Fascismo

Habían transcurrido poco más de dos años de la llegada de Mussolini al poder a raíz de la Marcha sobre Roma, cuyo centenario se ha conmemorado estos días. Entre sus firmantes figuraban Giuseppe Ungaretti, Gabriele D'Annunzio, Filippo Tommaso Marinetti, Luigi Pirandello o Margherita Sarfatti. El manifiesto a favor del fascismo reunió, en abril de 1925, a lo más granado de las letras transalpinas, incluidos un premio Nobel y la biógrafa judía del Duce. Uno, Pirandello, expresaba el compromiso de las vanguardias con la nueva política; la otra, Sarfatti, conocía bien el tálamo prohibido desde el que ya contemplaron Paris y Elena el dudoso despuntar del día.…  Seguir leyendo »

Desfascistización del fascismo

¿Es el fascismo una ideología o un sistema político «eterno», como afirmó Umberto Eco en una conferencia impartida en los EEUU en el año 1995, al cumplirse los 50 años de la Liberación? Eco advertía del retorno de esta ideología, revestida de otras formas. Y no solo en Italia, sino «en cada rincón del mundo». Emilio Gentile, veía peligroso el adjetivo «eterno», porque podía favorecer la fascinación de los jóvenes. El peligro existe, es real, y los síntomas alarmantes. Pero los tiempos aquellos de los totalitarismos, aunque nos puedan parecer hoy muy cercanos y una «retrotopía», como afirmó Bauman en su último libro titulado así, no son iguales.…  Seguir leyendo »

El ascenso del fascismo, cien años después

El fascismo, tal y como germinó y se desarrolló en Italia, fue básicamente un producto de la Primera Guerra Mundial. La guerra resultó larga, destructiva y ocasionó un gran trastorno en la política y en la sociedad. Cuando la guerra acabó con la derrota de los Poderes Centrales, el balance de víctimas para Italia era trágico: más de medio millón de muertos, 600.000 soldados capturados y un millón de heridos, de los cuales casi la mitad quedaron inválidos para siempre

El orden político que había posibilitado el dominio del liberalismo antes de 1914 comenzó a resquebrajarse. Las huelgas y ocupaciones ilegales se extendieron por la agricultura y la industria en los dos años que siguieron a la firma del armisticio, un momento de disturbios sociales conocido como el biennio rosso (1918-1919).…  Seguir leyendo »

El fascismo en Italia

El fascismo fue la forma política del nacionalismo de la ultraderecha. Su llegada en 1922 al poder en Italia -su país originario- tuvo así importancia decisiva. Fundado en marzo de 1919, el fascismo italiano fue un movimiento antisistema que se apropió de los postulados del nacionalismo italiano, galvanizado por la participación del país en la I Guerra Mundial y por la decepción que para Italia supusieron los tratados de paz de 1919.

Su núcleo dirigente lo formaron ex combatientes, antiguos sindicalistas revolucionarios y medianías intelectuales, como el propio Mussolini (1883-1945), hombre de origen modesto, ateo, anticlerical, de temperamento turbulento y agresivo a lo que, tras romper en 1915 con el Partido Socialista Italiano en el que militaba y abogar por la entrada de Italia en la guerra, añadió un ardiente sentimiento patriótico.…  Seguir leyendo »

Mussolini y Hitler, en Múnich en 1938.

La lectura del artículo Gorbachov y los fracasos del siglo XX, del historiador José Álvarez Junco, aparecido el 17 de septiembre en este periódico, ha producido en varias personas de mi entorno una cierta sorpresa. En mi caso, yendo un poco más allá de esa sensación, ha dado lugar a las siguientes reflexiones, expresión por esta vez de algunos desacuerdos con quien es ante todo un maestro y en buena medida un amigo.

