El Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en una emisión en una cadena de televisión nacional en San Salvador, el 16 de septiembre de 2022, donde anunció que buscará su reelección. (Casa Presidencial de El Salvador/HANDOUT/EPA-EFE/Shutterstock)

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha empezado a escribir una historia vieja que quiere vendernos como nueva: la del caudillo latinoamericano que acumula poder, busca eliminar a la oposición y usa los recursos del Estado para beneficiarse. Lo diferente en Bukele es su tonalidad camaleónica: en su carrera política lo mismo ha sido izquierdista radical que anticomunista.

El siguiente paso de esa historia es su reelección en 2024, la cual buscará según un anuncio que hizo la semana pasada, aunque sabe que es inconstitucional. Lo ha dicho al menos dos veces en los últimos años. La más reciente, en marzo de 2021, durante una entrevista con el famoso youtuber mexicano Luisito Comunica.…  Seguir leyendo »

Los inversores en criptomonedas se reunieron en El Salvador el año pasado. Salvador Melendez/Associated Press

Se supone que los bitcoiners —entusiastas de la criptomoneda más popular del mundo— no confían en el gobierno. Después de todo, una de las premisas del bitcóin es separar el dinero del Estado.

¿Pero qué pasa cuando el entusiasta es el Estado? En El Salvador, durante el último año, muchos miembros de la comunidad global cripto han aplaudido al presidente Nayib Bukele por adoptar el bitcóin como moneda legal, al mismo tiempo que ignoran su desmantelamiento de las instituciones democráticas en los pasados tres años. Bukele ha instrumentalizado el bitcóin para lavar la cara del creciente autoritarismo de su gobierno en la escena mundial.…  Seguir leyendo »

Cryptocurrency investors gathered in El Salvador last year. Salvador Melendez/Associated Press

Bitcoiners — enthusiasts of the world’s most popular cryptocurrency — aren’t supposed to trust government. After all, one of Bitcoin’s premises is to separate money from the state.

But what happens when the enthusiast is the state? In El Salvador over the past year, many members of the global crypto community have cheered on President Nayib Bukele’s adoption of Bitcoin as legal tender while largely ignoring his dismantling of democratic institutions over the past three. Mr. Bukele has weaponized Bitcoin to whitewash his government’s growing authoritarianism on the world stage. By spreading his propaganda, Bitcoin believers are promoting a product — and lining their pockets — at the expense of our rights and livelihoods.…  Seguir leyendo »

La presidencia de Nayib Bukele exhibe músculo para acabar con la violencia y la inseguridad crónica en El Salvador en pleno estado de excepción, recibiendo el aval de buena parte de la sociedad salvadoreña. Pero sin una estrategia a medio y largo plazo y un abordaje integral, el precio de esta apuesta securitizadora no puede ser menos democracia.

Algo se torció a finales del mes de marzo en El Salvador. Sin que a día de hoy se conozcan las motivaciones, se produjeron más de 80 homicidios en el país en poco menos de 72 horas, cuando la media de los últimos meses era de apenas 3 homicidios diarios.…  Seguir leyendo »

Foto de una animación del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en una pantalla en la fiesta de clausura de la 'Semana del Bitcoin', donde anunció el plan de construir la primera 'Ciudad Bitcoin' del mundo, en Teotepeque, El Salvador 20 de noviembre de 2021. (José Cabezas/Reuters)

Desde que asumió la presidencia de El Salvador, en junio de 2019, Nayib Bukele ha convertido a uno de los países más pequeños y uno de los más pobres del hemisferio occidental en una jaula de oro a su imagen y semejanza. Desde 2018, cuando se celebró la última Cumbre de las Américas, a la que se realizará a partir del 6 de junio en Estados Unidos, El Salvador ha pasado de ser una democracia imperfecta a un régimen híbrido que lo acerca a la autocracia personal.

Bukele ejecuta una política que busca consolidar la mayor cantidad de poder posible, aislar al país del sistema financiero internacional y criminalizar la crítica y el periodismo independiente.…  Seguir leyendo »

Un puesto de control en el barrio Distrito Italia, El Salvador, después de que la Asamblea Legislativa aprobara un estado de excepción después de que el país centroamericano registrara un fuerte aumento en asesinatos atribuidos a las pandillas o maras, el 4 de abril de 2022. (Jose Cabezas/Reuters)

El 11 de abril Nayib Bukele, presidente de mi país, El Salvador, tuiteó un video con un extracto de 22 segundos de una entrevista que me realizó un medio europeo. El video fue acompañado del mensaje: “Esta basura, sobrino de un genocida, dice que: ‘Las pandillas cumplen un rol social NECESARIO (en) El Salvador’ y que ‘si quitás a las pandillas habría una crisis social’ ya que ellos ‘CUMPLEN UNA FUNCIÓN’. Estos son los REFERENTES de la ‘comunidad internacional’. Absurdo”.

