Comunismo

No es un fantasma inventado

El libro que acabo de leer se cierra con una frase tajante: «Ya se imaginarán ustedes lo que me recorre el cuerpo cuando oigo decir que el peligro del comunismo es un fantasma inventado por el imperialismo. A quien así habla, que Dios le coja confesado. Yo ya estoy de vuelta… no deseo otra cosa que, los que van, estén pronto de regreso, como yo».

El que nos transmite este mensaje final no es un fascista, ni un miembro de la extrema derecha, ni un capitalista opresor. Se llamaba Julián Fuster Ribó, era un cirujano catalán, republicano, miembro del PSUC, que participó en la guerra civil.…  Seguir leyendo »

Quizá no quede ya en España un político capaz de concitar el respeto moral de que disfrutaba Julio Anguita. El fundador de Izquierda Unida se había ganado un prestigio extendido mucho más allá de sus propias filas, y que más que aprecio por sus ideas era estima por su coherencia, por su dignidad, por su honradez personal y por su bonhomía. A diferencia del añorado Adolfo Suárez, no fue un hombre de posiciones moderadas o flexibles en las que pudiera reflejarse gran parte de la sociedad; era un convencido comunista, un ideólogo radical, aunque bastante más culto y leído que la mayoría, de un fundamentalismo perseverante asentado sobre una concepción compacta de la doctrina.…  Seguir leyendo »

Julio Anguita entre la pinza y el Mcguffin

Pocas veces he percibido tanta expectación en un auditorio como aquel 2 de junio de 1995, cuando Julio Anguita tomó el micrófono en el Hotel Palace, flanqueado por José María Aznar y con Adolfo Suárez y Umbral sentados en la primera fila. Era la presentación de mi libro David contra Goliat pero también la primera intervención pública del líder de Izquierda Unida después de las elecciones autonómicas y municipales en las que había crecido un 60%, llegando al 15% de los votos en las capitales de provincia. Como el PP había, por su parte, arrasado, y el PSOE obtenido una derrota histórica, el morbo entorno a la «pinza» estaba servido.…  Seguir leyendo »

Un ami indien m’apprend que chez lui on parle de «communovirus». Comment ne pas l’avoir déjà pensé ? C’est l’évidence même ! Et quelle admirable et totale ambivalence : le virus qui vient du communisme, le virus qui nous communise. Voilà qui est beaucoup plus fécond que le dérisoire corona qui évoque de vieilles histoires monarchiques ou impériales. D’ailleurs c’est à détrôner, sinon décapiter le corona que doit s’employer le communo.

C’est bien ce qu’il semble faire selon sa première acception puisqu’en effet il provient du plus grand pays du monde dont le régime est officiellement communiste. Il ne l’est pas seulement à titre officiel : comme l’a déclaré le président Xi Jinping, la gestion de l’épidémie virale démontre la supériorité du «système socialiste à caractéristiques chinoises».…  Seguir leyendo »

Es muy trillada y repetida la frase de Marx «la religión es el opio del pueblo». Esto puede que fuera cierto en 1843, cuando salió a la luz su Crítica de la filosofía del derecho de Hegel, donde se contenía dicha frase. Pero hoy, sin duda, la afirmación se queda corta. El propio Marx estaba por entonces elaborando una teoría que más tarde se convertiría en una adormidera mental tanto o más eficaz que todas las religiones juntas. Y es que la historia contemporánea nos muestra que no hacen falta doctrinas trascendentes para anestesiar nuestra capacidad de raciocinio crítico.

