Generales 2008

Por Enrique Gil Calvo, profesor titular de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid (EL PAÍS, 16/04/08):

El resultado de las pasadas elecciones españolas ha sido interpretado como una victoria de la izquierda que desmiente la creciente derechización europea: ascenso de Sarkozy, predominio de Merkel, retroceso de Gordon Brown, retorno de Berlusconi… Sólo Zapatero resistiría frente al asedio derechista, ante la previsible derrota de Barack Obama a manos del conservador McCain. Lo que vendría a demostrar, paradójicamente, que de nuevo Spain is different, como única excepción progresista a la regla de la derechización general.

Pero ¿de verdad su victoria el 9-M supuso un triunfo de la izquierda?…  Seguir leyendo »

Por Mauel Ramírez, catedrático de Derecho Político (ABC, 16/04/08):

Es bastante probable que, cuando pase algún tiempo y la historia (la única que tarde o temprano acaba siendo objetiva a la hora de enjuiciar acontecimientos humanos) aborde el tema de la campaña electoral que recientemente hemos vivido no tendrá más remedio que calificar como la peor habida en el desarrollo de nuestra democracia. Por más vueltas que le doy a mi memoria no recuerdo unos días con mayor cantidad de insultos, descalificaciones gratuitas y ataques puramente personales. De bochorno y vergüenza ciudadana. Porque, entre otras cosas, ocurre que esa inadecuada contienda electoral ha producido algo realmente peligroso: dar pie a que nuestra sociedad se convierta en una sociedad iracunda.…  Seguir leyendo »

Por Gabriel Tortella, catedrático emérito en la Universidad de Alcalá (EL PAÍS, 11/04/08):

Es un adagio bien conocido en política que ningún partido reconoce haber perdido unas elecciones. El ganador trompetea su éxito; el perdedor afirma haber sacado mejores resultados que los previstos, y así, al menos en apariencia, todos contentos. Sin embargo, hay ocasiones en que no sólo las derrotas, sino incluso las victorias, cuestan caras.

Es propio de buenos estadistas no cegarse con las cifras y examinar fríamente la situación postelectoral. Tras la victoria del Frente Popular en febrero de 1936, Manuel Azaña, escribía en su diario: “Ya tenemos ahí el poder, para esta misma tarde.…  Seguir leyendo »

Por Ignacio Muro Benayas, economista (EL PAÍS, 09/04/08):

Pensaba Espinoza que “cada cosa se esfuerza, cuando está a su alcance, por perseverar en su ser”, que todo tiene una lógica interna, una esencia que tiende a repetirse.

Si es así, en los próximos años veremos las dificultades para encontrar el nuevo ser del Partido Popular, condicionado, como está, por su pasado y por la presión del bloque de derechas -mediático, religioso- que, con ardor guerrero, ha ido fraguando. El predecible Rajoy está conduciendo a la derecha a un futuro impredecible. En cuanto al Gobierno, cabe preguntarse en este arranque de legislatura qué consensos puede aspirar a restaurar y qué políticas debe impulsar, aunque sea a costa del disenso.…  Seguir leyendo »

Por Luis Herrero, periodista y diputado del PP en el Parlamento Europeo (EL MUNDO, 09/04/08):

Visto por televisión, el único modo de saciar el hambre de novedad -que debería ser el apetito distintivo de cualquier debate de investidura- era entretenerse en ver las caras de los ministros que intuyen su presencia en el banco azul por última vez o jugar al juego de dónde está Wally, siendo Wally, un suponer, el nuevo diputado raso Eduardo Zaplana o ese astro de órbita tan breve llamado Manuel Pizarro. Y oído por la radio, ni eso.

Yo confieso que seguí la mayor parte del debate a través de la radio, y menos mal que de vez en cuando los oradores se dirigían a Zapatero como «señor candidato» porque, de lo contrario, hubiera tenido la sensación de que estaba asistiendo a un Debate sobre el estado de la Nación de curso rutinario.…  Seguir leyendo »

Por Ángel Rupérez, autor de Antología esencial de la poesía inglesa y de Lírica inglesa del siglo XIX (EL PAÍS, 07/04/08):

Probablemente es más difícil saber ganar que saber perder. El sentido común nos avisa constantemente de que “hay que saber perder” y nos recordamos a nosotros mismos ese imperativo beneficioso cuando algo nos hace sentirnos derrotados. Pero no hay consejas tan nítidas en la lengua que al mismo tiempo nos fuercen a dosificar con sabiduría las victorias personales. Por eso mismo, tendemos a pensar con naturalidad que ganar es fácil, que incluso es lo más fácil que nos puede pasar en la vida.…  Seguir leyendo »

Por Ian Gibson, escritor e historiador (EL PERIÓDICO, 07/04/08):