El mensaje del presidente fue seguido de decenas de comentarios de diputados, funcionarios y líderes de opinión afines al régimen. El presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, diputado por el partido bukelista Nuevas Ideas, también me dedicó varios mensajes en donde no solo me llama basura, sino que me acusa de ser parte del problema de seguridad ya que, según él, uso a las pandillas para recibir fondos internacionales.…  Seguir leyendo »

Salvadoran President Nayib Bukele, left, and Defense Minister Rene Merino Monroy participate in the graduation of new military personnel at the Captain General Gerardo Barrios Military School in Old Cuscatlan, El Salvador, on April 4. (Marvin Recinos/AFP/Getty Images)

In recent weeks, El Salvador has seen a tragic return to some of the country’s most violent years. At least 80 people were killed on the weekend of March 26-27, and in response, President Nayib Bukele quickly summoned the Legislative Assembly, which in the early hours following the killing spree declared a state of emergency for 30 days.

The move effectively suspended some human rights, such as the right to a defense, knowing the charges against you, the right not to incriminate yourself and having access to a lawyer. The decree also suspended the right to freedom of assembly and association and allows the government to intercept private communications without a court order.…  Seguir leyendo »

Entre el viernes 25 de marzo y el domingo 27, El Salvador acumuló casi 90 asesinatos, una cifra extraordinaria incluso para un país acostumbrado a aparecer en las listas de los más homicidas del mundo. Solo el sábado se registraron 62 homicidios: la cifra diaria más alta de muertes violentas de la que se tiene registro desde que terminó la guerra civil en 1992.

Pero Bukele ha conseguido convertir una tragedia en un escenario aglutinador, en el que de alguna manera él es a la vez protector del pueblo y víctima de una conspiración oscura de personas y entidades que van desde “la oposición” —así, en general— a “las ONG internacionales”, pasando por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).…  Seguir leyendo »

Llegaron tarde

«En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario». Lo dijo George Orwell, pero podía haberlo dicho Lucía Barrera, una empleada de limpieza que fue torturada psicológicamente por decir la verdad. Una sencilla verdad, que hizo temblar a los poderosos: ¡Nada más y nada menos que al F.B.I.! Parece ficción, pero es realidad. David contra Goliath, versión siglo XX.

Sucedió en 1989, en El Salvador. Lucía fue testigo del asesinato de un grupo de sacerdotes, que la habían acogido junto a su marido y su hija, cuando necesitaron ayuda para sobrevivir, por culpa de la guerra. Uno de aquellos sacerdotes era Ignacio Ellacuría, español, quien había sido estrecho colaborador y consejero de Monseñor Romero, también asesinado poco antes y canonizado en 2018 por el Papa Francisco.…  Seguir leyendo »

Foto del 31 de enero de 2019 de hombres encarcelados, identificados como pandilleros de la Mara Salvatrucha, o MS-13, esposados mientras son trasladados a una prisión de alta seguridad en El Salvador, país ahora gobernado por Nayib Bukele. (Moises Castillo/AP)

Es una noticia cada vez más habitual, pero los salvadoreños nos hemos asesinado menos en 2021. Son seis años al hilo con los asesinatos en retroceso y la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes de El Salvador ya es inferior a la de Brasil, Colombia, México o Puerto Rico, algo inimaginable hace apenas un lustro.

Si se pregunta a un seguidor fanatizado de Nayib Bukele, lo más probable es que responda que se debe al buen hacer del presidente, haciendo a un lado que el descenso arrancó en 2016, tres años antes de su quinquenio. Y si se pregunta a un antibukelista fanatizado, probablemente responderá —igual de convencido y también sin ese contexto— que nos asesinamos menos porque Bukele tiene un contubernio inconfesable con maras (pandillas) como la MS-13 o el Barrio 18.…  Seguir leyendo »

Hacer periodismo bajo espionaje con Pegasus

Nos han espiado durante 17 meses. Han podido descargar todo lo que tenemos en nuestros teléfonos durante 2020 y 2021: fotos, conversaciones, correos. Si lo desearon, supieron dónde estábamos gracias a la geolocalización, y también cuando quisieron extrajeron lo que les dio la gana de los aparatos de 22 personas del periódico salvadoreño en el que trabajo, El Faro. Hemos hecho periodismo, revelado corrupción gubernamental y negociaciones con pandillas mientras entraban y salían de nuestros teléfonos a su antojo.