En 1588, Felipe II envió a la Armada en condiciones muy adversas para tratar de poner en práctica un plan disparatado de invasión de Inglaterra.…  Seguir leyendo »

Grigory Zinoviev addressing workers at the Baku oil fields in 1919.Credit...Hulton Archive/Getty Images

On Dec. 21, 1919, this newspaper reported that Bolshevik forces in Russia had won a sweeping victory along the Estonian border, capturing 2,500 prisoners in a campaign to solidify their northwestern border. For a moment, their future seemed bright. The month before in Petrograd, about 100 miles to the northeast, the Bolsheviks had celebrated the second anniversary of the Soviet revolution with lengthy processions with red banners and brass bands. Grigory Zinoviev, chairman of the Petrograd Soviet, had stood on a podium in the cold fall air, with factory workers, soldiers and sailors from the Baltic fleet arrayed below him, to report on the regime’s accomplishments for the last two years and its prospects for the immediate future.…  Seguir leyendo »

«Proelians interficietur». En España no puede reinar el hastío sobre su misma existencia ni un indiferentismo total que engendre primero el caos y luego la misma muerte nacional. La existencia misma de España es un hecho de realidad histórica que no permite libertad de opinar y elimina la ilusión producida por ciertos malentendidos fantasmales, aunque ello pueda suponer la pérdida de preciados, entrañables y queridos errores, sean cuantos sean.

Hace tiempo que los españoles hemos dejado ya la verde llanura de Mecone, reencontrada en la época de la Transición bajo la guía del Rey Don Juan Carlos, y hoy nos arrojan a las ergástulas de la mano de un gobierno comunista bolivariano.…  Seguir leyendo »

El Muro de Berlín

Hace 30 años, cuando cayó el Muro de Berlín, estaba sumergido en la vorágine de una campaña electoral, en la cual yo era candidato, y casi no advertí la importancia del acontecimiento. Días después, recibí un sobre sin remitente que contenía una piedrecita minúscula de aquella muralla derribada por los ciudadanos de Alemania del Este, que por muchos años tuve en mi escritorio, como símbolo de la libertad.

Fue sólo un tiempo después, cuando leí el célebre artículo de Francis Fukuyama tomado absurdamente por los gacetilleros al pie de la letra como El Fin de la Historia (algo que nunca pretendió demostrar), que fui comprendiendo el valor simbólico de aquel suceso y las extraordinarias ocurrencias que, de alguna manera, representaba: la unificación de Alemania, el colapso y la desaparición de la Unión Soviética, la conversión de China de una dictadura comunista en una dictadura capitalista, y, a fin de cuentas, lo de mayor trascendencia para el mundo entero, la muerte y desaparición del mayor desafío que había recibido la cultura democrática en toda su historia: el comunismo.…  Seguir leyendo »

Eran unos días anteriores a la histórica visita de Juan Pablo II a Checoslovaquia, invitado por Václav Havel (21 de abril de 1990). Una revolución de terciopelo, sin ninguna víctima, había derribado el comunismo en ese país. El Papa había invitado a las altas autoridades eclesiásticas checas a Roma a despachar con él antes de hacer el viaje. Luego celebró en su pequeña capilla del Vaticano una misa en checo para los arzobispos invitados. Era costumbre del políglota Papa polaco celebrar la misa en el idioma de los países que visitaba. Yo me encontraba, por circunstancias singulares, en ese grupo de unas 15 personas.…  Seguir leyendo »

A finales de 2016, visité en París la colección de pintura vanguardista Chtchoukine. En ella aludían con frecuencia a otro coetáneo ruso, también patrón de las artes, de nombre Savva Morozov (1871/1921), que fue mecenas destacado del partido bolchevique durante un tiempo y cuyo patrimonio, expropiado más tarde, me sugerían conocer si viajaba a Rusia.

Tres años después presento mis respetos en la mansión de la viuda de Morozov, en Gorka Leninskiye, a hora y media de Moscú. La historia que encierra es reveladora. Ocurrió que Lenin (1870/1924) decidió abandonar al principio de la Revolución su oscuro apartamento en el Kremlin, para trasladarse a esta dacha, situada en una frondosa alameda, con su cónyuge y su cuñada, que había confiscado precisamente a la señora Mozorov, por entonces la mujer más rica de Rusia.…  Seguir leyendo »

Ya resultaba claro hace 30 años que la caída del Muro de Berlín cambiaría todo. Pero exactamente qué implicaría ese cambio para la política mundial en el siglo XXI todavía está por verse.

