Cristianismo

Perdidos en el ir y venir de las circunstancias de un drama que ha despertado nuestro miedo y nuestra preocupación, buena parte de la población se ha sentido huérfana de Dios durante estas últimas semanas. Pocos lo formularían en estos términos. Más bien dirían huérfanos de sentido, desorientados ante la situación, perplejos ante el futuro… En teología se diría que el silencio de Dios ante el tormento de los inocentes es para muchos un signo preclaro de su inexistencia. Claro que urgidos por las imperiosas necesidades sanitarias y por el vértigo de las noticias, lo trascendente puede quedar orillado y resultar totalmente marginal.…  Seguir leyendo »

La confianza en Dios es la fórmula primera de pensamiento y de vida con la que el creyente se enfrenta a los retos del presente, tantas veces dramático y, tantas, gozoso, pero, sobre todo, con la que encara la incertidumbre del futuro y su horizonte inesquivable de la muerte.

Cuando se reconoce la fragilidad de la existencia humana, cuando hay que admitir que no se es «su dueño», que «el ser» lo hemos recibido de «Otro» y que no podemos garantizar ni un solo segundo su subsistencia por nuestras fuerzas físicas y/o espirituales y que nuestra libertad no es capaz por sí misma de asegurarle un curso y un final felices, la alternativa no es otra que «confiarse» a la sabiduría, a la bondad, al amor omnipotente de ese «Otro» que nos la ha donado gratuitamente, pidiendo a cambio, solamente, la respuesta del amor agradecido.…  Seguir leyendo »

El filósofo del positivismo John Stuart Mill, en un escrito que lleva por título precisamente libertad, escribió: «No se puede recordar suficientemente a la humanidad que una vez existió un hombre llamado Sócrates». Hay nombres cuyo olvido equivaldría a perder realidades humanas esenciales. Ellos elevaron la existencia humana a un nivel que ya no podemos vivir por debajo de él. Podremos olvidarlos durante algún tiempo, pero esos horizontes de verdad, ideales de justicia, vislumbres de santidad y cotas de esperanza que abrieron algunos hombres y mujeres nunca pueden desaparecer de nuestro horizonte, como su medida y su meta.

Entre los nombres inolvidables que, junto al de Sócrates, nos han alumbrado en nuestro camino, está el de Jesús.…  Seguir leyendo »

«Curiosa ironía de la naturaleza, capaz de sugerir una imagen de las más alta espiritualidad allí donde se extinguió la llama del espíritu», escribe Thomas Mann en el «Doktor Faustus» cuando el protagonista entrega su alma al Diablo, metáfora del pueblo alemán ante la Segunda Guerra Mundial. Cita aplicable hoy a una Europa empeñada en extinguir la llama del espíritu que la hizo nacer. Porque después de su fracasada Carta Magna, del Brexit (aunque Inglaterra nunca haya participado con corazón de los ideales que forjaron la unión de Europa) y de los actuales repartos de poder en sus organismos e instituciones, se reabren las heridas por las que se ha desangrado en la historia: los nacionalismos y los populismos.…  Seguir leyendo »

La acogida al modelo inclusivo participativo de empresa, aprobado por unanimidad en los parlamentos vasco y navarro, está siendo muy positiva en todos los foros en los que se presenta, pero quizá merezca especial mención el respaldo al mismo por el Dicasterio Vaticano para el Desarrollo Humano Integral. Ciertamente, no es una novedad la preocupación del Papa Francisco por los problemas sociales, lo que le lleva a estimular entre los cristianos iniciativas sobre posibles reformas del sistema económico para hacerlo más humano.

Aunque el respaldo vaticano al nuevo modelo de empresa ha sorprendido a algunos, no es, sin embargo, de extrañar, teniendo en cuenta que está inspirado en el documento «La vocación del líder empresarial», promovido precisamente por el antiguo Consejo Pontificio de Justicia y Paz.…  Seguir leyendo »

Rembrandt. Los peregrinos de Emaús (1648)

El más sobrecogedor y misterioso de los relatos evangélicos que aluden a lo ocurrido tras la resurrección de Cristo es el pasaje de San Lucas de los peregrinos de Emaús (Lucas 24, 13-35). La escena se abre el mismo día de la resurrección en el camino de dos leguas que separaba Jerusalén de Emaús. Dos discípulos hablaban y discutían entre sí de lo acontecido, cuando Jesús se les acercó y se puso a caminar con ellos, sin que le reconocieran. Jesús les inquirió el motivo de su discusión y de su tristeza, a lo que éstos contestaron refiriéndole lo sucedido en Jerusalén esos días: el prendimiento, condena, crucifixión y muerte de Jesús nazareno, profeta poderoso en obra y palabra, del que se esperaba fuera el redentor de Israel, así como la noticia de su presunta resurrección… Jesús les reprochó entonces su torpeza para creer lo anunciado por los profetas y, comenzando por Moisés y siguiendo por los Profetas, les explicó lo referido a él en la Escritura.…  Seguir leyendo »

