Comunismo

Este año se celebra el 30º aniversario del «Lunes de Leipzig», 9 de octubre de 1989, que fue la primera gran manifestación pacífica, sin que la Stasi y la policía intervinieran, en torno a la Iglesia de San Nicolás (Leipzig) en defensa de la democracia en la República Democrática Alemana (RDA). La película «La vida de los otros» (2006) recoge, de forma magistral, cómo la Stasi vulneraba los derechos y libertades fundamentales de las personas «sospechosas» de ser enemigas de la RDA. Sin el Lunes 9 de octubre de 1989 no se hubiera producido la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de ese mismo año.…  Seguir leyendo »

Vista de la exposición en Pekín que conmemora el 70 aniversario de la Revolución. Jason Lee Reuters

República Popular China celebra el 1 de octubre su 70º aniversario con la mosca detrás de la oreja. En el imaginario cultural oriental tal efeméride no tiene una significación sustancial, de la importancia del sexagésimo, por ejemplo, que sí cierra un círculo. No obstante, su relevancia puntual deviene de hallarse a menos de un lustro de superar la longevidad de la Unión Soviética, en tiempos pasados su más directo rival en el liderazgo comunista. Al igual que la ­URSS, ¿China ha alcanzado su fecha de vencimiento a los 70 años?

Es sabido que los dirigentes chinos comparten cierta inquietud por llegar a enfrentar un destino similar al de la extinta URSS aun siendo tantas las diferencias que a priori distancian a una y otra.…  Seguir leyendo »

El mes pasado se cumplieron diez años de la muerte de Leszek Koakowski, uno de los más agudos críticos del comunismo. O del socialismo o del marxismo, que tanto da para los más agrestes. Ahí está su monumental repaso en tres volúmenes, Las principales corrientes del marxismo, desigual pero con capítulos extraordinarios, entre ellos algunos que hacen digeribles a autores de prosa oscura y exposición descabalada, tan propicios a la ilusión de profundidad (uno echa a faltar un capítulo sobre Benjamin a ver si finalmente pilla el busilis que tantos valoran). Joven promesa del Partido Comunista polaco, en 1966 es expulsado del partido y en 1968 de la universidad, año en el que acabó por recalar en el All Souls College de Oxford, donde permanecería hasta su muerte, siempre cultivando una filosofía con afán de claridad, de precisión en las palabras y de limpieza en los argumentos, como corresponde al mejor quehacer analítico anglosajón, con una importante diferencia respecto a lo que es común en esa tradición: no orilló los asuntos importantes ni tampoco las escaramuzas (En Revista de Libros pueden encontrar un sabio repaso de su quehacer de la mano de Julio Aramberri).…  Seguir leyendo »

Las dos grandes guerras del siglo XX, que trastocaron profundamente la geografía política de Europa, modificaron también con parecida intensidad conceptos y pensamientos. La Gran Guerra del 14-18 había dividido al Viejo Continente en dos bloques, el formado alrededor de Alemania y Austria-Hungría y el que capitaneaba Francia con Gran Bretaña. El segundo fue el triunfador absoluto y la propaganda durante la contienda y después de la victoria fue tan elemental como suelen ser los eslóganes: los regímenes adalides de la libertad por un lado y los de la opresión por otro, con el triunfo final de la virtud frente al mal.…  Seguir leyendo »

HE visitado hace unos días en Kiev el memorial a las víctimas del Holodomor -la hambruna, en ucraniano- que recuerda el asesinato por hambre de aproximadamente cuatro millones de ucranianos, provocada fríamente por Stalin en 1932 y 1933 para aplastar toda capacidad de resistencia al régimen comunista por muchas generaciones y hacer de este país una fortaleza bolchevique. Las fotografías impresionantes allí exhibidas, los textos de las órdenes de requisa de cereales y alimentos, las penas impuestas a los que los ocultaran o los datos de aldeas enteras con todos sus habitantes fallecidos por hambre, me produjeron una gran impresión y me han impulsado a conocer más a fondo esta página espantosa de la maldad del comunismo que tan a menudo olvidamos.…  Seguir leyendo »

