Desigualdad

Después de la Gran Recesión de 2007-2009, los economistas en general empezaron a considerar que el sistema financiero es un factor clave del ciclo económico. Pero la dinámica exacta todavía no se comprende bien.

Por ejemplo, Amir Sufi (de la Universidad de Chicago) y Atif Mian (de Princeton) sostienen que la expansión crediticia provocará una grave recesión tan pronto como las familias, por la razón que sea, pierdan acceso a la financiación que necesitan para prorrogar sus deudas. Pero este argumento pasa por alto un factor clave, ejemplificado en la crisis de la eurozona.

La creación del euro fue acompañada por una liberalización financiera a gran escala, que incluyó la eliminación de controles de capitales y la adaptación del marco jurídico para permitir a cualquier banco europeo la apertura de filiales en el extranjero.…  Seguir leyendo »

Europa tiene un plazo de solo 30 años para dejar de impulsar los coches con gasolina, usar carbón para producir electricidad y calentar los hogares con petróleo si pretende contribuir, tal como se ha comprometido, a la lucha contra el cambio climático.

Un cambio tan profundo necesitará intervenciones políticas de gran alcance: las normas prohibirán ciertas tecnologías, los impuestos sobre el carbono harán que sea muy caro utilizar energías sucias y los programas públicos fomentarán el uso de tecnologías más limpias. Las políticas relacionadas con el clima tendrán que ser mucho más agresivas que las actuales. Por ejemplo, si el precio del carbono está por debajo de 10 euros, en 2050 quizá sean precisos precios superiores a los 100 euros para reducir las emisiones.…  Seguir leyendo »

Una de las grandes armas de las guerras culturales contemporáneas es el privilegio. El cruce de acusaciones de privilegio entre derecha e izquierda es constante. Es un buen tapón argumentativo y una herramienta efectiva para silenciar al adversario político: tu condición te impide hablar de esto.

La derecha acusa a una supuesta izquierda liberal y cosmopolita de vivir en una burbuja de privilegio. A veces tiene razón, pero a menudo las acusaciones provienen de una derecha elitista y antigualitaria que, tras las victorias de Trump y el Brexit, se ha autoproclamado voz del pueblo. Es una derecha que solo se acuerda de la desigualdad, el racismo o el machismo cuando puede usarlo contra la izquierda.…  Seguir leyendo »

Steven Pinker’s new best-selling book “Enlightenment Now” has excited the reading public. Bill Gates has called it “my new favorite book of all time.” As he has in previous work, Pinker, like the most optimistic Enlightenment thinkers, argues that modern life has gotten much better despite ever-present complaints. Technology has reduced the need for physical labor. Mortality rates are down. IQ scores are on the rise. Wars are less frequent and less deadly.

In this new book Pinker adds one more thing to his list of wrongheaded complaints about contemporary society: economic inequality. But there is an important problem with Pinker’s dismissing concerns about inequality.…  Seguir leyendo »

Por qué importa la desigualdad para luchar contra la pobreza

La misión que tenemos por delante quienes trabajamos en Oxfam es construir un futuro sin pobreza. Es una tarea retadora y apasionante, a la que dedicamos toda nuestra energía. Lo hacemos al lado de millones de personas que sufren crisis humanitarias donde peligra su vida, que luchan por su tierra y por su agua, que reclaman sus derechos sociales y buscan oportunidades de tener un empleo con un ingreso digno.

En todas estas situaciones, la desigualdad es un factor esencial para lograr cambios sostenibles. Si quisiéramos limitarnos a la tarea asistencial, no tendríamos que preocuparnos más que por la eficiencia de nuestra acción reparadora de daños.…  Seguir leyendo »

One of the biggest tech stories of 2017 was the explosion of public awareness about cryptocurrencies, fueled by rocketing prices for two of the leading cryptocurrencies, Bitcoin and Ethereum. Many pixels continue to be spent speculating about whether these prices are a bubble, whether their rise heralds the disruption of traditional state-backed currencies or whether the real driver of demand is the need to provide liquidity for black markets.

But the frenzy around Bitcoin obscures the fact that blockchain, the technology underpinning cryptocurrencies, is a much more general-purpose technology, one that holds the potential to revolutionize far more than just currency markets.…  Seguir leyendo »

Pese a la robusta reactivación de la actividad económica, España batió en 2016, último dato disponible, su marca histórica en cuanto a población en riesgo de pobreza, con más de diez millones de personas por debajo de la línea de pobreza. Una pobreza que no remite en el país de la Unión Europea en el que más creció la desigualdad durante la crisis económica que acabamos de pasar. Si examinamos en profundidad los datos de la recuperación, podemos observar que el 10% más rico de la población ha sido el más beneficiado de la misma: entre 2013 y 2015, de cada cien euros de crecimiento económico, tres han ido a parar a los más ricos, perpetuando de esta manera la brecha de desigualdad que se acentuó durante la crisis.…  Seguir leyendo »

La creencia de que la desigualdad afecta el crecimiento económico se está consolidando entre los responsables de las políticas económicas. Algunos sostienen enérgicamente que los altos niveles de desigualdad pueden tornar imposible un crecimiento sostenido, y hasta pueden contribuir a recesiones. Esta visión está en marcado contraste con la opinión tradicional de que existe una compensación entre igualdad y crecimiento, y que una mayor desigualdad es el precio que se debe pagar para una mayor producción.

