Gibraltar

Al término de la Cumbre de la Unión Europea sobre el brexit, sonriente y alegre, el presidente del Gobierno explica que el “protocolo de Gibraltar ya está cerrado”. Se refiere al documento que acompañará los acuerdos finales sobre el abandono del Reino Unido de la UE. A día de hoy desconocemos sus contenidos, al menos, en España.El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrel, ha comentado que sus mayores preocupaciones sobre El Peñón se refieren, entre otras, a aduanas, contrabando de tabaco y medio ambiente. El primer ministro de Gibraltar, Fabian Picardo, manifestó ante el Comité de los Lores que el impuesto fiscal aplicado en Gibraltar no formaba parte de las negociaciones y que el aeropuerto seguiría manteniendo la situación actual (Gibraltar Chronicle 24/10/2018).…  Seguir leyendo »

La noluntad nacional

Cuenta Unamuno que, cuando un amigo le preguntó que qué quería España le contestó: “No quiere nada. España quiere que la dejen en paz. Y así hasta Dios la deja de su mano” (La Noluntad Nacional, Revista España, 1915). Rescaté esta cita cuando comprobé que algunos de mis compañeros de Gabinete no compartían mi entusiasmo por Gibraltar y, sobre todo, cuando mi sucesor en Santa Cruz, Josep Borrell, anunció que renunciaba a plantear la cuestión de la soberanía compartida a cambio de que los gibraltareños prometiesen no exagerar en el contrabando de tabaco, en las prácticas fiscales abusivas, en la discriminación a los trabajadores españoles o en el expolio del medio ambiente.…  Seguir leyendo »

Gibraltar, una Andorra del Sur

La posibilidad de una «solución andorrana» al contencioso de Gibraltar se la oí por primera vez a un colega británico con el que sostenía un debate televisivo hace muchos años y, para acabar la discusión, me bastó decir que Andorra goza de soberanía desde 1607, bajo la autoridad teórica del obispo de Urgel y del rey francés, y el gobierno de hecho del Consell General de les Valls, mientras Gibraltar es una colonia a descolonizar según normas de la ONU. Pero veo que vuelve en un periódico de cobertura nacional bajo el bizarro titular «Gibraltar, ciudad de dos coronas» como posible «territorio internacionalizado, perteneciente a la Unión Europea, completamente conectado a su entorno gaditano, que se beneficie de una relación privilegiada con España (permitiendo su incorporación aunque evitando su absorción), al tiempo que conserva la que ahora tiene con el Reino Unido».…  Seguir leyendo »

Gibraltar, ciudad de las dos coronas

El vínculo político bilateral entre Madrid y Londres siempre ha estado muy por debajo de su potencial, considerando la intensa relación interpersonal y económicoempresarial entre España y Reino Unido; quizá la mayor del mundo entre dos países que no son vecinos ni comparten idioma. Pese a los muchos intereses y valores comunes, la relación solo puede calificarse como correcta y, así, Reino Unido es el único de los seis Estados miembros más grandes de la UE con quien España no ha institucionalizado una asociación. La visión tan distinta sobre la integración europea y Gibraltar explican ese perfil bajo. Paradójicamente, tras el Brexit aumentan los incentivos para que la diplomacia británica busque más complicidad con la cuarta potencia del continente.…  Seguir leyendo »

Se echa en falta una política de Estado por parte de España en el contencioso de Gibraltar. Si bien es cierto que, desde la pérdida del Peñón por el Tratado de Utrecht, todos los gobiernos han tenido como objetivo (yo diría obsesivo) su recuperación, no se vislumbra una clara estrategia para alcanzarlo sobre la base de planes y metas a corto y medio plazo y que suponga una verdadera política de Estado de cara a asegurar continuidad y coherencia en su ejecución a lo largo del tiempo, independientemente del partido(s) que tenga las responsabilidades de gobierno. En este sentido, la salida del Reino Unido (RU) de la UE es una oportunidad única para proceder a elaborarla, en conjunción con los principales partidos políticos.…  Seguir leyendo »

Tema

El Brexit abre una pequeña ventana de oportunidad para intentar resolver el estatus de Gibraltar.

