Franquismo

Las acróteras del poder

El viernes 19 de abril de 1793 el diputado moderado Mazuyer pidió que la Convención Nacional Francesa interrumpiera el orden del día para tratar un asunto de la máxima urgencia.

-En este momento se prepara la ejecución de una mujer, de una desgraciada cocinera que ha proferido expresiones contrarias al civismo. Esa mujer no estaba en sus cabales cuando utilizaba ese lenguaje. Se dice que estaba bebida. Pido que se aplace la ejecución de la sentencia.

Se refería al caso Catherine Clère, una criada de 56 años que había sido juzgada la víspera por el Tribunal Revolucionario por unos hechos ocurridos, cinco semanas atrás, sobre la medianoche.…  Seguir leyendo »

Un viejo dicho alemán asevera que nadie puede saltarse su propia sombra. Nadie puede dejar de ser quien es, por muchas contorsiones que haga; nadie puede dejar atrás su pasado, por muchos saltos que dé.

La vicesecretaria general del PSOE acaba de anunciar que su partido pretende promover la tipificación de un nuevo delito de “enaltecimiento del franquismo”. En mi opinión, la criminalización que se anuncia es un intento de saltarse la propia sombra: es inviable jurídicamente y políticamente errada.

Es cierto que resulta sorprendente que haya hoy personas dispuestas a enaltecer a la persona de Francisco Franco Bahamonde, o a glorificar al régimen autoritario que impuso, del mismo modo que llama la atención que partidos políticos de hoy den muestras evidentes de malestar ante la exhumación de una tumba de Estado de los restos del dictador, responsable de tantas muertes.…  Seguir leyendo »

Desde que el nuevo PSOE adoptó la estrategia de reabrir las heridas de la Guerra Civil y enterrar la reconciliación, ensalzada y aplaudida internacionalmente, saca a pasear, cuando la ocasión lo requiere, el fantasma del franquismo, como si se tratara de una herida todavía abierta y no definitivamente suturada por el pasado más próximo. Todo parece indicar que el PSOE está a punto de hacer un nuevo truco de magia y necesita distraer la atención del pueblo, haciéndolo mirar de nuevo al fantasma del franquismo.

En efecto, en una recientísima intervención en el foro «Nueva Economía», Adriana Lastra adelantó a los asistentes la primicia esperada impacientemente por la ciudadanía de que en la próxima reforma del Código Penal se incluiría el delito de «apología del franquismo».…  Seguir leyendo »

Familiares depositan flores en el camposanto de Paracuellos del Jarama (Madrid) en 1947. Foto: EFE.

Era previsible. El pasado día 24 de enero el Grupo Parlamentario Socialista presentó una Proposición de Ley de Memoria Histórica y Democrática, una norma que viene a complementar la vigente Ley 52/2007.

El PSOE sigue empeñado en reescribir nuestra reciente historia falseando el pasado para controlar el presente y el futuro al más puro estilo «orwelliano».

Veremos cuál será el recorrido parlamentario de esta proposición de Ley frente a la que esperamos la oposición frontal del Partido Popular toda vez que quiero suponer que haya aprendido la lección de su desapego de las leyes ideológicas en el reciente pasado algo que como es sabido le costó varios millones de votos.…  Seguir leyendo »

¿En qué ha quedado todo el asunto del 12 de octubre de 1936, el enfrentamiento entre el rector Unamuno, Ciudadano de Honor de la República del año anterior, y el fundador de la Legión y traductor del Bushido Millán Astray? Las dispares y a veces encendidas réplicas en prensa a la película veraniega de Amenábar, en torno a este acontecimiento, bastante más célebre que trascendente, son, como se suele decir, significativas. Acaso estemos todos los curiosos del pequeño gran episodio nacional un tanto desorientados. La recentísima edición comentada del póstumo El resentimiento trágico de la vida. Notas sobre la Revolución y la Guerra Civil españolas, de Unamuno, a cargo de Jean-Claude y Colette Rabaté en Pre-Textos, y en especial el “Anexo I” que ésta guarda son un buen motivo para abrir, nuevamente, el caleidoscopio.…  Seguir leyendo »