En 1989, la Unión Soviética, y el comunismo en general, habían condenado a decenas de millones de personas a la pobreza, y claramente no habían podido competir con el modelo económico occidental. Durante cuatro décadas, la Guerra Fría se había cobrado millones de vidas en diferentes teatros en todo el mundo (donde el conflicto era mucho más caliente de lo que sugiere su nombre) y había creado un pretexto para la represión y el predominio de las élites en decenas de países de América Latina, África y Asia.…  Seguir leyendo »

Soldados subidos al muro a la altura de la puerta de Brandeburgo. LUIS MAGÁN

Cayó el muro hace ya treinta años, y de pronto me doy cuenta que va ya para medio siglo que viví en aquella ciudad dividida, moderna y a la vez provinciana, una ciudad de antiguos esplendores que también fue mía y que amaba desde mis lecturas de Berlín Alexanderplatz, la novela inolvidable de Alfred Döblin. Era la mitad de los años setenta del siglo pasado, cuando fui becario del programa de artistas residentes en Berlín Occidental, entre escritores, músicos, artistas plásticos y cineastas de muy distintos países.

En los años cincuenta el icono de la división entre Este y Oeste, en el comienzo de la Guerra Fría, era el paralelo 38, la línea imaginaria que partía Corea.…  Seguir leyendo »

Una imagen vale más que mil palabras: la destrucción del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, data con exactitud el fin del imperio soviético y de la ideología comunista. Los expertos ya lo sabían, pero solo los expertos. De modo que, un año antes, fui a Gdansk para visitar a Lech Walesa, fundador del sindicato Solidaridad, que en 1990 se convirtió en presidente de la Polonia liberada. Walesa me anunció el fin de la URSS, que atribuía al pacifismo de Mijaíl Gorbachov. Me dijo que desde el momento en que, en 1988, el líder soviético no dio orden de disparar a los letones que reclamaban su independencia y a los alemanes orientales que huían de su país por Hungría, el destino del imperio soviético estaba decidido.…  Seguir leyendo »

Lágrimas por la libertad

Hoy hace treinta años ya de aquello. De aquel hecho puntual que como pocos escenificó un cambio en la historia del mundo. Que generó tanta felicidad e ilusión que aún hoy las paladeamos. Busquen en la memoria algún día que, por sí mismo, significara tanto para tantos como el 9 de noviembre de 1989, día en que cayó el Muro de Berlín. Solo los muy interesados en historia citarán aquel 28 de junio de 1914, trágico día de San Vito en Sarajevo como detonante de la Gran Guerra. También el 1 de septiembre de 1939, día que Hitler y Stalin acordaron para comenzar su reparto de Polonia, fecha considerada de comienzo de la Segunda Guerra Mundial.…  Seguir leyendo »

Jean-Paul Sartre nació en 1905, año de la primera revolución rusa; murió en la primavera de 1980, década que vería cómo el Muro de Berlín caía. En Las Palabras, libro autobiográfico, conocemos al Sartre niño, un niño mimado: “Rubio y sonrosado, con bucles, tengo las mejillas redondas […]. Yo era un adulto en miniatura y tenía lecturas adultas […]. Quería tomar baños de cultura […]. Al escribir, existía, me escapaba de las personas mayores”. Su madre, sonriendo, le dijo un día: “Mi hombrecito va a ser escritor”, aunque cuando le veía escribiendo en el pupitre: “Está muy oscuro, ¡vas a quedarte ciego!”.…  Seguir leyendo »

