Crimen organizado

Plainclothes police arrest suspects in Guayaquil, Ecuador, amid surging gang violence in the South American country. Photograph: John Moore/Getty Images

What happened in Ecuador a few weeks ago, when the country descended into gang violence and TV journalists were seen by millions cowering in front of people pointing high-powered weapons at their heads, was described in many ways. With the benefit of hindsight, though, it can be defined as a “drug coup”. It had never happened in this form, on this scale, anywhere else. It was not comparable to the uprisings that came before. It did not resemble Gen Augosto Pinochet’s coup in Chile in 1973, and it had nothing to do with the rule of the Argentine colonels or the coup in Venezuela in 1992, because it did not aim to take power, or to occupy the government with ministers, or to replace formal control.…  Seguir leyendo »

When Chaos Erupted in Ecuador, Disinformation Followed

El 7 de enero comenzó uno de los brotes de violencia más atemorizantes de la historia moderna de Ecuador. Los hechos sucedieron rápidamente: se fugaron de la cárcel dos líderes de bandas criminales, estallaron motines en las principales prisiones del país y explotaron bombas en varias ciudades. Unos hombres encapuchados y armados irrumpieron en una cadena de televisión nacional durante una transmisión en vivo. Poco más de una semana después, el fiscal que investigaba ese ataque fue asesinado. Más de 20 personas han muerto en los disturbios.

Muchos ecuatorianos, al ver en los celulares y televisiones cómo se desataba el caos, nos sentimos presa de un miedo desconocido.…  Seguir leyendo »

When Chaos Erupted in Ecuador, Disinformation Followed

One of the most terrifying spates of violence in Ecuador’s modern history began on Jan. 7. In quick succession, two jailed gang leaders escaped, riots broke out in the country’s main prisons and bombs exploded in several cities. A national television network was stormed by masked gunmen during a live broadcast. A little over a week later, the prosecutor investigating that attack was shot and killed. More than 20 people have been killed in the turmoil.

Watching the chaos unfold on their phones and televisions, Ecuadoreans were gripped by an unfamiliar fear. The streets of Guayaquil, the largest city, and Quito, the capital, were nearly empty as citizens were advised to stay home.…  Seguir leyendo »

Security forces and inmates after regaining control of a prison in Ambato, Ecuador, on 14 January 2024. Photograph: Ecuadorean Armed Forces/AFP/Getty Images

A wave of attacks carried out by criminal organisations last week in Ecuador – epitomised by gunmen storming a television station live on air – has brought international attention to a security crisis that has been building for years. Ecuador has become one of the most murderous countries in what is already the world’s most homicidal region. The murder rate in the South American country has risen from five per 100,000 inhabitants in 2017 to 46 per 100,000 in 2023.

States of emergency, which establish curfews and permit military action in prisons, have been frequent in Ecuador in recent years. Its president, Daniel Noboa, innovated last week with the unprecedented declaration of a state of “internal armed conflict”.…  Seguir leyendo »

How Ecuador became mired in a ‘state of war’ with drug gangs

The newscast began like any other. Jorge Rendón, a veteran broadcaster at Ecuador’s state-owned TC Televisión in the bustling port city of Guayaquil, was running through the day’s stories with his co-anchor.

Then, with cameras rolling and the feed broadcast live to the nation, masked gunmen burst into the studio, brandishing high-calibre rifles and grenades. Some of the crew were forced to lie prone on the floor, others sat with their hands bound. Elsewhere in the building, audible on-air before the feed went down, shots were fired.

“It was terrifying, a moment of chaos and extreme tension”, Rendón tells the Financial Times.…  Seguir leyendo »

La gangrena ecuatoriana

Ecuador se desintegra sin remedio. En uno de los momentos más complejos de su historia, padece una creciente crisis social, un manifiesto conflicto armado interno, el protagonismo de la narcopolítica, el cada vez más descarado desafío al Estado por parte del crimen organizado con sus casi 8.000 asesinatos el pasado año y con toneladas de drogas incautadas, los cientos de muertos en las cárceles desde 2021 y el incremento de un 800% de los homicidios en las calles de sus diferentes ciudades.

