Democracia no liberal

En 1867, durante la inauguración de la Exposición Universal que se celebró en París, el diputado republicano Charles Floquet saltó sobre el carruaje que llevaba al emperador Napoleón III y al zar de Rusia, Alejandro III, y gritó al zar a la cara: «¡Viva Polonia, Señor!». La principal ofensa se debe a ese «Señor», que negaba al soberano ruso cualquier tratamiento de respeto. Este espectacular gesto de Floquet era una protesta contra la represión de una revuelta republicana en Varsovia por parte del Ejército ruso. Los patriotas polacos que exigían su independencia (entre ellos mi abuelo, al que unos cosacos habían roto las dos piernas) esperaban, en vano, la intervención de Francia, de la que los liberales como Floquet eran partidarios.…  Seguir leyendo »

Ahora mismo, en Polonia no solo hay que proteger a los ancianos de la infección por coronavirus; también hay que defender la democracia. Quizás esta no sobreviva a la epidemia.

Por fortuna, los médicos polacos aún no han tenido que tomar decisiones tan dramáticas como sus colegas del sur de Europa: a qué paciente infectado por la covid-19 conectar a un respirador y a quién dejar morir. El virus está causando estragos en nuestro país; en muchas ciudades polacas han saltado las alarmas porque los médicos y las enfermeras trabajan hasta la extenuación, faltan equipos de protección y los que repartió el Gobierno no siempre tienen los certificados necesarios.…  Seguir leyendo »

De entre todos los éxitos que está teniendo la nueva derecha en Europa y América, el caso de Hungría seguramente merezca especial atención. En primer lugar, por tratarse de una de sus sedes más exitosas y desde hace más tiempo: Viktor Orbán lleva gobernando (si prescindimos de su anterior período en el poder, de 1998 a 2002, en que se confesaba democristiano) desde 2010, con tasas de un 48,9 % de los votos en su última y reciente reelección. En segundo lugar, porque es húngara una de las etiquetas con que este tipo de políticos se ha decidido a nombrar su propia ideología.…  Seguir leyendo »

La lista de enemigos de Ley y Justicia (PiS, en sus siglas polacas), el partido nacional-conservador que ganó las elecciones en Polonia en otoño de 2015, es larga y notoria. En ella se encuentran los nombres de políticos de la oposición y periodistas rebeldes, así como de activistas, personalidades del mundo académico, cultural y empresarial. Los medios de comunicación de derechas, afines al Gobierno, informan puntualmente sobre quiénes figuran en la misma. Sus programas no solo mencionan al ex primer ministro Donald Tusk —odiado por el PiS y actualmente presidente del Consejo Europeo— y a sus colaboradores, ni al igualmente denostado Lech Walesa (líder de Solidaridad y posteriormente presidente, al cual el actual Gobierno acusa de traición y de colaborar con la policía secreta comunista), sino también a científicos, actores, opositores y miembros de las ONG.…  Seguir leyendo »

El próximo 3 de julio, entrará en vigor la nueva legislación sobre el Tribunal Supremo de Polonia, aprobada por el Parlamento con virulencia y de forma exprés, a instancias del Gobierno de Ley y Justicia (PiS, en sus siglas polacas). De esta forma, el partido que gobierna controlará completamente el poder judicial. Polonia ya no podrá considerarse un Estado de derecho. La Unión no debería cruzarse de brazos contemplando algo semejante.

En la visión autocrática del Estado que tiene Jaroslaw Kaczynski no hay lugar para un poder judicial independiente. Por este motivo, el ajuste de cuentas con la justicia se inició inmediatamente después de que el PiS asumiera el poder en otoño de 2015.…  Seguir leyendo »

El autoritarismo dentro de Europa

Boris Johnson debería cambiarse el nombre y mudarse a Hungría. Le gusta decir que su objetivo político es repicar y andar en la procesión. Si esa es la estrategia para resolver el Brexit, el Gobierno británico acabará por salir perdiendo haga lo que haga. Por el contrario, el Gobierno húngaro de Viktor Orbán está llevando a la práctica brillantemente la doctrina de Johnson. Recibe de la Unión Europea más dinero per cápitaque ningún otro Estado miembro y, al mismo tiempo, cultiva el sentimiento nacionalista con sus críticas a Bruselas. Boris estaría mucho más contento en el Danubio.

Polonia también está arreglándoselas bastante bien.…  Seguir leyendo »

Si la economía va bien, ¿por qué el populismo autoritario continúa ganando apoyo social y amenazando las democracias liberales? La razón, a mi juicio, es que el crecimiento ya no trae progreso social para todos sino, especialmente, para una nueva aristocracia del dinero que tiene todos los vicios de la vieja aristocracia pero no alguna de sus virtudes como la de "nobleza obliga". Es decir, el compromiso con los más débiles.