La tragedia de Ucrania

En 1928 Stalin hizo un viaje por Siberia que duró tres semanas. Había derrotado a sus adversarios dentro del Partido Comunista y era ya el amo supremo de la URSS. Comenzaban a escasear los cereales en el inmenso territorio y, luego de aquello que vio y oyó en ese recorrido, Stalin sacó las conclusiones ideológicas pertinentes. De acuerdo a la doctrina marxista, la culpa la tenían los campesinos retrógrados, que, gracias a la expropiación de los latifundios y la liquidación de los kulaks, habían pasado a ser pequeños propietarios y contraído las taras características de la burguesía. ¿La solución? Obligarlos a ceder sus granjas y dominios e incorporarse a las granjas colectivas que harían de ellos proletarios, la fuerza pujante y renovadora que reemplazaría su mentalidad burguesa por el fervor solidario de los bolcheviques.…  Seguir leyendo »

Qué fácil… qué sencillo…

Qué fácil fue escribir una carta pública al general Franco durante su vida. Qué sencillo fue reconocer que el magistral cuadro del prodigioso Picasso no tiene absolutamente nada que ver con el salvaje bombardeo de Guernica por 44 aviones de la Legión Cóndor nazi el 26 de abril de 1937.

Qué fácil fue lucir una banderola «anti-gulag» en un parque parisiense abarrotado por fanáticos del porvenir radiante.

Qué sencillo fue intentar prescindir (fallidamente) del Jefe del Estado.

Qué fácil fue tener no una línea o un capítulo o un libro sino toda la obra prohibida al fallecimiento del dictador.

Qué sencillo fue (ya muerto el general e instalada –ya– la democracia) formar parte del escuadrón (5) de «insuperables incapacitados» para volver a España.…  Seguir leyendo »

A Karl Popper se le atribuye una de las citas más acertadas para exponer la operativa de los totalitarismos: «Aquellos que nos prometieron el paraíso no trajeron otra cosa que el infierno». Es cierto, anteayer en términos históricos, los europeos erigimos un mundo en tinieblas sobre falsas promesas de una sociedad mejor. Hoy es un día para reflexionar sobre ello y para recordar a los millones de víctimas que fueron injustamente asesinadas por los regímenes totalitarios.

Aunque sea al final de verano, no estemos atentos al calendario y todo pase desapercibido, hace 79 años Viacheslav Molotov y Joachim von Ribbentrop, respectivos ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Soviética y de la Alemania nazi, firmaron el Tratado de No Agresión por el que ambas potencias se repartían Polonia, marcando así el inicio de la guerra más devastadora de la historia.…  Seguir leyendo »

Lo que se llevó aquel agosto de 1968

El 23 de agosto de 1968, la disidente rusa Natalia Gorbanevskaya, junto con otros nueve opositores, estaba en la plaza Roja de Moscú para protestar contra la invasión de Checoslovaquia por las tropas soviéticas, que había sucedido dos días antes. Natalia llevaba una pancarta en la mano y otra en el cochecito de su hijo de un año, pidiendo la inmediata retirada de las tropas. Antes de que la policía secreta los detuviera, Natalia tuvo la oportunidad de ver un Volga negro que salía del Kremlin y cruzaba la plaza Roja. Dentro del coche oficial se encogía el líder de la Primavera de Praga, Alexandr Dubcek, vencido y aniquilado.…  Seguir leyendo »