Mientras veía en la televisión salir el féretro de Francisco Franco, portado a hombros por miembros de su familia, de la basílica benedictina -como la de Montserrat- del Valle de los Caídos, bajo la atenta mirada de unos evangelistas que parece que se te vayan a tirar encima, esculpidos por Juan de Ávalos, recordé aquel otro del 23 de noviembre de 1975 en el que, tras un agónico final, se dio por concluida una dictadura que había durado casi cuarenta años. No tenía nada que ver lo que se contaba entonces en los medios oficiales, el NO-DO, TVE o los diarios del Movimiento, con lo que algunos pudimos escribir en los periódicos privados, como ABC, «La Vanguardia» o «YA».…  Seguir leyendo »

Prisioneros de San Pedro de Cardeña (Burgos) haciendo el saludo fascista. Fotografía de los fondos de la Biblioteca Nacional de España.

Al asistir a la proyección de La trinchera infinita, recordé unas confusas imágenes de la segunda mitad de los cuarenta, cuando mi padre se dirigía hacia el armario grande de mi habitación para esconderse. Luego supe que era porque la policía había llamado a la puerta. Al día siguiente fue mi madre a la DGS, y comprobó que habían ido efectivamente en busca de alguien acusado de haber sido rojo durante la guerra civil. La película recuerda oportunamente que la prescripción de los supuestos delitos cometidos en el curso de la «guerra de Liberación» solo llegó el 1 de abril de 1969, treinta años después de finalizar la por fin denominada «lucha entre hermanos».…  Seguir leyendo »

De entre los pecados capitales de la historia contemporánea española algunos son tabú. Mencionemos el más difícil de reconocer: la modernización económica y social del país (patológica y deforme, como todas lo han sido siempre en todas partes) resultó, en medida mayor de lo que hubiera gustado a muchos, un producto del franquismo. Tal afirmación requiere cierta cantidad de glosas y apostillas, pero hay dos que resultan obligadas. Lo primero que debe decirse es que se trató de un efecto en sentido pleno y no de un subproducto: no es que el franquismo pretendiera otra cosa y lograra, sin quererlo ni quizá saberlo, la modernización de España.…  Seguir leyendo »

El tiempo transcurre y siempre pasa nada. Los restos de Francisco Franco descansan en el cementerio de Mingorrubio, el lugar que había elegido para su enterramiento. Sánchez, su implacable adversario post mortem, cumplió aquella voluntad. Fue el Rey Don Juan Carlos, en su primera decisión conocida, quien ordenó, en comunicado al abad de la basílica y comunidad monástica benedictina del Valle de los Caídos, que recibiese el cadáver del hasta entonces jefe de Estado y le diese sepultura.

Sobre el juicio que merecen o puedan merecer la exhumación y nuevo destino de los restos de Franco no entrarán estas líneas; ya está en el terreno de la Historia y es materia de historiadores, que debe estar a salvo de la controversia de los políticos.…  Seguir leyendo »

Bula y bulo de la izquierda

Mi liberada:

La última vez fue este viernes a medianoche. Ahí estaba Irene Montero en un debate electoral de TVE. Sacudía el brazo enérgicamente, con el índice y el pulgar cerrando un círculo –el gesto enfático habitual cuando se quiere persuadir a la audiencia de que algo preciso y fetén está saliendo de una boca ignorante y demagoga–, mientras decía: «Somos el segundo país del mundo después de Camboya con más personas desaparecidas». Antes de alcanzar tal desagüe la frase había pasado por muchas cañerías respetables. Juezas para la Democracia, por ejemplo, aunque debo advertir que de la noticia daba cuenta Natalia Junquera y eso siempre es correr riesgos: «Los jueces recuerdan que España, con más de 114.000…  Seguir leyendo »

