Corona Británica

Prince Harry Is Right, and It’s Not Just a Matter of Royal Gossip

Any close follower of the British media should not have been surprised that after Prince Harry fell in love with Meghan Markle, the biracial American actress, years of vitriolic, even racist coverage followed.

Whipping hatred and spreading lies — including on issues far more consequential than a royal romance — is a specialty of Britain’s atrocious but politically influential tabloids.

People like me, uninterested in celebrities, shouldn’t dismiss the brouhaha around Harry’s memoir as mere celebrity tittle-tattle. He has made credible, even documented claims that his own family refused to stand up against their ugly, sustained attacks against Meghan. In other words, it appears that Britain’s most revered institution, funded by tens of millions in taxpayer funds annually, plays ball with one of its most revolting institutions.…  Seguir leyendo »

The front pages of various UK daily newspapers cover early snippets from Prince Harry's memoir, "Spare," on January 6.

Days before Prince Harry’s memoir, “Spare”, was officially released on January 10, scandalous details from the book made headlines across the world. The Guardian got the first scoop: Harry’s description of a physical fight with his brother Prince William, which resulted in a shattered dog bowl and a broken necklace.

We soon heard more snippets: Harry’s frostbitten penis (or “todger” as he kept calling it) on his brother’s wedding day, his confession that he had taken cocaine and the story of how he lost his virginity in a field to a mystery older woman who spanked his ass.

Unsurprisingly, these headlines don’t capture the whole story.…  Seguir leyendo »

From left, Prince William; Charles, then the Prince of Wales; and Prince Harry on the Queen Mother’s 101st birthday in 2001 in London. Anwar Hussein/Getty Images

During the early stages of my father’s Alzheimer’s, when he still had lucid moments, I apologized to him for writing an autobiography many years earlier in which I flung open the gates of our troubled family life. He was already talking less at that point, but his eyes told me he understood.

I thought of that moment when I read that Prince Harry, in his new memoir, wrote about his father, King Charles, getting between his battling sons and saying, “Please, boys, don’t make my final years a misery”.

Time is an unpredictable thing. What will someone’s last memory be? I had the gift of time with my father, which allowed me to apologize, even though a disease hovered between us and clouded our communication.…  Seguir leyendo »

Cuando Enrique conoció a Meghan

Hasta el siglo XX, las monarquías eran la norma, no la excepción. Los placeres de pertenecer a una familia real son evidentes: sus países están organizados conforme a los caprichos de un único jefe de Estado que, al menos en el caso de la monarquía constitucional británica, cree que su poder emana del mandato divino y de una línea sucesoria ininterrumpida.

Esto, claro está, es un absoluto sinsentido. Es más: las monarquías casi nunca son benévolas, ni siquiera cuando carecen de poder político. A menudo se sostienen sobre una forma u otra de violencia, y son sus súbditos los que subsidian sus vidas bañadas en oro.…  Seguir leyendo »

La reina Isabel II falleció en Balmoral, en el corazón de Escocia, el 8 de septiembre pasado. Allí pasó buena parte de su vida. Y en Edimburgo fue velada primero, en medio del respeto de miles de ciudadanos escoceses, solo superado por el de los londinenses. Las reacciones de los líderes políticos británicos tras su deceso fueron unánimes. Todos destacaron la exquisita neutralidad de la soberana en su longevo reinado, su ponderación y su capacidad para estar presente sin que se notase. Entre esas reacciones, hubo una que desde España puede sorprender: las elegantes notas de condolencia publicadas por la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, y su antecesor, Alex Salmond, ambos independentistas.…  Seguir leyendo »

Queen Elizabeth II was laid to rest last week at Windsor Castle, home to monarchs for the past thousand years. What was not laid to rest with the Queen’s internment was an important question: What does the future look like for countries of the Commonwealth, where the British monarch remains the head of state?

Charles III is the King today of 14 “realms” outside of the British Isles. In some of those realms, such as Australia, Canada and Jamaica, there are now calls to jettison the monarchy and instead install a republic, just as Barbados did last year.

A related question is also surfacing now: What is the legacy of the British Empire writ large?…  Seguir leyendo »

Carlos III, rey de Inglaterra

Es posible que el rey Carlos III haya sido durante décadas dramatizado para el consumo mediático como un príncipe excéntrico y descarriado. Un infiel que rompió un matrimonio real de cuento de hadas, o sea, un príncipe poco apto para ser un rey con grandes responsabilidades de jefe de Estado.