Agosto de aquel año mágico

Ya se habían apagado las luces de París en mayo. A finales de ese mes los Campos Elíseos se habían llenado de manifestantes a favor del orden, encabezados por el mítico André Malraux, cuya biografía parecía sugerir que debía estar en la trinchera opuesta. Al poco, De Gaulle se dirige al país disolviendo la Asamblea Nacional y convocando elecciones. La unidad en la calle se ha acabado: los obreros, que han sacado una enorme tajada a través de los Acuerdos de Grenelle, vuelven a las fábricas; los grupúsculos vanguardistas discuten entre ellos, se escinden una y otra vez, y son ilegalizados; y los universitarios se fueron de vacaciones de verano.…  Seguir leyendo »

El pasado 27 de abril estaba previsto celebrar en el Aula La Pepa de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Granada una charla bajo el título En defensa de Stalin. La charla se canceló finalmente por la presión de la sociedad granadina. Que hoy en día, en España, haya quienes defiendan el totalitarismo comunista y al mayor genocida que ha conocido la humanidad en toda su historia, no es más que la constatación de la intolerable dulzura con la que es tratada esa ideología y la premeditada ocultación de los crímenes cometidos en su nombre. Que esa defensa fuese realizada en una institución académica -supuesto templo del saber- y además de titularidad pública, demuestra la corrupción intelectual y moral de una sociedad incapaz de distinguir el mal del bien.…  Seguir leyendo »

A resident rides past an image depicting German philosophers Karl Marx and Friedrich Engels, former Soviet leaders Vladimir Lenin and Joseph Stalin and former Chinese leader Mao Zedong in Shanghai, China. April 25, 2016. (Aly Song/Reuters)

The most momentous challenge facing socio-economic systems today is the arrival of artificial intelligence. If AI remains under the control of market forces, it will inexorably result in a super-rich oligopoly of data billionaires who reap the wealth created by robots that displace human labor, leaving massive unemployment in their wake.

But China’s socialist market economy could provide a solution to this. If AI rationally allocates resources through big data analysis, and if robust feedback loops can supplant the imperfections of “the invisible hand” while fairly sharing the vast wealth it creates, a planned economy that actually works could at last be achievable.…  Seguir leyendo »

La Primavera de Praga, en realidad, empezó un 5 de enero y acabó abruptamente un 20 de agosto, fechas que cabalgan sobre la primavera propiamente dicha de aquel convulso año de 1968. Es curioso que hoy, 50 años después, conservamos recuerdos más vivos de la guerra de Vietnam, del asesinato de Martin Luther King y Robert Kennedy, y por supuesto del famoso Mayo francés. La Primavera de Praga se ha ido esfumando en nuestras memorias, viajas a Praga y el tema puede salir sobre todo con algunos amigos y conocidos que vivieron aquel episodio, que vivieron el drama con 25 años y ahora tienen 75. …  Seguir leyendo »

La seducción del Manifiesto Comunista

Como las sirenas de Ulises, la utopía marxista atrae navegantes con dulces sones y los huesos de los engañados se amontonan en la orilla. Pasados dos siglos del nacimiento de Karl Marx (1818-1883), su filosofía sigue atrayendo incautos. Quizá la mejor manera de explicar su opresiva presencia sea volver al más leído de sus escritos, el «Manifiesto Comunista».

Ese folleto de apenas cincuenta páginas se convirtió pronto en uno de los textos sagrados del comunismo y del socialismo. Marx lo lanzó al mundo con ayuda de su gran amigo Federico Engels en 1848, pero aún hoy mantiene su fascinación para lectores de todas las convicciones.…  Seguir leyendo »

Es bien sabido que Karl Marx, el profeta de la revolución proletaria, gran creyente en las leyes y las etapas históricas, concebía esa revolución como la culminación de un proceso de desarrollo económico que produciría una creciente polarización social entre una minoría de riquísimos burgueses y una mayoría de proletarios empobrecidos. Sólo entonces, cuando un proletariado numeroso y avezado, al que se han incorporado muchos «intelectuales burgueses que, analizando teóricamente el curso de la historia, han logrado ver claro en sus derroteros», y cuando «los progresos de la industria traen a las filas proletarias a toda una serie de elementos de la clase gobernante», es cuando tiene lugar la revolución que acaba con el capitalismo e instaura el socialismo.…  Seguir leyendo »

Muchos afirman que el capitalismo occidental y el actual comunismo chino son lo mismo. No es así. El capitalismo occidental se fundamenta en el derecho natural de la propiedad, el cual coincide con el principio cristiano de “dar al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios”.

