Desinformación

The Chinese Communist Party manipulates its statistics. This is neither an opinion nor a revelation: it’s a simple fact, critical to understanding China today. Chairman Xi Jinping demands that Chinese journalists prioritize loyalty to the Party over truth or accuracy. Li Keqiang, who now runs China’s economy as the premier, once smilingly told the U.S. ambassador that most Chinese statistics are “for reference only,” and that statistics on gross domestic product especially are “man-made.”

Up until a few months ago, this felt like a domestic Chinese issue. Sure, American investment firms have always struggled with finding accurate data. American journalists have sometimes repeated misleading Chinese statistics.…  Seguir leyendo »

Paramedics wheel a patient wearing a breathing apparatus into the emergency room at Wyckoff Heights Medical Center, Monday, April 6, 2020, in New York. The city continues to see rising numbers of new coronavirus cases. (John Minchillo)

Fake news makes up a relatively small portion of Americans’ news consumption, research has shown. Throughout 2016, the vast majority of U.S. Facebook users did not share any fake news articles. In the month leading up to the election, fake news sources only made up roughly 1 percent of the average Twitter user’s political news on the platform.

In 2020, however, even small amounts of fake news about coronavirus can have dire consequences. The current public health crisis requires the coordinated actions of individuals — maintaining social distance, buying reasonable quantities of food and supplies, and following the latest medical advice rather than bogus cures.…  Seguir leyendo »

Las noticias falsas son igual de contagiosas que el coronavirus COVID-19. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya bautizó a esta epidemia de rumores como una “infodemia” que propaga pánico y confusión, y genera división. Estos rumores se camuflan entre las noticias reales y basadas en evidencia científica, y hay quienes no las distinguen o las prefieren sobre el periodismo serio. En México las propagan desde anónimos en redes sociales hasta el mismo presidente de la República.

El 67% de los usuarios mexicanos de internet se informa principalmente en Facebook, 42% en YouTube y 41% por WhatsApp. Es principalmente en esas plataformas donde la infodemia hace de las suyas, entre cadenas con información falsa o engañosa, y contenidos falsos en sitios poco confiables y sin fuentes verificables, hechos para tener millones de vistas o reproducciones de video.…  Seguir leyendo »

Hace apenas un mes, China estaba al centro de la epidemia del coronavirus COVID-19. Cada día se informaba de miles de nuevas infecciones. Los hospitales estaban colapsados. La población moría de a cientos. Nadie podía salir de sus hogares. Pero el draconiano confinamiento ordenado por el gobierno parece haber funcionado: la enfermedad parece ahora bajo control. Y, aparentemente, las autoridades chinas han pasado por alto sus lecciones más básicas.

Para ver esto, vale la pena revisar cómo manejaron la crisis. Tras enterarse de que un nuevo coronavirus había surgido en Wuhan, en la provincia de Hubei, el primer instinto de las autoridades locales fue, como sabemos, suprimir la información.…  Seguir leyendo »

Volunteers waving the Chinese flag send off the China national emergency medical team at the Tianhe airport in Wuhan, China, on Tuesday. (Stringer/AFP/Getty Images)

In early 1952, the three-year-old People’s Republic of China faced a public relations crisis in the middle of the Korean War. After agreeing to let prisoners of war decide where they wanted to go after hostilities ended, officials were dismayed to learn that more than half of the 170,000 Chinese POWs had opted not to return to mainland China, an embarrassing public rejection of the communist system taking root there.

Desperate to divert the world’s attention from the POW debacle, on Feb. 22, 1952, the Communist Party’s mouthpiece, the People’s Daily, claimed that U.S. forces were waging biological warfare against China.…  Seguir leyendo »

Staff in protective suits accompany passengers outside a centralized facility for screening and registration near the Beijing Capital International Airport in Beijing on Tuesday. (Thomas Peter/Reuters)

The Chinese authorities are engaged in a full-scale effort to rewrite the history of the coronavirus epidemic. Some in the West might be tempted to dismiss the significance of Beijing’s propaganda efforts. But they shouldn’t. The ever-expanding campaign to obscure the truth about the origins and details of the virus is risking lives.

On Tuesday, during a State Department news conference, Secretary of State Mike Pompeo criticized the Chinese Communist Party for hiding information and spreading false narratives about the coronavirus. He also criticized Beijing for its decision to expel all U.S. journalists from The Post, New York Times and Wall Street Journal:

«The disinformation campaign that they are waging is designed to shift responsibility,” he said.…  Seguir leyendo »

¿Recuerdan la convocatoria Marcha por la Ciencia (en un principio llamada Scientists’ March on Washington), que transcurrió el 22 de abril de 2017 en Washington DC y más de 500 ciudades en todo el mundo? Aunque, de acuerdo con sus organizadores, la iniciativa buscaba reivindicar, sin ánimo partidista, la función de la ciencia en la vida pública, no pudo ocultar su alarma por el preocupante cambio de agenda de la Administración de Trump. Un sintomático ejemplo del momento defensivo de la sensibilidad ilustrada en la era de la posverdad. Sin embargo, como recuerda William Davies en su sugerente Estados nerviosos(Sexto Piso, 2019), la marcha también terminó planteando una decisiva pregunta: ¿hasta qué punto la paulatina deslegitimación sociocultural de la autoridad científica en nuestras sociedades debía combatirse con una estrategia políticamente partidaria?…  Seguir leyendo »

