Grecia (Continuación)

¿Es verdad que Wolfgang Schäuble, el ministro de Finanzas alemán, quiere la salida de Grecia del euro, o simplemente ha utilizado esta amenaza como táctica negociadora para asustar a Alexis Tsipras? Para la mayoría de los analistas no hay duda. Schäuble quiere el Grexit. Prueba de ello es que lo lleva diciendo desde hace meses, e incluso se atrevió a plantearlo, por escrito, en el Eurogrupo celebrado los días 11 y 12 de julio que acordó el tercer rescate para Grecia, cuyos detalles están a punto de concretarse estos días. Esto le ha costado enormes críticas. A él y a Alemania.…  Seguir leyendo »

Entre el ultimátum del FMI conminando a la reestructuración de la deuda y los embarazosos desmentidos de Alexis Tsipras asegurando que no ordenó preparar un plan secreto para volver al dracma, está claro que el culebrón griego no ha terminado. Sin embargo, el acuerdo sobre el nuevo plan de ayuda por parte de Europa merece que nos detengamos en él para desmentir algunos clichés.

Primera lección: Europa funciona. Aunque, pase lo que pase, la tendencia mayoritaria de los medios de comunicación sea explicarnos que la Unión Europea se va a pique, esta ha demostrado una vez más su formidable resistencia. Sean cuales sean los obstáculos, los vence y sigue adelante.…  Seguir leyendo »

Cuando la crisis económica de Grecia sigue haciendo estragos, voces prominentes, que van desde economistas ganadores del premio Nobel como Paul Krugman hasta funcionarios como el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, están exigiendo términos de rescate más tolerantes y un alivio de la deuda. Hasta el Fondo Monetario Internacional -que, junto con otras entidades de crédito europeas, han proporcionado a Grecia financiamiento de emergencia- recientemente se sumó a los reclamos. Ahora bien, ¿esta estrategia podría ser realmente el santo remedio proverbial para la crisis de Grecia?

La respuesta corta es no. Si bien la deuda pública de Grecia es innegablemente alta, y abunda la evidencia de que una deuda elevada puede frenar el crecimiento económico, el país enfrenta frenos aún más fuertes al crecimiento, como debilidades estructurales y políticas arriesgadas, de los que habría que ocuparse antes.…  Seguir leyendo »

Greece is in a deep hole, and everyone involved seems determined to keep digging. As the country bids for a third bailout since 2010, the momentum from economic damage inflicted during the last five years threatens to undermine the latest agreement.

The economy is in free-fall and politics are unstable. One crisis feeds the other. Just as Prime Minister Alexis Tsipras appeared to accept that he had no alternative but to work with Greece’s partners on a new bailout, hard-liners in his Coalition of the Radical Left (Syriza) declared that they wanted no compromise with creditors, and are now pushing to leave the euro.…  Seguir leyendo »

La prolongada saga de la deuda griega es trágica por muchas razones, de las que no es menor el hecho de que la relación del país con sus acreedores tiene semejanzas con la que hay entre el mundo en desarrollo y los donantes internacionales. La sucesión de rescates para Grecia exhibe muchas de las patologías que han dominado por décadas los programas de desarrollo; esto incluye consecuencias políticas duraderas, que ni los mercados financieros ni el pueblo griego terminan de comprender.

Igual que en otros programas de ayuda, se ha transferido el equivalente a cientos de miles de millones de dólares de economías más ricas a una mucho más pobre, con consecuencias negativas imprevistas.…  Seguir leyendo »

Algunos economistas pasan por alto la idea moderna de que la prosperidad de un país depende de la innovación y la capacidad emprendedora; asumen la visión mecanicista de que la prosperidad queda determinada por el empleo y que el empleo depende de la «demanda»: el gasto público, el consumo de los hogares y la inversión.

En el caso de Grecia, esos economistas sostienen que un desplazamiento de la política fiscal hacia la «austeridad» –una reducción del sector público– ha producido un grave déficit en la demanda y, con él, una depresión. Pero esta afirmación malinterpreta la historia y exagera el efecto del gasto público.…  Seguir leyendo »

Durante todo el primer semestre de este año, desde que en enero llegó al poder Syriza – el partido político griego anti-austeridad y de extrema izquierda – la saga griega prácticamente monopolizó la atención de los formuladores de políticas de Europa. Incluso mientras la economía de su país se desmoronaba, el nuevo gobierno griego se mantuvo firme en su exigencia de obtener alivio para su deuda sin someterse a planes de austeridad – esto ocurrió hasta mediados de julio, cuando de repente el gobierno estuvo de acuerdo con las condiciones estipuladas por los acreedores. En efecto, a partir del 13 de julio, el gobierno griego, acérrimo defensor de la anti-austeridad, se vio obligado a imponer una austeridad aún más dura y a llevar a cabo reformas estructurales dolorosas, bajo la estrecha supervisión de sus acreedores.…  Seguir leyendo »