Resumen

La negociación del divorcio y futuro acuerdo de relación entre el Reino Unido y la UE obliga a abordar la situación de Gibraltar. En menos de un año deberán resolverse aspectos concretos complejos y, al mismo tiempo, se abre la posibilidad de abordar una solución general a la controversia de fondo sobre el estatus del territorio. Es una ventana de oportunidad de tamaño reducido y corta en el tiempo pero, por primera vez en la historia reciente, propicia para el acuerdo. El momento actual combina el interés gibraltareño por permanecer en la UE con una actitud española constructiva que se plasma en la propuesta de soberanía compartida sobre el territorio y el deseo de mantener estrechas relaciones con Londres en la perspectiva del Brexit.…  Seguir leyendo »

En un artículo anterior sobre el mismo tema, en el año 2011, después de examinar los antecedentes desde su conquista por los ingleses, terminaba manifestando que había dos maneras de recuperar Gibraltar, una utilizando la coacción necesaria para obligar a los ingleses a negociar sobre el traspaso de su soberanía; y la segunda, ofrecer ventajas a la población de Gibraltar como impositivas, de suministros y demás a fin de que los gibraltareños miren favorablemente las exposiciones españolas. Como dice Paul Preston, que los gibraltareños reconozcan una ganga cuando está a su alcance. Y esta segunda opción, después de los años transcurridos sin el avance en el traspaso de la soberanía, estimaba que no es viable ya que, a pesar de las facilidades de servicios de telecomunicaciones, espacio aéreo, etc., y contemplaciones realizados por el Estado español, no dan ningún resultado, por lo que la única solución, en un plazo razonable, es apretar la presión sobre Gibraltar.…  Seguir leyendo »

Sé muy bien que a muchos eventuales lectores de las siguientes líneas les chocará —negativamente— lo que voy a exponer. Primero, porque consideren la “geopolítica” como un perverso ejercicio de análisis sobre el poder en el ámbito de las relaciones internacionales, a desterrar. Y segundo, porque el tema de Gibraltar les puede parecer insustancial a estas alturas y que, por consiguiente, no merece mayor consideración. ntentaré exponer por qué no comparto ambas aproximaciones.

En primer lugar, la geopolítica ha vuelto —de hecho, jamás se fue— para quedarse de nuevo de forma explícita. Y si no, no podríamos interpretar las políticas exteriores de países como China, Rusia, Japón, Turquía o Irán (y la de todos los demás) en los momentos actuales, en escenarios como Ucrania, el Cáucaso, Oriente Medio o el Mar del Sur de la China.…  Seguir leyendo »

La emoción suscitada en los últimos días por las reacciones en el Reino Unido y en España sobre el estatus y el futuro de Gibraltar fuera de la UE, me ha sorprendido enormemente. En Oxford hice mi tesis doctoral sobre la Guerra de Sucesión Española y estudié las circunstancias del Tratado de Utrecht, así que sé un poco de los antecedentes históricos. También he estado (hace algún tiempo) en el Peñón, y he caminado por toda la ciudad, hablado con ciudadanos y autoridades. Y he consultado las opiniones de los residentes y de los españoles que trabajan allí. A juzgar por lo que he visto en la prensa, muchos de los que se apresuran a expresar sus opiniones no han estudiado la historia del lugar ni han estado en él.…  Seguir leyendo »

Tema

Tras el referéndum sobre el Brexit, España presentó al Reino Unido una propuesta de negociación sobre Gibraltar en la que se plantea una soberanía conjunta, la doble nacionalidad para los gibraltareños y el respeto de su autonomía. Los gibraltareños, que votaron a favor de la permanencia en la UE, podrían aprovechar la oportunidad de esta solución.

