias se plasmaron, con un acto de dignidad política, en la figura de su líder, Albert Rivera, asumiendo con su dimisión la responsabilidad del fracaso.

Ese hecho, de gran honradez e infrecuente en nuestro país, fue el colofón de una brillante trayectoria; pues si algo resulta evidente es que Cs, desde un proyecto autonómico a una organización nacional, fue fruto del trabajo y tenacidad de Albert Rivera. Honor a Albert, por lo conseguido y por el ejemplo de su decisión final.…  Seguir leyendo »

Valor se puede tener por valiente o por valioso. Ciudadanos demostró que puede ser por ambos a la vez cuando logró atraer y dar esperanza a muchísimos españoles por su firmeza y acierto en dos grandes causas: combatir el nacionalismo y ofrecer una agenda reformista. Ambas exigían romper el marco conservador de un bipartidismo acostumbrado a desempatar recurriendo al nacionalismo.

El 10-N, la nostalgia franquista volvió azuzada tanto por quienes anhelan al dictador como por aquellos de “contra Franco vivíamos mejor”. Se exacerbó la polarización y dos millones de votos se alejaron de Ciudadanos, que bajó a 1.640.000 votos –el doble que los de Esquerra– que la ley electoral transforma en solo diez escaños pero que pueden seguir siendo determinantes.…  Seguir leyendo »

Por exigencias de una elemental supervivencia de nuestra fe en el género humano, tendemos a olvidar los detalles de los días en que aquella se vio seriamente comprometida. Como ocurrió el pasado 6 de julio, Día del Orgullo. De ahí la necesidad de acudir a la hemeroteca para poder reconstruir la sucesión cronológica de los hechos:

1º) Marlaska reclama públicamente «consecuencias» para Ciudadanos por «pactar de forma obscena con quien limita derechos LGTBI». El ministro responsable de la seguridad de todos no especifica los pactos a los que alude. Tampoco concreta a qué tipo de consecuencias se refiere, pero definitivamente el tono no sugiere nada amable.…  Seguir leyendo »

Sobre el desastre electoral de Ciudadanos se ha dicho y escrito mucho. Vamos a intentar afrontar el problema desde otro ángulo. Pero antes hay algo que se debe decir. Algunos sabíamos que esto pasaría antes de que pasara e intentamos advertirlo. No porque tuviéramos una bola de cristal sino porque dos y dos son cuatro y, si en algún momento parece que no lo son, es porque se están haciendo mal las cuentas. Digan lo que digan los gurús de las encuestas.

Sobre un particular conviene reflexionar, porque los indicios son muy evidentes. Alguien le ha hecho la cama a Albert Rivera y, con él, a Ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Hora de ciudadanos

Uno de los lugares comunes acerca de Ciudadanos ha sido que se trata de un partido sin ideología. O, por ser más exactos, que al situarse en el centro político resulta una formación escasamente ideológica. De ahí se desprendería que no tenía votantes naturales, sino solo prestados o circunstanciales. Sus buenos resultados (sobre todo tratándose de un partido nuevo) a nivel nacional, autonómico y municipal entre 2015 y 2019 se podían explicar como un mero accidente histórico, la reacción pasajera contra el desgaste de PP y PSOE. Un ataque de hipo electoral que se acabaría pasando solo.

Siempre dio la impresión de que este lugar común dejaba entrever cierta nostalgia: el mundo estaba mucho más ordenado cuando solo se podía ser (y la elección de este verbo era significativa) del PP, del PSOE o de lo que quedara a la izquierda de los socialistas.…  Seguir leyendo »

A cambio de tu ayuda te ofrezco algo invaluable.
-¿Mi libertad?
-No. Nos pueden quitar la libertad, como tú bien sabes. Te ofrezco el conocimiento. Todo lo que he aprendido.
El Conde de Montecristo. (Conversación entre el abate Faría y Edmundo Dantés).

Hace unos días abandonó la política Albert Rivera, el mejor líder de su generación, sin haber cumplido los 40 y tras registrar su primer mal resultado electoral en 13 años de trayectoria. “No sé si es justo o injusto, pero es lo responsable”, dijo en esa despedida que dejará honda huella en la política española.

Así es Albert, un hombre de éxito que no admite la colectivización de la culpa de un revés.…  Seguir leyendo »

Ciudadanos y la tragedia del centro

Las elecciones del domingo (un grandísimo error y una enorme irresponsabilidad de nuestra clase política) han reforzado los extremos y han hundido el centro político, además de haber fragmentado aún mucho más nuestro Parlamento. Bien es verdad que los muchos errores estratégicos cometidos por el ya ex presidente de Ciudadanos Albert Rivera (cuya dimisión le honra aunque sea por lo infrecuentes) explican, en gran medida, la debacle sufrida por su partido. Pero también han existido otros muchos factores desencadenantes de este escenario que convendría no olvidar porque no van a desaparecer fácilmente por hábiles que sean las estrategias políticas que se desplieguen a partir de ahora.…  Seguir leyendo »

Inés Arrimadas, el precio de la lealtad

El 21 de diciembre de 2017, Inés Arrimadas, candidata a la Presidencia de la Generalitat por Cs, obtuvo 1.109.732 votos (25,37%) en las elecciones autonómicas convocadas tras la aplicación del artículo 155. Fue una victoria dolorosa, ya que la suma de los diputados de los partidos independentistas superaba la mayoría absoluta del Parlamento catalán. Casi dos años después, en las elecciones generales del pasado domingo, Inés Arrimadas lideró la lista de Cs por Barcelona. El partido naranja obtuvo 216.373 votos (5,61%). Fue el octavo partido más votado.

