Epidemias

Hasta la fecha, casi la mitad de la población mundial, cerca de cuatro mil millones de personas, se encuentra bajo confinamiento obligatorio ordenado por sus gobiernos, como parte de los esfuerzos para detener la propagación del coronavirus COVID-19.

¿Cuánto tiempo deben durar los confinamientos? La respuesta obvia, parafraseando al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, es hasta que hayamos “vencido” al COVID-19. Pero, ¿cuándo ocurrirá eso exactamente? ¿Nos recluiremos hasta que ni una sola persona en la Tierra lo tenga? Puede que eso nunca suceda. ¿Hasta que tengamos una vacuna o un tratamiento eficaz? Hasta dicho momento fácilmente podría pasar un año, quizás mucho más.…  Seguir leyendo »

Es casi seguro que la recesión global provocada por la pandemia de COVID‑19 será mucho más profunda y prolongada que la que siguió a la crisis financiera global de 2008. Aunque muchos gobiernos se comprometieron a reforzar sus economías con medidas de estímulo fiscal y monetario inéditas (pese a niveles de deuda pública que ya son enormes) a lo más que pueden aspirar es a evitar un derrumbe económico. Pero si insisten en el aislacionismo (buscar culpables y alzar barreras, en vez de sostener la cooperación e integración económica internacional) puede que hasta eso sea imposible.

Especialmente importante es la integración entre Estados Unidos y China.…  Seguir leyendo »

La disparidad entre Occidente y Oriente frente a la COVID 19

Los países del este de Asia han logrado controlar la pandemia de COVID‑19 mejor que Estados Unidos y Europa, pese al hecho de que el brote comenzó en China, país con el cual la región tiene un intenso intercambio comercial y de viajeros. Estados Unidos y Europa deben aprender lo antes posible acerca de los métodos del este de Asia; eso podría salvar numerosísimas vidas en Occidente y el resto del mundo.

Un importante punto de partida para la comparación es la cantidad de casos confirmados de COVID‑19 y muertes por millón de habitantes. Las primeras columnas del cuadro que acompaña este artículo muestran esos datos al 7 de abril.…  Seguir leyendo »

An Iraqi refugee carries her child as she walks around in a camp in al-Hol, Syria, 13 March 2017. AFP/DELIL SOULEIMAN

When someone dies at al-Hol, a detention camp in north-eastern Syria that holds mostly women and children related to ISIS militants, the blame turns rapidly to COVID-19. Fears are mounting about the illness, even though there are no confirmed cases, and even though untimely death is already common, due to harsh living conditions and other infectious diseases that kill dozens of people on average each month.

Scary rumours started spreading in al-Hol early in March, when a three-year-old child and a seventy-five-year old woman, both Russian citizens, died. It was definitely COVID-19, some women maintained. Others said the child had died of tuberculosis and the woman of a heart attack.…  Seguir leyendo »

Los gobiernos en todo el mundo están implementando políticas monetarias y fiscales extremadamente expansivas para combatir las secuelas económicas de la pandemia de la COVID-19. Pero esa largueza es adecuada para una depresión de la vieja escuela, no para esta crisis por la salud pública.

Actualmente enfrentamos una disyuntiva entre el triaje social y el colapso económico. Esto se debe a que gran parte de la actividad económica implica interacciones físicas entre la gente, como en el comercio minorista, los restaurantes, el turismo, el entretenimiento en vivo y la mayoría de los trabajos de oficina. Cuando aplicamos el distanciamiento social obligatorio, esa actividad se detiene abruptamente.…  Seguir leyendo »

Spraying disinfectant at Tajrish bazaar in Tehran, Iran, during the coronavirus pandemic in March 2020. Photo by Majid Saeedi/Getty Images.

In the face of the COVID-19 pandemic, many global leaders have invoked war analogies – from the Pearl Harbor attack to the collective spirit on display during the Second World War – to highlight past lessons learned or rally their populations.

For Iran’s leadership, more recent war analogies hold resonance and help explain the ideological and political conundrum limiting an effective COVID-19 response. While the Islamic Republic has weathered a multitude of challenges, COVID-19 is putting unprecedented strain on Iran’s already fragile, heavily-sanctioned economy and further exposing domestic political fissures amid ongoing international tensions.

Iran has been identified as the regional epicentre of the pandemic with a steadily rising number of deaths, including several of the country’s political and military elite.…  Seguir leyendo »

A couple kiss at a park in Stockholm on April 4. (Andres Kudacki/AP)

With large parts of Europe in lockdown in response to the covid-19 pandemic, one country stands out: Sweden has no mandatory quarantines and few limitations on free movement. Elementary schools remain open; malls, gyms and shopping streets are far from empty.

