Globalización

En 1948, la Déclaration universelle des droits de l’homme, qui se proposait de protéger les êtres humains de la terreur et de la misère, avait vocation à devenir notre boussole. Soixante-dix ans plus tard, nous voilà déboussolés : terreur rime avec fureur, misère avec colère. Tout discours de raison semble inaudible face à l’émotion et aux pulsions qu’elle provoque. Il serait pourtant urgent de comprendre que la démocratie, les droits de l’homme et l’Etat de droit sont fragiles, alors que la mondialisation est sans doute irréversible. Face aux défis qui se dressent devant nous – crises sociales, terrorisme global, crises sanitaires, déséquilibre écologique, dérèglement climatique, désastre humanitaire des migrations… –, il y a un point commun : les interdépendances sont devenues si fortes qu’aucun Etat ne peut y répondre seul de façon efficace.…  Seguir leyendo »

Dans leur nouvelle stratégie en Afrique, les Etats-Unis annoncent une remise en cause des aides financières octroyées à certains pays du continent. Si l’aide internationale demeure importante, c’est surtout l’investissement qui assurera le développement et la prospérité de l’Afrique. Or sur ce terrain aussi, les Américains semblent bien en retrait. Paradoxe, quand dans le même temps, les Etats-Unis déplorent que nous allions chercher ces investissements auprès de ceux qui nous traitent en affaires comme de véritables partenaires.

Entre l’Asie, l’Europe et les Amériques, l’Afrique se trouve au centre des échanges internationaux. Cette assertion n’est pas seulement géographique. Chaque jour un peu plus, notre continent se donne les moyens de contribuer à la production mondiale de richesses.…  Seguir leyendo »

Casi todos los liberales apoyan la globalización y se oponen al nacionalismo económico. Ignoran la creciente evidencia de que, en su forma actual, la globalización es peligrosamente incompatible con la democracia.

En su libro de 2011 La paradoja de la globalización, Dani Rodrik de Harvard dice que el estado-nación, la democracia y la globalización son mutuamente irreconciliables: podemos tener dos, pero no los tres simultáneamente (lo llama un “trilema”). En todo el mundo, la “nación” se ha rebelado contra la globalización en nombre de la democracia.

Eso se tornó evidente este año cuando el presidente norteamericano, Donald Trump, impuso el primero de un conjunto cada vez más amplio de aranceles contra los productos chinos, y China tomó represalias pagando con la misma moneda.…  Seguir leyendo »

Después de la Segunda Guerra Mundial, la comunidad internacional aunó esfuerzos para construir un futuro compartido. Hoy en día, debe hacer esto de nuevo. Debido a la lenta y desigual recuperación durante la década tras la crisis financiera mundial, una parte sustancial de la sociedad se ha visto atrapada por la insatisfacción y la amargura; y, no sólo con respecto a la política y los políticos, sino también con relación a la globalización y todo el sistema económico que esta sustenta. En una época de inseguridad y frustración generalizadas, el populismo, se ha tornado como una opción cada vez más atractiva, como una alternativa al status quo.…  Seguir leyendo »

Para la mayoría de los críticos de la globalización el comercio es el villano que es el responsable de profundizar la desigualdad y la creciente inseguridad económica entre los trabajadores. Esta es la lógica que impulsa el apoyo a favor de los aranceles que impuso el presidente estadounidense Donald Trump. Por lo tanto, ¿por qué este mensaje hace eco mucho más allá de las fronteras de Estados Unidos, e incluso más allá de aquellas de las economías avanzadas, incluyendo a trabajadores en muchos de los países en desarrollo quienes normalmente son mostrados como los principales beneficiarios de la globalización?

El libre comercio no es para nada la única – o incluso la principal – fuente de desigualdad e inseguridad en el mundo.…  Seguir leyendo »

Hacia la sociedad de confianza

Una de las reglas de oro del periodismo y de las humanidades es que todos observamos los mismos fenómenos al mismo tiempo y, en general, pensamos lo mismo sobre ello. Es algo lamentable, pero en la época de los medios de comunicación de masas, la disidencia intelectual es más rara que nunca. De modo que, en este momento, reina cierta unanimidad a la que ni siquiera yo puedo escapar al dar prioridad a mis comentarios negativos sobre las hazañas de Donald Trump, el auge de los nacionalismos, los llamados partidos populistas y los regímenes políticos autoritarios. De estos acontecimientos dispersos surge una especie de consenso para anunciar en tono profético la desglobalización, el retroceso del liberalismo político y económico.…  Seguir leyendo »

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta mitad de los años 2010, la globalización económica progresó implacablemente a través del comercio expandido, la proliferación de los flujos de capital, una comunicación más rápida (y más barata) y, en menor medida, la migración humana. Sin embargo, aun cuando estas conexiones se han profundizado y multiplicado, la economía global ha seguido siendo, esencialmente, una colección de economías nacionales, cada una de ellas integrada en la política nacional. Esto ahora está cambiando.