Hace menos de dos años, esta catalana de Jerez, de origen familiar salmantino, estaba en la cúspide de la política española.…  Seguir leyendo »

Albert Rivera, hacia la felicidad caniche

Viendo cómo Albert Rivera se despedía ayer de Ciudadanos y de la política acabé de entender por qué el partido ha perdido 9 puntos entre las elecciones de abril y las de este noviembre. A ratos, mientras aguantaba por imperativo laboral su discurso aniñado y narciso, examinaba, tan ansiosamente en busca de la felicidad lo veía, la posibilidad de regalarle este párrafo de Cody Delistraty que había leído hace poco en Aeon: «La felicidad, en muchos sentidos, constituye el mayor logro del marketing de la última década, con productos de autoayuda y antiestrés que completan ahora la lista de mayores ventas en Amazon (véanse las “mantas de peso”, los libros de colorear “desestresantes” para adultos o las peonzas de mano), y que hacen compañía a los grandes éxitos escritos por los “blogueros de la felicidad”.…  Seguir leyendo »

A estas horas del domingo, ya es un hecho que Ciudadanos ha sufrido un durísimo descalabro en las urnas. Mañana, como ocurre con todo día después, televisiones y periódicos se inundarán de exhaustivos análisis que ofrecerán las más variadas interpretaciones de los resultados electorales y que aventurarán pronósticos varios sobre el escenario político por venir. Pero como excepción a tanta diversidad, probablemente todos coincidirán en una cosa: que Ciudadanos ha caído víctima de sus propios errores. En cuanto a cuáles hayan sido estos, intuyo que el consenso será menor.

Para unos, el gran error de Ciudadanos habrá sido la resurrección en septiembre de su antiguo Yo de veleta naranja, con el abandono de su veto a Sánchez, mantra único de su campaña de abril, ya que esto habría provocado que sus electores se sintieran traicionados o, por lo menos, desorientados.…  Seguir leyendo »

Los partidos políticos son instrumentos para mejorar la sociedad, resolver sus problemas y afrontar los retos futuros; todo ello dentro de un sistema de valoración electiva y siendo la democracia liberal el sistema político que más beneficio ha traído a la humanidad.

En este contexto, es de suponer que un partido de ideología liberal como Ciudadanos, miembro del Grupo Parlamentario Liberal de la Unión Europea y basado en los principios de la Ilustración, debería ser la mejor opción para liderar un país democrático. Sin embargo, las propuestas liberales apelan siempre a la razón más que a las emociones, y ese es el principal problema que han tenido en España todos los partidos liberales.…  Seguir leyendo »

Los hechos muestran estos días que el desafío independentista ha descolocado a Pedro Sánchez y que Albert Rivera ha mantenido la actitud que convenía al país cuando proponía prevenir para no tener que asumir lo que hoy es inevitable: hacer frente a los daños producidos y a los costes derivados. Hay que esperar a que se produzcan los hechos, decían. Pues bien, ahí están los hechos, echando humo. Es una prueba más de la necesidad de un grupo fuerte de Ciudadanos después del 10-N, de su utilidad frente a los vaivenes del PSOE sanchista, del 155 al relator y del relator al 155.…  Seguir leyendo »

¿Quién hará las reformas que España necesita para resolver sus problemas estructurales y abordar con éxito las crisis futuras? Esta pregunta no la pueden responder las encuestas ni los mítines de campaña, y eso que la respuesta -al menos la negativa- es sencilla: desde luego, esas reformas no las hará el bipartidismo.
Los dos partidos han tenido mucho tiempo, muchas oportunidades para hacerlo, y no lo han hecho. Ellos solos no sacarán adelante las reformas. Ni van a poder ni van a querer.

Hacer estas afirmaciones no es muy arriesgado. Se derivan de la realidad. De los años pasados, con gobiernos del PSOE o del PP, sin que se hayan abordado a fondo los cambios necesarios en la regeneración y la transparencia, en el mercado laboral, en la educación, en la formación profesional, en la innovación y la investigación…
También se deriva de la realidad afirmar que es posible hacer esas reformas aquí y ahora, en la España de hoy.…  Seguir leyendo »

Está por ver que los partidos del cambio –léase Podemos y Ciudadanos– vayan a superar el mayor de los obstáculos que tienen por delante y que no son las próximas elecciones generales, sino el relevo de sus líderes. La sospecha es que quizá no sea ironía, sino pura necesidad vital, que esos partidos del cambio sean precisamente los que cuentan con los líderes más longevos. Pablo Iglesias lidera su formación desde 2014 y Albert Rivera, desde 2006.