This is not to say that things are as usual –– mobility has declined considerably in Sweden, although still less than in other European Union countries. But even as provisional intensive care units –– and makeshift morgues –– have been set up in the Swedish capital, and the government is considering stricter measures, some sidewalk cafes are still bustling with life.…  Seguir leyendo »

Dibujo en Adobe Illustrador, “archival print”, impresión de pigmento sobre algodón. Credit Paula Barragán

QUITO — Esta pandemia causada por un virus diminuto que ha saltado del reino animal nos recuerda que siempre, desde la época de las cavernas, hemos tenido una relación de amor y temor con la naturaleza. Ahí ha estado nuestra fuente de vida y belleza, pero también de horror y muerte. Y ahí hemos ubicado a nuestros fantasmas, esos osos y lobos de los cuentos infantiles que vienen a devorarnos o chuparnos la sangre, como los vampiros. Quizás por nuestra culpa, por nuestra soberbia hemos provocado que una infección sea omnipresente.

El hombre disimulado y acongojado en el dibujo, junto a la mujer que desfallece, se pregunta: ¿De quién es la culpa?…  Seguir leyendo »

Los humanos hemos recurrido durante milenios al pensamiento mágico para explicar fenómenos naturales que el cerebro es incapaz de encajar en su concepción intuitiva y limitada del mundo; ésta se construye con la información proporcionada por los sentidos, que solo detectan una mínima fracción de los cambios energéticos que determinan tales fenómenos. De ahí que nuestros antepasados acabaran creyendo que dioses de toda índole arrojaban sobre sus cabezas rayos tonantes, plagas devastadoras o lluvias benéficas con la intención de ahormar su conducta a unos supuestos deseos divinos que los exégetas de turno se encargaban de descifrar. La ciencia nació a partir del momento en que unos pocos seres humanos se pararon a observar críticamente el mundo físico y a experimentar con instrumentos que ampliaban sus limitadas capacidades sensoriales, obteniendo gradualmente una información más realista del entorno natural y de las leyes fundamentales que lo rigen.…  Seguir leyendo »

Uno de los recursos más arcaicos de cualquier cultura consiste en atribuirle rasgos humanos a la naturaleza e incluso a los seres inanimados. Las tempestades, las plagas y los desastres naturales podrían justificarse como el resultado de la decisión de un dios que vela por nuestra correcta instrucción moral a través de la retribución y el castigo. El Antiguo Testamento, por ejemplo, está plagado de escenas en las que se quiere imprimir una significatividad moral a algo que, en principio, no la tiene. El tópico del diluvio, del que el mismo Dios habría de arrepentirse, es su ejemplo más célebre, aunque ya lo primeros exégetas del texto supieron adelantar la eventual condición alegórica del motivo.…  Seguir leyendo »

La dicotomía maniquea entre más y menos Estado que atraviesa de manera estructural la política española y mundial se acentuará posiblemente en los próximos meses como consecuencia de las acciones emprendidas por los gobiernos para enfrentarse a la epidemia del coronavirus. Pero es una polémica falsa, porque la economía no agota la vida y por ello la capacidad de los Estados cubre dimensiones mucho más importantes que el hecho de que los impuestos recauden el 30% o el 50% del PIB.

El monopolio por parte del Estado de toda violencia legítima en un territorio que dice controlar es la clave de bóveda de la concepción weberiana -y, por lo tanto, nuestra- del Estado.…  Seguir leyendo »

Cuando la emergencia es extrema, las decisiones políticas se adoptan poniendo en la balanza cócteles de cosas que mezclan mal. La evidencia científica guía la acción de los Gobiernos, pero la decisión en última instancia siempre es política. Incluso suponiendo consenso absoluto sobre la solución técnica óptima para salvar más vidas humanas, su implementación es sopesada con sus repercusiones en otros ámbitos y en el largo plazo. Es un delicadísimo juego de malabares envuelto en una espesa nube de incógnitas, incertidumbres y falta de precedentes. Más tarde o más temprano, entran cálculos utilitarios sobre el coste de tomar o no tomar una decisión.…  Seguir leyendo »

Límite y restricción, no suspensión

No ha sido en primera instancia la reciente declaración del estado de alarma, sino un hecho de la naturaleza desbocada, el coronavirus, el que ha determinado una alteración profunda de los límites ordinarios de nuestros derechos de libre circulación y desplazamiento y los demás derechos que de ellos derivan. Los ha alterado al poner por delante una obligación ineludible: la de no hacer daño a los demás. El viejo principio romano de no hacer daño al otro (el alterum non laedere de Ulpiano) continúa explicando muchas cosas, como esta mutación de los límites de nuestros derechos fundamentales provocada directamente por un hecho de la naturaleza.…  Seguir leyendo »

Hasta la emergencia del coronavirus, una preocupación central de algunas élites intelectuales occidentales (la cultura asiática confuciana es, quizás, otra cosa), era lo que Shoshana Zuboff, en su excelente libro, bautizó como el “capitalismo de vigilancia”. Es decir, la capacidad de grandes empresas tecnológicas, en particular Facebook y Google, de monitorearnos, predecir y manipular nuestro comportamiento, por medio de la inteligencia artificial (IA) empleando datos masivos (big data). Sin embargo, pese a esa abundancia de datos y que, junto a otras compañías como la china WeChat, son las grandes potencias en esa tecnología, estas empresas fueron incapaces de detectar la magnitud de la propagación de la Covid-19 y alertar a los Gobiernos (con quién normalmente tienen una estrecha relación) de manera efectiva.…  Seguir leyendo »

