Eutanasia (Continuación)

Por Margarita Boladeras es catedrática de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Barcelona (EL PAIS, 27/03/05):

Los EE UU tienen una larga historia de debates públicos sobre casos conflictivos de enfermos con patologías irreversibles. Entre los que tuvieron una repercusión mayor hay que citar los de Karen Ann Quinlan (1975) y Nancy Cruzan (1983). Ambas eran mujeres jóvenes, víctimas de accidentes que les provocaron un «estado vegetativo crónico y persistente» y «coma profundo». El padre de Karen pensaba que no tenía sentido prolongar aquella forma de vida con los medios extraordinarios que mantenían sus constantes vitales y decidió solicitar la interrupción de los mismos.…  Seguir leyendo »

Por Pablo Simón Lorda, médico de familia, e Inés M. Barrio, enfermera. Ambos son especialistas en bioética (EL PAIS, 27/03/05):

En los últimos meses los medios de comunicación de nuestro país se han hecho eco de diferentes acontecimientos etiquetados con frecuencia como «eutanasia». Así, a la polémica en torno a la película Mar adentro, que se inspira en el caso de Ramón Sampedro, ha seguido en la última semana el debate en torno a la aplicación de un protocolo de sedación paliativa por los médicos de Leganés (Madrid). También hemos tenido ocasión de contemplar la igualmente oscarizada película de Clint Eastwood Million dollar baby.…  Seguir leyendo »

Por Xavier Bru de Sala (LA VANGUARDIA, 25/03/05):

Cuenta Saramago en su Historia del cerco de Lisboa cómo, en la falsa verdad de la ficción, los cruzados de media Europa, que se aprovisionan en el estuario del Tajo camino de Jerusalén, niegan su ayuda a los portugueses en la empresa de conquistar Lisboa a los moros. Los cruzados están de paso, la caída de la ciudad es punto menos que imposible sin ellos, el rey Alfonso Henriques no se ha mostrado todo lo generoso que cabría esperar con el futuro botín, además de alardear sobre intervenciones del favor divino en anteriores gestas.…  Seguir leyendo »