La semana pasada se publicó un artículo científico que estableció un nuevo récord. Poco después de aparecer en Internet, su “puntuación altmétrica” —que mide la atención que reciben los ensayos de investigación en la prensa y las redes sociales— había sobrepasado ya a cualquier otro estudio anterior. El artículo, publicado en una página web dedicada a resultados preliminares, aseguraba que el nuevo coronavirus que estaba extendiéndose en China tenía fragmentos de código genético similares al VIH, lo que desató las teorías de la conspiración de que el virus se había creado mediante ingeniería genética. Solo había un inconveniente: el artículo tenía defectos importantes y fue desacreditado por los principales investigadores genéticos.…  Seguir leyendo »

La disposición a mentir ha resultado muy provechosa desde que el mundo es mundo. Hay un pasaje en la vida de san Agustín que lo ilustra bien. Es cuando Agustín, a la sazón un joven y prometedor abogado, toma consciencia de que sus éxitos en el foro se deben a su talento para convencer con su poderosa elocuencia, aunque la razón no esté de su parte. En rigor, lo que descubre el flamante orador imperial en Milán es que cuando el fin es ganar el debate a cualquier precio, la pasión por la verdad es un lastre.

Para el santo fue este un momento de crisis espiritual.…  Seguir leyendo »

Si preguntas a cualquiera cuánto cuesta leer o publicar información en Internet lo más probable es que te responda que es gratis. Sin embargo, lo cierto es que el precio de informar o informarse por Internet tiene un coste cada día más alto. Un precio que es distinto para los lectores como usuarios, para los medios como creadores y finalmente para información, que está pagando este nuevo sistema con su calidad. Las fake news no son pocas, no son inocentes y no son inocuas. Pero sí son impunes.

Hace mucho, allá por los noventa, el éxito de la información que publicaba un periódico dependía básicamente de tres factores: la calidad, el interés que suscitara en los lectores y la apuesta de los editores en cuestión, que se ocupaban de dotar de jerarquía a la información según una combinación de los factores uno y dos.…  Seguir leyendo »

La semana pasada, en una cena en Davos, Suiza, me preguntaron si pensaba que Facebook se comportaba de manera más responsable hoy que durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016.

“En absoluto”, respondí. “Facebook ayudó a Trump a ser electo y me temo que lo volverá a hacer en 2020”. Les expliqué que desde hace muchos años existe una ley —el artículo 230 de la Ley de decencia en las comunicaciones— que protege a las plataformas de redes sociales de toda responsabilidad jurídica por difamación y denuncias similares. Facebook puede publicar de manera deliberada declaraciones engañosas o falsas de candidatos a cargos públicos y de otro tipo, sin asumir responsabilidad alguna por ello.…  Seguir leyendo »

Nadie pone en duda de que a lo largo de la Historia la mentira y la manipulación de la información han formado parte de las relaciones de poder. Si no hay nada nuevo bajo el sol, ¿por qué debería preocuparnos especialmente la desinformación? La respuesta simple es: Internet.

El medio de distribución no sólo es una herramienta, sino un vector que transformaba el propio contenido del mensaje y sus objetivos. Se ha prestado mucha atención a la forma en la cual está construido el mensaje para tratar de explicar por qué unos manipuladores tienen éxito y otros no, sin embargo, se ha minusvalorado el hecho de que las personas construyen diferentes significados acordes a su experiencia como lectores, oyentes, espectadores o internautas.…  Seguir leyendo »

Les fausses nouvelles

La deuxième décennie de ce siècle tourmenté a commencé deux ans plus tard pour les Colombiens : lorsque, en 2012, le gouvernement a annoncé l’ouverture d’un dialogue de paix avec la guérilla des FARC. Il s’agissait d’aboutir à la sortie négociée d’une guerre qui, remontant à plus d’un demi-siècle, avait laissé sur son chemin près d’un quart de million de morts, et dont le nombre des autres victimes – blessés, individus enlevés ou contraints de partir ailleurs en raison de la violence multiforme – s’élevait au chiffre effroyable de plus de sept millions.

Par le passé, des négociations similaires avaient été initiées à plusieurs reprises avant de se solder par des échecs retentissants.…  Seguir leyendo »

It’s not been a good year for major media.

First, they were caught red-handed as shills for the fake Russian collusion narrative that convulsed the nation for nearly three years.

Then, they were exposed as barkers for the fake Ukraine scandal while the real thing — Joe Biden’s pay-for-play scheme and $1 billion “quid pro quo” while he was President Obama’s vice president — still goes largely unexamined.

Truth be told, this kind of slanted reporting involving Russia and Ukraine has a long pedigree.