Cabe preguntarse si los problemas de Grecia destruirán la unión monetaria europea o revelarán la forma en que puede salvarse. El último y polémico acuerdo de rescate (que algunos compararon con el Tratado de Versalles de 1919, en el que Grecia ocuparía el lugar de la Alemania de entonces) es el último giro de la saga existencial de la eurozona. Ha causado una división en Syriza, el gobernante partido de izquierdas, un distanciamiento entre la Canciller alemana Ángela Merkel y su inflexible ministro de finanzas Wolfgang Schäuble, y hecho que Francia busque reafirmarse en el eje francogermano que siempre ha sido el “motor” de la integración europea.…  Seguir leyendo »

Se ha puesto de moda menospreciar a Yanis Varoufakis, ex ministro de Hacienda de Grecia: desde culparlo por el nuevo desplome de la economía griega hasta acusarlo de tramar ilegalmente la salida de Grecia de la zona del euro. Aunque no lo he conocido ni he hablado con él, creo que está recibiendo un rapapolvo (cada vez más fuerte) que no se merece. En ese proceso, se esta desviando la atención de las cuestiones fundamentales relativas a la capacidad de Grecia para recuperarse y prosperar, tanto si permanece en la zona del euro como si decide salir de ella.

Ésa es la razón por la que es importante tomar nota de las ideas que Varoufakis sigue encarnando.…  Seguir leyendo »

El objetivo de reestructurar deuda es disminuir el volumen de nuevos créditos que son necesarios para rescatar una entidad insolvente. Los acreedores ofrecen aliviar la deuda para recuperar valor y dar a la entidad insolvente el menor nuevo financiamiento posible.

Sorprendentemente, los acreedores de Grecia parecen no valorar este principio financiero importante. Hay un patrón claro que surgió desde hace cinco años en cuanto a la deuda griega. Y hasta la fecha no se ha interrumpido.

En 2010, Europa y el Fondo Monetario Internacional otorgaron créditos al insolvente Estado griego equivalentes al 44% del PIB del país. La sola mención de la restructuración de la deuda se consideraba inadmisible y era motivo para ridiculizar a aquellos que nos atreviéramos a sugerir su inevitabilidad.…  Seguir leyendo »

En las últimas décadas, el Fondo Monetario Internacional ha aprendido seis lecciones importantes sobre cómo manejar las crisis de deuda gubernamental. Sin embargo, en su respuesta a la crisis en Grecia, se ignoraron todas y cada una de esas lecciones.

La participación del Fondo en el esfuerzo por rescatar a la eurozona puede haber elevado su perfil y jugado a su favor en Europa. Pero su incapacidad, y la de sus accionistas europeos, para adherir a sus mejores prácticas puede terminar resultando un paso en falso fatal.

Una lección clave que fue ignorada en la debacle de Grecia es que cuando un rescate se vuelve necesario, se lo debe implementar de una vez y para siempre.…  Seguir leyendo »

Tras meses de juegos y actitudes políticas temerarias y sólo una semana después de que los votantes griegos rechazaran las condiciones para un plan de rescate de 7.500 millones de euros (8.200 millones de dólares), el final llegó rápidamente. Los dirigentes políticos de la zona del euro acordaron iniciar negociaciones con un plan mucho mayor, que asciende a 86.000 millones de euros, casi la mitad del PIB de Grecia. Lamentablemente, el acuerdo revela la evidente determinación de Europa de volver a representar la misma tragedia en el futuro.

A lo largo de los cinco últimos años, nada menos que 344.000 millones de euros han pasado de los acreedores oficiales, como el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional a las arcas del Estado griego y a los bancos comerciales de este país, pero, seis meses después de negociaciones casi fútiles, se había llegado al agotamiento y las vacaciones estaban al caer, por lo que se prestó poca atención a las condiciones reales para un nuevo rescate de Grecia.…  Seguir leyendo »

One of the most heartbreaking scenes I’ve witnessed from the Greek crisis took place in Swabia, a hilly, prosperous region of southern Germany.

Swabia is home to a thriving auto industry that has long lured laborers from Southern Europe, including many Greeks. Most of them came in the 1960s and early 1970s. By the time I visited in 2013, the economic depression back home was creating a new exodus. From 2010 to 2013, about 218,000 Greeks emigrated, according to an estimate from the Greek statistics agency. Nearly half of them went to Germany.

