Guantánamo (Continuación)

By Eric Umansky. He writes the Today's Papers column for Slate (THE WASHINGTON POST, 05/03/06):

Walid al-Qadasi should have been thrilled he was finally leaving Guantanamo Bay. Al-Qadasi, a Yemeni man in his mid-twenties, had been held at the prison about two years. He was first arrested in late 2001 by Iranian authorities who, al-Qadasi later recalled, "sold" him to U.S.-allied Afghan forces for a bounty. With little evidence against him -- and no tribunal having established his guilt or innocence -- al-Qadasi was sent home from Guantanamo in April 2004.

In an affidavit taken by the Center for Constitutional Rights, a nonprofit organization that leads a team of 450 pro-bono attorneys representing Guantanamo detainees, al-Qadasi says that he remembers almost nothing of the unexpected move.…  Seguir leyendo »

By P. Sabien Willett, one of a number of lawyers representing Guantanamo Bay prisoners on a pro bono basis (THE WASHINGTON POST, 14/11/05):

As the Senate prepared to vote Thursday to abolish the writ of habeas corpus, Sens. Lindsey Graham and Jon Kyl were railing about lawyers like me. Filing lawsuits on behalf of the terrorists at Guantanamo Bay. Terrorists! Kyl must have said the word 30 times.

As I listened, I wished the senators could meet my client Adel.

Adel is innocent. I don't mean he claims to be. I mean the military says so. It held a secret tribunal and ruled that he is not al Qaeda, not Taliban, not a terrorist.…  Seguir leyendo »

Piotr Smolar (LE MONDE, 26/06/05)

Les Etats-Unis sont prisonniers de Guantanamo. Alors que de plus en plus de voix se font entendre dans le pays pour contester, d'un point de vue moral et opérationnel, le maintien de la base militaire, l'administration Bush ne dispose pas d'une porte de sortie évidente.

Fermer brutalement la base serait un aveu d'échec politiquement insupportable. La vider lentement de ses prisonniers ne résout pas non plus le problème de fond : les hérauts de la liberté dans le monde ont précipité des centaines d'hommes, qualifiés d'"ennemis combattants" , dans un trou noir juridique, en les privant de tous droits et en les soumettant à un régime arbitraire institutionnalisé.…  Seguir leyendo »

José Miguel Oviedo es profesor de Literatura en la Universidad de Pensilvania (EL PAIS, 05/07/04)

Acabo de ver en la televisión norteamericana un programa especial de la cadena nacional ABC, presentado e investigado por Peter Jennings, sobre los prisioneros detenidos desde fines del 2001 en la base norteamericana de Guantánamo, Cuba, acusados de estar vinculados al grupo Al Qaeda o a otros grupos similares. Aunque varios hechos son bastante conocidos por la opinión pública, ésta es la primera vez que un programa televisivo documenta, analiza y evalúa a fondo la cuestión; el resultado es realmente impresionante y merece reflexión.

Primero, unos hechos básicos para establecer el contexto.…  Seguir leyendo »

Joan Subirats es catedrático de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Barcelona (EL PAIS, 18/09/03).

La confusión crece día a día en Irak, y van cumpliéndose, por otra parte, las predicciones más agoreras sobre las escasas capacidades de la Administración de Bush para convertir la rápida victoria militar estadounidense en algo parecido a un régimen democrático y estable. El unilateralismo y el doctrinarismo parecen recoger sus frutos. Pero mientras, la erosión de las libertades y los derechos fundamentales en distintas partes del mundo se ha visto acrecentada por la política de emergencia permanente que ha puesto en pie la llamada guerra total contra el terrorismo.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Martín Pallín, magistrado del Tribunal Supremo (EL PAÍS, 25/04/03):

La guerra de Irak ha terminado con la caída de la dictadura y la desaparición misteriosa de sus principales protagonistas. Esta evanescencia física, nos recuerda que todavía permanecen, en situación semejante, metafóricamente hablando, los detenidos de Al Qaeda, después del 11 de Septiembre y del derrocamiento del régimen de los talibanes afganos.

Desde hace tiempo, venimos asistiendo a mutaciones asombrosas en el mundo del Derecho, que inevitablemente tienen que ser contempladas, con una sensación de perplejidad y, sobre todo, de preocupación. Cuando creíamos superadas todas las aberraciones jurídicas que estamos soportando, en nombre de una seguridad que no admite trabas ni limitaciones legales, nos encontramos con una sentencia de un Tribunal Federal de Washington, cuyo texto completo no conozco, que nos deja desconcertados y casi sin capacidad de reacción.…  Seguir leyendo »