Yo me inclino por otro perfil. De Carlos recuerdo la última vez que me encontré con él en el palacio de Buckingham, cuando presidía, como príncipe de Gales, un acto oficial en representación de su madre en diciembre de 2018. A pesar de ser un día de mucho frío, Carlos había ordenado que la calefacción de palacio se mantuviese baja con el fin de no derrochar energía.…  Seguir leyendo »

Anochece en Windsor, Putin apaga la luz

“Tan maravilloso fue el espectáculo de aquella mañana… cuando nueve reyes desfilaron en el funeral, que la multitud, callada y enlutada no pudo contener exclamaciones de admiración. Tras ellos llegaron cinco herederos, otras cuarenta altezas reales, siete reinas y una retahíla de embajadores especiales de países no monárquicos”.

“Representaban en total a setenta naciones, en la mayor asamblea de rango y realeza jamás reunida en ningún lugar del mundo. El sonido mortecino del Big Ben marcó las nueve cuando el cortejo dejó el palacio, pero en el reloj de la historia era ya el atardecer y el sol del viejo mundo se iba desvaneciendo en una moribunda llamarada de esplendor como nunca más volvería a verse”.…  Seguir leyendo »

La encrucijada de Carlos III y Truss

Desde 2016 el Reino Unido vive en una montaña rusa, sumido en permanentes cambios y sorpresas. La inestabilidad ha tocado techo con el cambio de monarca y primer ministro en tan solo dos días. Una coincidencia insólita en un sistema político orientado hacia la estabilidad por encima de cualquier otro valor democrático. La dificilísima situación en la que está el país requiere perspectiva y serenidad. Pero lo que tienen la primera ministra y el Rey son, por el contrario, prisas.

Durante el duelo por Isabel II han proliferado las elegías a la segunda 'era Isabelina'. Pero a medida que se difumine la sombra de la Reina, esa era, que comenzó al albor de la victoria británica en la Segunda Guerra Mundial, se verá como siete décadas de declive, primero paulatino y después acelerado.…  Seguir leyendo »

En la segunda fila, de derecha a izquierda, el rey Felipe VI, la reina Letizia, el rey emérito y doña Sofía, en una captura de vídeo del funeral por Isabel II de Inglaterra, el pasado 19 de septiembre en Londres.

“Todas las familias felices se parecen entre sí, pero cada familia infeliz lo es a su manera”. La conocida sentencia de Tolstói ilustra bien el trágico sino de las instituciones hereditarias. Continuar los logros de los padres, alejarse de sus vicios, permanecer en las virtudes de un hijo o abjurar de sus traiciones. Todo puede ser objeto de dicha o de desgracia. Más aún si en la asunción o el rechazo de esa herencia se dirime una cuota de poder. Quizás por eso, la frase de Tolstói, aplicable a las familias en general, cobra especial relevancia cuando de las familias reales se trata.…  Seguir leyendo »

Después de la Reina Isabel

Había esperado mucho tiempo. La Reina Isabel se aferró al poder hasta el final, y a su muerte se encontraba en Escocia, lejos de los órganos de Gobierno de Londres. Pero, al menos, sus agentes en la capital habían previsto el fallecimiento y llevado a cabo los preparativos necesarios con antelación. Antes que nada, habían redactado una proclamación, que aprobó por adelantado, en la que se anunciaba la sucesión, para utilizarla llegado el momento. En Londres, apenas se recibió la noticia de la muerte de la anciana Reina, los principales prelados y autoridades de Inglaterra se unieron a los miembros del Consejo Privado de Isabel y se declararon Gran Consejo del Reino.…  Seguir leyendo »

Lo hemos visto en 3D desde la muerte de Isabel II: el éxito de una imagen pública tiene mucho que ver con la comunicación. Una mujer admirada, una Corona robustecida por la tradición y el cariño del pueblo, un legado indudable, la fortaleza institucional de un imperio, la reina de los tabloides, un mito, el interés mundial, un icono, una fama eterna, una era nueva, un antes y un después.

La Casa Real española estará tomando notas, porque la comunicación es imprescindible en el presente de cualquier Monarquía. Merece la pena invertir en cuidar la joya de la Corona, convirtiendo la comunicación en protagonista de palacio, porque en la sociedad de la imagen nadie entiende que nuestra Familia Real no tenga perfil en Instagram o que un elevado porcentaje de las fotos oficiales que emite Zarzuela se hagan torcidas, oscuras, o rancias.…  Seguir leyendo »

King Charles III will surprise us. The man whose family has served as the physical symbols of colonialism has spent his life trying to free his mind from the calcified prejudices of empire. Britain’s new head of state is a loud admirer of Islam, a critic of Western interventionism and a champion of multiculturalism who will win his country new friends — and some populist enemies — across the world.