En los países democráticos que han dado luz al capitalismo de mercado que domina el mundo hoy, los ladrillos de la economía –tributación, gasto público y marcos regulatorios- son implementados por la legislatura e interpretados por el sistema legal.…  Seguir leyendo »

Los perdedores de la globalización

Cada vez son más los estudios que vinculan el desapego de una parte de la ciudadanía hacia el sistema político con las consecuencias que las transformaciones económicas recientes están teniendo en nuestras sociedades. Tanto en Estados Unidos como en Europa, las regiones cuyas estructuras productivas se han visto más afectadas por la nueva competencia internacional, son las que más han virado políticamente hacia Trump, el Brexit, o los partidos de corte nativista y proteccionista. Como trato de mostrar en mi reciente libro Antisistema: Desigualdad económica y precariado político, los individuos que se ven económicamente más vulnerables, especialmente tras la gran recesión, son más proclives a votar a partidos que cuestionan el funcionamiento del sistema político.…  Seguir leyendo »

Protesters hold signs while standing a few blocks away from the World Trade Organization. Daniel Sheehan/Liaison Agency/Newsmakers

Volvamos a fines de los noventa. Tras una pausa de ocho décadas, la economía global se estaba reunificando. La apertura económica estaba a la orden del día. Se liberalizaban las finanzas. La naciente Internet pronto daría a cada persona del planeta acceso igualitario a la información. Se creaban nuevas instituciones internacionales para gestionar la cada vez mayor interdependencia. Nacía la Organización Mundial del Comercio. Se había firmado un acuerdo vinculante sobre el clima: el Protocolo de Kioto.

El mensaje era claro: la globalización no era una cuestión de liberalizar flujos de bienes, servicios y capital nada más, sino de establecer las reglas e instituciones necesarias para guiar a los mercados, fomentar la cooperación y suministrar bienes públicos globales.…  Seguir leyendo »

El ‘brexit’ y la elección de Donald Trump en el 2016 creó la narrativa de que las castigadas clases medias y bajas llevarían al poder a Marine Le Pen y al extremista Geert Wilders en los Países Bajos. Dicha previsión se truncó ante la abrumadora victoria de Emmanuel Macron y los partidos moderados holandeses. La proyección de crecimiento para la economía internacional es de 3,9% para este año. Por primera vez, desde la crisis financiera internacional de 2007-08, el año pasado tanto los países desarrollados como los emergentes y en vías de desarrollo registraron altas tasas de aumento de su PIB.…  Seguir leyendo »

El título de Rubén Darío introduce bien dos publicaciones recientes de los nuevos optimistas: Enlightenment Now, el último libro del mediático profesor de Harvard Steven Pinker —aparecido en 2018—, defiende la tesis de que el mundo va bien mediante 72 gráficos, y atribuye la mejora de todos los índices sociales, económicos y políticos a la extensión de los valores de la razón, la ciencia y el humanismo que cristalizaron en la Ilustración; y Progreso, la versión española de la influyente obra del historiador económico sueco Johan Norberg —editada originalmente en 2016—, enumera en diez capítulos temáticos las razones que nos permiten mirar al futuro con optimismo.…  Seguir leyendo »

La mayoría de economistas están de acuerdo acerca de los beneficios de la integración global “real”, es decir, de los prácticamente ilimitados flujos transfronterizos de bienes, mano de obra y tecnología. Pero están menos seguros en cuanto a la integración financiera global, especialmente de los flujos a corto plazo del llamado dinero caliente. Sin embargo, la reacción antiglobalización de hoy se centra principalmente en la integración real, y casi en su totalidad se olvida de los aspectos financieros.

La reacción a la integración real recientemente ha impulsado a la administración del presidente estadounidense Donald Trump a recurrir al proteccionismo comercial unilateral, dirigido a China en particular.…  Seguir leyendo »

La escaramuza comercial entre Estados Unidos y China en materia de acero, aluminio y otros productos es consecuencia del desdén que siente el presidente norteamericano, Donald Trump, por los acuerdos comerciales y la Organización Mundial de Comercio, una institución que fue creada para fallar en disputas comerciales.