Resumen

El pronunciamiento casi unánime de los gibraltareños por la permanencia en la UE les sitúa en una posición delicada con respecto al Brexit. Una primera opción es la salida de la Unión y la consiguiente pérdida de las libertades comunitarias. Gibraltar debe sopesar otra opción en línea con la propuesta española de cosoberanía presentada en octubre de 2016 en Naciones Unidas.…  Seguir leyendo »

Para Gibraltar, el Brexitha sido una pésima noticia. Jurídicamente, no hay duda de que una vez materializada la salida de Reino Unido España recupera la facultad reconocida por el artículo X del Tratado de Utrecht de controlar e incluso de cerrar el paso por la verja, que permanecía inaplicable tras la adhesión de España a la Unión Europea como consecuencia de la obligación de garantizar la libre circulación de personas, servicios y capitales. Por otra parte, los expertos ya han advertido de las restricciones que España podría imponer sobre la residencia, propiedades, negocios y ejercicio profesional de los gibraltareños en España y, más en general, de las repercusiones negativas para Gibraltar de la pérdida del estatuto especial.…  Seguir leyendo »

El pasado 4 de octubre el embajador de España ante Naciones Unidas, Román Oyarzun, presentó en la Comisión para Asuntos de Descolonización una propuesta de soberanía conjunta hispano-británica sobre Gibraltar, justificada por las consecuencias que tendrá la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), tanto para la propia colonia como para la comarca andaluza colindante. Las ventajas serían múltiples, comenzando por que la economía del Peñón seguiría teniendo libre acceso al mercado común de bienes y servicios, incluso más que ahora, ya que se levantarían las restricciones impuestas por España. La propuesta contempla que el Reino Unido y España asuman conjuntamente las competencias en materia de defensa, relaciones exteriores, control de fronteras e inmigración y asilo de Gibraltar.…  Seguir leyendo »

Tema

El resultado del referendo Brexit sobre la salida del Reino Unido de la UE sugiere considerar la situación de Gibraltar y los cambios en las perspectivas de España sobre la solución a la controversia.

Resumen

La negociación de salida de Reino Unido de la UE tras el Brexit plantea un nuevo tablero jurídico internacional y europeo de juego con nuevas reglas, pero también ofrece un momento histórico para que España redefina su relación con Gibraltar, dando oportunidades a fórmulas que busquen vías nuevas de futuro y solución a la controversia histórica.

En pleno bloqueo negociador tras la crisis de 2013, el inesperado resultado del referendo del Brexit puede tener unas consecuencias trágicas para Gibraltar, ya que la obligación de negociar la salida del Reino Unido de la UE arrastra al territorio a redefinir su estatuto jurídico europeo con dicha Unión, que es el marco legal de mayor aplicación práctica cotidiana, junto a los otros dos marcos jurídico internacionales del Tratado de Utrecht y ONU de la descolonización.…  Seguir leyendo »

A mediados del siglo XVIII se otorga a la idea de progreso atributos nacionales y fatalistas, y a finales de ese siglo, la capacidad parcelativa de lo nacional surge con todo su poder como idea dominante de la política de Occidente. Nace entonces el problema de la «ciencia española» que tropezará durante más de dos siglos con el dominio mítico de un puñado de palabras: ¿qué se le debe a España? Una pregunta que ha producido miles de páginas y resentimiento, la fomulación de un viejo hechizo de tan antiguo poder que aún preserva viva una de las más originales crisis de identidad colectiva de Europa.…  Seguir leyendo »

Como ocurre con cierta regularidad, la cuestión de Gibraltar ha vuelto a saltar a los medios; en esta ocasión a cuenta de la visita al Peñón de Philip Hammond, ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, departamento ministerial británico que tiene a su cargo –y no es casualidad– los asuntos de Gibraltar. No quiero extenderme sobre la visita, seguida por cierto de la del jefe del Estado Mayor Conjunto británico, de la que ya hemos hecho llegar nuestra opinión a nuestros amigos británicos. Pero sí creo que conviene, a la vista de lo que se ha dicho en Gibraltar, en el Reino Unido e incluso en España, recordar unas cuantas verdades sobre esta cuestión.…  Seguir leyendo »