Lo que se pierde en la discusión, sin embargo, es si algo de esto es verdaderamente pertinente a la creación de políticas económicas. En mi opinión, no lo es.…  Seguir leyendo »

Empujado por la desigualdad, el mundo avanza un paso más cada día hacia el abismo. Las cifras son escalofriantes: desde la crisis del 2008, el 1% más rico ha aumentado su patrimonio del 42,5% del total de la riqueza mundial, al 50,1% actual. No importa qué país se mire, en casi todos aumenta la desigualdad y con ella, el populismo, el radicalismo, el nacionalismo y la violencia. Según el historiador norteamericano Walter Scheidel, la desigualdad sigue el mismo patrón desde hace miles de años: “Nunca desaparece pacíficamente”; solo se reduce con un baño de sangre o un desastre brutal y vuelve a crecer en cuando hay paz y estabilidad.…  Seguir leyendo »

Nunca una legislación etiquetada tanto como una reducción de impuestos y una reforma fiscal ha recibido tanta desaprobación y burla como recibió el proyecto de ley aprobado por el Congreso estadounidense y promulgado como ley por el presidente Donald Trump justo antes de Navidad. Los republicanos que votaron a favor (ningún demócrata lo hizo) del proyecto de ley afirman que su regalo será apreciado más adelante, a medida que los estadounidenses vean aumentar su salario neto. Se puede decir casi con seguridad que se equivocan. Por el contrario, el proyecto de ley envuelve en un solo paquete todo lo que está mal con el Partido Republicano, y hasta cierto punto, la degradada situación de la democracia estadounidense.…  Seguir leyendo »

A lo largo de su larga historia ya la llamaron Intercontinental, Mundial de Clubes, Mundialito. Alguien, alguna vez, empezará a llamarla el Campeonato de la Desigualdad, la Copa del Saqueo.

El Mundial de Clubes muestra –si fuera necesario, con una crudeza redundante– la evolución del fútbol mundial en las últimas décadas: cómo los equipos europeos han concentrado la riqueza futbolística, acaparando a los mejores jugadores y vaciando, así, a los sudamericanos.

No siempre fue así y esta copa es ejemplo. En sus primeros diez años, a partir de 1960, la ganaron seis veces equipos americanos —un brasileño, un uruguayo, dos argentinos– y cuatro veces equipos europeos –dos italianos y el Real Madrid dos veces—.…  Seguir leyendo »

Hay algo en España que no funciona, que debemos arreglar. Se ha roto el vínculo entre crecimiento económico y progreso social. Nuestro país crece en este momento por encima de la media europea, y sin embargo el 70% de los hogares, según el Informe FOESSA, no percibe efectos positivos de la recuperación de la actividad económica. Es más, a 13 millones de personas (el 28% de la población española) este crecimiento no les dice nada: siguen en riesgo de pobreza o exclusión social.

En esta brecha entre lo que el gobierno subraya (el PIB crece y se crea empleo) y lo que la mayoría experimenta (mi situación no mejora), hay dos cuestiones clave: la calidad del empleo y la evolución de los salarios.…  Seguir leyendo »

En pocos días, el Congreso de los Diputados constituirá formalmente la ponencia encargada de redactar la ley que ha de establecer un Ingreso Mínimo para parados sin recursos en nuestro país. Como era de esperar, casi inmediatamente se han alzado las voces que llaman a la “responsabilidad” del legislador, porque “algo así no nos lo podemos permitir”.

Los argumentos también han sido previsibles: que si “cuesta demasiado”, que si es un estímulo a la “vagancia”, que si supone un “efecto llamada” a la inmigración económica… Para la mayoría de la sociedad española, sin embargo, lo que “no nos podemos permitir” es la realidad de más de un millón de personas viviendo en hogares en los que no entra ningún ingreso.…  Seguir leyendo »

Así como algunas personas viven más que otras, la expectativa media de vida también varía entre países. El último de la lista es Suazilandia, único país del mundo donde la esperanza de vida al nacer todavía no llega a 50 años. Y el primero es Hong Kong, donde alcanza los 84.