Antes de anunciar los aranceles a las importaciones sobre más de 1.300 tipos de productos de fabricación china por un valor de 60.000 millones de dólares al año, a principios de marzo Trump difundió amplios aranceles del 25% sobre el acero y del 10% sobre el aluminio, que justificó sobre la base de la seguridad nacional.…  Seguir leyendo »

La confrontación comercial entre Estados Unidos y China se está recalentando. Después de disparar una salva inicial de fuertes aranceles sobre el acero y el aluminio, la administración de Estados Unidos ha dado a conocer un plan para un arancel del 25% a 1.333 productos importados chinos -por un valor de 50.000 millones de dólares al año pasado- para castigar a China por lo que considera décadas de robo de propiedad intelectual. China ha respondido con un plan para aplicar aranceles del 25% sobre una variedad de productos estadounidenses, también por un valor de 50.000 millones de dólares. En respuesta a lo que califica como “represalias injustas”, ahora se dice que el presidente norteamericano, Donald Trump, está considerando otro conjunto de aranceles, que cubren importaciones provenientes de China por otros 100.000 millones de dólares.…  Seguir leyendo »

El arbitraje forma parte de las instituciones jurídicas que aparecen ya en las más antiguas culturas jurídicas. La posibilidad de encomendar la solución de los litigios a un tercero elegido de común acuerdo por las partes aparece como un derecho garantizado en 1812, en la Constitución gaditana. El arbitraje internacional tal y como aparece en el actual mundo de los negocios es algo, sin embargo, reciente. La globalización es un fenómeno económico, pero también humano y cultural, de nuestra generación. El comercio y el mundo de los negocios sin fronteras han exigido romper con los esquemas en los que habíamos vivido desde la paz de Westfalia.…  Seguir leyendo »

Leí por primera vez a Marshall McLuhan a principios de los años setenta –como muchos compañeros de la Escuela Diplomática– aconsejado por el profesor Luis González Seara. Confieso que la mayoría de sus ideas, más que convencerme, me seducían. McLuhan parecía un visionario cuando anunciaba el fin de la galaxia Gutenberg, la eclosión de la comunicación de masas por medios eléctricos, la distinción entre medios fríos y calientes –y el corolario, aunque lo enunciara antes, según el cual el medio es el mensaje–, o el fin de la forma lineal de pensar.

Pero su caracterización de lo que él mismo comenzó a llamar la «aldea global», me convenció y subyugó desde el principio.…  Seguir leyendo »

La globalización y las nuevas tecnologías, dos fuerzas humanas que se retroalimentan, han producido una brecha económica y social enorme, sobre todo en Europa y EE UU. Algunos piensan que hay que dar marcha atrás y volver a los años sesenta pero eso no es posible. La globalización o explota o seguirá avanzando. Eso significa que el trabajador europeo, bien sea de clase obrera sin formación o de clase media con un trabajo eminentemente mecánico, se enfrenta a dos tsunamis: la automatización y la competencia de millones de nuevos trabajadores de los mercados emergentes, principalmente de China e India.

Estos dos ciclones se están llevando por delante muchos puestos de trabajo, pero con ellos también el establishment político.…  Seguir leyendo »

Los aranceles al acero del presidente estadounidense Donald Trump han aumentado la posibilidad de que una guerra comercial ocurra en los hechos. La Unión Europea advierte que tiene “todo un arsenal a nuestra disposición para responder”, mientras que China amenaza con “una respuesta justificada y necesaria”.

Economistas, políticos y figuras públicas han expresado su preocupación con respecto a la amenaza de barreras comerciales que siguen la política de ojo por ojo. Pero, es difícil exagerar el daño potencial. Los nuevos obstáculos al libre comercio no solamente nos llevan en la dirección equivocada; sino que también socavan la mejor oportunidad que se tiene para transformar las vidas de miles de millones de las personas más pobres del mundo y obtener beneficios que valen millones de millones de dólares cada año.…  Seguir leyendo »

Entre economistas y directivos empresariales existe un consenso casi universal en que los aranceles al acero y al aluminio que ha propuesto Donald Trump son una mala idea, y que la guerra comercial más amplia que esos aranceles podrían desencadenar sería muy destructiva. Pero las posibilidades de evitar semejante desastre político son pocas, porque este es el ejemplo por excelencia de Trump haciendo de Trump.

De hecho, se podría decir que los aranceles son lo más Trump que Trump ha hecho hasta ahora. Al fin y al cabo, el comercio (como el racismo) es un tema en el que Trump se ha mostrado extremadamente congruente a lo largo de los años.…  Seguir leyendo »

Pantaloncillos lederhose y vestidos dirndl entre las tradicionales galletas de jengibre del Oktoberfest en Múnich Credit Michaela Rehle/Reuters

Después de kindergarten y schadenfreude, llegó la hora de que otra palabra alemana entre a nuestro vocabulario: Heimat. Los diccionarios traducirán Heimat (que se pronuncia [jáimat]) como “hogar”, “país natal” o “patria”, pero ninguna de esas palabras captura el verdadero significado del término.

Heimat no solo describe un lugar geográfico, sino un estado de pertenencia. Es lo opuesto a sentirse extranjero; para la mayoría de los alemanes, se mezcla con el olor de las galletas navideñas de la cocina de mamá. Heimat incluye el paisaje que te marcó, la cultura que te informó y la gente que te inspiró mientras crecías.…  Seguir leyendo »