In a factory town dotted with half-timbered houses, I visited a warehouse owned by the son of Greek immigrants.…  Seguir leyendo »

Giorgio Agamben declaró en una entrevista que «el pensamiento es la valentía de la desesperanza», una idea que resulta especialmente pertinente en nuestro momento histórico, en el que incluso la mayoría de los diagnósticos pesimistas termina por regla general con un toque inspirador de alguna versión de la proverbial luz al final del túnel. La verdadera valentía consiste no en imaginar una alternativa sino en aceptar las consecuencias del hecho de que no existe una alternativa claramente discernible: el sueño de una alternativa es un signo de cobardía teórica, funciona como un fetiche que nos impide pensar hasta las últimas consecuencias en el punto muerto del conflicto en que nos encontramos.…  Seguir leyendo »

The July 13 deal offering more financing for Greece has been billed as a last-minute step back from the brink, but the threat of a “temporary exit” from the euro proposed by a German coalition government has shaken the foundation of the euro in a far more fundamental way than meets the eye.

It has undermined what little Franco-German cooperation was left in economic affairs; it has made the single currency as it stands politically indefensible in France; and it has substantially increased the risk of euro exit across the monetary union. In short, the prospect of Grexit today has made a French, or even German, exit tomorrow far more likely.…  Seguir leyendo »

No hay duda de que los acuerdos alcanzados este mes acerca de la crisis griega y el programa nuclear iraní son logros importantes, pero se los ha tendido a comparar de manera hiperbólica, impidiendo un debate racional sobre sus implicaciones para Europa, Oriente Próximo y sus perspectivas para la diplomacia internacional.

Por ejemplo, se ha dicho del acuerdo entre Grecia y sus acreedores que se parece al Tratado de Versalles y que se ha obligado a los griegos a aceptar unas terribles condiciones de “derrota”. Sin embargo, con todo lo difícil que sea una depresión económica, no es una guerra, y la posición de la Grecia de hoy no se puede comparar con la de los alemanes derrotados en 1918.…  Seguir leyendo »

En los primeros tiempos de la actual crisis económica, solía incluir en mis discursos una línea que a veces provocaba aplausos, generalmente risas y que siempre daba a los oyentes motivos para el optimismo. Decía que vista la experiencia de Europa y Estados Unidos en la década de 1930, hoy las autoridades no cometerían los mismos errores que sus predecesores durante la Gran Depresión. Esta vez cometerían errores diferentes y (ojalá) no tantos como entonces.

Por desgracia, mi predicción resultó errada. Los funcionarios de la eurozona no sólo insistieron en repetir las torpezas de los años treinta, sino que parecen decididos a hacerlo en forma más brutal, más exagerada y más amplia.…  Seguir leyendo »

Greece’s debt is unsustainable. The International Monetary Fund has said so, and it’s hard to find anyone who disagrees. The Greek government sees structural reform without debt reduction as politically and economically toxic. The main governing party, Syriza, has made debt reduction a central plank of its electoral platform and will find it hard to hold on to power — much less implement painful structural measures — absent this achievement.

Moreover, tax increases and spending cuts by themselves will only deepen the Greek slump. Other measures are needed to attract the investment required to jump-start growth. Reducing the debt and its implicit claim on future incomes is an obvious first step.…  Seguir leyendo »

As the Greek crisis proceeds to its next stage, Germany, Greece and the triumvirate of the International Monetary Fund, the European Central Bank and the European Commission (now better known as the troika) have all faced serious criticism. While there is plenty of blame to share, we shouldn’t lose sight of what is really going on. I’ve been watching this Greek tragedy closely for five years, engaged with those on all sides. Having spent the last week in Athens talking to ordinary citizens, young and old, as well as current and past officials, I’ve come to the view that this is about far more than just Greece and the euro.…  Seguir leyendo »

As the world watches to see whether new bailout talks will ultimately prevent a collapse of the Greek economy, my neighbors in rural Greece carry on with their lives as they have for centuries. Invisible to most economists, they subsist in ways that cannot be measured easily by typical economic yardsticks. Nonetheless, their economy is real, will help them survive the current crisis and in fact offers a lesson in resilience for all of us.

Here on the remote southeastern Peloponnese Peninsula, life is pared to the essentials: food, family and tradition. And whether the country’s currency is the euro, the drachma or, as it was in the days before Christ, the obol, this is the way it has always been.…  Seguir leyendo »