La victoria de Daniel Noboa en las pasadas elecciones presidenciales y su llegada al poder en noviembre con la promesa de responder a los grupos criminales que campan a sus anchas en el país no ha tenido efecto alguno en quienes quieren demostrar que la nación ecuatoriana es suya.…  Seguir leyendo »

L’Équateur est en crise, et la situation va probablement s’envenimer

Le monde s’est indigné ces dernières semaines quand les cartels de la drogue ont transformé l’Équateur, une république des Andes relativement stable et de plus en plus démocratique, en un véritable narco-État. Pour la première fois, les Équatoriens voient leur pays tomber sous le contrôle de groupes criminels, un sort auparavant réservé à certains de leurs voisins latino-américains.

La récente flambée semble avoir commencé le 9 août de l’année dernière, lorsque Fernando Villavicencio, un candidat à la présidence qui n’hésitait pas à dénoncer la violence des narcos et la corruption, a été assassiné par des tueurs à gages d’un cartel à Quito, la capitale du pays.…  Seguir leyendo »

Ecuadorean soldiers patrol outside the premises of Ecuador's TC television channel after gunmen burst into the state-owned television studio live on air on 9 January, 2024, in Guayaquil, Ecuador. (Photo by MARCOS PIN/AFP via Getty Images)

Rarely do the horrors of narco-terrorism play out so publicly as they did on 9 January in Ecuador. In response to a state of emergency declared by President Daniel Noboa a day earlier, criminal gangs seized a public television station, detonated bombs in major cities, kidnapped police officers and invaded a university. It was, in their words, a declaration of war against the government.

In the aftermath of the narco-terrorists’ frightening display of force, Noboa promised to ramp up his war on domestic crime – imposing a curfew, naming 22 gangs in Ecuador as terrorist organizations, and calling on the military to oversee national security and the prison system.…  Seguir leyendo »

Con una firme estrategia de seguridad, y en sólo tres años, el presidente Nayib Bukele ha conseguido que El Salvador deje de ser considerado uno de los países más violentos del mundo. Aunque los resultados de su política son palpables -e inesperados- el precio que está pagando el país es elevado en cuanto a la reducción de libertades constitucionales o la continua violación de derechos humanos. A pesar de estas contradicciones, el bukelismo está siendo objeto de escrutinio en el resto de países latinoamericanos, algunos de los cuales han abierto la caja de los truenos al plantear la posibilidad de importar sus políticas de seguridad.…  Seguir leyendo »

Escena en la apertura de la cárcel más grande de América Latina, en El Salvador. Presidencia de El Salvador

La calidad de vida de los habitantes del triángulo norte centroamericano ha estado profundamente limitada por la acción de las maras y las pandillas, que han impuesto su ley del terror en toda la región. Controlan el territorio, hasta el 90% en el caso de El Salvador; roban, imponen extorsiones; captan voluntaria o forzadamente a los niños; abusan de las niñas y mujeres, y no dudan en asesinar.

La formación de las Maras Salvatrucha (MS13) y las dos facciones de la Barrio 18 tienen sus orígenes en el encadenamiento de procesos violentos. Los salvadoreños huyeron de la guerra en su país en los ochenta hacia Estados Unidos.…  Seguir leyendo »

Members of the "Mara 18" and "MS-13" gangs are seen in custody at a maximum security prison in Izalco, Sonsonate, El Salvador, on Sept. 4, 2020. (YURI CORTEZ/AFP via Getty Images)

Earlier this month, Nayib Bukele, president of El Salvador, unveiled his latest infrastructure project: a massive, “first-world” jail that could well become the largest penitentiary in the world, with an alleged capacity to hold 40,000 inmates. This weekend, he announced the transfer of the first 2,000 prisoners to the new facility.

“A common-sense project”, Bukele called it.

