Filosofía

En un artículo reciente publicado en EL PAÍS, Juan Luis Cebrián reclama que, tras los estragos de la pandemia (y por mucho que protesten los populistas), será “la hora de los filósofos”. A continuación citaba a un profesor italiano que llamaba a erigir un “constitucionalismo planetario”, una conciencia general de nuestro destino común y un sistema que garantice nuestros derechos como especie. La llamada a la uniformidad, a cerrar filas, clásica ante las grandes amenazas, no se ha hecho esperar. El cine y la literatura la avanzaron. Ante el ataque de los extraterrestres, los enemigos históricos se transforman en aliados. Aunque, paradójicamente, la amenaza del virus ha hecho que los países cierren fronteras y expulsen a los extranjeros.…  Seguir leyendo »

No por esperada desde hace semanas, cuando Mario Bunge dejó de contestar los emails, su muerte resulta menos dolorosa. Ya no habrá más correos descacharrantes, llenos de inteligencia e ironía. Ni más comidas en el Café de París de Biarritz, donde nos vimos las últimas veces, a poco más de una hora de Pamplona. Ni más días felices de verano en Politiká, en la isla griega de Eubea, muy cerca de Calcis, donde murió Aristóteles, cenando pescado en la terraza de una taberna.

Lo conocí hace diez años. En Laetoli habíamos publicado Las pseudociencias vaya timo!, una colección de artículos suyos publicados en diversas revistas, algunos nunca traducidos al español, recopilada por Alfonso López Borgoñoz.…  Seguir leyendo »

He bajado a escribir esta necrológica a la terraza del Petit Café, en la Plaza de Ocata. Al fondo de la calle Pintor Miquel Villá está el Mediterráneo. A esta hora la luz del mediodía le arranca chispeantes reflejos asalmonados a su superficie.

La cultura es esto: el intento de combatir con palabras el silencio del ser. Es importante recordarlo en la muerte de Steiner, humanista rezagado, porque hoy, a las puertas del poshumanismo, nos sentimos más necesitados que nunca de palabras.

Son frecuente los lamentos por la crisis del humanismo. Pero no está nada claro que lo que nos mueva sea el amor a las humanidades.…  Seguir leyendo »

«Connaissez-vous George Steiner ? Le promeneur absolu – l’arpenteur de toutes nos cultures présentes et passées ?» a écrit Erik Orsenna, cité par Pierre-Emmanuel Dauzat dans sa préface aux Œuvres en «Quarto» Gallimard. Connu, le critique littéraire l’était comme un des grands intellectuels et lecteurs de son temps. Comme un brillant orateur et un penseur iconoclaste, mais aussi comme une personnalité complexe, amatrice de paradoxes, élitaire. Un intellectuel mordant, revendiquant des affections pour des écrivains de droite, rejetant sans ambages le structuralisme et le déconstructivisime à leur époque. Cette figure «clivante», dixit le New York Times, s’est éteinte lundi à 90 ans dans sa maison de Cambridge, en Angleterre.…  Seguir leyendo »

¿A qué filósofo vivo hay que leer? Ante semejante pregunta, insolentemente incómoda, durante años me serví de un recurso infalible. Steiner, he contestado en multitud de ocasiones. Lee a George Steiner, respondía, al tiempo que ocultaba la condición fronteriza de su pensamiento. Aunque el consejo sincero mantenga su tino, a partir de hoy la respuesta no podrá conservar ni siquiera su media verdad porque ha muerto George Steiner. Algún purista podrá decir que no era estrictamente filósofo pero cualquier buen lector sabrá enmendar: ni lo era, ni falta que le hacía. George Steiner era, ante todo y sobre todo, un hombre de letras.…  Seguir leyendo »

Sir Roger Scuton, un hombre, blanco, heterosexual, cristiano y un intelectual extraordinariamente culto y defensor de la common decency, falleció el pasado domingo. Nacido el 27 de febrero de 1944, ha sido uno de los principales protagonistas del movimiento de renovación del conservadurismo que recorre, como un nuevo fantasma, Europa. Ha escrito ensayos de filosofía política, moral, estética, arquitectura, música, religión…, a los que hay que sumar varias novelas y dos óperas. Y todo lo ha hecho con una claridad epigramática, ágil, elegante y valiente. Para algunos, ha sido el mejor escritor inglés desde Orwell.