Es de destacar el tono vehemente así como el carácter valiente del escrito del historiador. Su alegato en favor de la democracia es valioso y necesario. Sin embargo, su recurso a la experiencia histórica del siglo XX resulta discutible en varios aspectos.…  Seguir leyendo »

Gorbachov y los fracasos del siglo XX

La reciente muerte de Mijáil Gorbachov debería obligarnos a pensar. Porque no fue uno más de los personajes que ocuparon el poder durante la tormentosa historia rusa del último siglo, sino el impulsor y responsable de las reformas que, tras revelarse imposibles, acabaron llevando al derrumbamiento del comunismo. Y este, a su vez, había sido uno de los dos grandes proyectos políticos que el pasado siglo ofreció como alternativas a la democracia parlamentaria, en cuya difícil construcción y ampliación se esforzaban las sociedades más civilizadas y sensatas del mundo.

El segundo de esos grandiosos proyectos había sido el fascismo, que también nació y murió en el siglo XX.…  Seguir leyendo »

El autoritarismo es un patio de colegio: el matón actúa movido por el miedo —al rechazo, a la soledad, a la ridiculización— o por la rabia de haber sufrido, él mismo, violencias e injusticias. Para la filósofa feminista Eva von Redecker, el miedo y la rabia son los principales sentimientos a los que apelan los discursos neofascistas, populistas y de ultraderecha para fagocitar a sus seguidores. En ambos casos, patio de colegio y retórica ultra, el abusador se siente amenazado. Pero, también en ambos casos, la amenaza es engañosa, o está mal situada. En su ensayo Ownership’s Shadow: Neoauthoritarianism as Defense of Phantom Possession, Von Redecker propone entender esta sensación de amenaza como un sentimiento de pérdida.…  Seguir leyendo »

Rusia es fascista. Deberíamos decirlo

Nunca se derrotó al fascismo como idea.

En cuanto culto a la irracionalidad y la violencia, no pudo ser vencido como argumento: mientras la Alemania nazi pareció fuerte, los europeos y otros se sintieron tentados. No fue sino en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial cuando el fascismo fue derrotado. Ahora ha vuelto, y esta vez el país que está librando una guerra de destrucción fascista es Rusia. Si Rusia ganara, sería muy reconfortante para los fascistas de todo el mundo.

Nos equivocamos al limitar nuestro miedo al fascismo a una cierta imagen de Hitler y el Holocausto.…  Seguir leyendo »

Illustration by The New York Times; Photography by Clive Rose, Alexander Nemenov, and Kirill Kudryavtsev, via Getty Images

Fascism was never defeated as an idea.

As a cult of irrationality and violence, it could not be vanquished as an argument: So long as Nazi Germany seemed strong, Europeans and others were tempted. It was only on the battlefields of World War II that fascism was defeated. Now it’s back — and this time, the country fighting a fascist war of destruction is Russia. Should Russia win, fascists around the world will be comforted.

We err in limiting our fears of fascism to a certain image of Hitler and the Holocaust. Fascism was Italian in origin, popular in Romania — where fascists were Orthodox Christians who dreamed of cleansing violence — and had adherents throughout Europe (and America).…  Seguir leyendo »

Antifascismo: peligro y contradicción

En octubre del próximo año se conmemorará el centenario de la marcha sobre Roma y la constitución del primer régimen fascista. En Italia, gracias a la labor revisionista de Renzo de Felice y su escuela, el fenómeno fascista ha sido normalizado a nivel de historiografía académica. El historiador italiano destacó el «consenso» del que disfrutó el régimen hasta finales de los años 30, el carácter revolucionario y modernizador del movimiento, su interclasismo, al igual que los graves errores de Mussolini, sobre todo su participación en la Segunda Guerra Mundial. Lo cual le valió algún que otro atentado por parte de la extrema izquierda.…  Seguir leyendo »

El supuesto virus del fascismo

Una de las consecuencias de la covid-19 en Italia es el descubrimiento de que el fascismo es un virus mutante, aún presente y peligroso. No tengo constancia de que nadie, para corroborar este hallazgo, haya asociado la aparición de la covid-19 en 2019 con el centenario del nacimiento del fascismo, que tuvo lugar en 1919. En realidad, el descubrimiento del virus fascista precedió a la covid-19. De hecho, en abril del año pasado, el escritor Andrea Camilleri afirmó: “El fascismo es un virus mutante”. Desde entonces, los avisos de alarma contra el fascismo viral han sido repetidos por la Asociación de Partisanos Italianos (Anpi), por periodistas, intelectuales e historiadores jóvenes y no tan jóvenes.…  Seguir leyendo »