El hombre moderno, sin certezas y sin creencias, se siente desprotegido porque tiene la sensación de estar viviendo una comedia sin desenlace y porque desconfía de que la vida tenga sentido. Ante esta situación se pregunta ¿quién fue Jesús, qué habrá hecho para que hasta el día de hoy haya habido tanta gente que le haya amado y haya dado la vida por él?, ¿cómo entendió su vida, dónde está la fuerza de su persona y su originalidad, por qué, a pesar de que las ideologías y las religiones están sumidas en una profunda crisis, hay tantos ciudadanos que siguen afectos a su persona y a su mensaje?…  Seguir leyendo »

Claire Anastas mantiene su tienda de souvenirs abierta todo el día. Pero son pocos los turistas que entran a comprar algunos de los productos de artesanía, tallados en madera de olivo, que ofrece. El comercio y su casa, que está encima, se encontraban en la orilla del histórico camino que conectaba Belén con Jerusalén. Pero ahora ya han quedado muy a trasmano. Las ventanas de la cocina tienen a solo cinco metros el muro que construyó Israel. Las ventanas de los dormitorios tienen a solo 10 metros el muro que construyó Israel. El negocio y la vivienda de Claire Anastas han quedado rodeados.…  Seguir leyendo »

Cristo, un hereje insolente

Hay autores que afirman que Jesús es una invención de autores interesados en crear una religión contra el estado de superstición existente en aquel entonces y que dura hasta nuestros días, pero nunca existió ese hombre del que hablan los autores del Nuevo Testamento. La segunda clase de autores dicen que existió un hombre al que, por ciertas razones, alguien tomó como eje de una narración calcada de textos egipcios o mesopotámicos que describen la existencia de profetas o Mesías. La tercera clase de autores afirman que existió Jesús, un hombre extraordinario. Puede creerse o no en el Jesús de la fe, pero hay suficientes pruebas históricas [para admitir la existencia histórica de Jesús, pero niegan que fuera el hijo de Dios tal como lo entiende la teología].…  Seguir leyendo »

Lento en la sombra ha sido el camino del hombre, avanzando por esa dilatada llanura de la verdad siempre cercana y siempre sobrepasándonos. Camino del hombre desde el limo de la tierra y desde la animalidad hasta llegar a ser Homo sapiens. En ese largo itinerario ha ido descubriendo la naturaleza, en un sentido poniéndola a su servicio y en otro insertándose en ella como en acogedor hogar sagrado.

Sobrecogido se ha descubierto a sí mismo, en su desvalimiento a la vez que en su grandeza. Nacen los animales y apenas han puesto su planta en el suelo y ya se enderezan para encontrar la ubre de la madre.…  Seguir leyendo »

«El mundo está desquiciado. Así lo creen muchos. Vagamos sin meta, confundidos, discutiendo en favor o en contra de esto o de aquello. Pero en todas las latitudes, y más allá de todos los antagonismos, la mayoría de las personas está de acuerdo en una cosa: “ya no entiendo este mundo”». Así se expresaba el sociólogo alemán Ulrich Beck (fallecido en 2015) en su obra póstuma, «La metamorfosis del mundo». Durante un tiempo pudo dar la impresión de que el cambio radical de Occidente, especialmente en los últimos años, afectaba únicamente a la Iglesia y a sus valores. Se trataba de la llamada «secularización».…  Seguir leyendo »

Cristiano en tiempos de Francisco

En la actualidad, casi nadie niega la existencia histórica de Jesús. Sus biografías críticas han empezado a aparecer a partir del siglo XIX. Una escuela dice que los Evangelios no pretendieron hacer verdadera historia sino exponer mitos, conceptos abstractos expresados en forma de hechos históricos que son el resultado de choques en la vida social de la Iglesia. Lo único importante es la existencia de Jesús y no la descripción de su manera de existir ni el sentido de su muerte Strauss inauguró esta tendencia con su Vida de Jesús en 1835. En esta línea, aunque con más contención, escribió Bultmann, extraordinario teólogo y exégeta protestante alemán, su Jesús.…  Seguir leyendo »

Dios y el César nacionalista

«Dad a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César». El pasaje evangélico es célebre. En él, se quiere ver la formulación de la separación entre la Iglesia y el Estado, entre el poder espiritual y el temporal. Es muy probable que así sea, mas cabe recordar que las palabras de Cristo eran una sabia respuesta a una trampa que le habían tendido. Había sido interrogado sobre la licitud de que los judíos pagaran impuestos a Roma. Si respondía afirmativamente, quedaba en entredicho ante los judíos. Si negativamente, ante los romanos. Jesús pide la moneda, pregunta por la efigie y responde.…  Seguir leyendo »

Orthodox Christians at the Holy Fire ceremony, at the Church of the Holy Sepulchre in Jerusalem’s Old City Photograph: Finbarr O'Reilly/Reuters

Today, 7 January, is Christmas, according to the Orthodox Christian calendar. And Orthodox Christians are keeping the feast in the Holy Land, where Christmas – and Christianity – began.

