Eutanasia

A comienzos de mayo pasado el partido del actual Gobierno registró una proposición de ley para legalizar la eutanasia. La ausencia de debate facilitaría la aprobación de una ley profundamente injusta. Lo más alarmante de este proyecto de ley es que, según ha trascendido, está inspirado en la ley de eutanasia holandesa. Que lo sepa todo el mundo: la primera ley holandesa (1993) era ideal. Se presentaba con unos límites infranqueables para casos verdaderamente extraordinarios y merecedores de compasión: enfermedades graves e irreversibles, dolores insoportables, agotamiento de otros recursos y, por supuesto, la libre petición del enfermo. La realidad desbordó la letra de la ley y, al compás de los abusos por parte de algunos médicos que pasaron por el juzgado y fueron absueltos, se amplió progresivamente hasta llegar a la ley vigente: el sufrimiento no tiene por qué ser físico, también puede ser psíquico, no tiene por qué ser terminal y se puede aplicar a menores.…  Seguir leyendo »

No, no es ciencia-ficción. Tampoco aludo al programa del III Reich para la eliminación de los discapacitados, de acuerdo con el cual unas 275.000 personas con discapacidad fueron objeto de «muerte por compasión» durante la Segunda Guerra Mundial. Me refiero a la proposición de Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia que se tramita en el Congreso de los Diputados, tras su toma en consideración el pasado 26 de junio.

Oficialmente se trata de introducir «un nuevo derecho individual», según dice la exposición de motivos de la iniciativa legal. Un derecho, dicho sea de paso, que no existe en las declaraciones internacionales de Derechos Humanos.…  Seguir leyendo »

Claro que hay razones para suicidarse. De hecho, el hombre, único animal que muere, es también el único que se suicida. Son inútiles las admoniciones morales establecidas desde antiguo y recogidas en los juristas ingleses del XVII: quien se suicida actúa contra el instinto de conservación, contra la Ley de Dios y contra la Ley del Rey. Al tomar su vida, toma algo que no es suyo.

En una reciente caricatura aparece un posible suicida en una silla de ruedas, a un lado una escalera le llevaría al centro de prevención del suicidio, en el mismo edificio una cómoda rampa el permitiría acceder al centro de suicidio asistido.…  Seguir leyendo »

El sentido de la vida que se acaba

La vida humana terrena empieza en la concepción y termina con la muerte. Por lo tanto, la dignidad de la persona comienza en la concepción y concluye con la muerte, con independencia de la continuidad de la vida personal y su dignidad más allá de la muerte. Y no hay vidas más o menos dignas de ser vividas. No hay ninguna vida indigna ni carente de sentido.

Es curioso cómo la aceptación social del aborto, uno de los dos peores errores morales del siglo XX, según Julián Marías, ha sido muy superior a la de la eutanasia, acaso por la mayor visibilidad de la persona a la que se suprime la vida, y a pesar de que en el caso del aborto no existe el consentimiento de la víctima.…  Seguir leyendo »

El debate de la eutanasia, retomado recientemente con una proposición de reforma del Código Penal a iniciativa del Parlamento de Cataluña, constituye un clásico de nuestra vida parlamentaria. No hay casi legislatura en la que no se haya abordado, incluso cuando la mayoría parlamentaria no era proclive a su legalización. Esta constante presencia puede provocar la sensación de que su despenalización es una de las grandes tareas pendientes de nuestra democracia. Y ello resulta ciertamente paradójico en una sociedad que, adjetivada ya como sociedad de la vivencia, ha eliminado del imaginario colectivo la muerte y su proceso. La muerte no es un tema muy presente en nuestra ciudadanía, pero sí en nuestras Cámaras.…  Seguir leyendo »

Eutanasia y la cultura del descarte

En enero se cumplieron veinte años del suicidio asistido de Ramón Sampedro. En aquel momento se produjo un intenso debate acerca de la posibilidad de regular la eutanasia y el suicidio asistido, algo que desde entonces siempre ha estado latente. Ahora vuelve al primer plano de la agenda política y mediática, avivado por una aritmética parlamentaria compleja que parece favorecer cambios legislativos.

Además, cada cierto tiempo aparecen casos que conmueven a la sociedad y se utilizan para reivindicar el derecho a decidir y elegir autónomamente cómo y cuándo morir. De hecho, la autonomía es un valor que, aunque llegó tarde al mundo de la salud, se ha convertido en su santo y seña.…  Seguir leyendo »

Según la teoría de la «pendiente resbaladiza» desarrollada por el profesor de UCLA Eugene Volock en Mechanisms of the Slippery Slope, cuando en una legislación se da el primer paso, inevitablemente se llegará hasta el último. En el caso de la eutanasia, consistirá en la posibilidad de disponer de forma absoluta de la vida de otro. Y es verdad que funciona. En el paradigmático caso holandés se inició la pendiente resbaladiza con una sentencia absolutoria en 1973, la despenalización en 1984, la regulación en 1993, y la liberalización en 2000. Como colofón, se permite la eutanasia de menores, incluso sin consentimiento paterno a partir de los 16 años por motivos como el sufrimiento psicológico, pérdida de autonomía, y escasa calidad de vida.…  Seguir leyendo »

“La muerte es un castigo para algunos, para otros un regalo, y para muchos un favor”. (Lucio Anneo Séneca).