Se hizo conservador en las calles del barrio latino de París, durante mayo del 68.…  Seguir leyendo »

Cabe hablar de legados de Javier Muguerza. Así se hizo en una amplísima y fructífera reunión de filósofos recientemente en la Residencia de Estudiantes. Quiso a la residencia de la Colina de los Chopos como una segunda casa. Sus legados personales y filosóficos fueron muchos. A una soberbia introducción a la filosofía analítica le sucedió una excelente reflexión sobre el “giro lingüístico”. Sus libros La razón sin esperanza y Desde la perplejidadson aportaciones imprescindibles. Pero nunca dio lecciones desde ninguna segura atalaya. Muguerza no se replegó en un determinado saber filosófico que le permitiera ser una “autoridad” en la materia.…  Seguir leyendo »

Existe la pretensión por parte de lo políticamente correcto, cada vez más interesada, de que los últimos pretendidamente derechos humanos y de los demás seres vivos -derechos de tercera generación nacidos al calor de lo políticamente correcto omnipotente (socialdemocracia+comunismo vencido)- se justifiquen como una natural continuación de la Escuela de Salamanca. Esta, en respuesta al descubrimiento y conquista de América y al de otras muchas tierras que nuestra primera circunnavegación al globo halló, formuló la primera relación de derechos humanos en torno a la gigantesca figura teológica de Francisco de Vitoria. Derecho a la vida, a la familia, a la propiedad, a la libertad religiosa, al bien común, a la participación política, a la libertad colectiva, etc.…  Seguir leyendo »

El año pasado celebramos el 40 aniversario de la Constitución. Este año se cumple medio siglo de uno de los hitos de la vertiente intelectual y cultural de la transición política que condujo a ella.

1969 es el año en que iniciara su andadura filosófica Eugenio Trías, hoy reconocido —casi por unanimidad— como el único pensador español que ha legado un sistema filosófico propio (quizá, también, Gustavo Bueno). Tal salto a la vida pública, como una primera figura de la intelectualidad del momento, marcó el inicio de una trayectoria que, sin prisa pero sin pausa, fue configurando a lo largo de cuatro décadas una construcción filosófica innovadora e influyente.…  Seguir leyendo »

Bagdad, Fès, Tombouctou sont d’autres lieux de la vie philosophique

Maîtresse de conférences à l’université de Paris-VIII, Nadia Yala Kisukidi est une exception dans le paysage français de la philosophie. L’une des très rares à enseigner la philosophie africaine au sein de l’institution universitaire. Sans pour autant se définir comme décoloniale, cette spécialiste de Bergson (Bergson ou l’humanité créatrice, CNRS éditions, 2013) invite à élargir le corpus habituel de la discipline afin de mettre en perspective la spécificité de la production occidentale et son ancrage singulier, et de comprendre comment la pensée européenne a pu se racialiser en racialisant les autres. En cela, à la suite de penseurs comme V.Y.…  Seguir leyendo »

Una clase de filosofía –más específicamente, una clase de ética práctica- puede llevar a los alumnos a actuar más éticamente?

Los profesores de ética práctica tienen un interés obvio en la respuesta a esta pregunta. La respuesta también debería importarles a los estudiantes que consideran tomar un curso de ética práctica. Pero el interrogante también tiene un significado filosófico más amplio, porque la respuesta podría arrojar luz sobre la pregunta antigua y fundamental del papel que juega la razón a la hora de formar nuestros juicios éticos y determinar lo que hacemos.

Platón, en Fedro, utiliza la metáfora de un carro tirado por dos caballos; uno representa los impulsos racionales y morales, el otro las pasiones o los deseos irracionales.…  Seguir leyendo »

La filosofía y el ridículo

Aunque tomaré como punto de partida la publicación, el pasado 30 de mayo, de un artículo de apoyo a Josu Ternera en el diario francés Libération, firmado por Alain Badiou, Étienne Balibar, Jean-Luc Nancy, Toni Negri, Jacques Rancière y Thomas Lacoste, no pretendo actuar como azote de estos ilustres pensadores a quienes ya me he referido colectivamente en alguna ocasión. Por el contrario, defiendo sin matices su libertad para opinar sobre cualquier materia pública según su mejor saber y entender: en nombre de la libertad de expresión, defendí en su día el derecho de los dibujantes de Charlie Hebdo a ridiculizar a los profetas, y por el mismo motivo defiendo ahora el derecho de los profetas a hacer el ridículo.…  Seguir leyendo »

Durante las tres últimas décadas del milenio pasado y la primera del presente siglo, Javier Muguerza ha sido el mentor de varias generaciones filosóficas y acuñó la expresión pensar en español para tender puentes con Iberoamérica, particularmente con México, gracias a su amistad con Fernando Salmerón, prestando una especial atención al exilio republicano. Resulta significativo que su DNI consignara como fecha de nacimiento 1939 y no 1936, como si hubiera preferido nacer una vez terminada la contienda y no en sus inicios. La reconciliación fue una de sus prioridades, merced a los traumas personales de una Guerra Civil que su familia vivió trágicamente, como tantas otras de uno u otro bando.…  Seguir leyendo »

