Cuarta revolución industrial

Resumen ejecutivo

La denominada Cuarta Revolución Industrial (4RI) comprende un conjunto amplio de tecnologías de naturaleza disruptiva para los procesos, productos y modelos de negocio de la industria tradicional. Su implantación ofrece retos y oportunidades a la prosperidad de los países, empresas e individuos de una magnitud igualmente disruptiva.

Para afrontarlos, gobiernos y empresas, por separado o en cooperación, han elaborado estrategias, planes, medidas y recursos para adaptar su tejido tecnológico e industrial a la nueva era en la que se ha entrado, para aprovechar sus posibilidades de crecimiento e inclusión y reducir sus desafíos de empobrecimiento y desigualdad. Son iniciativas para que los actores implicados tomen conciencia de los retos tecnológicos y culturales que se avecinan y mejoren sus niveles de digitalización, innovación y talento.…  Seguir leyendo »

Entreprise de robotique. Angleterre, 9 mai 2018. © Matt Cardy/Getty Images

Après deux décennies de progrès, la «4e révolution industrielle» est en marche avec des technologies de pointe, meilleures, moins chères, plus rapides, plus évolutives et plus faciles d’accès que jamais. Elles convergent sur les plateformes numériques et induisent des changements brusques dans de nombreux secteurs. La portée des avantages à en tirer est d’une ampleur inimaginable.

Quand les pays sont confrontés à une telle rupture, ils doivent s’assurer qu’elle n’entraîne pas une polarisation de la société assortie d’une hausse des inégalités. Mais cette rupture ne sera pas indolore pour tout le monde. Aux Nations unies, nous reconnaissons que la technologie est un outil au service des ambitieux objectifs de développement durable adoptés en 2015.…  Seguir leyendo »

La revolución tecnológica se está incorporando a nuestras vidas a un ritmo tan vertiginoso que en los próximos 10 años veremos cambios tecnológicos equivalentes a los que hemos vivido en los últimos 100 años.

Nuestro trabajo, hospitales, escuelas, fábricas, acceso al conocimiento, ocio, compras…, e incluso nuestro modo de relacionarnos entre nosotros y con el mundo, están cambiando. Términos como nube, Big data, inteligencia artificial, algoritmo, blockchain, Siri, impresora 3-D, o gene-planet ya forman parte de nuestro vocabulario y se han convertido en los cimientos de lo que se considera ya la Cuarta Revolución Industrial.

España no fue capaz de estar a la vanguardia de las dos grandes revoluciones industriales de los últimos siglos.…  Seguir leyendo »

La Cuarta Revolución Industrial viene a coincidir con un momento demográfico de envejecimiento de la población que lleva a una imperiosa necesidad de hacer frente a los cuidados a los mayores. Empecemos por reconocer que los trabajos relacionados con el cuidado de las personas en sus domicilios e incluso la componente que en estos cuidados pueda tener el servicio doméstico no tienen un gran reconocimiento en la escala social y en buena medida muchas veces entran en el campo de una economía sumergida.

La demanda de empleo en el sector de los cuidados personales surge sin ser consecuencia directa de la digitalización y de la globalización que enmarcan la discusión sobre el empleo futuro.…  Seguir leyendo »

Big deal y fake humans

Mientras la vieja política y los cronistas oficiales que la acompañan viven atrapados en debates arqueológicos, el tsunami digital avanza hacia la disrupción inminente. En breve, todo cambiará y la inercia tecnológica nos situará ante retos que desbordarán la capacidad de análisis y decisión con la que hemos venido interpretando y gobernando el mundo desde la antigüedad. El planeta altera su eje de rotación analógica mediante la técnica y nuestra realidad, e incluso nuestra identidad, se hibridan digitalmente bajo la presión de la inteligencia artificial, los algoritmos y los datos. Lo inquietante de esta cibermutación global es que se produce sin control político ni pensamiento crítico, sin transparencia democrática ni debate y opinión pública informada.…  Seguir leyendo »

“¿Nos está haciendo Google estúpidos?”. Con esta sorprendente pregunta empieza uno de sus trabajos el escritor Nicholas Carr, preocupado por el efecto que la transformación digital está teniendo en nuestro cerebro. Sin duda la digitalización está produciendo grandes beneficios desde los años noventa del siglo XX, pero también plantea problemas que urge abordar, uno de los cuales es si nos estamos haciendo estúpidos, o al menos superficiales, a fuerza de vivir de Google.

Carr constata en carne propia que cada vez le cuesta más leer un libro o un artículo largo, cuando antes los devoraba, que le resulta difícil concentrarse y acaba navegando a través de distintos trabajos, sin entrar a fondo en ninguno de ellos.…  Seguir leyendo »

Estos últimos años, el crecimiento de la productividad en las economías desarrolladas estuvo estancado, y las principales explicaciones tienen que ver con la tecnología. Se supone que el avance tecnológico debería aumentar la productividad y el crecimiento potencial de las economías. ¿Qué está pasando?

