Generales 2016

Estaba cantado el desenlace, pero hasta que no se consuman los hechos las reacciones emocionales no alcanzan su plenitud. Era evidente que el desalojo de Pedro Sánchez de la Secretaría General del PSOE llevaba a la investidura de Mariano Rajoy. Sánchez era el gran obstáculo para ello, pero quizás algunos o algunas no entendieron que los costes de la operación acabarían siendo tan alarmantes.

La operación, concebida desde una perspectiva orgánica, intramuros de la organización, despreció sus efectos en la base política del partido y en la opinión pública. El pánico desató la alarma general.

El mismo día de la proclamación de Rajoy, quien fue máximo dirigente socialista y candidato en una investidura a la Presidencia del Gobierno siete meses antes renunciaba a su escaño en el Congreso ante la tesitura de votar aquello que nunca estuvo dispuesto a hacer o votar en contra de la decisión de su organización, que aún no hacía un mes aún dirigía.…  Seguir leyendo »

El gran José Antonio Marina pronunció la frase más impactante de los cinco días del simposio que EL ESPAÑOL ha dedicado a las reformas que necesita España: «La ideología es a la educación lo que la mixomatosis a los conejos». Es decir una plaga que acaba con cualquier camada de proyectos y empeños modernizadores.

Marina es un pedagogo idealista, en la estela de Giner de los Ríos, empeñado como nadie en promover un gran pacto nacional por la calidad de la enseñanza. Y su reflexión no era una «boutade», pues una y otra vez ha comprobado con desesperación cómo los partidos convertían la escuela y la universidad en sectario campo de batalla.…  Seguir leyendo »

Mientras las mentes más brillantes de Occidente se preguntan por las razones de la caída del peso electoral de la socialdemocracia, se sumergen en datos, presentan hipótesis y aventuran posibles soluciones, en España, un líder regional con sobreexposición mediática demanda, con gesto contrito, su “libertad de expresión”, petición que es secundada de inmediato por varios dirigentes importantes de su partido. Difícil encontrar una anécdota que ilustre mejor la categoría en la que está instalado el PSOE: su alejamiento de la realidad dramática extramuros por el peso del debate banal intramuros. Troya colapsa por un pleito entre tenderos.

No hay ni habrá debate sobre las tecnologías disruptivas, el envejecimiento de la población, la inteligencia artificial o el futuro de Europa mientras una declaración por “mi libertad de expresión” no sea recibida por el conjunto del partido con una sonora carcajada, o con indisimulable vergüenza ajena.…  Seguir leyendo »

Algunos creen de buena fe que al PSC le ha dado por armar un motín a bordo de su partido hermano y hasta algún mal pensado podría creer que actúa desde el congénito egoísmo catalán, ya infectado del virus independentista. Pero eso es un delirio. Mi punto de vista es el contrario. Si sus siete diputados mantienen la coherencia política e ideológica con el no a Rajoy, se debe presumiblemente tanto a su papel en Cataluña como en España.

El estrangulamiento político del PSC no empeoró cuando Miquel Iceta asumió la secretaría general, y hasta mejoró su respaldo electoral. Hoy Iceta es otro, y el PSC también.…  Seguir leyendo »

En ocasiones no se vence pero se convence. Es lo que le ocurrió a Mariano Rajoy el segundo día de su fallida investidura a primeros de septiembre. Aquella mañana quedaron claras algunas cosas: la primera, que Sánchez no daba más de sí después de repetir como un poseso lo del «gobierno del cambio». Lo hizo evidente el líder de Podemos cuando señaló con deslealtad que iba a contestar al candidato improvisando y no como su colega, con respuestas prefabricadas. La segunda cosa que se vio fue el peligro que comporta el joven Iglesias, que es capaz de desquiciarse a la velocidad de un microondas, confundiendo la facilidad de palabra con la sensatez de la misma.…  Seguir leyendo »

Para llegar donde hemos llegado, hubiese sido mejor una abstención negociada para facilitar un gobierno minoritario del PP, exigiéndole medidas de tipo económico, social e institucional, incluyendo una ponencia de reforma constitucional.

Pero los socialistas no hemos tenido una estrategia clara y asumida por el conjunto de la organización. Ha faltado una discusión abierta, sincera, leal y comprometida para escoger la mejor de las opciones posibles. Ahora, después del Comité Federal del pasado 23 de octubre, el PSOE facilitará con su abstención la formación de un nuevo gobierno presidido por Rajoy, a cambio de nada. Pero en el camino se ha creado una división en el seno del partido, una fractura entre la militancia y los dirigentes, y el desconcierto de los electores.…  Seguir leyendo »

Le Parti socialiste ouvrier espagnol (PSOE; voir ici son communiqué) a fini par décider, ce dimanche, après dix mois de tergiversations et par 139 voix contre 96, de laisser le conservateur du Parti populaire (PP) Mariano Rajoy former un nouveau gouvernement. Il met ainsi un terme à la paralysie politique en évitant de troisièmes élections législatives en une année, après que le PP se fut retrouvé sans majorité absolue et sans alliés.