El que calla, otorga

Y si además no se hace preguntas, se convierte en lo que algunos llaman un borrego. Cuando algunos califican a una persona como un borrego, a una sociedad como aborregada, puede que no conozcan de dónde viene ese dicterio. Hace mucho tiempo, para los pastores, el momento de volver a introducir al rebaño en el redil era un rato de esparcimiento: cogían un palo del suelo, se sentaban en una piedra y colocaban el palo a una cierta altura en la puerta del redil, y veían como el primer borrego y el segundo daban un salto y superaban el palo. El pastor entonces retiraba el palo, y contemplaba sonriente cómo los borregos que iban entrando, todos daban el salto para evitar un obstáculo que ya no existía.…  Seguir leyendo »

Las últimas semanas han trastocado nuestro mundo. Los días en los que nos ocupábamos de nuestras actividades cotidianas parecen pertenecer a otra vida. Porque hoy algunos de ustedes ya habrán tenido síntomas, muchos conocerán a alguien que padezca la enfermedad y todos se sentirán preocupados, sin excepción, por sus seres queridos. Sin embargo, lo que hace única a la situación en la que nos encontramos es que todos somos parte de la solución: lo somos como ciudadanos, pero también como empresas, ciudades, regiones y naciones, en todos los lugares del mundo. Sí, es cierto: en un primer momento, Europa se vio en parte sorprendida por un enemigo desconocido y por una crisis de una escala y celeridad sin precedentes.…  Seguir leyendo »

Ya desde hace días disponíamos de la única información que se necesitaba para sacar conclusiones. Bastaban dos datos: uno, el presidente del Gobierno está investido de unos poderes excepcionales, de los que jamás dispuso ningún otro presidente en la historia de nuestra democracia; y, dos, España representa el 0,6% de la población mundial, pero tiene más del 19% de los muertos por coronavirus.

Inevitablemente, estos datos describían un Gobierno incompetente, inseguro, falto de estrategia y superado por las circunstancias. Algo previsible tratándose de un Ejecutivo formado en su mayoría por diletantes que no han venido a hacer Política (en el sentido más digno de la palabra), sino a ser políticos (en el sentido más alimenticio de la palabra), en su convencimiento de que el gobierno de un país se puede reducir a una buena campaña de comunicación, convenientemente regada con las debidas subvenciones a los medios amigos.…  Seguir leyendo »

El virus socialista es ausencia de control parlamentario, gobierno por decreto y opacidad informativa. Los ciudadanos, los contribuyentes y las empresas estamos reducidos a la aceptación obligatoria de las decisiones gubernamentales.

No es casualidad que el Covid-19 haya surgido en un país comunista y opaco como China. Además del desastre sanitario, una ola de estatismo, intervencionismo y protagonismo de lo “público” amenaza la cultura de libertad y responsabilidad recuperada en la década de los años ochenta y noventa del pasado siglo. Es una revancha: la igualdad socialista pretende imponerse en detrimento de la libertad.

El Comisario de la UE de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, lo expresa con claridad en su entrevista de ayer en el diario El Mundo: “Aumentará la presencia del Estado.…  Seguir leyendo »

Si la crisis financiera global de 2008 reveló lo peor del capitalismo, la respuesta del sector privado a la pandemia de COVID‑19 ya está mostrando lo mejor.

En todo el mundo ya hay más de un millón de casos de COVID‑19, y la cantidad de muertes supera las 70 000 y está en aumento. La magnitud total del impacto económico global todavía no se conoce. Lo que sí sabemos es que para evitar una recesión devastadora, el mundo necesita con urgencia una respuesta hercúlea de los gobiernos y del sector privado.

Desde la crisis de 2008, las corporaciones han sido blanco de duras críticas e incluso acusaciones de maximizar sus ganancias sin la debida consideración a las necesidades de la sociedad en general.…  Seguir leyendo »

En The Fortunes of Africa,el autor Martin Meredith relata que un velero holandés dejó una carga de ropa sucia a los Khoikhoi, habitantes locales del cabo sudoeste de África, a quienes los europeos llamaban hotentotes. Corría el año 1713, los Khoikhoi lavaron la ropa y recibieron debidamente su paga, pero la ropa tenía viruela. Durante el año siguiente, la comunidad fue arrasada. Nueve de cada diez Khoikhoi murieron y la tribu eventualmente desapareció del Cabo.

Una vez más, un patógeno extranjero amenaza al África. El impacto total de la COVID-19 se sentirá allí después que en el resto del mundo, pero los mercados financieros ya le pasaron factura.…  Seguir leyendo »