Crímenes contra la Humanidad (Continuación)

By WILLIAM TAUBMAN, a professor of political science at Amherst College, is the author of «Khrushchev: The Man and His Era,» which won the 2004 Pulitzer Prize in biography (THE NEW YORK TIMES, 25/02/06):

FIFTY years ago today, the Soviet leader Nikita Khrushchev gave a «secret speech» at the 20th Communist Party Congress that changed both his country and the world. By denouncing Stalin, whose God-like status had helped to legitimize Communism in the Soviet Bloc, Khrushchev began a process of unraveling it that culminated in 1991 with the collapse of the Soviet Union. This great deed deserves to be celebrated on its anniversary.…  Seguir leyendo »

By Anne Applebaum (THE WASHINGTON POST, 22/02/06):

It is, I admit, an odd thing to celebrate: A long-winded and not entirely honest speech, made behind closed doors, addressed to the stony-faced leaders of a country that no longer exists. Nevertheless, I’m reluctant to let the 50th anniversary of Nikita Khrushchev’s famous «secret speech» — his denunciation of Stalin and Stalinism, delivered to the 20th Congress of the Soviet Communist Party on Feb. 25, 1956 — pass without notice. We are, after all, at another important historical moment. Condoleezza Rice, the U.S. secretary of state, has just announced that we will spend $75 million promoting democracy and fighting a totalitarian regime in Iran.…  Seguir leyendo »

By Kofi A. Annan, secretary general of the United Nations (THE WHASINGTON POST, 24/01/06 – EL PAÍS, 03/02/06):

Cuando visité Darfur el pasado mayo me sentí esperanzado. Hoy soy pesimista, a menos que se logre organizar otra gran campaña internacional en las próximas semanas. En mayo visité una aldea cuyos habitantes habían regresado después de huir de la violencia, y vivían con relativa seguridad gracias a la presencia de los soldados de la Unión Africana (UA). Es cierto que no era más que un comienzo. Gran parte de la vasta región seguía presa de la violencia esporádica, con más de un millón de personas que todavía vivían en campamentos.…  Seguir leyendo »

By Kenneth H. Bacon, president of Refugees Internacional (THE NEW YORK TIMES, 31/01/06):

HOW can the United States best use its monthlong turn as president of the United Nations Security Council, which it assumes tomorrow? It could start by devoting itself to ending the violence in the Darfur region of western Sudan — violence that President Bush has characterized as genocide.

There is precedent for such action. The last time the United States assumed the rotating presidency of the 15-member Security Council, it made a real contribution to peace in the region. John C. Danforth, then the ambassador to the United Nations, brought the entire Security Council to Kenya to pressure the government in Khartoum and the insurgents in the south to end their 21-year civil war.…  Seguir leyendo »

Por Nat Hentoff, escritora (GEES, 16/01/06):

Mientras los líderes de China, Rusia y los países árabes evitan lo que pasa por sus conciencias desde Darfur, un líder espiritual, el Papa Benedicto, sí habló al mundo acerca de los constantes crímenes contra la humanidad en Sudán a los que raramente se presta atención en la continua corriente de los medios. Decía el Papa Benedicto al arzobispo de Jartoum en la Ciudad del Vaticano el 28 de noviembre: “El horror de los acontecimientos que se desarrollan en Darfur señala la necesidad de una resolución internacional más firme para garantizar la seguridad y los derechos humanos básicos”.…  Seguir leyendo »

Por Prudencio García, investigador del INACS, ex miembro del equipo de expertos internacionales de la Comisión de Esclarecimiento Histórico de la ONU sobre Guatemala y autor de El genocidio de Guatemala a la luz de la sociología militar, 2005 (EL PAÍS, 11/11/05):

Una vez más, la justicia española -como ya lo hizo en 1998- se sitúa en cabeza en la larga lucha contra los delitos de lesa humanidad en el ámbito mundial, en su persecución de tales delitos por encima de fronteras y regímenes. La sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 6 de octubre, que asume la capacidad jurisdiccional de la Justicia española respecto a los crímenes perpetrados en Guatemala por los gobiernos militares de aquel país en pasadas décadas, especialmente entre 1978 y 1986, reviste una extraordinaria importancia nacional e internacional.…  Seguir leyendo »

Por Prudencio García, investigador y consultor internacional del INACS (EL PAIS, 04/05/05):

Una condena a 640 años de prisión para el represor argentino Adolfo Scilingo, de la que, según especifica la propia sentencia, sólo habrá de cumplir un máximo de 30 (cifra que en su día se verá muy disminuida por razones biológicas y legales, pues su edad actual es de casi 60), constituye sin duda una sentencia histórica, pero no tanto por su enorme cuantía como por su excepcional significación.

Como es sabido, el principio de justicia universal, en su acepción más ambiciosa y utópica, resulta muy fácil de definir: todo individuo que, en cualquier lugar del mundo, incurra en delitos de lesa humanidad, con toda independencia del lugar y la fecha de los crímenes, y de los puestos o cargos que ocupe, y del lugar donde sea capturado, debe ser juzgado y condenado con arreglo a los requisitos del debido proceso y según las exigencias establecidas por el derecho internacional de los derechos humanos, por aplicación efectiva de los Convenios Internacionales contra el Genocidio, contra la Tortura, etc.,…  Seguir leyendo »

Por Carmen López Alonso, profesora de Pensamiento Político de la Universidad Complutense de Madrid (EL PAIS, 20/04/05):

Hace ahora noventa años, en la noche del 24 al 25 de abril de 1915, la élite armenia de Constantinopla es arrestada, deportada y asesinada. Es el inicio del genocidio del pueblo armenio otomano realizado de forma premeditada y siguiendo órdenes del Gobierno de los Jóvenes Turcos. En los meses siguientes, más de un millón de personas, cerca de la mitad de la población armenia de Turquía, van a ser liquidadas. Antes de abril se han ido dando pasos que facilitarán el proceso: los armenios que están en unidades del Ejército otomano son desarmados e integrados en batallones de trabajo y poco después se procede a desarmar a la población civil armenia.…  Seguir leyendo »