Código Penal

Malos tiempos para la lírica penal

No sé si estoy aún a tiempo de hacer un balance del 2023 y menos sobre un tema tan poco sexi como el derecho penal. Pero como la regulación de los delitos y sus penas ha abrumado a la opinión pública en los últimos meses -la palabra del año no fue en realidad polarización sino amnistía-, no me parecía mal preguntarme si se han hecho bien las cosas penalmente. Hacer bien las cosas en materia tan sombría como el crimen y la cárcel es proteger eficazmente a la sociedad y hacerlo, además, decentemente. Por poner un ejemplo que nos preocupa: proteger la libertad sexual de las personas, y singularmente la de las mujeres en cuanto más amenazada, sin necesidad de recurrir a la castración como castigo.…  Seguir leyendo »

Si el beso más famoso desde Klimt constituyó una agresión sexual y si fue abusivamente impuesto por un superior, a Luis Rubiales le podría caer una pena de dos a ocho años de prisión (artículo 180.1.5 del Código Penal); más pena que si, enojado por el fallo del penalti, le hubiera cortado un dedo del pie a Jenni Hermoso (de tres a seis años, según el artículo 150). Si alguien impone a su esposa con violencia una relación sexual con penetración, será castigado con una pena de prisión de 12 a 15 años (artículo 180.1.4), casi lo mismo que si, debido a la negativa de esta a mantener relaciones sexuales, se inicia una pelea en la que el brutal marido termina intencionadamente con la vida de ella (artículo 138: homicidio doloso agravado por parentesco o por razones de género: de 12 años y 6 meses a 15 años).…  Seguir leyendo »

Las trampas del 'solo sí es sí'

El movimiento a favor de una reforma de los delitos contra la libertad sexual nació con el popularmente conocido como caso de 'la manada'. La primera sentencia y la de apelación condenaron por abuso sexual, y no por violación. Después el Tribunal Supremo casó la sentencia, pero se extendió por algunos colectivos y el propio Ministerio de Igualdad la idea de que la legislación era defectuosa porque se afirmaba el consentimiento de la víctima si esta no había mostrado oposición o expresado de alguna manera su negativa al contacto sexual. Esto es rotundamente falso. Todas las resoluciones en este caso, así como la jurisprudencia constante del Tribunal Supremo rechazan tal interpretación.…  Seguir leyendo »

A mi querido amigo y eminente colega José Luis Díez Ripollés, en su 70 cumpleaños.

La sentencia del Tribunal Supremo (STS) 459/2019, de 14 de octubre, condenó a los políticos independentistas catalanes Oriol Junqueras, Romeva, Turull y Dolors Bassa por un delito de malversación, en concurso ideal con otro de sedición, a unas penas que oscilaban entre los 12 y los 13 años de prisión y de inhabilitación absoluta de entre los 12 y los 13 años; a Forn, Rull, Jordi Sánchez, Forcadell y Cuixart, por un delito de sedición, a penas de prisión de entre 9 y 10 años y 9 meses de prisión, y de entre 9 y 11 años de inhabilitación; y, finalmente, a Santi Vila, Meritxell Borrás y Carles Mundó, por un delito de desobediencia, a 1 año y 8 meses de inhabilitación.…  Seguir leyendo »

Estos dos últimos años se han promulgado doce de las cuarenta y cuatro reformas del vigente Código Penal de 1995, siendo especialmente estrepitosas tanto la reforma de las agresiones sexuales o ley del 'solo sí es sí', por su defectuoso 'modus generandi', como la derogación del delito de sedición y la reforma del de malversación, por sumar al mismo motivo su viciada 'ratio essendi'.

Lo noticiable de estas modificaciones no es principalmente lo que tengan de 'legislar para la foto', es decir la habitual improvisación y elusión de informes técnicos preceptivos en la fase de anteproyecto (por no hablar de la aún más olvidada Sección de Derecho Penal de la Comisión General de Codificación), sino más bien en el segundo caso, la consciente pérdida del bien común como norte de toda ley, su perversión al intentar encubrir un segundo indulto para condenados por malversación más un indulto anticipado para los pendientes de juicio y su instrumentalización como precio de trapicheo de votos entre partidos políticos, objetivos por otra parte muy parcialmente conseguidos.…  Seguir leyendo »

Cuando apenas han transcurrido dos meses desde la última modificación anterior del Código Penal, una nueva reforma entrará en vigor el 12 de enero, por medio de una Ley Orgánica, en virtud de la adaptación de la legislación penal al ordenamiento de la Unión Europea. Sin duda esta reforma ha centrado la atención pública en delitos como la malversación o la sedición, pero es también relevante que contiene una nueva tipificación en los delitos contra los derechos de los trabajadores.