Este año se celebra el 30º aniversario del «Lunes de Leipzig», 9 de octubre de 1989, que fue la primera gran manifestación pacífica, sin que la Stasi y la policía intervinieran, en torno a la Iglesia de San Nicolás (Leipzig) en defensa de la democracia en la República Democrática Alemana (RDA). La película «La vida de los otros» (2006) recoge, de forma magistral, cómo la Stasi vulneraba los derechos y libertades fundamentales de las personas «sospechosas» de ser enemigas de la RDA. Sin el Lunes 9 de octubre de 1989 no se hubiera producido la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de ese mismo año.…  Seguir leyendo »

Vista de la exposición en Pekín que conmemora el 70 aniversario de la Revolución. Jason Lee Reuters

República Popular China celebra el 1 de octubre su 70º aniversario con la mosca detrás de la oreja. En el imaginario cultural oriental tal efeméride no tiene una significación sustancial, de la importancia del sexagésimo, por ejemplo, que sí cierra un círculo. No obstante, su relevancia puntual deviene de hallarse a menos de un lustro de superar la longevidad de la Unión Soviética, en tiempos pasados su más directo rival en el liderazgo comunista. Al igual que la ­URSS, ¿China ha alcanzado su fecha de vencimiento a los 70 años?

Es sabido que los dirigentes chinos comparten cierta inquietud por llegar a enfrentar un destino similar al de la extinta URSS aun siendo tantas las diferencias que a priori distancian a una y otra.…  Seguir leyendo »

El mes pasado se cumplieron diez años de la muerte de Leszek Koakowski, uno de los más agudos críticos del comunismo. O del socialismo o del marxismo, que tanto da para los más agrestes. Ahí está su monumental repaso en tres volúmenes, Las principales corrientes del marxismo, desigual pero con capítulos extraordinarios, entre ellos algunos que hacen digeribles a autores de prosa oscura y exposición descabalada, tan propicios a la ilusión de profundidad (uno echa a faltar un capítulo sobre Benjamin a ver si finalmente pilla el busilis que tantos valoran). Joven promesa del Partido Comunista polaco, en 1966 es expulsado del partido y en 1968 de la universidad, año en el que acabó por recalar en el All Souls College de Oxford, donde permanecería hasta su muerte, siempre cultivando una filosofía con afán de claridad, de precisión en las palabras y de limpieza en los argumentos, como corresponde al mejor quehacer analítico anglosajón, con una importante diferencia respecto a lo que es común en esa tradición: no orilló los asuntos importantes ni tampoco las escaramuzas (En Revista de Libros pueden encontrar un sabio repaso de su quehacer de la mano de Julio Aramberri).…  Seguir leyendo »

Las dos grandes guerras del siglo XX, que trastocaron profundamente la geografía política de Europa, modificaron también con parecida intensidad conceptos y pensamientos. La Gran Guerra del 14-18 había dividido al Viejo Continente en dos bloques, el formado alrededor de Alemania y Austria-Hungría y el que capitaneaba Francia con Gran Bretaña. El segundo fue el triunfador absoluto y la propaganda durante la contienda y después de la victoria fue tan elemental como suelen ser los eslóganes: los regímenes adalides de la libertad por un lado y los de la opresión por otro, con el triunfo final de la virtud frente al mal.…  Seguir leyendo »

HE visitado hace unos días en Kiev el memorial a las víctimas del Holodomor -la hambruna, en ucraniano- que recuerda el asesinato por hambre de aproximadamente cuatro millones de ucranianos, provocada fríamente por Stalin en 1932 y 1933 para aplastar toda capacidad de resistencia al régimen comunista por muchas generaciones y hacer de este país una fortaleza bolchevique. Las fotografías impresionantes allí exhibidas, los textos de las órdenes de requisa de cereales y alimentos, las penas impuestas a los que los ocultaran o los datos de aldeas enteras con todos sus habitantes fallecidos por hambre, me produjeron una gran impresión y me han impulsado a conocer más a fondo esta página espantosa de la maldad del comunismo que tan a menudo olvidamos.…  Seguir leyendo »