Martin Feldstein (de la Universidad de Harvard) sostiene convincentemente que en realidad el crecimiento de la productividad es mayor a lo que parece, porque las estadísticas oficiales “subestiman groseramente el valor de las mejoras en la calidad de los bienes y servicios que ya había” y “ni siquiera tratan de medir la plena contribución” de los bienes y servicios nuevos.…  Seguir leyendo »

Tema

De los retos actuales en el ámbito de la Defensa, muy probablemente el más importante es cómo adaptarla a los cambios que conlleva la cuarta revolución industrial. El Departamento de Defensa de EEUU ha comenzado a explorar las aplicaciones de la inteligencia artificial mediante el Proyecto Maven y el algorithmic warfare, que podrían servir de referencia para la innovación de la Defensa en España.

Resumen

Estamos asistiendo a un cambio de época profundo y sistémico en lo que se viene conociendo como la 4ª Revolución Industrial. Este cambio presenta ventajas y problemas de naturaleza disruptiva para la Defensa en los ámbitos tecnológicos, doctrinales, operativos, de personal y éticos, entre otros.…  Seguir leyendo »

Después de tres revoluciones industriales e inmersos de lleno en la cuarta, puede sorprender que los avances industriales y tecnológicos sigan siendo vistos con recelo, a pesar de que la evidencia histórica deja pocas dudas: los niveles de vida y empleo son hoy mayores que nunca, apoyados en gran parte por estos avances.

Hoy en día la emergencia de las tecnologías digitales, como los dispositivos móviles inteligentes, la inteligencia artificial o el big data, están transformando radicalmente el mundo, cambiando profundamente los patrones de las relaciones personales, las organizaciones empresariales y, en general, la forma en que se crea el valor económico.…  Seguir leyendo »

Como en todas las revoluciones industriales anteriores, la industria 4.0 reabre viejos debates, debates clásicos en la economía y en la sociedad sobre la relación entre cambio tecnológico y empleo, e introduce otros nuevos de carácter ético. La Fundación Cotec ha llevado a cabo una macroencuesta demoscópica -a una muestra amplia y representativa de la población, con 2.400 entrevistas- para intentar pulsar las actitudes de la sociedad española ante el cambio tecnológico y el grado de preocupación que le generan fenómenos como la automatización, la robotización y la inteligencia artificial. Si hubiera que resumir la gran cantidad de resultados que aporta, podríamos decir que la población española considera que el cambio tecnológico tiene un efecto neto positivo sobre el empleo, pero negativo en términos de desigualdad.…  Seguir leyendo »

Frente a la robotización, invertir en las personas

Hay una fábrica textil en Bangladesh donde se reúnen el pasado, el presente y el futuro. En un taller hay trabajadores que tejen a mano; en otro, personas y máquinas trabajan juntas. Y en el tercero, sólo hay robots.

Este lugar puede parecer un anacronismo, ya que la idea convencional es que los robots reemplazarán a los seres humanos en la industria textil y muchas otras. Pero en realidad, es una respuesta inteligente a la forma en que probablemente se desarrollará la Cuarta Revolución Industrial en Asia, donde, como en otras partes, los avances tecnológicos están transformando rápidamente industrias y economías, al desdibujar las fronteras entre los mundos físico, digital y biológico.…  Seguir leyendo »

Intelligence artificielle, robotique, Big Data, nouveaux modèles économiques et sociaux restant à définir: la quatrième révolution industrielle est perçue comme source d’insécurité. Cependant, de nouvelles technologies inventées pour favoriser la confiance comme la blockchain nous facilitent l’accès à des formes de réciprocités plus anciennes, nous offrant ainsi l’opportunité d’allouer nos ressources d’une manière plus efficace ou juste, au sens économique du terme, mais également social.

Depuis des millénaires, nos civilisations et bien avant elles de simples individus ont dû trouver des mécanismes pour répondre à leurs besoins fondamentaux: protection physique, nourriture ou simplement un toit pour se protéger d’un climat rude furent une question de survie.…  Seguir leyendo »

Esta semana se cumplen quinientos años del día en que un ignoto sacerdote y profesor universitario de teología hizo algo común en aquella época: clavar un anuncio en la puerta de una iglesia. El suyo era para pedir un debate académico sobre la práctica de la Iglesia Católica de vender “indulgencias”: la promesa de que el comprador (o un pariente) pasaría menos tiempo en el purgatorio tras su muerte.

Hoy, las “95 tesis” que Martín Lutero publicó en la Iglesia del Palacio de la ciudad alemana de Wittenberg (al mismo tiempo envió una copia a su superior, el cardenal Alberto de Brandemburgo) se consideran la chispa que inició la Reforma Protestante.…  Seguir leyendo »

Uno de los principales debates económicos y laborales de la actualidad es la incidencia del progreso tecnológico, de la llamada Revolución Industrial 4.0, en el futuro del empleo. Las nuevas formas de trabajo, la economía colaborativa, las recientes empresas tecnológicas, los robots, ¿van a generar desempleo masivo? ¿Conviene preocuparse sobre el futuro del empleo? ¿Y cómo va a ser el empleo en las próximas décadas? Son preguntas muy importantes y a las cuales debemos dedicarles mucha atención porque su respuesta va a determinar en gran medida nuestro progreso económico y el bienestar social.

