Cuarta revolución industrial

La nueva urgencia de una gobernanza tecnológica global

Hay un cambio de gobernanza global, impulsado por los confinamientos de la pandemia, la digitalización y la aceleración de la Cuarta Revolución Industrial (4RI). Puesto que los líderes tecnológicos mundiales también serán los líderes geopolíticos, se está elevando la competencia por el dominio de sectores de avanzada, como la inteligencia artificial. La carrera tecnológica de la 4RI será el principal factor que determine los acuerdos económicos y políticos globales del futuro pospandémico.

Aunque Estados Unidos sigue como la principal potencia de IA, China le pisa los talones, seguida de otros actores como Rusia. Por su parte, China ya ha invertido cerca de $300 mil millones en este ámbito (lo que incluye chips y coches eléctricos), ha adoptado una estrategia de innovación nacional (“Hecho en China 2025”) y hecho posible el ascenso de gigantes tecnológicos de vanguardia, como Baidu, Alibaba y Tencent.…  Seguir leyendo »

Las características clave de la Cuarta Revolución Industrial (4IR) – digitalización acelerada, inteligencia artificial (IA), computación en la nube, robótica, e impresión 3D – trascienden en formas obvias e importantes en la educación, el empleo y el futuro del trabajo. Esto es especialmente cierto en el caso de los países africanos. Durante la última década, la proporción de la población menor de 20 años del continente se ha expandido en más del 25%, y se prevé que para el año 2070 vaya a ser la mayor cohorte de edad del continente. A medida que África se dirija al encuentro de la 4IR, sus jóvenes serán uno de sus activos más importantes.…  Seguir leyendo »

La guerra comercial entre los Estados Unidos y China tiene en vilo al mundo. La escalada comenzó en 2018, cuando Donald Trump aplicó aranceles a las importaciones de productos chinos. El objetivo era recortar el elevado déficit comercial bilateral de 419 mil millones de dólares. Pero cuidado con crear tu propio bumerán. China respondió con más diplomacia económica. Tú atacas a mis exportaciones, yo a las bases de creación de tu empleo. Y en democracias cuentan los electores. Pero, ¿qué hay realmente detrás de esa batalla?

La lista de aranceles no es general, sino bien selectiva. El 70% de los rubros más afectados son materiales de telecomunicaciones y placas de computadoras que venden los chinos.…  Seguir leyendo »

La Cuarta Revolución Industrial está transformando el mundo del trabajo. Mientras las autoridades de Occidente se esfuerzan en dar respuesta, la tarea que enfrentan los gobiernos africanos parece incluso más titánica. Los gobernantes del continente deben estar dispuestos a adaptarse y experimentar al navegar el mar de desafíos de era digital.

La mayoría de los países desarrollados actuales, así como los que transformaron sus economías en la segunda mitad del siglo veinte, dependieron de la manufactura orientada a las exportaciones para impulsar la productividad y crear grandes cantidades de empleos. Pero los robots, la Internet de las Cosas y la impresión 3D pueden cambiar a tal nivel los procesos de manufactura que los países africanos que aspiren a seguir el mismo camino no lograrán el mismo rendimiento por su inversión, especialmente en términos de creación de empleo.…  Seguir leyendo »

En los últimos años, la imagen de las tecnologías digitales en Occidente empeoró, conforme innovaciones que en otros tiempos fueron celebradas comenzaron a revelar sus costados negativos. Pero como todas las revoluciones tecnológicas, la digital es una espada de doble filo, que ofrece beneficios sustanciales a la par de enormes desafíos (y esto no sólo en Occidente).

Por ejemplo, hay estudios que muestran que en China, el comercio electrónico y las finanzas digitales contribuyeron a la tasa de crecimiento económico y lo hicieron más inclusivo. Empresas muy pequeñas (con un promedio de tres empleados) que no podían acceder a fuentes convencionales de crédito ahora consiguen financiación.…  Seguir leyendo »

EdTech vector illustration. Flat tiny educational technology learning person concept. Symbolic visualization about study and ethical practice of facilitating improving processes, knowledge development

Los gobiernos suelen mostrarse más interesados en invertir en infraestructuras físicas (como rutas, puentes y aeropuertos) que en capital humano a través de canales como la salud, la educación y la capacitación. Esto tal vez tenga sentido desde un punto de vista político, ya que permite a los dirigentes entregar resultados concretos y visibles en el transcurso de unos pocos años. Pero el mejor modo de asegurar que las economías crezcan y prosperen a largo plazo es garantizar una ciudadanía sana y educada.

El avance incesante de la tecnología facilita cada vez más a los gobiernos alcanzar este objetivo. A la par que la Cuarta Revolución Industrial transforma algunos sectores (en particular, la producción fabril) y crea campos nuevos (como la robótica, la impresión 3D y los vehículos autónomos) también genera nuevas posibilidades en salud y educación.…  Seguir leyendo »

MILÁN – Las estadísticas pueden contener verdades brutales. Todo el tiempo se nos dice que hoy la innovación es más veloz que nunca, pero los datos que surgen de la llamada Cuarta Revolución Industrial sugieren que es cualquier cosa menos revolucionaria. El crecimiento de la productividad en las economías avanzadas hoy es el más lento de los últimos cincuenta años.