“Con el voto por correo universal (no el voto rogado, que está bien), las elecciones de 2020 serán las más FALSAS Y FRAUDULENTAS de la historia. Serán un gran bochorno para EE UU. ¿¿¿Aplazamos las elecciones hasta que la gente pueda votar debidamente y a salvo???” (Donald Trump, tuit del 30 de julio de 2020).

Qué quiere decir que el presidente de Estados Unidos proponga aplazar las elecciones? El tuit de Trump proclama que las elecciones de noviembre serán “falsas y fraudulentas”. Pero cualquier problema que puedan tener los estadounidenses para votar se debe al presidente y sus aliados. Trump está creando un problema, culpando de él a otros y utilizándolo para consolidar su poder.…  Seguir leyendo »

Durante toda la presidencia de Donald Trump ha habido preocupación por sus tendencias antidemocráticas. Pero este verano, en plena crisis de EE UU, se está hablando cada vez más abiertamente de una variante especialmente peligrosa de autoritarismo ya conocida por la historia de Europa en el siglo XX. Después de estos años de violento sentimiento antiinmigración, en los que ha habido cambios en las leyes para prohibir a los residentes de numerosos países musulmanes la entrada en EE UU, diatribas contra la prensa libre y, en las últimas semanas, el envío de fuerzas federales a diversas ciudades para contrarrestar unas manifestaciones mayoritariamente pacíficas en favor de la justicia racial, cada vez son más los políticos y periodistas que emplean el término “fascismo” para calificar la amenaza que representa el Gobierno de Trump.…  Seguir leyendo »

La crisis aún en curso debiera hacernos recordar muchas cosas, y entre ellas la recomendación, procedente del siglo de las Luces, y aún antes de Locke, consistente en que el conocimiento racional necesita acotar el objeto de conocimiento para proceder a su explicación. La razón es como una antorcha que movemos en la oscuridad, o como la sonda del piloto en la navegación, que no puede ni debe iluminarlo todo, sino aquello que nos permite seguir caminando en la noche o navegando. La reflexión es aplicable a la difusión de la pandemia como explicación, y también como prevención. Atengámonos al “análisis concreto de la realidad concreta” (Lenin).…  Seguir leyendo »

Hacia 1923, gran parte de Italia se había hecho fascista. Giovanni Gentile, Pirandello o Ungaretti aplaudían el régimen naciente o colaboraban con él. Nicola Bombacci, el hombre de Lenin en Italia, iniciaba una aproximación. El éxito político de Mussolini fue repentino y ferozmente rápido. Después un revolcón humillante en los comicios de 1919, lograría recuperar el equilibrio lanzando a sus matones contra un partido socialista al que le había dado la ventolera de fingirse bolchevique. En el 22 tuvo lugar la marcha sobre Roma, seguida de una ganga fenomenal para quien la había convocado: la presidencia del Consejo. En el 25 fue sojuzgado el parlamento.…  Seguir leyendo »

Los premios Goya han sido ocasión para que buena parte de la industria del cine español se invente un fantasma que recorre España: el fascismo.