Se llama Luis de Marcos y pide permiso para morir, pero no se lo conceden. Luis acaba de cumplir 50 años. Luis era un hombre alegre y sano hasta que comenzó a padecer una esclerosis múltiple, del tipo primario progresivo, para el que no existen opciones terapéuticas.

Luis está tetrapléjico y permanece inmóvil en una cama hospitalaria instalada en el salón de su casa. Luis, que conserva plenas las facultades mentales, en una entrevista concedida el mes pasado a la cadena SER, declaró que no le merece la pena vivir.…  Seguir leyendo »

Clandestino es como llaman a lo secreto y a lo oculto especialmente por temor a la ley o para eludirla. Así lo define nuestro diccionario, pero mejor lo ilustra la historia de los derechos civiles y políticos cuando recordamos sus comienzos hoy reconocidos. La eutanasia nos queda pendiente y cada cierto tiempo nos recuerdan la necesidad urgente de afrontar su debate personas como José Antonio Arrabal, enfermo de ELA que murió solo y en la “clandestinidad”, como el mismo dijo. También Luis de Marcos, enfermo de esclerosis múltiple, que reivindica el derecho a morir dignamente y legalizar la eutanasia porque su sufrimiento es insostenible.…  Seguir leyendo »

Tengo esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la misma grave enfermedad, terminal y sin cura, que José Antonio Arrabal, quien decidió poner fin a su vida narrando el proceso en un vídeo publicado por este diario. Su desencanto vital está más que justificado. Lo sé muy bien porque me hallo en la fase avanzada de la ELA, esa que él decidió no llegar a conocer.

A mis 36 años, soy alguien totalmente dependiente, inmovilizado en cama, alimentado por sonda y enchufado a un respirador. Para comunicarme uso un complejo ordenador que manejo con el movimiento de los ojos, y mirando letra a letra en un teclado virtual compongo textos, como este que leen, sin ir más lejos.…  Seguir leyendo »

En el debate sobre despenalización de la eutanasia, algunos grupos profesionales aseguran que antes de abordar esta cuestión es imprescindible desarrollar más los cuidados paliativos y hacerlos accesibles a todos los ciudadanos. Como si una y otra práctica fuesen soluciones contrapuestas y excluyentes para el mismo problema. Afirman que si se tratasen los síntomas (como el dolor), se ofreciese un soporte emocional y se brindase una asistencia social y espiritual durante el proceso final de la vida, las peticiones de muerte asistida serían cero o muy excepcionales. El argumento, recalcan, se basa en su experiencia tratando a miles de pacientes. Sin embargo, la realidad en los países donde la eutanasia está regulada contradice su planteamiento, equivocado de raíz.…  Seguir leyendo »

La decisión de poner término a la propia vida es una de las más difíciles, si no la más, de todas cuantas puede tomar el ser humano. En la Grecia y Roma antiguas la eutanasia era alentada por destacados filósofos. Son particularmente sugerentes las reflexiones sobre la buena muerte, que no otra cosa significa ese vocablo griego, por parte de los estoicos, como el Séneca de las Cartas a Lucilio, que tanto influjo ejercería en un espíritu tan sutil y penetrante como Montaigne, fiel exponente del humanismo renacentista.

Pero al estrecho nexo entre estoicismo y cristianismo no ha impedido a la Iglesia católica condenar todas las conductas eutanásicas, incluido el suicidio asistido, aunque ya no mantenga como antaño la prohibición de enterrar a los suicidas en los cementerios.…  Seguir leyendo »

España no es un buen lugar para morir. Los cuidados paliativos tienen una distribución desigual y no llegan a toda la población que podría necesitarlos. Y a veces, cuando llegan, no es lo que se requiere. Las decisiones sobre cómo pasar los momentos finales de nuestra vida se encuentran así limitadas en nuestro país.

