Empleadas de hogar

En nuestra literatura y en nuestro teatro, los personajes del criado y la criada jugaron roles de envergadura. Incluso en la novela moderna, desde el XIX a los años 50 con el realismo social, abundan sirvientas y cocineras, como en la literatura infantil, donde eran las únicas interlocutoras frente a progenitores ausentes. Es natural, pues los vínculos, en esa particular relación humana que se desarrolla bajo nuestro techo, son laborales y también personales, y por lo tanto ricos y complejos. Sin embargo, hoy aparecen poco en la ficción, aunque las estadísticas y un vistazo alrededor demuestren que son 700.00 trabajadores en España, mayoritariamente mujeres, un 80% inmigrantes.…  Seguir leyendo »