Energía Nuclear

Russian forces’ occupation of the Zaporizhia nuclear power plant (ZNPP) in Ukraine is the first military-provoked crisis at a civilian power plant in the annals of nuclear energy. This situation requires leadership and ideas urgently. Disaster mitigation and military strategy must be balanced in order to avoid dire consequences.

In recent weeks, Russia and Ukraine have accused one another of shelling the plant, which has been occupied by Russian forces since early March. Fires caused by shelling have disrupted power lines to the facility, causing the last working reactor at the plant to be disconnected from the grid on September 5th.…  Seguir leyendo »

Se aprende más de los errores que de los éxitos y estos días estamos aprendiendo mucho sobre energía. En anteriores crisis, los ciudadanos aprendieron qué es la prima de riesgo, la tasa de contagios de un virus o cómo funciona un volcán. Ahora aprendemos, a golpe de talonario, las debilidades de la estrategia energética española.

Cuando acabe esta crisis, los españoles habrán comprendido que el modelo basado en energías renovables necesita de una tecnología alternativa que garantice el suministro de electricidad: el llamado gas natural (que no es otra cosa que gas metano).

Lo ha reconocido el propio Gobierno en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que afirma que en 2030 necesitaremos la misma cantidad de gas que en 2022.…  Seguir leyendo »

As the war in Ukraine continues, further shelling of the Zaporizhzhia power plant prompts fresh concerns over nuclear safety in the region.

Zaporizhzhia, one of the world’s largest nuclear power stations, is situated on the southern bank of the Dnipro River and, as of early August, in a region controlled by Russian military forces. Within days of the start of the war, Russian forces sought to take control of nuclear facilities in the north of Ukraine (Chernobyl) and in the southeast at Zaporizhzha. The unprecedented attack on Zaporizhzhia was followed by a military takeover of the facility on the 4th of March.  Despite the military confrontation, Ukrainian staff have continued to operate the plant and continue to do so to this day.

Although the shelling of the station did not result in the release of radiation, Olexiy Kovynyevis, an independent expert and former reactor supervisor, reports that shells hit the turbine buildings as well as the external power supply which was ‘almost completely disrupted’.…  Seguir leyendo »

España podría estar sentada encima del tesoro que tanto necesitamos. Pero solemos preferir la ideología a poner los pies en el suelo. Mientras Rusia desarrollaba su potencial nuclear para poder dominarnos generando dependencia de su gas y su petróleo, nosotros, españoles y europeos, nos obsesionábamos (y tal vez con obsesiones financiadas por el Kremlin) con una transición verde que demonizaba lo nuclear y consideraba la extracción de combustibles fósiles cosa de países sin conciencia ecológica.

Ya hemos visto el resultado. La peor crisis energética desde 1973, con una enorme subida de precios de la electricidad y de la gasolina en todo el mundo.…  Seguir leyendo »

Sixty-four years ago, President Dwight Eisenhower attended the opening of America’s first commercial nuclear power plant in Shippingport, Pennsylvania. The project was part of his programme “Atoms for Peace”, launched five years earlier, in 1953. Eisenhower’s bold decision to focus on the peaceful uses of nuclear power helped to create an entirely new American industry.

From the Manhattan Project in the second world war until the beginning of the 21st century, America was the undisputed leader in nuclear energy. For generations it was top in nuclear engineering, reactor design, nuclear services and technical expertise. Until 1980 it could also boast of having the world’s largest uranium-production industry.…  Seguir leyendo »

Russia's invasion of Ukraine came as a shock and reminded the world of the worst moments in its history. Not since the end of the second world war has Europe seen a conflict of such proportions, destruction and human suffering.

The war has also brought back fears of nuclear destruction. Vladimir Putin’s decision to increase the readiness of Russian nuclear forces in its first days, and veiled nuclear threats from Russian officials, provoked a direct response from Joe Biden. Last month he promised “severe consequences” for “any use of nuclear weapons in this conflict on any scale”.

But the war has already brought a different kind of nuclear danger.…  Seguir leyendo »

La energía nuclear ha estado en declive desde el desastre de Fukushima en Japón hace más de una década, pero puede estar destinada a un regreso. La invasión de Rusia a Ucrania y los crecientes precios del gas natural han llevado a algunos a argumentar que la energía nuclear puede ayudar a resolver los desafíos paralelos de la seguridad energética y el cambio climático. ¿Está este sector de vuelta, o acabará por ser un falso amanecer?

Hasta hace poco las perspectivas de la energía nuclear parecían malas. Las plantas construidas en las décadas de 1970 y 1980 se están aproximando al término de sus vidas útiles, mientras que Alemania y Japón decidieron cerrar las suyas por razones políticas.…  Seguir leyendo »

Los antecedentes históricos de la movilización militar rusa a gran escala en su frontera con Ucrania son sombríos, pero si el Kremlin decide avanzar encontrará un peligro con el que ningún ejército invasor tuvo que lidiar antes: 15 reactores nucleares que generan, en 4 sitios, aproximadamente el 50 % del consumo energético de Ucrania.