La reciente y sentida pérdida del filósofo Javier Muguerza nos lleva a todos los que pertenecimos a su “tribu” a un ejercicio de memoria sobre la vida y los anhelos compartidos al hilo de la historia de este país, de sus últimos 50 años. El papel desempeñado por Muguerza en la Transición fue fundamental para volver a normalizar la filosofía académica tras el mazazo del franquismo y su rémora de exilios exteriores, sobre todo en México, e interiores, por ejemplo, Canarias, de nuestros intelectuales. La armonización de la joven filosofía española, tras décadas de “erial cultural” —expresión de Gregorio Morán para referirse al aislamiento de Ortega y Gasset en el franquismo—, con las tradiciones anglosajonas y continentales —la filosofía analítica y la teoría crítica— fue decisiva.…  Seguir leyendo »

No resulta demasiado conocido, pero cuentan que el primer atasco en Broadway lo causó, hace 106 años, la conferencia de un filósofo. Para más inri, en francés. En efecto, allá por 1913 el parisino Henri Bergson llegó hasta Manhattan para difundir sus ideas, aclamado por periódicos como el New York Times o The Sun. Incluso las revistas de moda femenina se hicieron eco. Dos mil solicitantes intentaron acudir a parejo evento, aunque en la sala que se le asignó solo cabían quinientos. No fue un furor momentáneo: la marca que Bergson dejó en EEUU fue tan profunda que el propio presidente Wilson, acabada la I Guerra Mundial, se pondría a trabajar codo con codo con él para fundar la Sociedad de las Naciones, embrión de la ONU.…  Seguir leyendo »

Pump jacks at work bringing up oil in Campbell County, Wy. Climate change skeptics focus on uncertainty even in the face of abundant evidence, N. Ángel Pinillos writes.CreditCreditDamon Winter/The New York Times

No matter how smart or educated you are, what you don’t know far surpasses anything you may know. Socrates taught us the virtue of recognizing our limitations. Wisdom, he said, requires possessing a type of humility manifested in an awareness of one’s own ignorance. Since then, the value of being aware of our ignorance has been a recurring theme in Western thought: René Descartes said it’s necessary to doubt all things to build a solid foundation for science; and Ludwig Wittgenstein, reflecting on the limits of language, said that “the difficulty in philosophy is to say no more than we know.”…  Seguir leyendo »

Acaba de anunciarse a bombo y platillo un acuerdo en favor de la obligatoriedad de la enseñanza de la Filosofía en nuestras aulas escolares de los últimos cursos. Este anuncio supone un buen augurio, entre tanta sinrazón y mediocridad. Para saludar sus balbuceantes pasos exponemos, aquí, algunos argumentos en pro de la conveniencia de un planteamiento aquilatado de lo filosófico entre nosotros.

Primero, advirtamos que no debería tratarse tanto de enseñar unas u otras ideas filosóficas particulares, de acuerdo al albur de las respectivas preferencias de nuestros representantes políticos, ya sean estas más platónicas o aristotélicas, más idealistas o realistas, etc.…  Seguir leyendo »

El retorno de la filosofía

Vuelve la filosofía (su historia, para ser exactos) a ser asignatura obligatoria en el Bachillerato español. Y a (casi) todos les parece muy bien. Siendo profesor de filosofía, no resultaría natural que pudiera oponerme a la medida. Pero toda unanimidad resulta sospechosa. Cuando coinciden los sabios y los necios, o no hablan de lo mismo o no coinciden verdaderamente.

Por mi parte, podría resumir así mi posición: Estoy de acuerdo con la medida, pero, en general, no con las razones que se aducen para adoptarla y aplaudirla. Así, por ejemplo, se dice que en filosofía lo importante son las preguntas, no las respuestas.…  Seguir leyendo »

El valor de la filosofía

La pregunta puede parecer mal formulada si pensamos que el valor de la actividad intelectual (sobre todo en su faceta más abstracta) no se subordina a su utilidad práctica, sino a la dignidad y belleza que dimanan del propio ejercicio de nuestras capacidades cognitivas. Comparto esta opinión, y siempre defenderé vigorosamente la grandeza del pensamiento y del saber como fines en sí mismos. Sin embargo, creo también que las actividades intelectuales más profundas y elevadas son al mismo tiempo las más aptas para iluminarnos sobre los grandes desafíos del presente y del futuro próximo.

Nuestro mundo rebosa de conocimiento científico y de avances técnicos.…  Seguir leyendo »

Son tiempos extraños estos en los que la ciencia y la tecnología, de las que se esperaba ante todo bienestar, nos llenan de inquietudes y las declaraciones de algunos de sus más conspicuos representantes, desde las tribunas de universidades de primera línea o desde empresas tecnológicas poderosas, rivalizan con las fantasías distópicas forjadas por la ciencia ficción.

El desarrollo de la inteligencia artificial, según se nos dice, destruirá millones de empleos, posibilitará el control totalitario de los ciudadanos y, finalmente, hará que las máquinas nos dominen por completo, a menos que antes volquemos nuestra mente en una de ellas, fundiéndonos en una sola comunidad de mentes superinteligentes con soporte artificial.…  Seguir leyendo »