Financiación religiosa

Por Francisco Delgado Ruiz, vicepresidente de la asociación Europa Laica; fue diputado constituyente y senador en la primera legislatura (EL PAÍS, 01/10/06):

Entre la gran mayoría de la sociedad española hace tiempo que desapareció el conflicto religioso. También nos hemos dotado de una Constitución que declara que ninguna confesión tiene carácter estatal. Y sin embargo, ahora llega la sinrazón del último acuerdo Estado-Iglesia católica, que aumenta desde el 0,52% hasta el 0,7% el porcentaje del IRPF destinado a financiar la organización, el culto y el clero católicos.

El Estado soluciona así la propina ilegítima a cargo del Presupuesto que cada año concedía a la Iglesia, a cambio de enterrar el acuerdo de 1993 por el que los obispos se comprometían a caminar hacia la autofinanciación.…  Seguir leyendo »

Por Carlos García de Andoin, coordinador federal de Cristianos Socialistas del PSOE (EL PAÍS, 01/10/06):

La política religiosa de un Gobierno socialista en esta legislatura en materia de financiación debía afrontar prioritariamente dos objetivos históricos largamente pospuestos. El primero, sustituir un modelo de financiación a través de una dotación presupuestaria por uno basado, sí, en la cooperación del Estado pero sobre la base de la libre voluntad de los ciudadanos. El segundo, afrontar y superar la histórica discriminación que sufrían las confesiones religiosas minoritarias en esta materia.

El primer objetivo se ha cumplido gracias al acuerdo alcanzado esta semana. Supone cerrar un ciclo abierto en 1840, brevemente interrumpido en la Segunda República, por el cual el Estado dotaba a la Iglesia católica con una partida del presupuesto directamente dirigida a la financiación del culto y clero.…  Seguir leyendo »

Por Javier Martínez-Torrón, catedrático de la Universidad Complutense (ABC, 27/09/06):

EL ciudadano medianamente inteligente, ante la noticia de que el Gobierno y la Conferencia Episcopal han alcanzado por fin un acuerdo sobre ciertos aspectos de la financiación de la Iglesia católica, podría preguntarse dos cuestiones de peso. La primera, ¿por qué la religión ha de ser subvencionada con dinero público en un Estado neutral, o laico, como el español? La segunda, ¿por qué ha de ser la Iglesia católica la única, o la principal, beneficiaria de esa financiación estatal? Conviene responder cuidadosamente esas cuestiones, no sea que alguien pueda pensar que en España se está dando injustamente a Dios algo que corresponde sólo al césar.…  Seguir leyendo »