Son numerosas las voces que alertan de la amenaza que significa el populismo autoritario, identitario y nacionalista para la democracia. La última, la del presidente francés Emmanuel Macron. En su intervención ante el Parlamente europeo habló de Europa como un continente dividido entre "democracias iliberales" que amenazan con desguazar el proyecto común y las "liberales" que han de escuchar "la cólera del pueblo".…  Seguir leyendo »

Casi 30 años después de la caída de la Unión Soviética, tenemos una democracia frágil y que vive la crisis más seria desde la década de 1930. Es el objetivo preferido del yihadismo y de los intentos de expansión de las democraturas —China, Rusia, Irán, Turquía, entre otras— y ve cómo se desmoronan los principios e instituciones que sostenían su seguridad: la protección de Estados Unidos, la disuasión nuclear, las alianzas estratégicas, los tratados de libre comercio y el multilateralismo.

Pero el mayor peligro está dentro. Es la presencia del populismo y la democracia iliberal, según el modelo desarrollado por Viktor Orbán.…  Seguir leyendo »

Puedo evocar con certeza un momento decisivo de mi formación como jurista y, antes, como ciudadano activo ante las tribulaciones de la transición en España. Fue el de mi primer acceso a los elementos de juicio para desmontar esa tesis que, aunque falsa, venía escuchando hasta la náusea desde antes de alcanzar las aulas de la Universidad: la de que “¡fueron las urnas las que en una democracia dieron el poder a Adolf Hitler!”.

Nunca fue eso verdad. Históricamente, Hitler (y su cohorte nazi en el NSDAP que concurría electoralmente en Alemania desde fines de los años 20 del pasado siglo, hasta ascender aupado por el “centrista” Von Papen) manipuló un decepcionante e insuficiente resultado (marzo de 1933, tras perder votos y escaños en dos elecciones previas en 1932) para ejecutar sin escrúpulo el plan que tenía trazado: dinamitar desde dentro cualquier rastro de democracia representativa y de parlamentarismo, hasta liquidar por completo la República de Weimar; derogó las libertades, ilegalizó partidos y sindicatos obreros; puso fin a los Länder y a los arreglos federales y decretó una dictadura de “plenos poderes” que plebiscitó controlando todos los resortes y medios, tras arrasar cualquier forma de crítica o disidencia ya incluso antes de la muerte del anciano presidente Hindenburg en 1934.…  Seguir leyendo »

Un spectre hante l’Europe: le spectre de l’illibéralisme. Dévoyant la démocratie libérale par l’invocation constante et très opportuniste du «peuple», il met en danger le patrimoine du libéralisme constitutionnel. Au fil des siècles, ce dernier s’est formé en étendant progressivement la protection des droits et libertés fondamentales par la limitation et le contrôle sous diverses formes du pouvoir de l’Etat. Conçu à l’origine comme un frein face à la tentation absolutiste, il est aujourd’hui menacé par la démocratie dénaturée.

Socle libéral de la démocratie en péril

Partout en Europe, des mouvements partisans d’un conservatisme nationaliste ou d’une forme de populisme anti-européen, voire xénophobe ou même raciste, ont consolidé leur popularité et même connu de notables succès électoraux ces dernières années.…  Seguir leyendo »

Los populistas como el presidente estadounidense Donald Trump y el líder polaco de facto Jaroslaw Kaczynski, y los autoritarios como el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin no solo comparten la etiqueta de la llamada “democracia antiliberal” del primer ministro húngaro Viktor Orbán. Cada uno de ellos también propugna una forma de “capitalismo antiliberal”.

Pero ¿qué implica el capitalismo antiliberal y cuán compatible es con la democracia antiliberal? En primer lugar, como nacionalistas, Trump, Kaczynski, Erdogan, Putin y Orbán consideran la economía de mercado no como un medio para impulsar el dinamismo, la eficiencia, la prosperidad y la libertad individual, sino principalmente como una herramienta para fortalecer el poder estatal.…  Seguir leyendo »

El ascenso de la "democracia iliberal" en Europa es una de las tendencias más perniciosas de nuestros tiempos. Esos regímenes normalmente se centran en un líder que concentra el poder ignorando -y, en algunos casos, eliminando- los sistemas de controles institucionales. Vladimir Putin de Rusia, Recep Tayyip Erdoğan de Turquía y Viktor Orbán de Hungría representan tres de las manifestaciones más visibles de este fenómeno. Pero lo que realmente es digno de atención -y peligroso- es cómo estos regímenes han sido capaces de retener el respaldo popular.