La pregunta es un elefante en el salón: ¿quién? En una conversación con colegas lo diría de una forma mucho más contundente.…  Seguir leyendo »

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y el ministro de Defensa Francis Merino Monroy participan en una ceremonia de despliegue del Plan de Control Territorial en Antiguo Cuscatlán, el 15 de diciembre de 2021. ( Reuters/José Cabezas) (Jose Cabezas/Reuters)

Jeannette Aguilar, reconocida académica salvadoreña y abierta opositora al gobierno del presidente Nayib Bukele, retuiteó el 3 de diciembre que una diputada oficialista se había gastado más de 18,000 dólares en cirugías plásticas. A ese tuit ajeno le agregó una de las frases manidas del expresidente uruguayo José Mujica, que apela a que los políticos deben vivir como la mayoría, no como la minoría.

Un día después Christian Guevara, el jefe de bancada del partido de Bukele en la Asamblea Legislativa, acusó a la académica de promover “violencia de género” y le exigió una disculpa pública; si no, afrontaría “acciones judiciales”, una amenaza en toda regla después de que el bukelismo se adueñara de la Corte Suprema de Justicia el 1 de mayo de 2021.…  Seguir leyendo »

Nacidas en un corral de incubación ubicado en playa San Diego, en El Salvador, estas crías de tortuga marina de la especie golfina fueron liberadas en el océano Pacífico el 10 de noviembre de 2021. (Cortesía de Roberto Valencia) (Cortesía Roberto Valencia)

En 2020 en El Salvador se liberaron más de 636,000 crías de tortuga marina nacidas en corrales de incubación, según el Ministerio de Medio Ambiente. Entre 2010 y 2019, el promedio fue de 1.3 millones de tortuguitas liberadas cada año, nacidas todas de huevos soterrados y protegidos por humanos.

Son cifras claras, prolongadas en el tiempo y que resultan esperanzadoras en un pequeño país con poco más de 300 kilómetros de costa. Un país, además, empobrecido y con una densidad poblacional arriba de 300 habitantes por kilómetro cuadrado, la más alta de la plataforma continental americana. Esa presión sobre la naturaleza pasa facturas, como bien lo saben el jaguar, la guara roja, el tapir o el puma, extintos en El Salvador a lo largo del siglo XX.…  Seguir leyendo »

Una protesta contra el uso de bitcoin como moneda de curso legal y las reformas legales para extender el mandato del presidente Nayib Bukele en San Salvador, El Salvador, el 15 de septiembre de 2021. (José Cabezas/Reuters) (Jose Cabezas/Reuters)

Dos años, tres meses y 15 días disfrutó el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, sin que las calles del país acogieran una manifestación en su contra digna de ser adjetivada como masiva. Había habido protestas, por supuesto, pero la primera marcha cuya afluencia se midió inequívocamente en miles —y no en docenas o cientos— ocurrió el 15 de septiembre. Quizá algo esté comenzando a cambiar.

Autoproclamado como el “dictador más cool del mundo mundial” en su cuenta de Twitter, Bukele aún goza del respaldo mayoritario entre sus gobernados, a niveles casi surrealistas. A inicios de septiembre se publicó la más reciente encuesta de La Prensa Gráfica, un diario crítico con el gobierno, que reveló que 85% de los salvadoreños aprueban la gestión presidencial, en sintonía con su triunfo arrollador del 28 de febrero en las urnas.…  Seguir leyendo »

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, en mayo de 2021. Credit Rodrigo Sura/EPA vía Shutterstock

Mi país ya no es una democracia imperfecta, es un régimen híbrido con fuertes elementos de autoritarismo y algunos escasos remanentes de institucionalidad democrática.

Aunque eso es suficiente mala noticia, creo que lo peor está por venir.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, no va a detenerse en su ejercicio del poder absoluto. De hecho, en las últimas semanas, Bukele ha acelerado su carrera para desmantelar el Estado de derecho salvadoreño.