Yo no sé si a ustedes, pero a mí el alivio no me cabe en el cuerpo. Se parece al que le invadió a uno la mañana después de Tejero, tras haber visto en el Congreso –gracias a aquella cámara que siguió funcionando alevosamente– la vera efigie del matón fascista en versión ibérica, y haber padecido durante horas que parecían interminables el terror de que, después de tanto esfuerzo y tanto sacrificio, todo se volviera atrás. ¡Qué barbaridad aquel “¡se sienten, coño!”, aquel semblante bigotudo y tricorneado digno de un esperpento de don Ramón, aquel pulso ruin con el benemérito Gutiérrez Mellado, aquellas ráfagas de metralleta!…  Seguir leyendo »

Por Joaquín Calomarde, ex diputado al Congreso, catedrático y escritor (EL PAÍS, 05/04/08):

Sostenía Wittgenstein que el sujeto era un límite del mundo, y la ética no formaba parte del mundo, sino que, por el contrario, era una condición del mundo. Ocurre algo parejo con la esperanza. La esperanza no forma parte del mundo, pero sí resulta una condición del mismo, de modo que, si pudiésemos poseer una visión total del mundo, sería, junto con el mundo mismo, la esperanza.

Si todo en el mundo fuese claro y manifiesto, ninguna esperanza podría ser posible. Ahora bien, es imposible un mundo dado y manifiesto que fuese algo distinto que su nombre “mundo”, que es la única totalidad de la que podemos tener noticia.…  Seguir leyendo »

Por Andrés Ollero Tassara, catedrático de Filosofía del Derecho (ABC, 04/04/08):

Las coyunturas electorales tienden a suscitar profundos análisis sobre las causas que generan el voto en uno u otro sentido. No me considero nada experto en tan delicados augurios previos o diagnósticos posteriores, pero alguna que otra observación acaba brindando el trajín cotidiano. Quizá dos anécdotas de corte académico puedan tener algún valor simbólico.

El joven, dinámico y recién incorporado capellán de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Rey Juan Carlos tuvo a bien propiciar una conferencia del presidente del Foro de la Familia Benigno Blanco sobre una cuestión tan actual como la asignatura «Educación para la Ciudadanía».…  Seguir leyendo »

Por Jordi Gracia, catedrático de Literatura Española en la UB (EL PAÍS, 02/04/08):

Las últimas elecciones han dejado con dos representantes parlamentarios a una fuerza política con un millón de votos: Izquierda Unida. Si no ha sido un tsunami entonces habrá sido una irresponsabilidad de la izquierda socialista, si es que no ha sido un rebrinco tardío de las desconfianzas y recelos de la familia marxista histórica. Son dos cosas distintas pero pueden haber tenido efectos convergentes en dañar un poco más al sector más débil de la izquierda, o el sector menos dispuesto a asumir el camino del centrismo universal como espacio de decantación de unas elecciones.…  Seguir leyendo »

Por Vicenç Navarro, catedrático de Políticas Públicas de la UPF (EL PERIÓDICO, 01/04/08):

La desaparición de Izquierda Unida como grupo parlamentario es resultado de una ley electoral aprobada durante la transición para debilitar a las izquierdas.
Los resultados de las última elecciones legislativas muestran las grandes limitaciones democráticas del sistema electoral español. El PSOE y el PP tuvieron 11 y 10 veces más votos que IU-ICV, y en cambio obtuvieron 84 y 76 veces más diputados que este último partido. Debido al enorme desequilibrio de las reglas que rigen el sistema electoral español, IU-ICV, el partido que obtuvo casi un millón de votos que la convirtieron en la tercera fuerza política del país en cuanto a apoyo popular, consiguió solo dos parlamentarios de un total de 350.…  Seguir leyendo »

Por Juan José Solozábal, catedrático de Derecho Constitucional de la UAM (EL PAÍS, 29/03/08):

No me sorprende el despiste que algunos nacionalistas muestran al calibrar los resultados del 9-M. No mucho tiempo antes creían ver en el desastre de Kosovo un modelo o al menos algo de lo que podía sacarse una lección positiva. Ahora creen que sus problemas son debidos a la bipolarización electoral o a la voluntad de evitar el estropicio de la llegada de los populares al poder. Todo menos aceptar la realidad, reconociendo que han llegado a su tope electoral.

Ocurre que la marea nacionalista ha llegado a la pleamar; lo que queda ya es bajada, descenso y mengua.…  Seguir leyendo »

Por Francisco Giménez-Alemán, periodista (EL PAÍS, 28/03/08):

Incluso las personas mejor informadas no recordarán dentro de unas semanas el número de diputados que cada uno de los partidos políticos obtuvo en las elecciones al Parlamento de Andalucía del pasado 9 de marzo. Apenas quedarán en la memoria colectiva dos titulares sumarios. A saber, que el PSOE repitió mayoría absoluta y que los andalucistas no lograron representación. Poco más.

