Gestión crisis COVID-19

Gobernanza en tiempos de incertidumbre

La pandemia que estamos sufriendo, además de su gran impacto sobre la salud y la vida, está introduciendo grandes transformaciones en el mundo global. Está acelerando el cambio del escenario geopolítico, está afectando a nuestros sistemas económicos -particularmente en los países occidentales-, y está teniendo evidentes consecuencias sobre la desigualdad, y la cohesión social y territorial. Unas consecuencias que empiezan a alterar y a debilitar el vínculo entre los ciudadanos y las instituciones políticas y que se hacen más patentes en nuestras democracias representativas.

Obviamente, todos aquellos que no creen en la democracia liberal intentan utilizar todo lo que sucede para avanzar en su objetivo de implantar el autoritarismo político y el dirigismo económico y social.…  Seguir leyendo »

Caminar solos y a oscuras

Vamos a dejar algo claro: la Constitución reconoce nuestros derechos, no los crea ni los otorga. Habrá que recordarlo en los tiempos recios que llegan, pues es el caso que, con el incomprensible y decepcionante auxilio de la mayoría de la oposición, el frente de la investidura, que antes fue de la moción y después del vaciado de sentido de las leyes, ha apuñalado al Estado democrático de Derecho.

Lo ha hecho al modo schmittiano (de Carl Schmitt), apoyándose en la Constitución. ¿A qué reformarla cuando aquí se la puede retorcer y estirar sin límite? Ha bastado con que el PP interiorizara la imagen deformada que le devuelven los esperpénticos espejos de RTVE y del resto de medios del régimen.…  Seguir leyendo »

España necesita 190 días para vencer el segundo golpe del virus. Alemania y Francia lo quieren hacer en 30. Pedro Sánchez quiere llevar el confinamiento -desarticulado en 17 decisiones autonómicas- hasta el 9 de mayo. Angela Merkel y Emmanuel Macron tan sólo hasta el 1 de diciembre. 160 días y el conjunto de medidas a nivel nacional nos separan de todos los países europeos, sobre todo de los dos grandes.

Más dramáticos que nuestro jefe de Gobierno en sus alocuciones por televisión, tanto la dirigente alemana como el francés asumieron la responsabilidad directa de las medidas que han tomado, sin tenerle miedo al debate parlamentario.…  Seguir leyendo »

El Real Decreto 926/2020, por el que se declara, por segunda vez, el estado de alarma en todo el territorio nacional, designa (artículo 1.2) como autoridad competente delegada en cada comunidad autónoma al presidente de la misma. Con esta delegación gubernamental, las comunidades -ya lo están haciendo- van a limitar el ejercicio de algunas libertades constitucionales y a coartar los derechos ciudadanos. A los presidentes regionales, como autoridad competente delegada, el Gobierno les habilita (artículo 9) para:

  1. Restringir, salvo causa justificada, la entrada y salida de personas del territorio (o parte del mismo) de cada comunidad autónoma (artículo 6).
  2. Limitar la permanencia de grupos de personas en espacios públicos o privados (artículo 7).
…  Seguir leyendo »

Resulta pedagógico analizar la reacción de los gobernantes alemanes frente a la epidemia. Existe allí una legislación de excepción –sería nuestro artículo 116 CE– aprobada en mayo de 1968 como una modificación de la Constitución. A nadie se le ha ocurrido invocar los instrumentos en ella contenidos para afrontar los efectos del virus actual. La respuesta legislativa, más comedida, ha consistido en la reforma de una ley que el Parlamento alemán tiene aprobada desde enero de 2001. Se trata de la conocida como Ley de protección contra las infecciones.

Como nosotros contamos con un Estado descentralizado, tiene interés recordar las competencias en esta materia y su reparto entre la Federación (el Estado) y los Länder (nuestras comunidades autónomas).…  Seguir leyendo »

No voy a referirme aquí a los muchos problemas que plantea la reciente declaración, por Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, del estado de alarma, entre ellos la dificultad, de acuerdo con la Constitución y la Ley Orgánica 4/1981, de decretar un estado de alarma de ámbito nacional que, sin embargo, lo que hace es delegar (dentro de unos límites, claro está) en las comunidades autónomas el dictado efectivo de las medidas a adoptar, dando lugar a una especie de estados de alarma de “declaración autonómica por delegación”, que no concuerda con lo previsto en nuestro ordenamiento constitucional y legal, aparte de que podría originar una variedad de medidas territorialmente desconectadas.…  Seguir leyendo »

España, como el resto del planeta, está en guerra contra el enemigo más feroz que ha conocido la humanidad desde la Segunda Guerra Mundial: el Covid-19. Y para vencerlo, sumadas a la búsqueda tecnológica y científica de una vacuna y de remedios médicos, son necesarias las mejores virtudes del pueblo español: unidad, valor y amor. En este amor como virtud clásica, nuestras Fuerzas Armadas son nuestro pueblo; y nuestro pueblo es nuestras Fuerzas Armadas, porque cada militar nace ciudadano del pueblo español. Recíproca identidad en el amor, porque bajo cada uniforme en el pecho del militar palpitan inseparables el amor como soldado a la Patria con el amor como ciudadano al pueblo español.…  Seguir leyendo »

El Covid-19 es un desconocido. No sabemos su ciclo de vida e ignoramos cuándo habrá una vacuna o su eficacia. Lo que sí sabemos es que existe, que está entre nosotros. Ante su existencia podemos sucumbir o convivir con él.