El camino hasta aquí ha incluido las urnas. Bukele arrasó en las presidenciales de 2019 y desbarató a los demás partidos en las legislativas de 2021. Llegó al poder por la vía democrática, pero lo ha ocupado para concentrar más poder por la vía autoritaria.…  Seguir leyendo »

A woman takes part in a protest against the use of bitcoin as legal tender in San Salvador on Sept. 7. (Jose Cabezas/Reuters)

El Salvador, a small country of a little over 6 million people and very limited Internet access, has become the first nation in the world to adopt bitcoin as an official currency. On Tuesday, the Bitcoin Law came into effect after being approved in June barely three days after President Nayib Bukele surprised citizens — and pretty much the rest of the world — with the announcement of his newfound plan.

The law has attracted global attention, certainly a PR and propaganda coup in tune with Bukele’s marketing background. But the stunt loses its appeal when salaries, savings and debts of everyday Salvadorans face great risk.…  Seguir leyendo »

Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, en junio de 2021. Credit Jose Cabezas/Reuters

El presidente Nayib Bukele parece estar empeñado en terminar con el Estado de derecho lo antes posible. La semana pasada, la Sala Constitucional, que el gobierno cooptó recientemente, autorizó a Bukele a postularse a una reelección consecutiva, a pesar de que ello está prohibido por la Constitución.

Las maniobras para destruir la democracia en El Salvador se asemejan a los ataques contra los tribunales que orquestaron en su momento los gobiernos de Nicaragua y Venezuela. Ese suele ser el primer paso de gobiernos autoritarios. Las crisis de derechos humanos por la que atraviesan esos países son un ejemplo de lo que ocurre cuando se permite que un gobierno anule las instancias independientes de control judicial.…  Seguir leyendo »

Veteranos del Ejército y la guerrilla marchan para protestar contra la adopción del bitcoin por parte del gobierno de Nayib Bukele, en El Salvador, el 27 de agosto de 2021. (Marvin Recinos/AFP)

El Salvador, país de poco más de seis millones de habitantes y con una limitada penetración de internet, será el primero del mundo en adoptar el bitcoin como moneda de curso legal. Este 7 de septiembre entrará en vigencia la llamada Ley Bitcoin, aprobada por la Asamblea Legislativa el 8 junio, apenas tres días después de que el presidente Nayib Bukele sorprendiera a la ciudadanía —y al mundo entero— con el anuncio histriónico.

La ocurrencia del presidente ya ha logrado que se vuelvan a clavar las miradas en el diminuto país centroamericano. Sin duda, todo un logro desde el punto de vista publicitario y propagandístico —en sintonía con los orígenes de Bukele como publicista— pero que deja de resultar simpático cuando son el salario, los ahorros o las deudas de las personas las que pueden verse afectadas.…  Seguir leyendo »

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en una conferencia de prensa en San Salvador el 6 de junio de 2021. La nueva investigación de 'El Faro' arrojó nuevas pruebas de la negociación de Bukele con las pandillas de El Salvador. (REUTERS/Jose Cabezas/File Photo)

Hay un consenso —y quizá uno solo— entre todas las fuerzas políticas relevantes en El Salvador: es imposible gobernar el país sin llegar a algún tipo de arreglo con las pandillas.

En 2012, el primer gobierno del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) descubrió la fórmula: la única manera de reducir el número de homicidios de manera súbita era pactar con la Mara Salvatrucha-13 y con las dos facciones del Barrio 18. El gobierno del expresidente Mauricio Funes planificó este arreglo como una “misión secreta”, de la que no debía enterarse el país, de modo que pudiera atribuir el descenso de la violencia a sus estrategias de seguridad pública y agenciarse los réditos políticos que derivaran de ello.…  Seguir leyendo »

Foto tomada en las bartolinas policiales de San Marcos el 31 de mayo de 2021, cuando 846 personas privadas de la libertad fueron trasladadas a cárceles administradas por la Dirección General de Centros Penales. (Cortesía de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia de El Salvador)

La salvadoreña Edith Pineda lleva 17 meses sin poder ver a su hijo y 20 sin poder ver a su marido. Este cisma familiar indeseado tiene un culpable: la Dirección General de Centros Penales, la entidad que administra las cárceles en El Salvador. Jonathan y Noé, el hijo y el marido, están privados de libertad y Edith no sólo lleva año y medio sin visitarlos, sino que ni siquiera le han permitido conversar con ellos.

Tras dos años en el poder, el gobierno del presidente Nayib Bukele ha dado sobradas muestras de que el respeto a la institucionalidad y los derechos humanos no son los faros que guían su camino.…  Seguir leyendo »