En materia de empleo, tenemos en la actualidad la llamada tendencia ‘neoludita’ (herederos del movimiento ludita de comienzos del siglo XIX en pleno apogeo de la primera Revolución Industrial).…  Seguir leyendo »

En 1948, le mathématicien américain Norbert Wiener prenait la plume pour annoncer l’éclosion de l’usine automatique. Les progrès scientifiques accomplis pendant la Seconde Guerre mondiale devaient aboutir à la conception d’usines sans travailleurs : d’immenses salles, vides d’êtres humains, d’une propreté absolue (les ordinateurs ne supportant pas la poussière ni les taches d’huile) dans lesquelles des machines tourneraient toutes seules. Wiener chiffrait à vingt-cinq ans le temps nécessaire à la généralisation des usines automatiques. L’année 1963 devait donc marquer la fin du travail productif. L’usine automatique représentait, aux yeux de Wiener, une menace pour l’humain aussi grave que la bombe atomique, en même temps qu’un possible retour au paradis de l’Ancien Testament : l’humain y serait en effet libéré du travail.…  Seguir leyendo »

Hoy las tecnologías disruptivas están dictando nuestro futuro, a medida que las innovaciones difuminan cada vez más los límites entre los ámbitos físico, digital y biológico. Los robots ya están en nuestras salas de operaciones y restaurantes de comida rápida; hoy podemos usar imágenes en 3D y extracción de células madre para desarrollar huesos humanos a partir de las células del propio paciente, y la impresión en 3D está creando una economía circular en que podemos usar y reutilizar las materias primas.

Este tsunami de innovación tecnológica seguirá cambiando profundamente nuestra manera de vivir y trabajar, y cómo funcionan nuestras sociedades.…  Seguir leyendo »

Esta pregunta que hace unos años sería un disparate hoy tiene visos de ser objeto de discusión científica y política. Nuestro mundo está cambiando a pasos agigantados, especialmente en el campo de la tecnología.

De las cuatro Revoluciones industriales, la primera (1784) trajo la máquina de vapor. La segunda (1840) la división del trabajo, la electricidad y la producción en serie. La tercera (1969) el auge de los dispositivos electrónicos y la implantación de líneas automatizadas de producción, y finalmente la actual, la cuarta, ha traído la inteligencia artificial, los robots. Los procesos enteramente gestionados por máquinas.

Todo es novedad, revolución.…  Seguir leyendo »

Au cours des douze derniers mois, nous avons observé d’importants contrecoups sociaux et politiques témoignant d’un rejet de la mondialisation dans les économies développées. Le déclin industriel, la dégradation de l’emploi et l’absence de perspectives ont été des facteurs du vote contestataire. Beaucoup y voient un rejet du libéralisme, du libre-échange et de l’interdépendance croissante entre Etats. Mais les faits montrent que, plus que la mondialisation, ce sont les mutations technologiques qui ont un réel impact sur l’emploi.

Le monde d’aujourd’hui est un monde dans lequel la production, la mobilité, la communication, l’énergie et d’autres systèmes évoluent vite, perturbant tout sur leur passage, des formes d’emploi et des relations sociales à la stabilité géopolitique.…  Seguir leyendo »

No acaba de estar del todo claro si fue un personaje real o se trata solo de una leyenda. En todo caso, se dice que Ned Ludd fue un tejedor nacido en un pueblo cerca Leicester, en el Reino Unido, que en 1779 rompió, en un arrebato de ira, dos máquinas de tejer. De él tomarían el nombre los antimaquinistas de principios del siglo siguiente. Los ludistas, muchos de ellos artesanos, personifican la reacción contra la Revolución Industrial. Las máquinas, razonaban, ocupan las fábricas y nos quitan el trabajo. Había que pararlo. Con violencia, si era necesario.

La hoy llamada cuarta revolución industrial despierta lo que, en el fondo, son temores idénticos.…  Seguir leyendo »

Las máquinas se han ido introduciendo en el proceso productivo de forma progresiva desde la primera revolución industrial, fundamentalmente sustituyendo la mano de obra o ampliando sus capacidades. Lo que ha representado un tremendo incremento de productividad que, junto con la globalización, ha transformado profundamente el propio sector industrial mediante la externalización de actividades productivas, especialmente las de servicios para la industria, y ha incidido en un notable incremento de la competitividad y, consecuentemente, en el off-shoring hacia países con mejores condiciones de productividad.

La productividad seguirá siendo esencial para sobresalir en este entorno tan competitivo, pero ¿de dónde han de venir las mejoras necesarias en la llamada industria 4.0?…  Seguir leyendo »