In 1932, The New York Times’ Moscow bureau chief, Walter Duranty, won a Pulitzer Prize for his reporting on Joseph Stalin’s USSR.…  Seguir leyendo »

Foro sobre Fake News organizado en 2018 SANTI BURGOS

Puede que me equivoque, pero me parece que las burlas sufridas en tiempos pasados, al llegar el 28 de diciembre, por la persona cándida y desavisada —el llamado “inocente”— han pasado a ser un anacronismo más bien kitsch. Convendría reparar, sin embargo, en la inquietante semejanza entre lo que se llamaba “inocentadas” y otros fenómenos nada obsoletos en los que estarán pensando ya algunos lectores y lectoras.

Recordemos los hechos, seguramente poco familiares para la mayor parte de nuestros contemporáneos. El Día de los Santos Inocentes —los recién nacidos en Belén sacrificados por Herodes para deshacerse de Jesús, que se suponía estaba entre ellos— se acostumbraba a poner a prueba la “inocencia” de la gente de distintas maneras más o menos jocosas, y una de ellas era la difusión, en la prensa y otros medios, de noticias falsas, cuya poca verosimilitud las desenmascaraba enseguida a ojos de casi todo el mundo.…  Seguir leyendo »

Desde que estalló la revuelta popular en Chile en octubre, las paredes de las ciudades del país se llenaron de mensajes contra los poderosos: al inicio, la furia se centraba en el presidente, Sebastián Piñera, y su entonces ministro del Interior, Andrés Chadwick. Después, la ira de las paredes fue contra la policía y las fuerzas armadas, contra los bancos y la Iglesia católica.

A medida que la protesta popular crecía, surgió un nuevo culpable: los medios de comunicación. “Apaga la tele”, “Periodismo traidor”, “Medios cómplices”, “La prensa miente”.

En las carreras de periodismo de la capital de Chile, los profesores nos pasábamos las fotos de estos grafitis y carteles con una mezcla de deleite y preocupación.…  Seguir leyendo »

Cómo los troles invadieron la plaza pública

Desde 1900, la tecnología humana y la organización han evolucionado a un ritmo feroz. La magnitud del cambio que se produce en apenas un año habría llevado 50 años o más antes de 1500. La guerra y la política solían ser el eje de la historia humana, mientras que los progresos en tecnología y organización se desarrollaban muy lentamente en segundo plano –si es que sucedían-. Ahora, sucede exactamente lo contrario.

El impacto de la innovación tecnológica en el mercado de ideas ha generado algunos de los cambios más transcendentales. El paso de la era de los manuscritos escritos y copiados a mano a la de la imprenta de Gutenberg dio lugar a la Revolución Copernicana (junto con casi dos siglos de guerra religiosa genocida).…  Seguir leyendo »

An anti-American cartoon from June alleges that Americans were bribing CAR radio stations to broadcast lies. This image appeared on a Facebook page targeting the Central African Republic. (Stanford Internet Observatory)

In October, the Russian government hosted the first Russia-Africa Summit. More than 40 African heads of state arrived in Sochi to “identify new areas and forms of cooperation,” as Vladimir Putin noted in his greeting to participants.

A week later, Facebook announced that it had removed three networks of pages and accounts engaged in a long-term influence operation spanning eight African countries. Facebook, which had proactively identified a majority of the pages, attributed this operation to companies run by Yevgeniy Prigozhin, a man with close ties to Putin. Prigozhin is also the Russian oligarch U.S. authorities accused of bankrolling the Internet Research Agency — which the New York Times referred to as the “notorious Russian troll factory.”…  Seguir leyendo »

«España se construyó a través del uso de la violencia”. Esta rotunda definición cierra el último libro de Jason Webster, escritor británico de novela negra, afincado desde hace más de tres décadas en la vieja piel de toro, que acaba de dar a luz lo que él mismo llama una nueva historia de España. Tan nueva que para alguien como yo mi país resulta difícilmente reconocible en ella, tanto en la descripción de su pasado como en la de su presente.

No habría escrito este comentario sobre un trabajo mediocre en su investigación y tramposo en sus conclusiones si un periódico todavía respetable, el Times de Londres, no le hubiera dedicado más de media página de encendidos elogios.…  Seguir leyendo »

La propaganda que se reparte y pega en las calles de España para intentar modificar el voto en las actuales elecciones españolas

En las pasadas elecciones estadounidenses, y contra el pronóstico de casi todas las encuestas, Donald Trump llegó a la presidencia. Venció a Hillary Clinton gracias al sistema electoral de ese país y a una compleja estrategia de desinformación y propaganda en redes sociales, que logró desmovilizar a parte de los votantes de su rival. Hoy, esa estrategia ya llegó a las elecciones españolas.

En Estados Unidos el trabajo sucio lo hicieron los servicios de inteligencia rusos. Desde San Petersburgo, distintas cuentas en Facebook, Twitter e Instagram se hicieron pasar por activistas de izquierdas, feministas, LGBT+ o antirracistas para intentar que estos colectivos se desencantaran con Clinton y no participaran en las elecciones.…  Seguir leyendo »