ERC

Gabriel Rufián publicó hace una semana en El Periódico de Cataluña las 50 razones por las que se había afiliado a ERC. Estas son las mías por las que nunca lo haré.

1. Porque creo que aquellos que dan un golpe contra la democracia deben amanecer cada día del resto de su vida entre rejas.

2. Porque creo que alguien que no piensa en sus hijos antes de violar la ley no sólo es un delincuente sino también un mal padre.

3. Porque no le veo ningún interés a la cárcel.

4. Por las mujeres que escogen compartir su vida con hombres que piensan en ellas antes que en las banderas.…  Seguir leyendo »

Sin necesidad de traer a cuento aquella greguería ramoniana que alude a los apellidos que se convierten en vocación y destino, permítasenos recordar que en el Congreso español ocupa escaño por ERC un diputado que responde al nombre de Gabriel Rufián. El lector lo habrá visto aupado a la tribuna, fustigando, improperio en mano, a todo grupo político no concordante con el suyo, respaldado –dígase de paso– por un porcentaje del 2,6 de los votos emitidos. Odio, ira, resentimiento, ignorancia y audacia: he ahí el barro de modelar. Con esos ingredientes es fácil alcanzar el grado de jefe de cheka, pero la política es otra cosa.…  Seguir leyendo »

Soy nieto de andaluces, nací en 1982, parte de mi familia reside en Santa Coloma de Gramenet y me expreso indistintamente en castellano y catalán. ¿Me bastaría con estos méritospara ser candidato en unas elecciones generales? Al parecer, si la lista es de ERC, sí. Tal es el caso de Gabriel Rufián, con el que comparto tales datos biográficos.

Supongo que esta coincidencia ha hecho que me interesara por la campaña electoral de Rufián. Y lo que he escuchado me ha dejado boquiabierto. Cuando no recita de memoria el programa de ERC, no aporta ni un solo argumento, ni en los debates ni en los mítines.…  Seguir leyendo »

Mariano Rajoy, Pablo Iglesias y Oriol Junqueras piensan lo mismo. O, según se mire, no piensan nada, como intentaré explicar a continuación. En todo caso, lo cierto es que coinciden en utilizar idéntico argumento, el del sentido común, convertido de un tiempo a esta parte en clave de bóveda de todos sus planteamientos, o en afirmación pretendidamente concluyente que aspira a dejar sin réplica en un debate a cualquier posible adversario o contrincante, como prefieran decirlo.

Bastará con que rebobinemos solo un poco en el calendario las declaraciones de unos y de otros para constatar que fue el actual inquilino de La Moncloa quien, cuando todavía no lo era, se apuntó primero al recurso.…  Seguir leyendo »