El impacto de esta segunda ola de infecciones masivas del Covid-19 ha convertido la pandemia en el tema principal de la campaña de las elecciones americanas desvelando dos estrategias de lucha  opuestas entre sí. Trump es partidario de las cuatro medidas esenciales (distancia, evitar locales cerrados sin ventilación, mascarilla, y atención a grupos de riesgo) y mantener la economía lo más abierta posible.…  Seguir leyendo »

La declaración del estado de alarma mediante el real decreto 926/2020, de 25 de octubre, era una decisión obligada. El estado de alarma es el instrumento constitucionalmente adecuado para hacer frente a una crisis sanitaria como la provocada por la covid-19. En los últimos días, diferentes Administraciones autonómicas habían adoptado una serie de medidas restrictivas del derecho fundamental a la libre circulación (“toques de queda” y confinamientos perimetrales de municipios y comunidades autónomas) y otros conexos, que solo tienen cabida en el marco del estado de alarma. A pesar de ello, algunos tribunales avalaron esas medidas generando un nivel de inseguridad jurídica inaceptable en un Estado de derecho.…  Seguir leyendo »

¿Quién iba a sospechar, cuando el pasado jueves el Congreso ratificó en su puesto a Pedro Sánchez rechazando de forma clamorosa la moción de censura con que se pretendía su cese, que el agradecimiento del Presidente del Gobierno iba a concretarse, apenas tres días más tarde, en el mayor desprecio que nuestro legislativo ha sufrido en los últimos 39 años?

Y es que la pretensión de Sánchez de requerir al Congreso para que prorrogue por seis meses el estado de alarma que acaba de declarar equivale a privar durante ese mismo lapso de tiempo a la institución que más genuinamente representa a la ciudadanía de toda capacidad de decisión sobre la naturaleza o el alcance de las graves medidas que se prevén, sustituyendo su efectiva capacidad de control por la mera rúbrica de un cheque en blanco que trasferirá todo el poder al Presidente y a aquéllos en quienes tenga a bien delegarlo.…  Seguir leyendo »

Hablar de un estado de alarma que se prolongará durante seis meses es una contradicción en sus propios términos. El estado de alarma, por su misma configuración constitucional, ha de ser breve y limitado, al menos en el tiempo. Según el art. 116.2 CE, debe durar un plazo máximo de 15 días, y cabe prorrogar «dicho plazo» –no un plazo de mayor duración– con la autorización del Congreso. Es decir, que en ningún caso se puede prorrogar por más días de esos 15, y en buena lógica no permitiría encadenar una prórroga tras otra. Esto se deduce claramente de lo dispuesto para el estado de excepción (art.…  Seguir leyendo »

El estado de alarma es una previsión constitucional para crisis graves que, como cualquier instrumento, por sí mismo no resulta malo ni bueno. Lo que lo ha convertido en un tabú político es el abuso manifiesto de su aplicación que durante la primavera cometió el Gobierno al utilizarlo para anular la transparencia, ningunear al Parlamento y amparar caprichos como el de colocar a Pablo Iglesias en el comité de los servicios secretos. Esa borrachera de arbitrariedad, que llegó a extremos pintorescos, irritó a una población sometida a un largo encierro en el que se le habían confiscado sus derechos, y que sintió como un lógico agravio que las razones de fuerza mayor sirvieran de pretexto a una exhibición de poder sin barreras ni contrapesos.…  Seguir leyendo »

Shutterstock / frantic00

El día 22 de octubre de 2020 España registró 20.986 nuevos contagios, cifra récord que ha supuesto, junto con los datos arrastrados de la semana, la triste noticia de haber superado la barrera del millón de personas contagiadas por coronavirus en España desde el inicio de la pandemia.

Como viene siendo habitual, tanto el Gobierno central como los autonómicos en cuyos territorios se está descontrolando la expansión del virus, han puesto sobre la mesa nuevas medidas restrictivas como plan de respuesta ante la COVID-19.

En concreto, el martes el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid no descartó la conveniencia de solicitar al Gobierno el establecimiento de un toque de queda para limitar la circulación ciudadana durante determinadas horas del día, manifestación pública a la que se sumaron otros líderes autonómicos, como los presidentes de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía y Comunidad Valenciana.…  Seguir leyendo »

El 19 de mayo escribí en este periódico un artículo titulado El fin de la epidemia en el que destacaba, desde hacía ya algunos días, la falta de ingresos por Covid en los diferentes hospitales de HM. Animaba entonces a reiniciar, con prudencia, la actividad sanitaria normal tras el bloqueo sufrido en esa primera ola, y aunque la daba por vencida, advertía de la posibilidad de que hubiera una segunda en otoño.