El miedo al comunismo –a partir de la revolución soviética de 1917– y el activismo social de los sindicatos y partidos socialistas produjeron extraordinarios avances en Europa y América, llegando a sociedades de bienestar tan desarrolladas como las nórdicas o Canadá.

La dirigencia del Partido Comunista Chino aprendió de los errores de la URSS y de los tercermundismos latinoamericanos y africanos.…  Seguir leyendo »

Para comprender el impacto extraordinario que tuvo la Revolución rusa de 1917 en Catalunya, imaginemos a tres personajes de aquella época. Josep, un obrero del ramo del agua, gas y electricidad; Salvador, un burgués que vendía pastillas para la tos y tenía casa en la avenida del Tibidabo, y Lluís, hijo de una familia trabajadora de El Tarròs, elegido concejal por el Raval en las listas del Partido Radical ese mismo año. Lenin les cambió la vida a los tres.

Josep trabajaba en La Canadiense. Dos años después de que los bolcheviques asaltaran el Palacio de Invierno, él y sus compañeros comenzaron una huelga.…  Seguir leyendo »

En el ocaso de su vida, agonizando de esclerosis lateral amiotrófica, Mao Zedong se adjudicó dos logros: liderar la Revolución comunista hacia la victoria y el comienzo de la Revolución cultural. Su presencia en estos dos episodios enfatiza la contradicción que demostró toda su vida hacia la revolución y el poder del Estado.

Mao moldeó el comunismo para que se ajustara a sus dos imágenes públicas. En términos chinos, era tanto el tigre como el rey mono.

Para los chinos, el tigre es el rey de la selva. La traducción en términos humanos: un tigre es un alto funcionario. A la agencia que dirige la campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping le gusta jactarse cuando atrapa a otro “tigre”.…  Seguir leyendo »

The Brooklyn-born playwright and critic Lionel Abel, who cut his political teeth in left-wing circles in Greenwich Village in the 1930s, remarked in his memoirs that during the Depression years, New York City “went to Russia and spent most of the decade there.” Leaving aside Mr. Abel’s taste for the mordant, he had a point.

For a few decades — from the 1930s until Communism’s demise as an effective political force in the 1950s — New York City was the one place where American communists came close to enjoying the status of a mass movement. Party members could live in a milieu where co-workers, neighbors and the family dentist were fellow Communists; they bought life insurance policies (excellent value for money) from party-controlled fraternal organizations; they could even spend their evenings out in night clubs run by Communist sympathizers (like the ironically named Café Society on Sheridan Square in Greenwich Village, a showcase for up-and-coming black performers like Billie Holliday).…  Seguir leyendo »

What Punk Rock Meant to Communist Yugoslavia

In Sarajevo, Yugoslavia, during the 1984 Winter Olympics, Elvis J. Kurtovic and his Meteors were performing a cover of Bob Dylan’s “Maggie’s Farm” in a stifling little basement hall before 300 wild punk rock fans. But it wasn’t Dylan’s rendition they were playing, it was their own, a deliberate extension that ostensibly was about Margaret Thatcher, the prime minister of Britain. But actually, Elvis J. Kurtovic and his Meteors were singing about — in an extremely brutal way that should have been unacceptable to the Communist authorities — Yugoslavia’s own prime minister, Milka Planinc.

It was a brilliant trading of identities that mocked the Yugoslav regime and its ideology while playing with the form and content of a three-minute punk song.…  Seguir leyendo »