En contraste, los líderes del bipartidismo aún andan, como aquel que dice, por destetar. Pedro Sánchez lleva sólo veintiocho meses al frente del PSOE y Pablo Casado, catorce.…  Seguir leyendo »

Caído el bipartidismo imperfecto de PP y PSOE, estamos en transición hacia un sistema de partidos nuevo basado en las coaliciones electorales. Ya ha pasado en otros países europeos multipartidistas y con representación más o menos proporcional. Se trata de maximizar la ley electoral, competir contra un solo adversario, favorecer la gobernabilidad y facilitar la vida al votante, que quiere soluciones efectivas, no bloqueos.

En definitiva: consiste en que los acuerdos programáticos para gobernar entre partidos afines se realicen antes de las elecciones, no después, y sean conocidos por la sociedad al ir a las urnas. Eso libra a las ciudadanos de bochornosos teatros partidistas, del uso de la Administración por parte de un gobierno en funciones para hacer propaganda electoral, o de los chantajes y cambalaches que generan desafección y restan dignidad a la democracia.…  Seguir leyendo »

En los últimos días los medios de comunicación se han hecho eco del ofrecimiento del PP a Cs y a Vox para acudir coaligados en unas más que hipotéticas elecciones de noviembre, bajo la denominación “España Suma”. Pablo Casado ha venido a rescatar una vieja estrategia de Alianza Popular, la unión del centro-derecha bajo unas mismas siglas, que en su día dio tan buenos resultados y que terminó por convertir al PP en el único partido desde el centro a la derecha.

Ahora, en un principio, se trataría de configurar candidaturas unitarias al estilo de Navarra Suma en todas las provincias.…  Seguir leyendo »

Novia a la fuga

Una de las sensaciones de la rentrée están siendo los piropos que Pablo Iglesias dedica, fuera de cámara y micrófono, a Albert Rivera, después de haberle convertido en el blanco preferido de sus vituperios durante los últimos años. Ya no es ni «fascista», ni «joseantoniano», ni siquiera «don Cuñado». Según el líder de Podemos, su colega de Ciudadanos está haciendo una demostración de coraje personal, al defender la «autonomía» de la política, frente a los «grupos de presión económicos y mediáticos» que le instan a abstenerse en la investidura de Sánchez.

Iglesias sostiene, además, que Rivera está actuando de forma «coherente», al supeditarlo todo a su pretensión de arrebatar al PP el «liderazgo de la derecha».…  Seguir leyendo »

El Príncipe Rana

¿Por qué, entre todos los cuentos de los Hermanos Grimm, agrupados en aquel bello volumen, de gran tamaño y sugerentes ilustraciones, que forma parte de los recuerdos de mi infancia, mi favorito no era el de Cenicienta, Blancanieves o Pulgarcito, sino el mucho menos famoso del Principe Rana?

Algo debió de influir la seductora variante del «érase una vez» que constituía su comienzo: «En aquellos tiempos remotos, en que bastaba desear una cosa para tenerla, vivía un rey que tenía unas hijas lindísimas…» ¿A qué niño no le gustaría vivir en un mundo en el que los sueños se hicieran, ipso facto, realidad, por un mero acto volitivo?…  Seguir leyendo »

En un momento en el que España parece abocada a una repetición electoral, me da la impresión de que el PSOE no está haciendo todo lo posible por evitarla, porque confía en que el electorado castigue en beneficio propio a los dos partidos que a su izquierda (Podemos) y a su derecha (Ciudadanos) podrían no estar haciendo todo lo posible para romper el bloqueo, que es lo que prefiere una mayoría para no tener que volver a las urnas.

Si finalmente se realizan esos segundos comicios generales en un mismo año, el electorado va a fluctuar para castigar, veríamos en qué medida, a quien crea que más ha obstaculizado el arranque de la legislatura.…  Seguir leyendo »

Manifestación multitudinaria y politizada hasta el tuétano, aunque con una teórica bandera transversal, la arcoíris LGTBI. Un miembro del Gobierno va y asiste (primera cosa extraña, al menos a mi juicio). El ministro del Interior, en concreto (algo, en mi opinión, aún más extraño: su personalísima orientación sexual no sólo no lo justifica sino que hubiera debido constituir una causa de abstención). Y, arrancado a hablar, lo hace en términos de partido, dividiendo el mundo en buenos (los míos) y malos (los que no son míos). Un rato después, los miembros de otro sector político (de entre los que habían sido señalados en el segundo de los grupos) se vieron repudiados hasta el grado de tenerse que ir.…  Seguir leyendo »