Enfermedades no transmisibles

Una vez más la salud global está en el centro de las miradas. En septiembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas celebró dos reuniones de alto nivel: una sobre el fin de la tuberculosis (TBC) y la otra sobre el combate de las enfermedades no transmisibles (ENT). Fue la primera vez que la ONU destacaba en su agenda anual dos crisis de salud de manera tan prominente.

Ahora que han finalizado estos debates, la comunidad sanitaria global debe centrarse en asegurar el compromiso político necesario para sostener la coordinación y planificación internacionales. Merece considerarse para la lucha contra la TBC y las ENT el modelo de cómo se ha enfrentado la epidemia del VIH.…  Seguir leyendo »

Hace apenas un siglo que la epidemia de gripe española se propagó por todo el mundo y mató a decenas de millones de personas. Mucho antes de la llegada a la luna, de Internet o del descubrimiento del bosón de Higgs, el mundo estuvo a merced de una enfermedad que atacó indiscriminadamente y no respetó las fronteras nacionales. La epidemia exigió una respuesta absolutamente extraordinaria.

Cien años después, las enfermedades contagiosas siguen atravesando fronteras más rápido y de manera más eficiente que la gente o los bienes. Pero otras epidemias, de enfermedades crónicas y no transmisibles (ENT), también son un flagelo para las comunidades de todo el mundo.…  Seguir leyendo »

Los ABC de la atención de enfermedades no transmisibles

La Organización Mundial de la Salud recientemente empezó a hacer sonar la alarma sobre un nuevo patógeno mortal llamado Enfermedad X. En verdad, Enfermedad X en realidad no existe, al menos por ahora. Es, en cambio, parte de una campaña inteligente de concientización pública realizada por la OMS con el objetivo de preparar a la gente y a los gobiernos para la amenaza que plantean las nuevas enfermedades infecciosas.

El surgimiento de nuevas enfermedades infecciosas peligrosas no es una cuestión of si van a ocurrir o no, sino de cuándo. Como deja en claro el anuncio de la OMS, necesitamos con urgencia desarrollar sistemas de salud pública más fuertes y más responsables para enfrentar las epidemias futuras.…  Seguir leyendo »

El 70% de las muertes son atribuibles a enfermedades no transmisibles (ENT), por ejemplo cardiopatía, derrame cerebral, cáncer, diabetes y enfermedad pulmonar crónica. Hay pruebas indiscutibles de que el tabaquismo, el sedentarismo, la mala alimentación y el consumo excesivo de alcohol aumentan el riesgo de morir prematuramente por una ENT.

Y sin embargo, pese a que los riesgos son bien conocidos, hay una epidemia mundial de obesidad y el consumo de tabaco y alcohol sigue en aumento. En este contexto, entre el 9 y el 11 de diciembre se celebró en los Emiratos Árabes Unidos el segundo Foro Mundial de la Alianza de ENT.…  Seguir leyendo »

Gracias a la cooperación internacional sin precedentes, el mundo está logrando avances impresionantes en la lucha contra la malaria. Según el recién publicado Informe Mundial sobre la Malaria, de la Organización Mundial de la Salud, las tasas de mortalidad por malaria en el grupo de niños menores de cinco años han disminuido en un 69% desde el año 2000.

Y este progreso no se limita a la malaria. Muchos países han reducido las nuevas infecciones por el VIH en un 50% o más durante un período similar, y las tasas de infección por otras enfermedades tropicales debilitantes, como ser la lepra y la enfermedad del gusano de Guinea, disminuyeron significativamente en los últimos años.…  Seguir leyendo »

El énfasis tradicional de las organizaciones e iniciativas dedicadas a la salud mundial (y en particular, la Organización Mundial de la Salud) ha estado puesto en las enfermedades infecciosas, como la malaria (su gran fracaso) y la viruela (su mayor éxito). Pero siempre hubo un minúsculo espacio para las enfermedades no transmisibles (ENT) crónicas en países de ingresos bajos y medios (PIBM). Conforme esos países avanzan en su nivel de desarrollo, se torna más imperioso agrandar ese espacio.

La OMS comenzó a prestar atención a las ENT en los años setenta, cuando lanzó sus primeros programas para la reducción de las enfermedades cardiovasculares.…  Seguir leyendo »

With the number of suspected cases of cholera in Haiti now in the hundreds, the race is on to try to prevent further death and devastation following Hurricane Matthew.

With one million doses of cholera vaccine due to arrive this week, the hope is that we can prevent a repeat of the horrific outbreak in 2010 that infected nearly 800,000 Haitians, killing more than 9,000 people. But, even if we are successful in Haiti, the fact is for a highly preventable disease like cholera, vaccine stockpiles while certainly helpful cannot be a long-term solution.

Ten million people live in Haiti alone, and yet fewer than 6 million doses of cholera vaccine are currently produced each year, to maintain a global emergency stockpile of 2.2 million, with two doses recommended per person.…  Seguir leyendo »

En los últimos 25 años, gracias en parte a un esfuerzo global coordinado para combatir las enfermedades infecciosas, incluidos la malaria, la tuberculosis, el VIH/SIDA y la polio, las tasas de mortalidad infantil se han reducido en un 50%, y la expectativa de vida promedio se ha incrementado en más de seis años. Es más, el porcentaje de la población mundial que vive en la extrema pobreza se ha reducido a la mitad. Estos son logros importantes, pero trajeron consigo un nuevo conjunto de desafíos que se deben abordar con urgencia.

A medida que las vidas se han ido prolongado y los estilos de vida han cambiado, las enfermedades no transmisibles (ENT) como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los trastornos respiratorios han prosperado, convirtiéndose por lejos en las principales causas de muerte del mundo.…  Seguir leyendo »

El año pasado, la tuberculosis superó al VIH/SIDA y se convirtió en la enfermedad infecciosa más mortal del mundo. Según un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad se cobra aproximadamente 1,5 millón de vidas cada año. Sorprende saber que una de cada tres personas en el mundo vive con una infección de tuberculosis latente que, en algún momento, podría devenir la forma activa -y potencialmente letal- de la enfermedad.

Se hicieron grandes progresos en la lucha contra la tuberculosis en las últimas décadas. Eso permitió que, desde 2000, se salvaran unos 43 millones de vidas. Pero los líderes mundiales aún no han ofrecido una respuesta que sea acorde a la escala del problema.…  Seguir leyendo »

En todo el planeta, uno de los principales factores que destruyen vidas y obstaculizan el crecimiento económico es también de los más difíciles de abordar. Hoy las enfermedades no transmisibles (ENT), como las cardiopatías, la diabetes y el cáncer, suman dos tercios de las muertes que ocurren en el planeta. Además de acortar vidas, suponen una enorme carga económica para quienes las sufren, sus familias y sus comunidades, minando la productividad económica y aumentando los costes médicos. En las próximas dos décadas, el total de las pérdidas económicas causadas por ellas podría superar los 30 billones de dólares.

Para abordar el complejo reto que suponen será necesario un esfuerzo internacional coordinado.…  Seguir leyendo »