Egipto (Continuación)

Por Hala Mustafa, editor of the Al-Ahram Foundation’s quarterly journal al-Dimuqratia (THE WASHINGTON POST, 05/11/05):

President Hosni Mubarak’s overwhelming victory in Egypt’s presidential election in September came as no surprise. But it raised an important question: Will this month’s parliamentary elections, which most Egyptians regard as the true test of recent political reforms here, be more fair and transparent — and less predictable in their outcome?

Unfortunately, it is difficult to believe that the elections will lead to substantial change in Egypt’s political system, regardless of whether they meet international standards. Although clean elections are a necessary component of democracy, in Egypt they cannot — and will not — guarantee reforms.…  Seguir leyendo »

Caroline Glick (GEES, 01/08/05).

Vaya, eso es rapidez. Nada más detonar las explosiones en Sharm e-Sheikh, los egipcios ya culpaban del criminal ataque que se cobró al menos 88 vidas a los judíos. Como informaba Khaled Abú Toameh en el Jerusalem Post del domingo, la reacción inmediata a las explosiones de la noche del sábado en la televisión estatal egipcia y en las cadenas de televisión pan-árabe Al-Jazira y Al Arabiya fue culpar a Israel de los atentados.

Como afirmaba en general jubilado del ejército egipcio Fuad Alam en una entrevista en la televisión egipcia que fue repetidamente difundida, los autores materiales de los atentados de octubre del 2004 en enclaves turísticos del Sinaí, donde se encontraban 12 israelíes entre los 34 fallecidos, “están vinculados aparentemente a las fuerzas de seguridad de Israel”.…  Seguir leyendo »

Mario Vicenzino es director del Global Strategy Project, con sede en Washington (EL MUNDO, 26/07/05).

Los hechos perversos ocurridos en Sharm el Sheij suponen una continuación de los atentados yihadistas, caracterizados por una planificación metódica, una preparación meticulosa y una ejecución simultánea y eficaz contra objetivos simbólicos. Estos ataques producen resultados espectaculares, en lo que se refiere a pérdidas de vidas humanas, repercusiones económicas y generan sentimientos de angustia y terror. Aunque el recurso a terroristas suicidas pueda intensificar el impacto de un atentado, este dato no siempre es esencial para su más eficaz realización.

Uno de los factores principales de motivación sigue siendo el deseo de hacer desaparecer la influencia occidental de tierras musulmanas y de acabar con aquellos musulmanes que colaboran en la promoción y en la propagación de dicha influencia.…  Seguir leyendo »