Conflicto palestino-israelí (Continuación)

Por Ulrich Beck, profesor de Sociología en la Universidad de Múnich (EL PAIS, 23/11/03):

En los atentados de la Intifada turca y de la Intifada francesa se evidencia de forma estridente por qué se está escribiendo un nuevo capítulo en la historia del antisemitismo, qué es lo que hace que éste sea tan peligroso y en qué sentido debe interpretarse como una manifestación de la globalización. El contexto histórico nacional es completamente distinto en ambos casos, pero el mensaje de estos actos demenciales es el mismo, a saber, la supresión de las fronteras de la Intifada: las acciones del Ejército israelí en Palestina tienen como consecuencia actos terroristas contra judíos en cualquier lugar.…  Seguir leyendo »

Por Samuel Hadas, primer embajador de Israel en España y ante la Santa Sede (LA VANGUARDIA, 18/11/03):

Más de tres años han transcurrido desde que se desmoronaron las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, con el fracaso de la cumbre de Camp David de julio del 2000 y de las consiguientes negociaciones de Taba, en las que se estuvo muy cerca de un acuerdo. Desde entonces, no solamente no se habla de paz, sino que israelíes y palestinos están sumidos en un letal enfrentamiento aparentemente sin visos de solución: más de tres mil muertos es el trágico resultado hasta ahora.…  Seguir leyendo »

Por Yossi Beilin, ministro de Justicia del gobierno de Ehud Barak en 1999-2000 y uno de los artífices del proceso de paz de Oslo (LA VANGUARDIA, 16/11/03):

El acuerdo alcanzado en Ginebra es un modelo de acuerdo de estabilidad que fue firmado hace unas semanas por más de 20 palestinos y 20 israelíes, y que ha sido la culminación de una iniciativa conjunta de Yasser Abed Rabbo, antiguo ministro palestino de Información y Cultura, y mía. Nuestro objetivo era demostrar a estos dos pueblos heridos –que sufren y que han perdido la confianza el uno en el otro– que todavía tenemos un compañero y un denominador común.…  Seguir leyendo »

Por Abraham B. Yehoshua, escritor israelí e inspirador del movimiento Paz Ahora (LA VANGUARDIA, 10/11/03):

Cuando me enteré de que israelíes y palestinos habían firmado en Jordania un acuerdo totalmente detallado, y acompañado de mapas precisos, sentí una gran emoción. Por primera vez, estábamos delante de un documento que era más que una declaración de principios, ideas, deseos y esperanzas que después cada uno interpreta a su manera, lo que hace que a veces se altere su significado original.

Durante las largas y difíciles conversaciones y discusiones que algunos israelíes valientes iniciaron con los palestinos de la OLP nada más terminar la guerra de Yom Kipur, tuvimos noticias de muchos documentos llenos de buenas intenciones, incluido en cierto sentido el acuerdo de Oslo, que en su mayor parte era un documento que expresaba buenas intenciones más que establecer hechos concluyentes, algo que sí se hizo por ejemplo en el acuerdo de paz con Egipto.…  Seguir leyendo »

Por Jimmy Carter, ex presidente de Estados Unidos y presidente del Centro Carter de Atlanta (LA VANGUARDIA, 06/11/03).

A pesar de que ha recibido poca atención en los medios de comunicación estadounidenses, está a punto de presentarse un detallado acuerdo sobre Oriente Medio que prepara el terreno para la mejor y quizá la última oportunidad de la paz en la región.

El plan es una alternativa a la "hoja de ruta" del Cuarteto elaborada por Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia. También dicho plan ofreció unas alentadoras perspectivas de paz, pero incluso su primera fase básica se vio sustancialmente rechazada.…  Seguir leyendo »

Por Amos Oz, escritor israelí (EL PAIS, 24/10/03):

Acudí a la conferencia palestino-israelí celebrada en Jordania con un estado de ánimo escéptico. Calculaba que, como tantas veces en el pasado, a lo mejor lográbamos redactar una declaración de principios conjunta sobre la necesidad de hacer la paz, acabar con el terrorismo, poner fin a la ocupación y a la opresión, reconocer mutuamente los derechos y vivir como vecinos en dos Estados para dos pueblos. Todo eso lo hemos hecho ya muchas veces, en todo tipo de conferencias y reuniones, con acuerdos y declaraciones públicas y todo lo que uno quiera.…  Seguir leyendo »

Por Marwan Bishara, profesor de la Universidad Norteamericana de París (LA VANGUARDIA, 24/10/03):

No queda más remedio que mover de un lado a otro la cabeza en señal de escándalo y frustración al oír las palabras del primer ministro malasio, Mahatir Mohamed, quien ha acusado a los judíos de controlar el mundo por delegación, al tiempo que –en la reciente reunión anual de la Organización de Estados Islámicos– ha pedido a los representantes de 1.300 millones de musulmanes que se opongan a la amenaza judía internacional, si bien no de forma violenta. Designar el mundo judío como “el enemigo” resulta insidioso y censurable desde el punto de vista moral.…  Seguir leyendo »