The reality is that the scale of the project defies common sense — and easy comprehension. And the social implications of the endeavor are no less striking. The citizens of El Salvador have tacitly accepted Bukele’s unprecedented crackdown on crime, and, for the time anyway, are ignoring its broader ramifications.…  Seguir leyendo »

Un agente de policía registra y comprueba los documentos de un hombre que vive en la Comunidad Kiwanis, durante una patrulla preventiva en busca de pandilleros en Soyapango, El Salvador, el 16 de agosto de 2022. (Salvador Melendez/AP)

En 2022 las maras salvadoreñas llegaron a lo que parece ser su final. Esta forma criminal llegó a controlar amplios territorios de El Salvador, llegaron a tener bajo su régimen a comunidades enteras y durante más de 20 años constituyeron un segundo gobierno mediante un sistema de normas y castigos para la población bajo su dominio, e incluso una forma de impuesto ilegal conocido popularmente como “la renta”. Pero las maras se vieron superadas y eventualmente desplazadas por una forma criminal mucho más eficiente, más organizada y con un poder bélico superior: la mafia de Estado bajo el mando del presidente Nayib Bukele.…  Seguir leyendo »

Seguramente estos titulares le suenan: “Detenido el jefe de la mafia”. “Golpe a la mafia, gana el Estado”. Quizás esté pensando en algunos, iguales o parecidos, que ha leído esta semana, tras la detención del boss mafioso Matteo Messina Denaro. Y no se equivoca. Pero esos dos en concreto son del 12 de abril de 2006. El día anterior la policía había detenido a Bernardo Provenzano, en ese momento máxima autoridad de Cosa Nostra, la criminalidad organizada con base en Sicilia. Él también, igual que Messina Denaro y los demás jefes detenidos tras años de búsqueda, se escondía en su tierra.…  Seguir leyendo »

Salvadoran President Nayib Bukele addresses troops in San Juan Opico, El Salvador (Sipa photo by Camilo Freedman via AP Images).

Back in October, the mother of Karla Raquel Garcia stood with other protesting parents outside the juvenile detention center in Ilopango, El Salvador, waving $300 in the air as she tearfully demanded information on the whereabouts of her daughter. Sixteen-year-old Karla had been arrested for no clear reason in June and reportedly lost the baby she was carrying due to a beating at the hands of the arresting officers. Since then, Karla’s mother has not had any news about her daughter’s whereabouts and condition.

“I trusted you, mister president”, Karla’s mother shouted. “You gave us $300. I’ll hand them back to you, mister president.…  Seguir leyendo »

Un puesto de control en el barrio Distrito Italia, El Salvador, después de que la Asamblea Legislativa aprobara un estado de excepción después de que el país centroamericano registrara un fuerte aumento en asesinatos atribuidos a las pandillas o maras, el 4 de abril de 2022. (Jose Cabezas/Reuters)

El 11 de abril Nayib Bukele, presidente de mi país, El Salvador, tuiteó un video con un extracto de 22 segundos de una entrevista que me realizó un medio europeo. El video fue acompañado del mensaje: “Esta basura, sobrino de un genocida, dice que: ‘Las pandillas cumplen un rol social NECESARIO (en) El Salvador’ y que ‘si quitás a las pandillas habría una crisis social’ ya que ellos ‘CUMPLEN UNA FUNCIÓN’. Estos son los REFERENTES de la ‘comunidad internacional’. Absurdo”.

El mensaje del presidente fue seguido de decenas de comentarios de diputados, funcionarios y líderes de opinión afines al régimen. El presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, diputado por el partido bukelista Nuevas Ideas, también me dedicó varios mensajes en donde no solo me llama basura, sino que me acusa de ser parte del problema de seguridad ya que, según él, uso a las pandillas para recibir fondos internacionales.…  Seguir leyendo »

Salvadoran President Nayib Bukele, left, and Defense Minister Rene Merino Monroy participate in the graduation of new military personnel at the Captain General Gerardo Barrios Military School in Old Cuscatlan, El Salvador, on April 4. (Marvin Recinos/AFP/Getty Images)

In recent weeks, El Salvador has seen a tragic return to some of the country’s most violent years. At least 80 people were killed on the weekend of March 26-27, and in response, President Nayib Bukele quickly summoned the Legislative Assembly, which in the early hours following the killing spree declared a state of emergency for 30 days.