Esta “paradoja de la productividad” suele atribuirse a problemas de medición o a que los efectos de la adopción de tecnologías disruptivas operan con retardo. Pero otra explicación posible es que el debate público sobre las tendencias tecnológicas tiende a estar dominado por las empresas y los emprendedores que las originan.…  Seguir leyendo »

Figura 4. Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) 2018

Tema

España necesita imperiosamente una estrategia nacional concreta a largo plazo para poder competir mejor en la cuarta revolución industrial.

Resumen

Estamos ante una nueva era tecnológica y España tiene que ser un participante activo en su evolución. Para ello, es importante que el país decida primero dónde están sus prioridades y después sepa trabajar tácticamente los dossiers de la agenda y las redes de contacto. Aunque a veces la percepción sea la contraria, en esta cuarta revolución industrial nuestro país está bien posicionado para amortiguar las disrupciones y aprovecharse de las oportunidades que trae esta revolución. Sin embargo, para poder sacarle el mayor provecho a ese potencial hay que generar músculo económico doméstico y desarrollar una buena estrategia política a nivel europeo e internacional.…  Seguir leyendo »

La Cuarta Revolución Industrial ya está en marcha. Y de las decisiones que tomemos ahora, dependerá, en buena medida, el carácter que adquiera en lo venidero. Por eso, la decisión con la que Ada Colau ha pretendido resolver el conflicto entre taxistas y conductores de VTC es tan sumamente peligrosa. No sólo porque en el presente, expulsa de facto a miles de familias de sus empleos e interviene de manera irresponsable en la economía, sino porque sienta un precedente de cómo se quiere gestionar la transformación tecnológica: recortando la libertad.

O más o menos libertad. Esa es la cuestión sustancial que nos traerá la Cuarta Revolución Industrial.…  Seguir leyendo »

Resumen ejecutivo

La denominada Cuarta Revolución Industrial (4RI) comprende un conjunto amplio de tecnologías de naturaleza disruptiva para los procesos, productos y modelos de negocio de la industria tradicional. Su implantación ofrece retos y oportunidades a la prosperidad de los países, empresas e individuos de una magnitud igualmente disruptiva.

Para afrontarlos, gobiernos y empresas, por separado o en cooperación, han elaborado estrategias, planes, medidas y recursos para adaptar su tejido tecnológico e industrial a la nueva era en la que se ha entrado, para aprovechar sus posibilidades de crecimiento e inclusión y reducir sus desafíos de empobrecimiento y desigualdad. Son iniciativas para que los actores implicados tomen conciencia de los retos tecnológicos y culturales que se avecinan y mejoren sus niveles de digitalización, innovación y talento.…  Seguir leyendo »

Entreprise de robotique. Angleterre, 9 mai 2018. © Matt Cardy/Getty Images

Après deux décennies de progrès, la «4e révolution industrielle» est en marche avec des technologies de pointe, meilleures, moins chères, plus rapides, plus évolutives et plus faciles d’accès que jamais. Elles convergent sur les plateformes numériques et induisent des changements brusques dans de nombreux secteurs. La portée des avantages à en tirer est d’une ampleur inimaginable.

Quand les pays sont confrontés à une telle rupture, ils doivent s’assurer qu’elle n’entraîne pas une polarisation de la société assortie d’une hausse des inégalités. Mais cette rupture ne sera pas indolore pour tout le monde. Aux Nations unies, nous reconnaissons que la technologie est un outil au service des ambitieux objectifs de développement durable adoptés en 2015.…  Seguir leyendo »

La revolución tecnológica se está incorporando a nuestras vidas a un ritmo tan vertiginoso que en los próximos 10 años veremos cambios tecnológicos equivalentes a los que hemos vivido en los últimos 100 años.

Nuestro trabajo, hospitales, escuelas, fábricas, acceso al conocimiento, ocio, compras…, e incluso nuestro modo de relacionarnos entre nosotros y con el mundo, están cambiando. Términos como nube, Big data, inteligencia artificial, algoritmo, blockchain, Siri, impresora 3-D, o gene-planet ya forman parte de nuestro vocabulario y se han convertido en los cimientos de lo que se considera ya la Cuarta Revolución Industrial.

España no fue capaz de estar a la vanguardia de las dos grandes revoluciones industriales de los últimos siglos.…  Seguir leyendo »

La Cuarta Revolución Industrial viene a coincidir con un momento demográfico de envejecimiento de la población que lleva a una imperiosa necesidad de hacer frente a los cuidados a los mayores. Empecemos por reconocer que los trabajos relacionados con el cuidado de las personas en sus domicilios e incluso la componente que en estos cuidados pueda tener el servicio doméstico no tienen un gran reconocimiento en la escala social y en buena medida muchas veces entran en el campo de una economía sumergida.

