Derechos especiales de giro

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han vuelto a la acción de maneras que habrían resultado inconcebibles inclusive hace un año. En el gobierno del ex presidente Donald Trump, Estados Unidos –el socio principal, con derecho a veto, en ambas instituciones- hizo poco (más allá de causar alteraciones ocasionales) para diseñar sus políticas. Ahora, Estados Unidos está tomando la delantera para coordinar su rol y ayudar a los países pobres a responder a la crisis del COVID-19.

A la cabeza de esta estrategia está la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen. En una carta a sus colegas del G20 el mes pasado, Yellen escribió que ningún país por sí solo puede “cantar victoria” por la “crisis sanitaria y económica dual” causada por la pandemia.…  Seguir leyendo »

El G20 acordó una nueva asignación de derechos especiales de giro, el activo de reserva que emite el Fondo Monetario Internacional. Esta es una gran noticia: durante mucho tiempo he considerado a los DEG como uno de los instrumentos más prometedores, pero también más subutilizados, de la cooperación económica internacional. Pero si el mundo quiere aprovechar al máximo esta herramienta, que ha cumplido ya medio siglo, se necesita una reforma.

Muchos economistas, incluidos algunos colegas y yo, hemos recomendando una nueva e importante asignación de DEG desde hace un año. El fracaso del G20 en hacerlo es uno de los ejemplos de la insuficiente cooperación financiera internacional durante la pandemia de COVID-19, especialmente si se compara con la que se adoptó frente a la crisis financiera mundial de 2009.…  Seguir leyendo »

El ascenso de movimientos políticos antiglobalización y la amenaza del proteccionismo comercial han llevado a algunos a preguntarse si la economía mundial no necesita una base multilateral más sólida que permita reducir el riesgo de fragmentación. No hay que olvidar que el esquema actual (hoy bajo intensa presión) surgió del fuerte deseo de nuestros antecesores, tras la Segunda Guerra Mundial, de minimizar el riesgo de políticas nacionales de “empobrecer al vecino” como las que en los años treinta obstaculizaron el crecimiento, la prosperidad y la estabilidad mundial.

Hace casi cincuenta años, consideraciones similares impulsaron la creación de los derechos especiales de giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional, precursores de una moneda mundial.…  Seguir leyendo »