Los reactores implican un fantasma sobrecogedor: si fueran afectados por el ataque podrían convertirse en minas radioactivas y la propia Rusia sería víctima de los residuos radioactivos aéreos resultantes. Dadas la vulnerabilidad de los reactores nucleares ucranianos y la devastación humana y ambiental que tendrían lugar si fueran dañados en combate, el presidente ruso Vladímir Putin debiera plantearse nuevamente si Ucrania vale una guerra.…  Seguir leyendo »

El futuro solo es renovable

Existen diferentes intereses, tanto políticos como financieros, que están volviendo a abrir iniciativas que se habían cerrado en la transición energética. Observamos, con perplejidad, cómo la propuesta de la taxonomía verde europea, que sirve de regla para medir la idoneidad o no de las necesarias inversiones millonarias, está cediendo ante el empuje de lobbies ligados a tecnologías que poco pueden aportar, solo zancadillear, a un futuro descarbonizado y renovable. Estamos hablando del gas fósil y de la energía nuclear.

Habiendo sido aprobada la propuesta por parte de la Comisión Europea, a partir de la interpretación del laxo Reglamento (UE) 2020/852 sobre la taxonomía de inversiones sostenibles, estamos incurriendo en un error tan grave como histórico al catalogar a ambas tecnologías como verdes y sostenibles.…  Seguir leyendo »

The nuclear power dilemma: where to put the lethal waste

Every morning, Benoit Gannaz places a small black device in his breast pocket to make sure his work is not killing him. Like every worker at the Chooz A nuclear power facility in northern France, he carries a detector that measures ionising radiation levels at all times.

The reactor was turned off more than three decades ago and the most hazardous materials removed soon after, but nobody here is taking any chances — least of all the project manager overseeing the challenging and lengthy process of decommissioning Chooz A. Gannaz’s job is to ensure the remaining hazardous materials on site are removed and stored away safely now that the lifecycle of the reactor is at an end.…  Seguir leyendo »

Las vicepresidentas socialistas primera y tercera del Gobierno, señoras Calviño y Ribera, publicaron el sábado pasado, en las páginas de EXPANSIÓN, un artículo titulado "Gas y nuclear en la taxonomía europea". Con él, trataban de argumentar la oposición de España, junto con Austria, Dinamarca y Luxemburgo, a que la energía nuclear y el gas se consideren como energías verdes por parte de la Unión Europea.

En él, no se encuentran muchos argumentos sólidos que expliquen la incomprensible posición de España contra el gas y, especialmente, contra la nuclear a la hora de ser consideradas verdes. Piden no confundirlas con aquellas energías, como las renovables, que no generan ningún residuo, llaman a no confundir a los inversores a la hora de recabar fondos para financiar las energías verdes, y, como gran argumento final, esgrimen que la UE lidera la agenda climática a nivel global y que es imprescindible que todos nos complementemos sobre la base de una taxonomía común.…  Seguir leyendo »

Nos asomamos a una década de transformaciones profundas, en nuestro modelo económico, nuestra industria y nuestra sociedad, que deben tener un impacto positivo desde el punto de vista económico y social. Las señales que mandan los gobiernos son fundamentales para incentivar una transformación inteligente, que resulte en mayor prosperidad compartida para el conjunto de la ciudadanía.

Afortunadamente, hoy contamos con la información necesaria para poder integrar la sostenibilidad medioambiental en la valoración de inversiones, anticipando riesgos, orientando el ahorro hacia las actividades más productivas y sostenibles, generando competitividad y economías de escala.

Por este motivo, España ha recordado esta semana a la Comisión Europea, junto con Austria, Dinamarca y Luxemburgo, su posición contraria a la propuesta sobre el etiquetado verde de determinadas inversiones en fuentes energéticas, como las basadas en gas natural y energía nuclear.…  Seguir leyendo »

¿Subvencionar las nucleares? No, gracias

La energía nuclear no representa ninguna solución realista para hacer frente al cambio climático, ni siquiera en el proceso de transición energética hacia el objetivo emisiones cero a mediados de siglo para cumplir los compromisos internacionales y evitar un cambio climático catastrófico.

En primer lugar, porque lejos de lo que a menudo se dice, la energía nuclear también emite gases de efecto invernadero, especialmente en el proceso de extracción y procesamiento del uranio. Mucho menos que los combustibles fósiles, sí, pero nada desdeñable.

Además, conlleva otros peligros como el riesgo de emisiones radiactivas por fugas y accidentes nucleares, que vienen sucediendo no solo en países de dudosa seguridad, como fue el caso de la planta soviética en Chernóbil (1986), sino también en los tecnológicamente más avanzados.…  Seguir leyendo »

La Comisión Europea presenta una propuesta sobre la calificación de la energía nuclear y del gas como “energías verdes”, imprescindibles para descarbonizar la economía. El Gobierno español ha manifestado su disconformidad, en coherencia con nuestro Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). Coincido plenamente con este rechazo.