En este sentido se introduce un nuevo inciso en el Código Penal que castiga con la pena de prisión de seis meses a seis años y multa de seis a doce meses a "los que impongan condiciones ilegales a sus trabajadores mediante su contratación bajo fórmulas ajenas al contrato de trabajo, o las mantengan en contra de requerimiento o sanción administrativa".…  Seguir leyendo »

En el ordenamiento jurídico español rige el principio de irretroactividad de la ley penal desfavorable (art. 9.3 de la Constitución). Como excepción rige el de la retroactividad de las leyes penales favorables. La Constitución no menciona esta posibilidad de aplicación retroactiva, ni en el art. 25.1 ni en el art. 93. Como no se prohíbe, la ley puede establecer la retroactividad beneficiosa de la ley penal. Así se reconoce en el vigente Código Penal de 1995 (art. 2.2); antes de la promulgación de la Constitución el principio ya estaba reconocido en el Código Penal de 1973 (art. 24).

El principio de retroactividad de la ley penal favorable se recoge en textos internacionales: en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966 y en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea de 2010, que forman parte del ordenamiento jurídico nacional.…  Seguir leyendo »

Un error de Feijóo: el pacto, antídoto de la sedición

Coincido con la ministra de Defensa en que el jueves fue “un día negro” para la democracia. La “suspensión”, por parte del PP, de las casi ultimadas negociaciones para pactar la renovación del Poder Judicial supone el triunfo de los tres sectores extremistas que trataban de boicotearlas y aboca a nuestro sistema institucional hacia el limbo de la incertidumbre.

A la hora de explicar lo sucedido, las dos partes manejan argumentos y razones dignas de tener en cuenta, pero no todas tienen igual consistencia. No pueden pesar lo mismo los elementos circunstanciales, por muy aparatosos que sean, que los aspectos sustanciales que se dirimían.…  Seguir leyendo »

Foto: Pool Congreso. Congreso de los Diputados, Madrid.

Una de las leyendas románticas de mayor tirón es la del bandido generoso, el ladrón que roba a los ricos y reparte con los pobres. Por curioso que pueda parecer, los Estados se han amparado en esa figura para ser populares, han pretendido convencer de que solo arrebatan a los ricos lo que la injusticia había permitido que arrebataran a los pobres. Su crecimiento en poder, influencia y presencia se ha justificado en la necesidad de redistribuir, de moderar con el peso del voto la tendencia a la desigualdad y la amenaza de insumisión y acción violenta por parte de los más perjudicados por las dinámicas de crecimiento y competencia en los negocios y actividades privadas: paz social por servicios, subsidios y políticas redistributivas.…  Seguir leyendo »

Una visión crítica del "sólo sí es sí"

El próximo 7 de octubre entrará en vigor la reforma del Código Penal introducida por la LO 10/2022, de 6 de septiembre, de Garantía Integral de la Libertad Sexual: la mal llamada "ley de solo sí es sí". Digo mal llamada porque, en realidad, hace más de 200 años que en España "sólo sí es sí". Ya el Código Penal de 1822 castigaba como delito los actos sexuales realizados sin consentimiento del otro, y así lo han seguido haciendo, ininterrumpidamente, los siguientes códigos penales españoles, hasta el último -de 1995- cuyo artículo 181 castiga al que sin que medie consentimiento realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona.…  Seguir leyendo »

Los eslóganes prevalecen sobre la seguridad jurídica. Hace unos días se aprobó en el Congreso de los Diputados por una amplia mayoría la conocida como ley del sólo sí es sí, que presenta dos principales novedades en el Código Penal.

En primer lugar, desaparece del texto punitivo la figura del abuso sexual para que todas las conductas que atenten contra la libertad y la indemnidad sexual se incardinen dentro del concepto de agresión sexual.

Por otro lado, el tipo penal se centra en el consentimiento, anulando la distinción previa referente a la violencia o intimidación: "Sólo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona".…  Seguir leyendo »

Guerra cultural y reforma de los delitos sexuales

Parece que, finalmente, la llamada ley del solo sí es sí va a ser aprobada próximamente por el Parlamento. Ha habido un debate muy intenso en torno a esta reforma desde el caso de La Manada, que la puso en marcha, un debate muy notable por sus dimensiones y por el hecho de que ha vuelto a estar determinado en gran medida por el eje derecha-izquierda. Esto resulta llamativo, porque en los últimos años las reformas penales en España —como la lamentable revisión general de 2015, aprobada por PP y PSOE— han generado poca discusión política y parlamentaria, y, ante un consenso político en torno a opciones legislativas expansivas y populistas, no cabía distinguir la política criminal de la izquierda de la de la derecha.…  Seguir leyendo »

El Grupo parlamentario socialista ha presentado una proposición de ley en el Congreso de los Diputados con el objetivo de erradicar el proxenetismo en todas sus formas. Pero la confusa redacción de la futura norma puede implicar la prohibición de toda producción pornográfica en nuestro país.

