Enfermedades Tropicales Desatendidas

A principios de este año, los líderes mundiales iniciaron el proceso de compromiso y adopción de la Declaración de Kigali sobre las Enfermedades Tropicales Desatendidas. Esta declaración es una afirmación de alto nivel destinada a movilizar la voluntad política necesaria, el compromiso de las comunidades, los recursos financieros y la acción individual para poner fin a las enfermedades tropicales desatendidas (ETD). La Declaración de Kigali se lanzará en la Cumbre de Kigali sobre la Malaria y las Enfermedades Tropicales Desatendidas que se celebrará de manera paralela a la 26ª Reunión de Jefes de Gobierno de la Commonwealth a llevarse a cabo este mes en Ruanda.…  Seguir leyendo »

El desastre de las enfermedades tropicales desatendidas

El respaldo del presidente estadounidense Joe Biden al pedido para suspender la protección de la propiedad intelectual para las vacunas contra la COVID-19 refleja la intensidad de la presión mundial para garantizar el acceso universal a las vacunas; sin embargo, los más pobres del planeta sufren muchas otras enfermedades prevenibles y tratables, con terribles consecuencias sociales y económicas.

Las enfermedades tropicales desatendidas (ETD) —como la elefantiasis, el tracoma, la ceguera de los ríos y las infecciones por parásitos intestinales— prácticamente no existen en las economías avanzadas, pero entre quienes viven en la pobreza extrema son las infecciones más frecuentes. Unos 1000 millones de personas —entre ellas, más de 750 millones que viven por debajo de la línea de pobreza fijada por el Banco Mundial, de USD 1,90 al día— sufren ETD cada año.…  Seguir leyendo »

Durante los últimos diez años, la ayuda externa en materia de salud para países de África del oeste se ha visto incrementada en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sin embargo la mayor parte de esta ayuda se ha destinado a combatir el VIH-SIDA, la malaria y la tuberculosis, y una parte de lo que quedaba ha ido a la salud materno infantil. Por tanto, la ayuda destinada para apoyar el desarrollo general de los sistemas de salud ha sido escasa. Esta falta de inversión fue determinante en el control del brote de ébola de 2014. Un sistema sólido disminuye la vulnerabilidad de un país y asegura un alto nivel de preparación para mitigar el impacto de cualquier crisis.…  Seguir leyendo »

En 2012, la Declaración de Londres sobre las Enfermedades Tropicales Desatendidas señaló una nueva visión audaz para la cooperación internacional, en la cual la creación de una red de contactos y la globalización podían respaldar esfuerzos en el sur global destinados a erradicar enfermedades mortales que afectan de manera desproporcionada a las comunidades más pobres. La Declaración de Londres -la mayor colaboración en materia de salud pública global hasta la fecha- ayudó a impulsar la confianza en el orden global basado en reglas que surgió después de la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, esta confianza ganada con esfuerzo hoy corre un serio peligro en tanto las fuerzas populistas en todo el mundo occidental tienen en la mira los acuerdos de ayuda externa de sus países.…  Seguir leyendo »

Las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) afectan desproporcionadamente a las mujeres y niñas. Por sí sola, la esquistosomiasis genital femenina (EGF) causa dolor intenso, sangrado y lesiones en más de 16 millones de mujeres y niñas en el África subsahariana.

Más allá de causar un sufrimiento físico generalizado, las ETD tienen un gran impacto socioeconómico de largo plazo en millones de mujeres y niñas. A menudo, las mujeres que han quedado marcadas o desfiguradas a consecuencia de enfermedades como la EGF y la filariasis linfática reciben un estigma al punto de ser incapaces de casarse o quedar abandonadas por sus cónyuges. Y aunque la desfiguración y el estigma social no son letales, pueden causar o exacerbar trastornos psicológicos y limitar las oportunidades a su disposición.…  Seguir leyendo »