El control de los medios tradicionales, como la televisión, la radio y los periódicos, es obviamente una razón por la que estos regímenes mantienen sus mayorías electorales.…  Seguir leyendo »

Hoy, un cuarto de siglo después del final de la Guerra Fría, Occidente y Rusia están otra vez enfrentados. Pero esta vez (al menos para uno de los lados), está claro que la disputa tiene que ver más con el poder geopolítico que con la ideología. Occidente ha dado apoyo, en diversas formas, a movimientos democráticos en la región post‑soviética, sin disimular su entusiasmo por las varias “revoluciones de colores” que sustituyeron a viejos dictadores por líderes más receptivos (aunque no todos resultaron los demócratas convencidos que decían ser).

Demasiados países en el ex bloque soviético siguen bajo control de líderes autoritarios, entre ellos algunos que, como el presidente ruso Vladimir Putin, aprendieron a mantener una fachada electoral más convincente que sus predecesores comunistas.…  Seguir leyendo »

Suele considerarse un lugar común acudir a la distinción que Benjamin Constant hiciera hace casi dos siglos entre libertad de los antiguos y libertad de los modernos para justificar la necesaria pervivencia de la democracia representativa frente a la democracia directa o la participativa en estos convulsos tiempos en los que la primera parece haber entrado en crisis. La libertad de los modernos se fundamenta en liberar a los ciudadanos de la permanente toma de decisiones políticas, encomendando dicha función a sus representantes, de manera que aquellos puedan dedicarse a su pleno desarrollo personal, familiar y profesional. Tal delegación no exime, obviamente, de control alguno, el cual se ejerce a través de la revisión periódica del mandato (elecciones generales), de la opinión pública y los medios de comunicación y, en aquellas decisiones extraordinarias no previstas en el propio mandato conferido, a través de la consulta mediante referéndum.…  Seguir leyendo »

En el segundo debate presidencial estadounidense, Donald Trump prometió que, de ser elegido, nombraría a un fiscal especial para investigar a Hillary Clinton. “Estarías en la cárcel” le dijo Trump.

La amenaza de Trump de politizar el sistema de justicia ha sido recibida con la reacción violenta que se merece; pero, lamentablemente, su cinismo no es aplicable sólo a los Estados Unidos. El actual gobierno polaco, liderado por el partido Ley y Justicia (PiS), que llegó al poder hace poco menos de un año, ha mostrado una línea autoritaria similar, burlando normas jurídicas con el objetivo de promover sus propios fines.…  Seguir leyendo »

Women face an uphill battle to fight for their rights under illiberal regimes. Kacper Pempel/Reuters

In the women’s movement in Central Europe, there are few moments to celebrate. Polish women successfully preventing a total ban on abortion from coming into law recently was one of them.

While we may praise the success of Polish women’s “black protest” – where women across the country went on strike and dressed in black to mourn the loss of their reproductive rights – one troubling question remains unanswered.

Why did an EU member state even consider forcing women to carry deformed fetuses and imprisoning doctors for terminating pregnancies?

The popular view voiced by the Polish opposition – that the governing Law and Justice Party (PiS) wants to bring back the Middle Ages – is insufficient.…  Seguir leyendo »

Manifestation en faveur du droit à l'avortement, à Varsovie, en Pologne, lundi. Photo Janek Skarzynski. AFP

Dans tout le pays, des femmes ont fait la grève et se sont vêtues de noir, en signe de deuil pour leurs droits menacés. Il y a lieu de se réjouir que ce « lundi noir » ait porté ses fruits. Cependant, une question troublante reste en suspens. Comment est-il possible qu’un pays membre de l’UE puisse songer à forcer des femmes à porter des enfants malformés ou à emprisonner les médecins qui pratiquent l’avortement ?

En guise de réponse, l’opposition polonaise clame que le parti au pouvoir, PiS, veut revenir au Moyen Age. Une théorie populaire mais peu satisfaisante, qui repose sur le mythe d’une histoire de la libération des femmes faite de contrecoups politiques, où les progrès constants vers l’égalité des sexes seraient interrompus par des embûches qu’il faudrait surmonter par l’action commune.…  Seguir leyendo »

Durante su primera década al mando de la Unión Soviética, Stalin respaldó la idea de “socialismo en un solo país”, es decir que hasta que las condiciones estuvieran dadas, el socialismo debía limitarse a la URSS. Cuando el primer ministro húngaro Viktor Orbán declaró, en julio de 2014, su intención de crear una “democracia iliberal”, casi todos creyeron que hablaba de “iliberalismo en un solo país”. Ahora, Orbán y Jarosław Kaczyński (líder en Polonia del partido gobernante Ley y Justicia, y titiritero del gobierno sin ocupar cargo alguno), han proclamado una contrarrevolución cuyo objetivo es convertir la Unión Europea en un proyecto iliberal.…  Seguir leyendo »