Le «truc pour sauver la face»? Désormais sous l’influence de leur «valeur montante», la présidente de la région d’Andalousie, Susana Díaz Pacheco, les délégués socialistes réunis à Madrid voteront «non» au leader du PP au premier tour du vote de confiance et s’abstiendront au second.…  Seguir leyendo »

Hace casi 10 meses el Comité Federal del PSOE aprobó por unanimidad una resolución sobre la posición del partido ante las negociaciones para la formación de un nuevo Gobierno. Esta resolución, que continúa siendo la postura oficial del Partido Socialista, declara que el Partido Popular supone «una amenaza para la estabilidad del país porque no hay nada más dañino para la estabilidad que cuatro años más de desigualdad social y de uso espurio de las instituciones democráticas». No es posible un voto distinto del no a la investidura de Rajoy porque «ese es el mandato de nuestros votantes y de la mayoría de los españoles (…) porque el PSOE es la alternativa al PP.…  Seguir leyendo »

Rudolph Giuliani, en defensa de unas declaraciones de Donald Trump, ha sostenido recientemente que hasta que se termina una guerra todo vale, pues en la guerra “cualquier cosa es legal”. A tenor de las dificultades que últimamente muestra el PP para cumplir reglas, ya sean jurídicas o morales, uno tiene la sospecha de que el PP de Rajoy está en guerra.

¿Y en qué consiste la versión castiza de lo que podríamos denominar doctrina Trump-Giuliani? Consiste en vulnerar las reglas de nombramientos de cargos para el FMI para premiar a un ministro que tuvo que dejar de serlo porque aparecía en los papeles de Panamá.…  Seguir leyendo »

Escribir sobre el PSOE en estos momentos es sumamente arriesgado. Probablemente, al concluir este artículo ya haya sucedido algo en los intestinos de este partido que convierta lo escrito en antiguo. Es el signo de estos tiempos. Todo va demasiado rápido. Parece que solo un relampagueante tuit puede atrapar la volatilidad del instante. El problema es que quien trata de reducir lo complejo a unas pocas palabras acaba convirtiendo la complejidad en una simpleza. La política, la cosa pública, tan compleja, tan llena de matices, requiere de buenos narradores y de ávidos lectores.

Justo lo contrario de lo que hemos podido encontrar en los últimos tiempos en el PSOE.…  Seguir leyendo »

Probablemente hay pocas cosas en que los españoles estén más de acuerdo que en evitar unas terceras elecciones. Sin embargo parece que el bloqueo tiende a reproducirse: cuando las pegas se difuminan de un lado, entonces aparecen del otro. Cuando el PSOE se está planteando cambiar de postura abandonando el «no es no» -uno de los grandes hallazgos de la política más útil y sofisticada-, aparece Rafael Hernando señalando que el PSOE, como mínimo, debe apoyar los Presupuestos.

En lo que de momento es una ceremonia de la confusión, aparece después Mariano Rajoy para señalar que no exigiría ninguna condición para ir a la investidura con la abstención del PSOE.…  Seguir leyendo »

Permitir gobernar a la lista más votada o acudir a unas terceras elecciones. Esa es la disyuntiva decisiva que afronta el PSOE. Lo ha expuesto el presidente de su Comisión Gestora. A nadie se le escapa que lo primero pasa por una abstención negociada. Como responsable provisional de los socialistas Javier Fernández ha hecho ya gala de prudencia y equilibrio. Su partido debe invertir la «podemización» en que ha incurrido y rehuir todo pacto con el separatismo. Abstenerse, ha aclarado, «no es lo mismo» que apoyar. En tiempos de vana efebocracia resulta esperanzador contar con un político como el presidente del Principado de Asturias.…  Seguir leyendo »

Lo personal cuenta mucho en política. Javier Fernández y Mariano Rajoy deben entenderse. Incluso para seguir oponiéndose tienen ese deber. En el Congreso de los Diputados, sus partidos reúnen 222 (137+85) votos sobre 350. Lo probable, pues, es que se entiendan, que lleguen a un acuerdo honorable a partir de una evaluación de la realidad española compartida en grado suficiente.