En 1960, los países del mundo se podían dividir en dos grupos según la mortalidad. Los del primero tenían una expectativa media de vida reducida: de 28 años en Mali a poco menos de 50 en El Salvador. Para los del segundo grupo (mucho más despoblado) era superior: hasta 73 años en Noruega, Islandia, Países Bajos y Suecia.…  Seguir leyendo »

Hace más de 30 años que en las economías avanzadas, en particular Estados Unidos, la desigualdad de ingresos y riqueza está en aumento, el crecimiento del salario real (ajustado por inflación) está frenado, y los pensionados obtienen menos intereses por sus ahorros. Todo esto ocurrió a la par de un marcado aumento de las ganancias y de las valuaciones bursátiles de las corporaciones. Una investigación que realicé muestra que la causa principal ha sido el auge de la moderna tecnología de la información (TI).

La TI repercutió de muchas maneras en la economía; la computadora, Internet y la tecnología móvil transformaron los medios de comunicación, el comercio, la industria farmacéutica y un sinnúmero de otros servicios al consumidor.…  Seguir leyendo »

La literatura económica se ocupa del análisis de la distribución de la renta desde, al menos, tres ópticas diferentes: la personal, la espacial y la factorial. Atendiendo a la dimensión personal, se puede estudiar cómo evoluciona la renta de hogares e individuos en función del nivel de formación, la edad, el sexo y la relación con la actividad (ocupados, parados, inactivos), entre otros aspectos económica y sociológicamente relevantes. En España, la encuesta de condiciones de vida (ECV-INE) proporciona información útil en este sentido, no sólo caracterizando los flujos de rentas que atienden a estos aspectos sino también estimando indicadores como el riesgo de pobreza y la carencia material.…  Seguir leyendo »

Es verdad cuando dice el PP que se han sentado las bases de un nuevo modelo de crecimiento; pero dicho modelo tiene como motor de crecimiento la desigualdad y el deterioro de la cohesión social. La desigualdad es la que explica, en gran parte, el aumento de los beneficios de las empresas y el motor que ha impulsado el aumento de las exportaciones. Pero la desigualdad es y será una de las vulnerabilidades más importantes del actual modelo económico, porque no se tiene la intención política de corregirla.

Para ocultar y encubrir la realidad, para que los ciudadanos no les descubran, narran y relatan el viejo dogma de que el crecimiento económico y del empleo terminará por mejorar los ingresos de las familias y las oportunidades de los jóvenes.…  Seguir leyendo »

La desigualdad se mide generalmente comparando los ingresos entre hogares dentro de un país. Pero, también existe un tipo diferente de desigualdad: la relativa a la asequibilidad a la vivienda a lo largo de distintas ciudades. El impacto de esta forma de desigualdad no es menos preocupante.

En muchos de los centros urbanos del mundo, las viviendas se están tornando prohibitivamente caras para las personas con ingresos moderados. A medida que los precios inmobiliarios en una ciudad aumentan, algunos habitantes pueden sentirse obligados a marcharse. Por supuesto, en el caso de que esos habitantes ya posean una casa allí que pueda vender, puede que consideren el aumento de precios como una ganancia inesperada que pueden reclamar al marcharse de dicha ciudad.…  Seguir leyendo »

La desigualdad global hoy ha llegado a niveles observados por última vez a fines del siglo XIX y sigue aumentando. Con ello ha surgido una creciente sensación de privación de derechos que ha alimentado la alienación y la rabia, e incluso ha engendrado nacionalismos y xenofobia. A medida que la gente lucha por conservar su menguante parte del pastel, su ansiedad ha creado espacio político para movimientos populistas oportunistas, sacudiendo el orden mundial en el intertanto.

La brecha entre ricos y pobres hoy en día es alucinante. Oxfam ha observado que las ocho personas más ricas del mundo poseen tanta riqueza como los 3.600 millones más pobres.…  Seguir leyendo »

Hoy día todo el mundo deplora la desigualdad: desde el Papa hasta el Fondo Monetario Internacional. La socialdemocracia puede estar en crisis, pero la pasión igualitarista se ha extendido hasta ámbitos inesperados. Ello debería ser motivo de esperanza puesto que mucha gente vive en unas condiciones materiales de vida profundamente deterioradas. Pero, por ello, debemos evitar aquellos intentos en los que se es compasivo simplemente porque resulta popular, con abusos retóricos de palabras.

Resulta muchas veces difícil saber qué es lo que muchos deploran y cómo lo querrían remediar. Para empezar, unas veces se habla de “desigualdad”; otras, de “pobreza”. Por “pobreza” cabe entender la carencia de bienes y recursos necesarios para llevar una vida digna.…  Seguir leyendo »