La opinión pública se guía por mensajes escuetos en su formulación y simples en su simbología. Manuel Chaves vuelve a estar al frente de la Junta y Javier Arenas en la oposición.…  Seguir leyendo »

Por Francisco Longo, director del Instituto de Dirección y Gestión Pública de ESADE (EL PERIÓDICO, 27/03/08):

Son muchas las interpretaciones que se han hecho ya acerca del significado de las elecciones del 9 de marzo. Es obvio que un hecho político como este resulta analizable desde diferentes perspectivas. Nos gustaría, en estas líneas, apuntar una lectura, complementaria de otras, surgida de la valoración de los resultados en el País Vasco y Catalunya. Se ha destacado cumplidamente la trascendencia de estos votos –sobre todo la de los catalanes, sin los que se habría producido un vuelco político– en clave de política nacional.…  Seguir leyendo »

Por Josep Lluís Carod-Rovira, presidente de ERC (EL PERIÓDICO, 26/03/08):

La actividad política de los últimos años ha sido en Catalunya de una vitalidad como no lo había sido nunca antes en periodo democrático. En este contexto de nuevos horizontes y nuevos interlocutores políticos, Esquerra ha pasado de ser un partido pequeño a convertirse en uno grande. El espacio electoral ha crecido sustancialmente en las elecciones del Parlament del 2003, de una forma espectacular, y ha sabido consolidarse en las del 2006. Desgraciadamente, la abstención y el voto útil –capitalizado en buena parte a través del PSC y su etiqueta anti-PP– han castigado duramente a ERC en las pasadas elecciones.…  Seguir leyendo »

Por Gaspar Llamazares Trigo, coordinador general de Izquierda Unida (EL PAÍS, 26/03/08):

Negar que el resultado electoral ha sido un tsunami bipartidista, impulsado por la polarización de una campaña en torno a los dos grandes partidos, PSOE y PP, es ignorar que las restantes fuerzas políticas del arco parlamentario han bajado sustancialmente en número de votos, menos BNG y Na-Bai, que se mantienen. En el caso de Izquierda Unida este tsunami ha tenido devastadores efectos, porque el sistema electoral magnifica la pérdida de votos de la tercera fuerza estatal, convirtiéndola en una catástrofe parlamentaria, con una desproporcionada pérdida de escaños.…  Seguir leyendo »

Por José Luis Zubizarreta, escritor (EL PERIÓDICO, 25/03/08):

La severa derrota que el PNV sufrió en las pasadas elecciones generales, cifrada en una pérdida de más del 25% de sus votos en relación con los obtenidos en el 2004, quedó en parte compensada por el mantenimiento de un grupo parlamentario en el Congreso que, con sus seis diputados, puede resultarle si no imprescindible sí, al menos, muy útil al presidente Zapatero a lo largo de la legislatura que ahora comienza. Por ello, el partido jeltzale, en un intento de transformar su debilidad en fortaleza, ha comenzado a centrarse, tras el varapalo electoral, en seducir al futuro presidente del Gobierno con el fin de que acepte su oferta de apoyo a cambio de un acuerdo sobre el autogobierno vasco que pueda ser presentado en Euskadi como un nuevo logro histórico del nacionalismo.…  Seguir leyendo »

Por Francisco Bustelo, catedrático jubilado de Historia Económica y rector honorario de la Universidad Complutense (EL PAÍS, 24/03/08):

Si fuese verdad que en las elecciones del 9 de marzo hubo un desplazamiento de votos desde la extrema izquierda hacia el PSOE y desde el centro hacia el PP, tal como afirman algunos, la derecha tendría un futuro difícil, ya que la izquierda y la extrema izquierda, sumadas, tendrían un millón más de votos que, juntos, el centro, la derecha y la extrema derecha.

Seríamos así un país políticamente muy radical, lo que resultaría sorprendente y algo, además, que no se ve acreditado por ningún otro indicador.…  Seguir leyendo »

Por Joan Puigcercós, Secretario general de ERC (EL PERIÓDICO, 23/03/08):

Han transcurrido ya dos semanas desde el 9 de marzo. Quince días son un tiempo lo bastante significativo para poder valorar tanto los resultados como las consecuencias derivadas de las elecciones. Pero antes creo necesario empezar dando las gracias a los catalanes que confiaron en nosotros, cerca de 300.000. Si echamos la vista atrás, podremos comprobar que se trata de una cifra considerable. Es un punto de partida para recuperar Esquerra Republicana. También es justo recordar el esfuerzo que los candidatos y la estructura organizativa y territorial del partido han hecho en esta campaña.…  Seguir leyendo »

Por María José Canel Crespo, catedrática de Comunicación Política de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y presidenta de la Asociación de Comunicación Política (EL PAÍS, 20/03/08):

Menos publicidad y más estrategia”. Ésta es la recomendación que en 1986 hiciera Philip Gould a un Partido Laborista que no lograba levantar el vuelo. Incorporando la experiencia de diferentes especialistas, se pondría en marcha el Strategic Development Group, que tenía por objeto analizar de forma permanente las motivaciones e intereses de los electores.

Pero no se trataba de buscar el voto desaforadamente. Por “estrategia” Gould señalaba la necesidad de estar en sintonía con las preocupaciones reales de los británicos, para hacer “políticas públicas profundas y contarlas con mensajes atractivos y coherentes”.…  Seguir leyendo »