Figura 3. Nueva reordenación del tráfico en la verja

Tema: La crisis con Gibraltar ha motivado una fuerte conflictividad por los controles de frontera exterior en la verja, en un contexto de búsqueda de un nuevo formato de negociación ad hoc entre las partes interesadas y de progresiva involucración institucional y normativa de la UE en ciertos aspectos de la controversia.

Resumen: La crisis del arrecife artificial en las aguas del istmo de Gibraltar, surgida en el verano de 2013, se ha prolongado durante 2014 originando nuevos frentes y ámbitos litigiosos en el marco de la controversia histórica. Particularmente importante ha sido la nueva controversia abierta por el reforzamiento español de los controles en la verja, que ha motivado denuncias y quejas a ambos lados del paso fronterizo.…  Seguir leyendo »

En su reciente intervención ante la Cuarta Comisión de las Naciones Unidas, el ministro principal de Gibraltar ha instado a España a no perder el tiempo en lo que ha calificado como vanos juegos de soberanía y a mostrar madurez y responsabilidad; al mismo tiempo, ha vuelto a manifestar su veto a cualquier negociación entre nuestro país y el Reino Unido. Nada nuevo en su conocida posición de desdibujar la realidad y negar la doctrina de Naciones Unidas sobre la descolonización de ese territorio, tareas a las que se dedica con ahínco.

En efecto, el pasado mes de julio Fabián Picardo viajó a Madrid, se paseó por la Carrera de san Jerónimo y estuvo en el Congreso de los Diputados.…  Seguir leyendo »

Quedan lejos ya los años del cierre de la frontera con Gibraltar que ordenó Franco en 1969. Toda la infancia de los gibraltareños de mi generación se desarrolló en esas circunstancias, en que el pueblo gibraltareño forjó una parte de su carácter. Antes fueron las aún más difíciles de la Segunda Guerra Mundial y la forzada “evacuación” de sus habitantes por medio mundo.

El Presidente González acabó en 1982 con más de trece años de crueldad, en los que los familiares de ambos lados —especialmente de La Línea— no pudieron abrazarse, ni recibir a los nuevos bebés de cada familia, ni despedirse de los seres queridos en las puertas de la muerte.…  Seguir leyendo »

Mucho se ha dicho y se ha publicado durante estas últimas semanas sobre Gibraltar y las relaciones hispano-británicas que, por razones evidentes, he seguido con interés y, más aún, por las alusiones a la política que impulsé como ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Algunos medios informativos han intentado recabar mi opinión y reacciones ante las descalificaciones y medias verdades con las que se ha adornado la crisis. He preferido guardar silencio hasta ahora porque, en mi modesta opinión, ésta nunca tuvo que producirse.

Pasado un cierto tiempo y, aunque desgraciadamente aún no se han serenado las aguas del Estrecho, quisiera clarificar algunas de las opiniones vertidas sobre mi gestión en relación al contencioso de Gibraltar.…  Seguir leyendo »

Gibraltar se nos iba de las manos. La imagen de los bloques de hormigón contra nuestros pescadores es una excusa para retomarlo. La cuestión a plantearse es: ¿encaramos sólo el problema de la pesca o, ya que estamos ahí, vamos a por todo lo demás? Hay otra: para asegurar la primera, ¿apuntamos a la segunda?

Lo cómodo es la pesca. Pero ¿y si no se soluciona? No veo a los ingleses pasando por la humillación de sacar el hormigón delante de todo el mundo si no está en juego algo esencial. ¿Y si después de extraer los bloques perpetraran otra cosa?…  Seguir leyendo »