El punto de partida

El punto de partida común es aceptar que la tercera convocatoria de elecciones generales en doce meses implica una confesión de incapacidad y superficialidad. Dicho de otro modo, de culpabilidad y banalidad.
Llamar a los ciudadanos cada cuatro meses para que resuelvan un intrincado complejo de problemas trabados entre sí y en niveles muy distintos (económico, laboral, financiero, institucional, territorial, comunitario…) es asumir, sin más, la inutilidad de la democracia parlamentaria representativa.…  Seguir leyendo »

Cierto es que la visibilidad o transparencia en las votaciones que se celebran en el Congreso de los Diputados para la investidura del presidente mediante el voto público permite a los electores fiscalizar la acción de sus representantes, reforzando con esa visibilidad la accountability de los diputados. Es indiscutible que a los ciudadanos les interese comprobar que «sus» diputados votan a sus líderes, sin trampas ni «deslealtades». Pero no es menos cierto que la dictadura que ejercen jefes y caciques de los partidos políticos resulta ya inadmisible en esta etapa de nuestra cultura democrática. Especialmente respecto a la libertad de conciencia o a materias extraordinarias sensibles de las que penden la estabilidad del Estado o la normalidad de las instituciones.…  Seguir leyendo »

En el confuso escenario político actual, la distancia entre el discurso y la praxis de los principales partidos es abismal. Al mismo tiempo que proclaman que la celebración de unas terceras elecciones sería un fracaso que es preciso evitar, se preparan a conciencia para ellas. La proposición de ley para que se celebren el 18 de diciembre en lugar del 25 es la prueba más evidente de ese inconfesado propósito. La posibilidad de que los españoles seamos llamados a las urnas, por tercera vez en menos de un año, muestra que el PP y el PSOE han conseguido imponer una determinada interpretación del artículo 99 de la Constitución, que regula la investidura del presidente del Gobierno.…  Seguir leyendo »

«Obra bien y deja el resultado en manos de Dios”. Esa es la lógica que se ha impuesto en la política española, una lógica religiosa, ejemplo paradigmático de lo que Max Weber describiera como “ética de las convicciones”. El efecto principal de actuar exclusivamente en función de las convicciones, como señalara el sociólogo alemán, es que los actores se exoneran a sí mismos de las consecuencias de sus acciones, es decir, se convierten en irresponsables. A dónde o a quién se traslade la responsabilidad no es importante: las consecuencias se atribuirán a circunstancias más allá del control de uno, a la mala fortuna o a la perversidad de los demás.…  Seguir leyendo »

Que la temporada política, o la«saison» que dicen los franceses, ha empezado ya, no es una noticia fresca. Sobre todo pensando en el 25 de septiembre en Galicia y País Vasco, y en el hecho de que en las mañanas del Hotel Ritz ya transcurren las presentaciones de los diferentes líderes políticos sobre la situación actual y sus expectativas. El Foro Europa de la Nueva Economía, que dirige José Luis Rodríguez, a uno de cuyos últimos eventos asistí, acogió una presentación de Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.

El escenario, como es habitual: dos grandes salas absolutamente abarrotadas de gente. Para escuchar a quien ha sido el principal negociador de una posible solución para el jeroglífico nacional, todavía no desentrañado: evitar unas posibles terceras elecciones.…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez habrá luchado hasta el final. Si tras la derrota previsible de los socialistas en las elecciones gallegas y vascas, en un futuro comité federal la poderosa coalición formada contra él en el partido, en España y en Europa lo obligara a dimitir (algo que está por ver), podría retirarse con la cabeza bien alta.

Porque, en contra de las maledicencias de dentro y de fuera de su partido, lo que ha intentado hasta el límite es salvar el futuro del PSOE. Él sabe perfectamente que la ofensiva de los barones, apoyada por Felipe González y respaldada por Bruselas y Berlín, no es para que haya gobierno, sino para que no haya un gobierno apoyado por Podemos y Ciudadanos con respaldo indirecto de los partidos catalanistas.…  Seguir leyendo »

«El carácter democrático de la polis», decía Aristóteles, «se expresa mediante la selección aleatoria de sus dirigentes». Resulta chocante que alguien tan exigente con los políticos como Aristóteles nos suelte a bocajarro que la democracia funciona mejor con políticos salidos por sorteo. Sorprende, porque antes había dicho que para presentarse a la gestión de la cosa pública había que ser virtuoso. Si el ilustre filósofo cambia de parecer es porque entretanto ha visto cómo la política era acaparada por unos profesionales que iban a lo suyo. Habían olvidado la respuesta de Sócrates a quienes le acusaban de politizar a los jóvenes: «A mí la política no me ha interesado nunca, porque lo que me preocupa es la vida de los ciudadanos y no los asuntos de Estado».…  Seguir leyendo »

Es, con toda seguridad, una de las citas más manidas de la historia, pero no por ello menos cierta. Me refiero a aquella que se atribuye a Antonio Gramsci: “La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”. Esto es, precisamente, lo que le ocurre a nuestro sistema parlamentario.

La incapacidad de los partidos para llegar a un acuerdo que permita la formación de gobierno, la situación de bloqueo que el país vive desde hace ya casi un año y la apariencia de inestabilidad y fragmentación que presenta el Congreso, han generado ante la opinión pública la percepción de que nuestro sistema político está en crisis.…  Seguir leyendo »