GAL

In memoriam del General Alonso Manglano

Para iluminar las sombras que permanecen en las hemerotecas sobre la figura del general Emilio Alonso Manglano tras su muerte, el autor de estas líneas se siente obligado a evocar algunos recuerdos indeleblemente grabados en su memoria, durante los dos lustros que fue su abogado en todos los procedimientos penales que injustamente padeció, pues las hemerotecas no siempre merecen ser consideradas el principal protocolo notarial de la Historia y sí, en cambio, testimonio de mentiras, chantajes, pasiones e intereses generadores de injusticias.

La primera causa penal en la que fue juzgado dos veces en la Audiencia provincial de Madrid (en mayo de 1999 y en abril de 2005), fue el procedimiento derivado de las grabaciones de escuchas aleatorias de teléfonos móviles en la sede central del CESID –hoy CNI–, grabaciones instadas y conservadas por el teniente coronel Alberto Perote que, tras ser expulsado del Centro, las sustrajo y finalmente entregó al diario de Madrid que, al publicarlas, generó la inmediata prisión preventiva y la condena del exespía en un procedimiento penal militar en el que asumió su defensa un abogado, cuyo nombre se omite por haber fallecido, que también era letrado de confianza de otro personaje de relieve.…  Seguir leyendo »

Coges EL MUNDO del lunes y te topas con este Morcillo de rostro amorcillado, empedernido fumador infumable, que esboza la justificación de lo injustificable. Amplías la portada en la tableta y te fijas en los restos de lo que fue su pelo engominado a lo fachilla, en la nariz de boxeador curtido en mucho toma y daca, en la mirada aviesa sobre las bolsas abultadas de los párpados, en las cejas agrestes y en el bigote y barba de malvado de ópera de Verdi. Te das cuenta de que también esta vez la cara es el espejo del alma y de que después de una vida de fechorías, mezclado siempre con el hampa y con la droga, este hombre dice la verdad.…  Seguir leyendo »

El verdadero título de estas palabras debería haber sido Simulacro de arrepentimiento de quien fue presidente del Gobierno de España, que si no llevo a la cabecera es porque en el periódico me dicen que no cabe. De todas formas, creo que el finalmente elegido tampoco está mal, por lo que seguidamente se dirá.

El tiempo corre tan deprisa que es imposible tomarle el pulso. Sin embargo, el hombre debe recordar y abrir la espita a las miasmas de su conciencia. Estas reflexiones que Camilo José Cela me hizo una noche, para mí inolvidable, vienen a cuento de dos noticias relacionadas con sucesos acaecidos en los años 80 y que tuvieron que ver con los crímenes cometidos por individuos pertenecientes a instituciones del Gobierno de entonces.…  Seguir leyendo »

El achacoso comando Rubalcaba va a tener que hacerle a toda prisa un traje a Dostoievski, cobrando un plus de creatividad por presentarle como apóstol de los GAL mediante tretas tan plurales como sacar frases de contexto, recurrir a la ucronía de manejar siempre escritos anteriores a los hechos o atribuirle textos ajenos, so pena de rendirse a la evidencia y promover que las campanas de todas las iglesias del país consagradas al arcángel San Miguel alcancen hasta el último confín de la pradera con un tañido de difuntos que enterrará a la vera del olmo centenario, o protegido entre encinas del calor de la solana, a su moreno mentor, trocado en carnicero.…  Seguir leyendo »

Por Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla (EL PAÍS, 01/06/07):

Las alusiones personales siempre son molestas, en especial cuando son inexactas, porque te obligan a hablar de ti mismo, algo que nunca es agradable. Pero hay ocasiones en que las alusiones son tan maliciosas que no se pueden dejar pasar.