The move effectively suspended some human rights, such as the right to a defense, knowing the charges against you, the right not to incriminate yourself and having access to a lawyer. The decree also suspended the right to freedom of assembly and association and allows the government to intercept private communications without a court order.…  Seguir leyendo »

Foto del 31 de enero de 2019 de hombres encarcelados, identificados como pandilleros de la Mara Salvatrucha, o MS-13, esposados mientras son trasladados a una prisión de alta seguridad en El Salvador, país ahora gobernado por Nayib Bukele. (Moises Castillo/AP)

Es una noticia cada vez más habitual, pero los salvadoreños nos hemos asesinado menos en 2021. Son seis años al hilo con los asesinatos en retroceso y la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes de El Salvador ya es inferior a la de Brasil, Colombia, México o Puerto Rico, algo inimaginable hace apenas un lustro.

Si se pregunta a un seguidor fanatizado de Nayib Bukele, lo más probable es que responda que se debe al buen hacer del presidente, haciendo a un lado que el descenso arrancó en 2016, tres años antes de su quinquenio. Y si se pregunta a un antibukelista fanatizado, probablemente responderá —igual de convencido y también sin ese contexto— que nos asesinamos menos porque Bukele tiene un contubernio inconfesable con maras (pandillas) como la MS-13 o el Barrio 18.…  Seguir leyendo »

El crimen en América Latina: desorden, fragmentación y transnacionalidad

Tema

En América Latina el crimen organizado está estructurado, casi siempre, por grupos desorganizados, inestables y fragmentados, constituidos por múltiples redes y conexiones con organizaciones criminales regionales y en Europa. Por sus especificidades, estos grupos cada vez son más difíciles de rastrear y, sobre todo, de analizar.

Resumen

La palabra crimen organizado se usa habitualmente en medios de comunicación, agencias de seguridad y el mundo académico, para describir a grandes organizaciones que tienen una estructura vertical, un líder claramente identificado y la capacidad de monopolizar un mercado ilícito de bienes y personas. En la mayoría de los casos, sin embargo, la palabra crimen organizado no representa la realidad empírica de la mayoría de las organizaciones criminales en América Latina.…  Seguir leyendo »

Delincuentes hispanoamericanos pertenecientes a maras

En América Latina ha habido y, hay, muchos malos gobiernos. Los indolentes que sólo han gobernado para unos pocos. Los tiranos que han aplastado sin miramientos a su población. Los corruptos que sólo han gobernado para su propio lucro. Y hasta los ineptos, esos que han conseguido echar por la borda los pocos avances de algunos países. Cada uno puede inscribir sus favoritos en cada categoría.

Pero, además de los gobiernos elegidos en las urnas con mayor o menor transparencia, hay otros gobiernos criminales, establecidos por la fuerza, que dictaminan la vida de millones de ciudadanos latinoamericanos. Gobiernos al margen de la ley que sentencian, que gestionan y que, paradójicamente, también proveen y protegen.…  Seguir leyendo »

Integrantes de las fuerzas especiales del Ejército colombiano vigilan un bote que carga barriles para ser usados en laboratorios de cocaína.Kaveh Kazemi / Getty Images

La pandemia de coronavirus causó un daño de salud y económico sin precedente a América Latina. Exacerbó los ya altos niveles de desigualdad y pobreza, al mismo tiempo que llevo al límite la eficacia y las capacidades de gobernanza de los Estados.

Las medidas de confinamientos y limitación de movimiento que se implementaron a través de la región causaron trastornos en las cadenas de suministros y en las economías, mientras que las empresas se mostraron muchas veces lentas o incapaces de adaptarse a la nueva normalidad. Con una excepción: los grupos criminales, que reconfiguraron rápidamente sus redes de suministro y se digitalizaron, aprovechado del caos político e institucional para incorporarse aún más en el tejido social de la región.…  Seguir leyendo »