No hemos vuelto al franquismo, aunque lo parezca. El problema estriba en la redacción de la conducta prohibida. El futuro artículo 187 ter del Código Penal establece lo siguiente:

Artículo 187 ter

1. El hecho de convenir la práctica de actos de naturaleza sexual a cambio de dinero u otro tipo de prestación de contenido económico será castigado con multa de doce a veinticuatro meses.…  Seguir leyendo »

No me gusta que haya grupos de personas que se concentren para rezar delante de las clínicas que practican abortos, como no me parece bien que se escrachee a los políticos cuando salen de sus casas o que se grite "asesino" al torero que entra en la plaza. No tiene que ver con las causas que se promueven sino, como poco, con eso que con denominación un poco rancia se llama urbanidad y, más allá, con una empatía mínima hacia los derechos ajenos. Pero de ahí a enviar a la cárcel a los ciudadanos que así expresan y manifiestan sus opiniones políticas va todo un mundo, el que nos lleva a las fronteras de lo antidemocrático.…  Seguir leyendo »

Hace unos días, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, presentaba el plan normativo para este año 2022, en el que el Ejecutivo ha decidido dejar fuera la anunciada revisión de los «delitos de libertad de expresión».

Lo primero que llama la atención es la utilización del término «delitos de libertad de expresión», ya que la utilización de esta expresión no es otra cosa que un oxímoron, por lo que sería preferible utilizar otro tipo de expresiones como «delitos de expresión» o «delitos colindantes con la libertad de expresión», salvo que la elección del recurso literario se haya realizado a propósito, lo cual es poco probable.…  Seguir leyendo »

No creo que haya en la historia del Estado de derecho, según los diferentes países que lo han adoptado, un caso tan aberrante como el que se puede presenciar hoy en España. En efecto, asistimos a un Gobierno apoyado por los siguientes partidos, la mayoría de los cuales no acepta la Constitución: PSOE, Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, Junts per Catalunya, PDeCAT, CUP, Más País-Equo, BNG, Compromís, Teruel existe y Nueva Canarias. Por el contrario, los partidos que están al otro lado de la Cámara, es decir, los que respetan la Constitución, son el PP, Vox, Ciudadanos y Foro Asturias; es decir, 189 a favor y 151 diputados en contra.…  Seguir leyendo »

El preámbulo a la Ley Orgánica 5/2021, de 22 de abril, de derogación del artículo 315.3 del Código Penal, constituye un precedente insólito y preocupante. Se indica, entre otras cosas, que «con la crisis como oportunidad, desde la llegada al Gobierno del Partido Popular en diciembre de 2011, se inició un proceso constante y sistemático de desmantelamiento de las libertades y especialmente de aquellas que afectan a la manifestación pública del desacuerdo con las políticas económicas del Gobierno». El legislador sabe muy bien que cuando se reforma el Código Penal se acude a criterios valorativos y selectivos de antijuridicidad que justifican el porqué y para qué de la ley penal (valoración y determinación), necesidad de su vigencia o derogación en la protección de bienes jurídicos.…  Seguir leyendo »

El Senado acaba de aprobar una proposición de ley socialista por la que se deroga el artículo 315.3 del Código Penal, que va directamente al BOE al no haberse modificado el texto del Congreso. Se trata de un triunfo de los trabajadores y de los sindicatos, que han venido exigiendo su derogación, pero también de la propia democracia española, pues desaparece del orden jurídico una norma que en su interpretación ha venido cuestionando uno de los valores centrales de un Estado democrático

El artículo 315.5 regulaba el delito de coacciones con motivo de una huelga y ha venido siendo aplicado en los años de Gobierno del PP como una forma de persecución y criminalización del ejercicio del derecho de huelga por los sindicalistas, bajo la inaceptable premisa de imponer una agravación de una pena por la mera circunstancia de que el sujeto acusado pretendía ejercer un derecho fundamental.…  Seguir leyendo »

Vistas las reacciones sociales de incomprensión ante determinadas sentencias, parece necesario retomar la definición y la sanción de los delitos sexuales. Esta reforma es la que se anteproyecta ahora con la mejor de las intenciones: combatir mejor un tipo de violencia singularmente abyecta «que afecta de manera específica y desproporcionada a las mujeres». Creo, sin embargo, que el texto que se ha presentado para el futuro debate legislativo adolece de defectos tales que ni va a subvenir a aquella necesidad ni va a responder a sus buenos propósitos.

El primero de sus problemas es de indiferenciación. En el Código Penal actual se distinguen claramente los atentados contra la libertad sexual en dos capítulos: las agresiones sexuales y los abusos sexuales.…  Seguir leyendo »

Libertad de expresión crimen y palabra

Casi al mismo tiempo, la presidencia del Gobierno y el grupo parlamentario de Unidas Podemos han anunciado iniciativas legislativas que afectan a los delitos que criminalizan determinados actos de comunicación. Ambos pretenden recortar el alcance de estas infracciones, aunque parecen proponer vías diferentes: por un lado, el Gobierno, sin concretar una propuesta legislativa articulada, anuncia que impulsará una reforma respecto de los “excesos” en el ejercicio de la libertad de expresión, restringiendo “claramente” la reacción del sistema penal a casos en los que hay una creación de un “riesgo para el orden público” o “la provocación de algún tipo de conducta violenta”, y ello con penas que no sean privativas de libertad.…  Seguir leyendo »