Por ejemplo, la alusión que me dirige Fernando Savater en Indios y sociólogos (EL PAÍS, 22 de mayo de 2007). Tras mencionar mi columna del sábado 19, Liquidación electoral de una minoría, escribe lo siguiente: «Con la misma elocuente vehemencia con que otrora justificó a quienes iban a las puertas de la cárcel de Guadalajara para hacer la ola a los condenados del GAL, hoy denuncia que se está intentando… la liquidación electoral de 150.000 o 200.000 ciudadanos… a los que se priva en la práctica del derecho de sufragio».…  Seguir leyendo »

Por Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Secretario General del PSOE de Extremadura y secretario ejecutivo de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE (ABC, 04/09/06):

Fui un ingenuo. Creí en el talante democrático de Pedro José Ramírez y en su defensa de la libertad de expresión y, por eso, le envié este escrito para que lo publicara en su periódico. El director de «El Mundo» ha rechazado el escrito con el argumento de que ni sé leer ni sé escribir. En el supuesto de que fuera cierto, hasta los que no saben ni leer ni escribir tienen derecho a la libertad de expresión, que es la que me ha negado el señor Ramírez al prohibir la publicación de este escrito en su periódico.…  Seguir leyendo »

Por Javier Gómez de Liaño, abogado y magistrado excedente (EL MUNDO, 28/08/06):

Escribo a las puertas de la prisión de Alhaurín de la Torre, en la bella Andalucía. Lo hago al aire libre y bajo un cielo azul. El sol cae a plomo sobre la corteza de la cárcel. También sobre la piel de los más de mil internos.

Hoy, en el penal, donde el tiempo se mide por los latidos de la amargura y el tic-tac de la desesperanza, es un mal día. Para la población reclusa y no reclusa, que a Rafael Vera le hayan concedido el tercer grado y que de los siete años de prisión que los jueces le impusieron por un delito de malversación de caudales públicos, sólo haya cumplido uno y medio, es una flagrante discriminación respecto a no pocos presos en situación penal y procesal igual o semejante a la del ex secretario de Estado de Seguridad.…  Seguir leyendo »

Por Pedro J. Ramírez, director de El Mundo (EL MUNDO, 27/08/06):

Pocos meses antes del juicio por el infame montaje del que fui víctima hace nueve años el ex gobernador civil de Guipúzcoa José Ramón Goñi Tirapu visitó a mi abogado para ofrecernos desvelar con todo lujo de detalles que fue Rafael Vera quien le entregó los 50 millones de pesetas con los que se pagó tal vileza, a cambio de que yo le otorgara el «perdón del ofendido» que le permitiría eludir la condena o al menos la prisión. Nuestra respuesta fue que la verdad no era un objeto de trueque y que si su testimonio era fruto de un acuerdo quedaría desnaturalizado ante el tribunal.…  Seguir leyendo »

Por José manuel Fajardo, escritor (EL PERIÓDICO, 01/03/06):

Como si no estuviera el panorama político suficientemente enrarecido por la crisis de nervios permanente del PP y los titubeos del PSOE, las puertas del Averno informativo se han abierto para devolver al mundo el siniestro fantasma de José Amedo, el expolicía y secuestrador cuyas fechorías dieron pie al proceso de los GAL y a uno de los episodios políticos más vergonzosos de la democracia española. Amedo, que parece tener vocación de vedete mediática, aunque sea en el papel de malo cutre, asegura ahora que si dijo lo que dijo fue porque una oscura conspiración, que implicaba al PP, al juez Baltasar Garzón y al diario El Mundo, le forzó a hacerlo con el objetivo de derrocar al Gobierno de Felipe González.…  Seguir leyendo »

Por José Luis Martínez Ibáñez, periodista (EL PERIODICO, 28/02/05):

Los restos del naufragio de la guerra sucia del GAL amenazan con contaminar de nuevo la vida pública española, y, si se descontrolan, causarán notables desastres. Riesgo hay, a la vista de las posturas enconadas que se están produciendo en el seno de la familia socialista sobre el polémico indulto al exsecretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera. Aunque sean «las cosas de Ibarra», que el presidente extremeño le dijera al Gobierno y, por ende, al presidente Zapatero, que se metiera el indulto por cierta parte preludia el chapapote que nos puede pringar si el asunto toma un cariz feo.…  Seguir leyendo »

Por Rafael Vera (EL PAIS, 10/11/04):

Te contesto, «amigo» Javier (perdona que te tutee, siempre ha sido así), sin haber leído tu carta, porque el mero hecho de escribirla es un acto, por tu parte, de valentía personal y de recuerdo hacia mi persona, lo que agradezco. Intuyo su contenido (el título lo dice todo [A Rafael Vera, imagen de una época], y me temo que, una vez más, pretendes abofetear a otros en mi cara. Siempre he estado presto a colaborar, en estas y en otras tareas, con los jueces de la Audiencia Nacional. Tú lo sabes, y alguna prueba tienes de ello.…  Seguir leyendo »