Resulta llamativa la perspicacia o buena vista de directores y actores de cine que advierten sobre el peligro fascista y la ceguera que padecen ante movimientos totalitarios comunistas, populistas de extrema izquierda y separatistas. El actual o renovado totalitarismo se ha olvidado del proletariado e interviene, por medio del Estado, en nuestras vidas y haciendas con la excusa de la “emergencia climática”, el feminismo histerizante, la corrección política, el igualitarismo, la eliminación del balance de poderes y la ocupación burocrática de los espacios de libertad de los individuos y las familias propios de la sociedad civil.…  Seguir leyendo »

El fascismo vulgar nacionalista

Son muchos los trabajos que tienen por objeto definir y caracterizar el fascismo. Autores como George L. Mosse, Zeev Sternhell, Emilio Gentile, Renzo de Felice, Gino Germani, Angelo Tasca, Norberto Bobbio, A. James Gregor, Umberto Eco o Stanley Payne ponen a nuestro alcance una abanico de hipótesis -a veces, contradictorias- que Enzo Traverso (Interpretar el fascismo, 2005) y Pedro Carlos González Cuevas (Renzo de Felice, una semblanza intelectual a los veinte años de su muerte, 2016) han sintetizado. ¿Qué es el fascismo? Por ejemplo: revolución espiritual y comunitaria, impulso romántico, síntesis de ideas diversas, ideología alternativa al liberalismo y el socialismo que no excluye la incorporación de ingredientes marxistas, rechazo del individuo en favor de la masa, apología del combate y la violencia, herencia de la izquierda jacobina, reformulación mística del nacionalismo o modelo -antidemocrático, autoritario, imperialista, xenófobo y racista- de sociedad.…  Seguir leyendo »

Hace un mes me apeé de un taxi en la Plaza Mayor de Predappio, ciudad santuario del neofascismo italiano. Me sorprendió el carácter ascético de las celebraciones organizadas aquel día, por el cumpleaños de Benito Mussolini. Empapado como estaba de imágenes de la Marcha de la Independencia polaca o las peregrinaciones religiosas de hinchas a Jasna Góra, esperaba un mar de pancartas y un cielo teñido de ardientes llamas. En cambio, el líder de la Última Legión, el partido neofascista convocante, ordenó que se marchase en completo silencio y serenidad. Nada de gritos ni de cánticos.

La ultraderecha polaca, siempre que se reúne, forma un coro que grita “muerte a los enemigos de la patria”, “deshojaremos los árboles para colgar a los comunistas”, o define a la familia polaca como un marido y su mujer.…  Seguir leyendo »

El mes pasado se cumplieron diez años de la muerte de Leszek Koakowski, uno de los más agudos críticos del comunismo. O del socialismo o del marxismo, que tanto da para los más agrestes. Ahí está su monumental repaso en tres volúmenes, Las principales corrientes del marxismo, desigual pero con capítulos extraordinarios, entre ellos algunos que hacen digeribles a autores de prosa oscura y exposición descabalada, tan propicios a la ilusión de profundidad (uno echa a faltar un capítulo sobre Benjamin a ver si finalmente pilla el busilis que tantos valoran). Joven promesa del Partido Comunista polaco, en 1966 es expulsado del partido y en 1968 de la universidad, año en el que acabó por recalar en el All Souls College de Oxford, donde permanecería hasta su muerte, siempre cultivando una filosofía con afán de claridad, de precisión en las palabras y de limpieza en los argumentos, como corresponde al mejor quehacer analítico anglosajón, con una importante diferencia respecto a lo que es común en esa tradición: no orilló los asuntos importantes ni tampoco las escaramuzas (En Revista de Libros pueden encontrar un sabio repaso de su quehacer de la mano de Julio Aramberri).…  Seguir leyendo »

Il y a un siècle, le 28 juin 1919, dans cette galerie des glaces du château de Versailles, où la République aime impressionner ses hôtes étrangers, l’Allemagne signait un mauvais traité de paix que lui imposaient ses vainqueurs. Cette signature et celles qui suivront avec les autres belligérants étaient indispensables pour mettre un point final à la Grande Guerre que les armistices, dont celle du 11 novembre 1918, avaient seulement suspendue.

Les Alliés qui avaient négocié entre eux pendant les cinq mois de la conférence de Paris, ne savaient évidemment pas qu’ils contribuaient fortement à l’arrivée au pouvoir de Mussolini, quatre ans plus tard, en 1922, dans un des pays vainqueurs et à celle d’Hitler en 1933 dans un des pays vaincus.…  Seguir leyendo »