Recientemente se ha ido avanzado en materia de autonomía de los pacientes, de reconocimiento de los derechos a no iniciar o recibir tratamientos que se estimen fútiles, en la creación de documentos de instrucciones previas. Sin embargo la legislación sobre los últimos momentos de la vida ha marcado en todo momento un límite infranqueable: la regulación de la eutanasia y del suicidio médicamente asistido.…  Seguir leyendo »

“Quiero ir a un sitio especial, en donde la lava se une al mar. Ese es el lugar en donde quiero estar”. Así es como Marieke Vervoort visualiza su muerte. Campeona paralímpica de 37 años, está postrada en una silla de ruedas por una enfermedad rara, la tetraplejia progresiva, que le produce un dolor creciente e insoportable. En 2008 pensó en suicidarse. Ahora, 8 años después tiene todos los papeles en regla -los informes de tres médicos diferentes y de un psiquiatra- para poder morir en paz. Marieke es belga, y en su país la eutanasia está legalizada. EL PAIS informó de este caso con ocasión de los juegos paralímpicos de Río.…  Seguir leyendo »

Out of nowhere, a patient I recently met in my clinic told me, “If my heart stops, doctor, just let me go.”

“Why?” I asked him.

Without hesitating, he replied, “Because there are worse states than death.”

Advances in medical therapies, in addition to their immense benefits, have changed death to dying — from an instantaneous event to a long, drawn-out process. Death is preceded by years of disability, countless procedures and powerful medications. Only one in five patients is able to die at home. These days many patients fear what it takes to live more than death itself.

That may explain why this year, behind the noise of the presidential campaign, the right-to-die movement has made several big legislative advances.…  Seguir leyendo »

Desde 2002, la legislación belga permite a adultos que padezcan enfermedades terminales o incurables pedir a un médico la administración de la eutanasia. En febrero de 2014, el parlamento belga eliminó el requisito de ser adulto para pedir la aplicación de la ley, y se generó un escándalo.

El mes pasado, por vez primera, un menor de edad pidió y recibió la eutanasia; como era de prever, las protestas se reavivaron. El cardenal Elio Sgreccia dijo por Radio Vaticano que la ley belga niega a los niños el derecho a la vida. Pero las circunstancias del caso, y el hecho de que pasaron dos años y medio antes de que ocurriera, demuestran lo contrario: la ley belga respeta el derecho a la vida y, en circunstancias cuidadosamente definidas, el derecho a morir.…  Seguir leyendo »

Throughout my life, I have been fortunate to have spent my time working for dignity for the living. I have campaigned passionately for people in my country and the world over to have their God-given rights.

Now, as I turn 85 Friday, with my life closer to its end than its beginning, I wish to help give people dignity in dying. Just as I have argued firmly for compassion and fairness in life, I believe that terminally ill people should be treated with the same compassion and fairness when it comes to their deaths. Dying people should have the right to choose how and when they leave Mother Earth.…  Seguir leyendo »

Nul ne peut être indifférent à la nouvelle toute récente (mi-septembre 2016), selon laquelle, pour la première fois, en Belgique, un enfant a été aidé officiellement à mourir. Pour des raisons évidentes de préservation de sa dignité et de respect de sa sphère privée et celle de sa famille, aucune donnée précise n’a été révélée. On ne sait ni s’il s’agit d’une fille ou d’un garçon, ni son âge. Rien non plus sur la maladie dont l’enfant souffrait. L’information a été transmise de façon lapidaire par le président de la Commission fédérale belge de contrôle et d’évaluation de l’euthanasie.

Le cadre légal

Rappelons que la loi belge du 28 février 2014, fortement controversée au moment de son adoption, a ouvert la possibilité d’appliquer l’euthanasie aux enfants de moins de 18 ans, sans fixer un âge minimum pour le faire (contrairement aux Pays-Bas où le seuil inférieur est situé à 12 ans).…  Seguir leyendo »

La eutanasia como propuesta electoral

Hace algunos días se conocía la propuesta de Ciudadanos de regular el derecho a morir dignamente, sobre la base de una figura que esta formación política contemplaba con simpatía: la eutanasia pasiva. Se trata de un concepto usado con frecuencia -no sólo en el ámbito coloquial, sino también en foros técnicos-, pero cuyo significado real dista mucho del que, de ordinario, suele atribuírsele. Vaya por delante que la expresión en sí se compone de un vocablo de alcance espectacular y llamativo (eutanasia), que todos más o menos conocemos, adjetivado con otro término (pasiva), que sirve para suscitar no pocas dudas sobre el sentido final de la locución.…  Seguir leyendo »

Muerte digna

Durante los últimos días ha sido incesante y unidireccional el mensaje que los medios de comunicación han venido ofreciendo con ocasión de la petición de unos padres de procurar una «muerte digna» a su hija Andrea, de 13 años, aquejada de una enfermedad degenerativa irreversible, y que, según acabo de conocer, ya descansa en paz.

Debo decir que me impresionó escuchar a la madre de esta niña decir que no querían ver cómo sufría inútilmente, cuando al parecer, y según el testimonio de los médicos que la trataban, la niña tan sólo estaba siendo alimentada mediante una sonda nasogástrica, ya que sus órganos vitales funcionan por sí solos.…  Seguir leyendo »