Por José Barrionuevo Peña (EL PAIS, 10/11/04):

La sentencia que condena a Rafael Vera y a Rodríguez Colorado es injusta. Sus deducciones y conclusiones, en lo que yo conozco y he vivido, son equivocadas y no se corresponden con la realidad. El daño que se les causa, a ellos y a sus familias, es inmerecido, devastador e irreparable. Además, se añade a otros, ya sufridos, que tienen similares calificaciones.

La sentencia referida es injusta, pero legal. Por ello, para los que hemos favorecido, promovido y defendido esta legalidad, como en otras ocasiones, no cabe actitud distinta que la de la aceptación o el acatamiento, perfectamente compatible con la más radical disconformidad.…  Seguir leyendo »

Por Javier Gómez de Liaño, abogado y magistrado excedente (EL MUNDO, 09/11/04):

Creo que fue a Francisco Ayala a quien hace años oí decir que, a veces, la mejor manera de hablar a todo el mundo es dirigirse a uno en particular y que lo más natural es que ese uno, que en ocasiones puede ser uno mismo, sea otra persona. Hoy quiero escribir una carta abierta a Rafael Vera, quien, entre 1982 y 1994 desempeñó los cargos de director de la Seguridad del Estado, subsecretario del Interior y secretario de Estado para la Seguridad.La verdad es que, más que escribirle, podría haber tenido una conversación con él, pero como la carta tiene mucho de respuesta a otra suya y escribir facilita la reflexión y el análisis, he preferido dirigirle estas líneas.…  Seguir leyendo »

Por Marcos García-Montes, abogado de la Acción Popular en el caso fondos reservados (EL MUNDO, 08/11/04):

Marco Tulio Cicerón: «Un hombre íntegro nunca hará por su amigo algo que vaya en contra del Estado o contra su juramento de fidelidad» (Sobre los deberes, III, X).

En el abanico temporal comprendido entre 1987 y 1995 se produjo la perversión judicial de confusión de roles como consecuencia de la corrupción generalizada. Ante la inactividad de quien debía realizar las acciones legales pertinentes, la prensa se arrogó el papel de la investigación (la Policía y la Fiscalía miraban para otro lado) y los ciudadanos ejercían la acción popular (la Fiscalía miraba en la misma dirección) en temas tan importantes como Filesa, Cesid, fondos reservados, Roldán, papeles falsos de Laos, gobernador del Banco de España, GAL y otros de infausta memoria.…  Seguir leyendo »

Por Francisco Gutiérrez, magistrado de la Audiencia de Sevilla (EL MUNDO, 05/11/04):

La táctica del ventilador, como método defensivo, no es nueva.El que fuera vicepresidente del Gobierno socialista de Felipe González, Alfonso Guerra, a propósito del previsible encarcelamiento del Vera y para justificar la petición del indulto encabezada por Felipe González, ha tenido la oportuna ocurrencia de insinuar que algunos jueces del tribunal que le condenó podrían haber recibido fondos reservados del mismo Vera (paradoja de una crueldad tremenda, lo calificó).

La declaración tiene fondo.

Resulta obvio que su propósito no ha sido otro que deslegitimar al tribunal, y por ende a la sentencia, como medio para justificar la necesidad y justicia del indulto.…  Seguir leyendo »

Por Pedro J. Ramírez, director de El MUNDO (EL MUNDO, 24/10/04):

Hay que remontarse 400 años en la Historia de España para encontrar alguien que robara más dinero del Tesoro Público desde un cargo más alto y dejando el suficiente rastro como para que los tribunales lo acreditaran. Y es que desde los tiempos de Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, más conocido como Duque de Lerma, que al término de su valimiento fue condenado a devolver al fisco 12.000 ducados anuales más los intereses de 20 ejercicios, no había aparecido nadie que ejerciera la rapiña sobre los fondos del erario con la contumacia y falta de escrúpulos de Rafael Vera.…  Seguir leyendo »