Es obvio que el confinamiento y la disminución drástica de la movilidad, fruto del estado de alarma decretado por el Gobierno, permitieron que el virus dejara de extenderse hasta casi su desaparición.…  Seguir leyendo »

Estado de alarma… de mucha alarma

Estoy en estado de alarma. No, no me refiero al Estado de alarma que decreta el gobierno de la nación, sino a mi personal estado de alarma por lo que está sucediendo en nuestro país. He pasado, como me consta que le ha sucedido a múltiples personas, por diversos estados que podrían caracterizarse según cual haya constituido en ellos la sensación predominante: temor al principio del confinamiento, luego estupor, más tarde indignación y, en momentos sucesivos, incredulidad, desconcierto, desánimo, rabia y… ¿por qué no decirlo?, también momentos en que quise creer en que había algunos resquicios para la esperanza.

A día de hoy no queda en mi opinión posibilidad alguna de albergar un sentimiento positivo sobre el desenlace de esta crisis.…  Seguir leyendo »

Después de nueve meses, la gestión de la Covid-19 ha expuesto múltiples deficiencias siendo sin duda la más importante la (in)capacidad de gestión de los Gobiernos. A diferencia de otras crisis sanitarias, el coronavirus se expande de forma silenciosa a través de los muchos casos asintomáticos, pero ilumina con focos intensos los aciertos y los errores de los Ejecutivos de diferentes países. Algunos adoptaron desde el principio una perspectiva de luces largas, pero en España nunca hemos salido de las luces cortas.

Ante un virus nuevo, nuestros dirigentes minimizaron el riesgo; otros implementaron medidas con rapidez. Ante la expansión descontrolada del virus, nuestro Gobierno adoptó un confinamiento radical creyendo equivocadamente que sería la solución definitiva; otros comprendieron que era un paréntesis para reforzar el sistema sanitario y hacer acopio del material necesario para proteger al personal sanitario y a la población.…  Seguir leyendo »

Estado de desconcierto

Vivimos las últimas semanas en Madrid y en el resto de España en un estado de desconcierto permanente. La gestión de la pandemia ha desnudado las muchas carencias de un Estado complejo que empieza a mostrar algunos síntomas preocupantes de Estado fallido, al menos en aspectos tan básicos como gestionar la salud pública de sus ciudadanos. El que los problemas puestos de manifiesto sean tanto de tipo político-institucional como de capacidad de gestión no es precisamente un consuelo. En este sentido, el lamentable espectáculo ofrecido las dos últimas semanas por el Gobierno central y el de la Comunidad de Madrid, desde la ridícula escenificación entre banderas del supuesto acuerdo entre ambos (dinamitado apenas unos días más tarde en prime time) hasta la declaración del estado de alarma sin consenso en Madrid es un síntoma gravísimo de la enfermedad institucional que padecemos.…  Seguir leyendo »

Con un Gobierno así no hay democracia que resista

Cuenta la leyenda que la ciudad griega de Argos, fiada a la palabra de su sitiador Cleómenes con quien había ajustado un armisticio de siete días, fue invadida la tercera noche por el ejército espartano esgrimiendo el tirano que no se había estipulado nada sobre la caída de la tarde, si bien luego los dioses vengarían la perfidia de quien entendía, como en los versos de Virgilio, que «valor o engaño, si es con el enemigo, todo es uno». Es lo que ha acaecido en la Comunidad de Madrid tras lo que apalabraron el 21 de septiembre, con alarde de banderas y timbales, el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, y al que el primero ha puesto fin este viernes a cañonazos.…  Seguir leyendo »

Este artículo pretende comentar melancólicamente el esperpento representado en el tablao nacional estos últimos días, a raíz de la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que desautorizaba las medidas del Gobierno para la capital y otras ciudades cercanas. La melancolía nace de la contemplación del espectáculo espástico de los que llevan dos días negándose, no a considerar los argumentos de los magistrados, sino simplemente a transcribirlos. Pese a todo, intentaré explicar lo sucedido, siquiera para justificar el jornal, al modo de un catecismo infantil, con preguntas y respuestas.

¿Por qué el tribunal madrileño no autoriza un confinamiento perimetral que pide la Comunidad de Madrid cuando sí autorizó otros anteriormente?…  Seguir leyendo »

Abracadabra

El auto de la sección 8ª del TSJ de Madrid denegando la ratificación de las medidas adoptadas por Orden 1273/2020 de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid (OCSCM) deja clara una cosa: que la OCSCM no ha invocado la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en materia de Salud Pública. Es decir, si la hubiera invocado el TSJ tendría que haber ratificado la Orden.

Se trata, por tanto, de una omisión de la OCSCM y no parece que pueda considerarse como olvido intencionado. Hay que recordar que las declaraciones de actuaciones coordinadas declaradas por el Ministerio de Sanidad han de ser ejecutadas por las comunidades autónomas en ejercicio de sus propias competencias.…  Seguir leyendo »