Evidentemente, cada país parte de situaciones muy diferentes; pero la UE no puede retroceder en su liderazgo mundial en energías renovables —las únicas verdes—, a causa de una decisión provocada por la especificidad de Francia (muy condicionada por un 70% de electricidad nuclear), o de Alemania (defendiendo un mayor uso del gas, debido al despliegue insuficiente de las renovables, mientras culmina el cese de todas sus centrales nucleares).…  Seguir leyendo »

“Ningún país moderno puede renunciar a las centrales nucleares” porque “país que renuncia a la energía nuclear, país que renuncia al progreso”. Al Gobierno-más-progresista-de-la-historia le gustará saber quién es el autor de tan encendida defensa de la energía nuclear.

Entusiasmará sin duda a la vicepresidenta Yolanda Díaz y al ministro Alberto Garzón, y divertirá a la vicepresidenta Teresa Ribera. Pónganle la voz cascada de un fumador empedernido, lleven la máquina del tiempo hasta 1978 y 1979, y acertarán. Sí. Santiago Carrillo. Secretario general del PCE.

Esa posición pronuclear que Carrillo compartía (no sólo) con el Partido Comunista Francés ha permitido que Francia sea hoy la tercera potencia nuclear del mundo.…  Seguir leyendo »

Germany shut down this nuclear power plant in Gundremmingen at the turn of the year as it phases out nuclear power. (Lukas Barth/Reuters)

A modest display of pyrotechnics at the Brandenburg Gate accompanied by the ill-fitting tune of “Auld Lang Syne” drifting through the empty streets of Berlin — New Year’s Eve in Germany was again a rather subdued affair because of rising coronavirus infections. But not in the small village of Grohnde in Lower Saxony, where loud cheers could be heard at midnight. A group of around 100 people had gathered there in front of the giant twin towers that could be seen from miles around. They had come to celebrate what they called a “historic moment”. One of Germany’s oldest nuclear power plants had just ceased operation.…  Seguir leyendo »

EL PAÍS editorializaba el pasado día 12 su razonable extrañeza que siendo la energía nuclear fuente de un 20% de nuestra electricidad, España esté claramente del lado antinuclear, chocándole que una decisión, profundamente política y trascendente, ocurriera con total ausencia de debate al respecto, pese a las incógnitas que genera la endiablada combinación de cambio climático y crisis energética.

Recogemos el desafío y debatamos desde la óptica del empleo, tras saludar el trabajo hecho por verdes y diplomáticos y reconocer que quizás hemos pecado de voluntarismo sobre la capacidad real de la ONU para establecer compromisos efectivos y de envergadura, confundiéndola con un sujeto de la gobernanza mundial capaz de imponer los titánicos esfuerzos que hay que abordar para cumplir los objetivos climáticos 2030 y 2050.…  Seguir leyendo »

Las centrales nucleares están ganando impulso en el debate energético europeo. El caso de Francia es el último ejemplo, y quizá el más significativo: el presidente francés Emmanuel Macron anunció la intención de construir nuevos reactores modulares pequeños (SMR) de entre 50 y 500 megavatios y convertirse en líderes de esta tecnología.

Francia ha elegido un momento oportuno para desvelar su plan: en medio de una crisis de precios de los combustibles fósiles sin precedentes; con Estados Unidos, China y Rusia apostando por los SMR; y en un momento en el que Bruselas espera resolver cuestiones sobre el futuro de la nuclear en el marco europeo de finanzas sostenibles, la llamada taxonomía verde.…  Seguir leyendo »

Central nuclear en Cattenom, junto al río Mosela, Francia.Bloomberg News

La apuesta es crucial: ¿realmente tenemos la ambición de luchar contra el cambio climático y conquistar nuestra independencia energética?, ¿queremos recurrir a nuestras mejores armas para descarbonizar nuestra economía?

El calentamiento climático es una batalla de hoy, no de mañana. En su último informe, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático (IPCC) ha sido muy claro en sus previsiones: el objetivo de limitar nuestro calentamiento a 1,5° o 2° C en el presente siglo no podrá alcanzarse si no disminuimos drásticamente nuestras emisiones de efecto invernadero dentro de los próximos ocho años.

El alza de los precios de la energía demuestra también lo importante que es reducir nuestra dependencia energética de países extranjeros.…  Seguir leyendo »

Los profesionales del sector eléctrico destacan a menudo que sólo se habla de la electricidad cuando el precio sube. Esto es así y es lo normal. Pero llevamos varias semanas sufriendo un bombardeo informativo que advierte del aumento del precio de la electricidad.

Cada uno aprovecha para vender su eslogan. “El PP lo hizo mal”. “El PSOE lo está haciendo mal”. “El impuesto al sol”. “Los beneficios caídos del cielo”. “Las primas a las renovables”. “La moratoria nuclear”. “Necesitamos una eléctrica pública”. “La gestión pública de la hidroeléctrica”. “Recortar beneficios a las nucleares”.

Pero ni las causas ni las soluciones están en esos eslóganes.…  Seguir leyendo »