Foro Económico Mundial

Este año marcó el 50 aniversario de la reunión insignia del Foro Económico Mundial de las elites empresarias y políticas del mundo en Davos, Suiza. Mucho ha cambiado desde mi primer Davos en 1995. En aquel entonces, había euforia por la globalización, esperanza por la transición de los países ex comunistas al mercado y confianza en que las nuevas tecnologías abrirían nuevas perspectivas de las cuales todos se beneficiarían. Las empresas, mancomunadas con el gobierno, liderarían el camino.

Hoy, cuando el mundo enfrenta una crisis climática, ambiental y de desigualdad, el estado de ánimo es muy diferente. Facebook, decidida a ofrecer una plataforma para la información errónea/desinformación y la manipulación política, sin importar las consecuencias para la democracia, ha revelado los peligros de una economía de la vigilancia monopólica controlada por el sector privado.…  Seguir leyendo »

Baile de locos en Davos

Cada mes de enero, desde hace 50 años, se desarrolla en Davos, una pequeña estación de deportes de invierno en Suiza, un extraño ritual pagano: el Fórum mundial. Los poderosos del mundo, jefes de Estado y empresarios, se reúnen durante cuatro días para ser insultados y fustigados por militantes ecologistas y socialistas. Estos militantes, representantes de organizaciones supuestamente no gubernamentales, tienen un papel equivalente al del bufón en la corte de los soberanos medievales: el bufón recordaba al rey que, fuera cual fuera su poder, siempre estaría sentado sobre su trasero. Este año los más locos de entre los locos fueron la inevitable santa Greta Thunberg, icono de los ecologistas, y la Oxfam, la principal asociación humanitaria inglesa, que ya es por sí misma una potencia internacional.…  Seguir leyendo »

A panel of teenage activists, including Greta Thunberg, second from right, at the World Economic Forum on Tuesday.Credit...Denis Balibouse/Reuters

Everyone at Davos this year really wants you to know that the corporate world is cleaning up its act. Yes, O.K., maybe they’ve said things like that before, but this year they mean it. Walking around, I thought, at times, that I had mistakenly wandered into a business-casual Bernie Sanders rally: unrestrained capitalism has gone too far; corporate greed has endangered the planet; the time has come for radical change. On the train into Davos, a representative of Philip Morris told me that the company is “dedicated to a smoke-free future.” I blinked; she said the company has “a duty” to millions of addicted smokers.…  Seguir leyendo »

Emisiones cero netas en Davos

En su ya tradicional reunión anual en Davos, el Foro Económico Mundial hizo un llamado a las compañías de todo el mundo a comprometerse a reducir sus emisiones de gases de invernadero a cero netas para el 2050, como máximo. Los científicos del clima han demostrado que es necesaria una reducción de estas dimensiones tanto para cumplir los objetivos del acuerdo climático de París de 2015 como para prevenir un cambio climático catastrófico.

Naturalmente, el Rocky Mountain Institute (RMI) abrazamos el reto del FEM a la comunidad empresarial global. Es oportuno y apropiado. Deja claro a los líderes empresariales que, como miembros de la “elite de Davos”, tienen la responsabilidad de dar el ejemplo tomando medidas inmediatas para reducir las emisiones.…  Seguir leyendo »

From left, the young activists Natasha Mwansa, Salvador Gómez-Colón, Greta Thunberg and Autumn Peltier, at the World Economic Forum in Davos, Switzerland, on Tuesday.

Salvador Gómez-Colón, a teenage environmental and humanitarian activist from Puerto Rico, started the day Tuesday by telling business and government leaders that they didn’t have much credibility.

“We’re tired of too much coming to Davos and going back and not doing anything,” Mr. Gómez-Colón said. “We’re tired of empty promises, we’re tired of too much talk.”

Mr. Gómez-Colón’s remarks echo those of critics of Davos throughout history, including the anti-globalization protesters who took to the streets in a violent demonstration in 2000, decrying the gathering as a “meeting of murderers.”

But on the 50th anniversary of the World Economic Forum in Davos, the annual gathering of about 3,000 business, government, and nonprofit leaders to discuss global issues in an Alps ski resort town, the critique carries extra heft.…  Seguir leyendo »

La reunión insignia anual del Foro Económico Mundial este año se centrará en cómo construir un mundo más cohesivo y sostenible. Como siempre, el tema es oportuno, pero también un poco abstracto. Para ayudar a darle una forma más concreta, tenemos algunas propuestas para encauzar mejor el modelo económico prevaleciente y centrar el debate.

Primero, es hora de revisar el código tributario estadounidense para reducir la desigualdad de riqueza estructural. Con ese fin, Estados Unidos debería deshacerse del hueco del “interés devengado”. Una cláusula que originariamente estaba destinada a fomentar la inversión de largo plazo se ha convertido en una enorme exención tributaria para los financistas que trabajan en capital riesgo y fondos de cobertura.…  Seguir leyendo »

Todos los que lleguen hoy a Davos —una estación de esquí situada en un extremo de Suiza, en el Cantón de los Grisones—, los líderes políticos y económicos, la élite globalizada a la que hoy pone en entredicho el soberanismo, van a vivir una nueva edición muy especial del Foro Económico Mundial. Invitados por su fundador, el profesor Klaus Schwab, los 70 jefes de Estado y centenares de directivos de multinacionales presentes debatirán sobre la necesidad de reparar un multilateralismo hecho jirones, los riesgos asociados a las nuevas tecnologías disruptivas y la explosión de las desigualdades que socava la solidaridad nacional en todos los países.…  Seguir leyendo »