The new king has for decades sought to free himself from what he calls “Western materialism” by immersing himself in the world’s second-largest faith. As the Prince of Wales, he threw himself into the study of Islamic textiles, gardens and architecture.…  Seguir leyendo »

Hereditary royalty is a conceit, a fairy-tale illusion. But people in a host of countries still see it as a useful organizing principle, at least for culture and communal ritual. The question now is whether, in Britain, the phrase “modern monarchy” turns out to be an oxymoron.

Sign up for a weekly roundup of thought-provoking ideas and debates

At Queen Elizabeth II’s state funeral in Westminster Abbey on Monday, the front rows were occupied by her fellow royals: The kings and queens of the Netherlands, Spain and Sweden, the queen and crown prince of Denmark and other crowned heads most Americans would be hard pressed to recognize.…  Seguir leyendo »

Whatever you think of the monarchy, of the late Queen Elizabeth II or of the new king, Charles III, there is no question that Monday's royal funeral will live on in the annals of history. Billions of people will likely watch. For those who attend in person, it's the opportunity of a lifetime. That's why an invitation to the ceremonies has become the hottest ticket on Earth.

In addition to the resplendent uniforms, the solemn salutes and the meticulously choreographed ceremonies, something else is occurring in London: Some 500 world leaders and dignitaries are coming to England to pay their respects -- but also to see and be seen at what is certain to be one of the largest gatherings of its kind in the history of the world.…  Seguir leyendo »

For more than five decades as Prince of Wales, Charles, heir to the British throne, spoke about the perils of climate change and the need for concerted global action to protect the environment.

In one of his first speeches on the environment in 1970, he warned presciently about the growing problem of air pollution "pumped out by endless cars and airplanes". He once again showed himself to be ahead of the curve when he began calling for climate action in 1990.

But past is not necessarily prologue, especially now that the speaker of such bold statements is the new sovereign of the United Kingdom.…  Seguir leyendo »

Isabel II y el fin de un imperio

Las asombrosas escenas de miles de personas bordeando las carreteras y calles de Escocia para despedir al féretro que llevaba a Isabel II a su palacio en Edimburgo demuestra una de las grandes realidades del reinado de la difunta Reina, y su capacidad para ganarse la lealtad de su gente. Es una realidad que garantiza la supervivencia de la comunidad de naciones que ella gobernó. La reacción del pueblo escocés también revela el limitado papel del separatismo nacionalista en un contexto donde la personalidad del monarca puede ser determinante. El cambio de monarca, sin duda alguna, no traerá desastre. Uno de los grandes misterios de los extensos territorios que en su día fueron conocidos como Imperio británico ha sido su capacidad de supervivencia.…  Seguir leyendo »

Was it luck, that she was personally so well-suited to the role of constitutional monarch? Or did she make herself become the figure who performed this modest office so well? Nearly all other jobs in the world can be defined in the positive terms of what is required. For the constitutional monarch, the job qualifications seem to emphasise the negative: not politically active, but politically astute; not the object of a cult of personality, but nonetheless on frequent display; not obviously a member of any cosy club or interest group.

All her surviving prime ministers speak of how useful they found their weekly meetings with the sovereign.…  Seguir leyendo »

Murió la reina. Ahora el Reino Unido debe soñar con su futuro

En mi escritorio tengo una moneda de plata maltrecha que encontré luego de rebuscar en una caja. Me la dieron en 1977 —había una por cada niño de mi escuela primaria británica— para conmemorar el Jubileo de Plata de la reina Isabel II. Yo tenía 7 años y ella ya llevaba en el trono 25 años.

Como es de esperarse, mis recuerdos del Jubileo están fragmentados, veo unas cuantas imágenes de banderines, pastel y sombreros de plástico con la bandera del Reino Unido. Después, recibí otra moneda, que conmemoraba el matrimonio del príncipe Carlos y lady Diana Spencer, y cada tantos años a lo largo de mi vida ha habido otro aniversario, una boda o, últimamente, un escándalo mediático que me recuerda el papel que desempeña la monarquía en lo que —en ocasiones como estas— los comentaristas describen como “la vida de la nación”.…  Seguir leyendo »

Reino Unido, tan lejos de España

En 1938 Ortega apostilló a la nueva edición de La rebelión de las masas un Epílogo para ingleses. Tronando cercana la tempestad que descargaría sobre Europa un año después, encomiaba la pericia política de Inglaterra: «En medio de la más atroz tormenta, el navío inglés cambia todas sus velas, vira dos cuadrantes, se ciñe al viento y el guiño de su timón modifica el destino del mundo». E Inglaterra resistió las arremetidas nazis y salvó al mundo. «Lo excepcional del pueblo inglés radica en ser una sociedad», enjuiciaba Ortega, para quien sólo era sociedad aquella cuyos miembros comulgaban con una misión común.…  Seguir leyendo »