La demanda de empleo en el sector de los cuidados personales surge sin ser consecuencia directa de la digitalización y de la globalización que enmarcan la discusión sobre el empleo futuro.…  Seguir leyendo »

Big deal y fake humans

Mientras la vieja política y los cronistas oficiales que la acompañan viven atrapados en debates arqueológicos, el tsunami digital avanza hacia la disrupción inminente. En breve, todo cambiará y la inercia tecnológica nos situará ante retos que desbordarán la capacidad de análisis y decisión con la que hemos venido interpretando y gobernando el mundo desde la antigüedad. El planeta altera su eje de rotación analógica mediante la técnica y nuestra realidad, e incluso nuestra identidad, se hibridan digitalmente bajo la presión de la inteligencia artificial, los algoritmos y los datos. Lo inquietante de esta cibermutación global es que se produce sin control político ni pensamiento crítico, sin transparencia democrática ni debate y opinión pública informada.…  Seguir leyendo »

«¿Nos está haciendo Google estúpidos?”. Con esta sorprendente pregunta empieza uno de sus trabajos el escritor Nicholas Carr, preocupado por el efecto que la transformación digital está teniendo en nuestro cerebro. Sin duda la digitalización está produciendo grandes beneficios desde los años noventa del siglo XX, pero también plantea problemas que urge abordar, uno de los cuales es si nos estamos haciendo estúpidos, o al menos superficiales, a fuerza de vivir de Google.

Carr constata en carne propia que cada vez le cuesta más leer un libro o un artículo largo, cuando antes los devoraba, que le resulta difícil concentrarse y acaba navegando a través de distintos trabajos, sin entrar a fondo en ninguno de ellos.…  Seguir leyendo »

Estos últimos años, el crecimiento de la productividad en las economías desarrolladas estuvo estancado, y las principales explicaciones tienen que ver con la tecnología. Se supone que el avance tecnológico debería aumentar la productividad y el crecimiento potencial de las economías. ¿Qué está pasando?

Martin Feldstein (de la Universidad de Harvard) sostiene convincentemente que en realidad el crecimiento de la productividad es mayor a lo que parece, porque las estadísticas oficiales “subestiman groseramente el valor de las mejoras en la calidad de los bienes y servicios que ya había” y “ni siquiera tratan de medir la plena contribución” de los bienes y servicios nuevos.…  Seguir leyendo »

Tema

De los retos actuales en el ámbito de la Defensa, muy probablemente el más importante es cómo adaptarla a los cambios que conlleva la cuarta revolución industrial. El Departamento de Defensa de EEUU ha comenzado a explorar las aplicaciones de la inteligencia artificial mediante el Proyecto Maven y el algorithmic warfare, que podrían servir de referencia para la innovación de la Defensa en España.

Resumen

Estamos asistiendo a un cambio de época profundo y sistémico en lo que se viene conociendo como la 4ª Revolución Industrial. Este cambio presenta ventajas y problemas de naturaleza disruptiva para la Defensa en los ámbitos tecnológicos, doctrinales, operativos, de personal y éticos, entre otros.…  Seguir leyendo »

Después de tres revoluciones industriales e inmersos de lleno en la cuarta, puede sorprender que los avances industriales y tecnológicos sigan siendo vistos con recelo, a pesar de que la evidencia histórica deja pocas dudas: los niveles de vida y empleo son hoy mayores que nunca, apoyados en gran parte por estos avances.

Hoy en día la emergencia de las tecnologías digitales, como los dispositivos móviles inteligentes, la inteligencia artificial o el big data, están transformando radicalmente el mundo, cambiando profundamente los patrones de las relaciones personales, las organizaciones empresariales y, en general, la forma en que se crea el valor económico.…  Seguir leyendo »

Como en todas las revoluciones industriales anteriores, la industria 4.0 reabre viejos debates, debates clásicos en la economía y en la sociedad sobre la relación entre cambio tecnológico y empleo, e introduce otros nuevos de carácter ético. La Fundación Cotec ha llevado a cabo una macroencuesta demoscópica -a una muestra amplia y representativa de la población, con 2.400 entrevistas- para intentar pulsar las actitudes de la sociedad española ante el cambio tecnológico y el grado de preocupación que le generan fenómenos como la automatización, la robotización y la inteligencia artificial. Si hubiera que resumir la gran cantidad de resultados que aporta, podríamos decir que la población española considera que el cambio tecnológico tiene un efecto neto positivo sobre el empleo, pero negativo en términos de desigualdad.…  Seguir leyendo »

Frente a la robotización, invertir en las personas

Hay una fábrica textil en Bangladesh donde se reúnen el pasado, el presente y el futuro. En un taller hay trabajadores que tejen a mano; en otro, personas y máquinas trabajan juntas. Y en el tercero, sólo hay robots.

Este lugar puede parecer un anacronismo, ya que la idea convencional es que los robots reemplazarán a los seres humanos en la industria textil y muchas otras. Pero en realidad, es una respuesta inteligente a la forma en que probablemente se desarrollará la Cuarta Revolución Industrial en Asia, donde, como en otras partes, los avances tecnológicos están transformando rápidamente industrias y economías, al desdibujar las fronteras entre los mundos físico, digital y biológico.…  Seguir leyendo »