Much attention has been paid recently to political decisions recognising Jerusalem in one light or another. The media attention highlights the seemingly intractable political struggle here. But as well as the threat to the political status quo, there is a threat also to the religious status quo, a threat instigated by radical settlers in and around Jerusalem, the heart of Christianity. And one group that has always been a pillar of society in the Holy Land – Christians – seems to have been rendered invisible in this standoff.…  Seguir leyendo »

¿Por qué los cristianos creen que la fe es mejor que la duda?

¿Por qué, según Jesús, la fe es mejor que la evidencia? Esta es una pregunta que he luchado por responder desde que, siendo joven, comencé mi peregrinaje en la fe. A veces ha parecido más apremiante, otras no tanto. Puede intensificarse durante periodos de pena y dolor, cuando pareciera que la fe no ofrece mucho consuelo o siquiera tiene sentido en un mundo que parece azaroso y cruel.

Esta pregunta se intensifica durante esta temporada, cuando parece que la fe distorsiona la realidad en vez de aclararla, cuando se manipula con facilidad para propósitos bajos en vez de elevados y cuando algunos de aquellos que dicen ser gente de fe actúan de formas que la deshonran.…  Seguir leyendo »

En la historia humana hay sucesos, hay hechos y hay acontecimientos. Los sucesos pertenecen al orden de la naturaleza. Los hechos, en cambio, pertenecen al orden humano y son resultantes de nuestra libertad. Los acontecimientos son aquellos sucesos o hechos que por su magnitud exterior o plenitud de sentido alteran el curso de la historia humana, cambiando la dirección en la que marchaba y creando una nueva.

La historia espiritual de Occidente se ha constituido a partir de ciertos acontecimientos personales y creaciones sociales; y del alumbramiento de fuentes de sentido que nos han ayudado a existir con dignidad, asentirnos enviados a una misión y no solo arrojados a un destino ciego, esperar en medio de las tempestades que agitan la vida y superar el miedo ante la última soledad.…  Seguir leyendo »

At least since Martin Luther nailed his theses to the church door in 1517, Christians have disagreed on what Jesus calls them to do in the name of faith. There are nearly 34,000 Christian denominations worldwide, a number that doesn’t account for American Christians — nearly one in six, according to a Gallup poll last summer — who belong to no denomination at all.

But as lively as Christian debate can be, the special Senate election in Alabama has exposed how closely conservative Christianity is now in lock step with the Republican Party. I grew up in Alabama, and I don’t doubt the sincerity of my fellow believers on the other side of the political aisle, but when faithful Christians vote for a man credibly accused of child molesting, something is terribly wrong with Christianity.…  Seguir leyendo »

«Chassons l’infâme!» Ceux qui ont lancé, il y a plusieurs siècles, le fameux mot d’ordre pourraient s’exclamer aujourd’hui: mission accomplie! Dans nos sociétés, l’affaire est entendue: l’infâme, soit le christianisme, est en déroute. Il y a longtemps que les grands indicateurs de la croyance ont viré au rouge, à commencer par le nombre de baptêmes, de fidèles pratiquants ou de prêtres et de ministres du culte. Les propos religieux n’ont plus leur place dans les échanges courants et la théologie chrétienne n’est plus un savoir de référence depuis des décennies. Non seulement Dieu est mort, assassiné, mais son meurtre est sorti des mémoires et on ne sait plus où son cadavre se trouve, commente un fin observateur du monde contemporain.…  Seguir leyendo »

It was in 1983 that I heard the distinguished Greek Orthodox historian Aristeides Papadakis casually remark in a lecture at the University of Maryland that the earliest Christians were “communists.” In those days, the Cold War was still casting its great glacial shadow across the cultural landscape, and so enough of a murmur of consternation rippled through the room that Professor Papadakis — who always spoke with severe precision — felt obliged to explain that he meant this in the barest technical sense: They lived a common life and voluntarily enjoyed a community of possessions. The murmur subsided, though not necessarily the disquiet.…  Seguir leyendo »

Un buen amigo me acaba de mandar unas líneas cargadas de indignación y vergüenza sobre la ola de egoísmo y «ombliguismo» que está sacudiendo nuestra sociedad occidental, con una incisiva pregunta: ¿dónde estamos los cristianos ante esto? No puedo menos que escribir algo, aunque sea incompleto.

Lúcidamente Hannah Arendt vio cómo los refugiados desvelan una contradicción que está en el corazón del pensamiento y la praxis política moderna. En Los orígenes del totalitarismo (1951) escribió sobre lo extremadamente «peligroso» que resulta comparecer en la historia bajo «la abstracta desnudez de ser nada más que humano», porque en ella «el mundo no halló nada de sagrado».…  Seguir leyendo »