Franco, ese cadáver electoral

Corroborando que la vida imita al arte, uno de los relatos más conmovedores de Chéjov –La sala número seis– lo vivió el padre de un histórico del socialismo sevillano, Manuel del Valle, alcalde hispalense entre 1983 y 1991. Así, el personaje literario del doctor Ragin, quien se identificó tanto con uno de los enfermos de aquel sórdido pabellón psiquiátrico que acabó recluido como un alucinado más, tuvo su encarnación en el progenitor del autor de la foto de la tortilla que retrata a quienes renovaron el PSOE en Suresnes.

Cofundador con González del bufete laboralista de la calle Capitán Vigueras, evoca cómo su padre hubo de refugiarse en la clínica psiquiátrica malagueña de un amigo después de que sus dos hermanos, canónigos de la catedral, fueran fusilados en agosto de 1936 en una diócesis sin obispo por haber huido a Gibraltar.…  Seguir leyendo »

Al día siguiente de su archipublicitada victoria retroactiva contra un dictador que murió cuando él tenía tres años, Pedro Sánchez proclamó en una de sus televisiones de cabecera que «lo importante no es ganar por más o por menos, sino acabar con el bloqueo». Esa declaración en una entrevista programada para sacar músculo de la operación Cuelgamuros, que su aparato de propaganda había convertido en una hipérbole política de probables efectos contraproducentes, equivalía a un parche preventivo ante la incertidumbre de un resultado electoral que, si no pinta adverso, sí apunta por debajo de las expectativas que Moncloa albergaba cuando apostó por forzar la repetición de los comicios.…  Seguir leyendo »

El vuelo del moscardón

No basta proclamar que el presentismo distorsiona la memoria histórica. Hay que luchar activamente contra ello. Y aplicarse el cuento, al afeitarse, cada mañana, ante el espejo.

La noche que murió Franco yo era el tercer imaginaria en la compañía de Plana Mayor del Batallón de Tropas del Ministerio del Ejército. Así es como se denominaba al soldado que estaba de guardia en el dormitorio, velando el sueño de los demás. Poco después de las cinco de la mañana, entró un joven capitán y, a falta de otro interlocutor, se abrazó a mí entre sollozos. «¡Ha muerto el Caudillo! ¡Ha muerto el Caudillo!».…  Seguir leyendo »

The Valle de los Caidos. Franco’s remains are being transferred to the crypt in Mingorrubio state cemetery where his wife is buried Photograph: Xaume Olleros/Getty Images

In Spain, the process to exhume the remains of the dictator Francisco Franco from the basilica at the site known as the Valley of the Fallen concluded today. It brought to an end an anomaly that had persisted for 44 years – because in principle, a democracy cannot honour a dictatorship. Until now, Franco had been interred in a mausoleum of gigantic proportions, located in the mountains to the north of Madrid, at an altitude of 1,400 metres and crowned by a 150-metre-high cross that can be seen for miles.

From now on, his remains will lie in the family tomb of an ordinary cemetery, with no flag or honours of any kind.…  Seguir leyendo »

El jueves, a eso de la 12 y no sin pocas dificultades, el dictador abandonaba el Valle, y claro, no han podido ni disimular que les molesta. Un nietísimo con banderas ajadas, una corona de laureles como si de un caído en batalla se tratase y unos tristísimos vivas ahogados por el silencio de la más absoluta soledad. La imagen de una familia que entierra a su abuelo como todo el mundo entierra a sus abuelos, en la intimidad, sin honores de Estado, sin fastos ni plañideras. Así se pone fin a un atropello democrático injustificable.

Al otro lado de Madrid, sincrónicamente, aparecen pintadas en el busto de Pablo Iglesias Posse, el fundador del PSOE, y a media tarde la sección juvenil de Vox convoca a la derecha mas amenazante a intentar intimidarnos en nuestra sede de la calle Ferraz, esa misma en la que ya lo pretendió sin mucho éxito la semana pasada ese proyecto de partido político que es ADÑ.…  Seguir leyendo »

Transitemos pausadamente por dos obras inmensas de la tragedia griega. Sin darnos cuenta llegaremos a nuestra realidad más apremiante, como cuando paseamos por un jardín herido por múltiples senderos abrazados por las más diversas flores y llegamos inexorablemente, guiados más por el sonido que por nuestra voluntad, a la fuente de agua, que convierte todo en un espectáculo de color y música. Un criado en Las coéforas de Esquilo dice «nos gobiernan los muertos». Si a un país conocido se le puede representar en cautiverio permanente de su pasado, ése es el nuestro, España. Siendo la representación más descarnada de esa malsana peculiaridad el nacionalismo periférico que, sin conformarse con la prisión que padecemos todos y al abrigo de esa maldita celda que es la Historia cuando se convierte en un pasado vivo, se inventan un pretérito artificialmente para sentirse más oprimidos y con menos libertad.…  Seguir leyendo »

En mayo de 2011, el Consejo de Ministros presidido por Rodríguez Zapatero creó una Comisión de Expertos para estudiar el futuro del Valle de los Caídos de acuerdo con el artículo 16 de la ley 52/2007, conocida como ley de la memoria histórica. El informe que aquella entregó al Gobierno en noviembre de 2011 mostraba la necesidad de aunar prudencia y acuerdo para abordar un asunto tan complejo. De hecho, la Comisión se declaraba «consciente de las dificultades políticas y sociales» que suponía la «ejecución de sus recomendaciones», advirtiendo que correspondía al Gobierno decidir sobre la «conveniencia y oportunidad» y, sobre todo, «lograr los más amplios consensos sociales y políticos».…  Seguir leyendo »

Cuelgamuros

Nicolás Sánchez Albornoz, que vivió esta historia en su propia carne, nunca dice “el Valle de los Caídos”. Dice “Cuelgamuros”, que era el nombre antiguo del lugar y como lo llamaban ellos, los que trabajaron allí. Pero la lengua cambia rápidamente, y los españoles actuales sólo usan ya el nombre oficial y pomposo con que lo bautizó el régimen.

En principio, en 1940, cuando se planeó e inició su construcción, se pensó en honrar con él a los muertos del lado sublevado en la Guerra Civil de 1936-1939; a los Caídos, según su retórica, en la Gloriosa Cruzada librada por Dios y por España.…  Seguir leyendo »

Hoy, jueves, se cumplirá la heroica acción del Gobierno Sánchez de derrotar a un cadáver con cuarenta años de edad. Creo que en la larga, grandiosa y en ocasiones dolorosa Historia de España, no se había visto acción tan limítrofe con la epopeya como la que en el día de hoy se culmina. Por otra parte, el cuerpo sin vida de quien falleció cuarenta años atrás, será exhumado del Valle de los Caídos e inhumado en el cementerio de Mingorrubio, el Pardo, sin recibir ninguna suerte de honores. En vida, ese cuerpo fue habitado por un Jefe del Estado, un general con luces y sombras que impuso en España un régimen totalitario después de vencer en la Guerra Civil.…  Seguir leyendo »

El problema de un político aquejado de egocentrismo es hacer el ridículo. A nadie se le escapa que existe cierta facilidad para que un plan sublime se convierta en algo bochornoso. Es el caso de Pedro Sánchez y su creencia en que la exhumación del dictador iba a reportarle dos elementos básicos.

El primero de ellos es el supuesto protagonismo en el boxeo con el fantasma de Franco, en expresión de Alfonso Guerra. Era una burda estrategia para arrebatar a Podemos el tema que apela con más fuerza a las emociones de la izquierda infantil: el antifranquismo sobrevenido.

El segundo elemento que le podía proporcionar a Sánchez la exhumación de Franco va más allá.…  Seguir leyendo »