Horarios

Desde hace aproximadamente un lustro, vienen apareciendo en la prensa noticias en las que se reclama una revisión de los horarios españoles. La cuestión ha cobrado nueva fuerza con el debate sobre la conveniencia de los cambios horarios que se producen todos los años en abril y octubre. Aquí nos interesa especialmente la relación que se suele establecer entre horarios, como causa, y hábitos o rutinas, como potencial efecto o consecuencia de la decisión sobre los horarios. En particular, las rutinas alimentarias, ya que tienden a convertirse en un privilegiado agujero para ver cómo nos organizamos los días.

Los argumentos esgrimidos para animar al cambio hacen referencia a la baja productividad o a la dificultad de conciliación entre la vida familiar y laboral, y se reclama una “europeización de los horarios” haciendo referencia a nuestra larga comida del mediodía y a los horarios tardíos de los programas de televisión.…  Seguir leyendo »

La hora oficial fija las reglas del juego bajo las cuales las personas deciden racionalmente a qué hora realizar sus actividades. Su regulación no ha cambiado en los países de la UE desde hace 45 años; 70 años si nos referimos a la hora oficial invernal, la estación más complicada de gestionar. Esta estabilidad es un bien en sí mismo, pues hace que las decisiones vitales que toman los ciudadanos sigan siendo racionales año tras año. Repentinamente la Comisión parece decidida a dar por terminado este tedioso periodo y, necesariamente, a abrir uno que nos aboque a solucionar un problema que ya teníamos resuelto.…  Seguir leyendo »

Cuarenta y siete días antes de finalizar el siglo XIX y de que la hora legal se adaptara a la Conferencia Internacional del Meridiano, el BOE de la época publicó un reglamento regulador de las condiciones del trabajo infantil. Su artículo sexto establecía que los menores de 14 años “no entrarán al trabajo antes de las siete de la mañana en los meses de Noviembre [sic] á Marzo, ambos inclusive, y de las seis en los meses de Abril á Octubre”.

La partición del inicio de jornada en dos estaciones se debe a que el Gobierno no podía reglamentar uno válido para todo el año sin caer en un absurdo: una entrada muy anterior al amanecer en invierno, o una entrada muy posterior al amanecer en verano.…  Seguir leyendo »

Solo una variable como el tiempo provoca el error conceptual que se observa en las discusiones horarias actuales: creer que las referencias de medida afectan a la vida. Nadie vincula los atascos o la siniestralidad de tráfico con la referencia kilométrica de la Puerta del Sol. Nadie asocia nuestra capacidad de reconocer la fiebre o el aumento global de la temperatura con usar un termómetro centígrado o uno fahrenheit. Pero los expertos horarios al uso insisten en vincular falazmente la referencia temporal (el huso) con problemas vitales como la conciliación, la falta de sueño, la productividad, la fecundidad, el cáncer, el estrés y el absentismo laboral.…  Seguir leyendo »

Este fin de semana ajustamos los relojes a la hora de verano adelantándolos una hora: a las dos serán las tres. Lo hacemos para mantener la antigua costumbre de adaptar la actividad humana a la duración del día, que es variable a lo largo del año en nuestras latitudes.

En la Antigüedad este proceso de adaptación era natural. Las actividades humanas no se realizaban de la misma forma en el corto día invernal y en el largo día estival. Cómo de diferente eran estas actividades es otra cuestión: no es razonable pensar que en la Edad Media los londinenses durmieran 16 horas en invierno simplemente porque esa era la duración de la noche.…  Seguir leyendo »

Spain’s hit TV programme for children, MasterChef Junior, had 3 million young viewers glued to their television until after 1am on a weekday. That drew the criticism of Spanish MPs, who called for the state broadcaster RTVE, to schedule programmes for children to finish no later than 11pm between Sunday and Thursday.

Their parliamentary motion rightly argued that “television viewing habits play a part in our country’s lack of nocturnal rest”. As in many modern nations, many people habitually use television, computers or phones late at night: “Children who don’t get enough sleep exhibit problems such as irritability, sleepiness and a lack of concentration,” the MPs said.…  Seguir leyendo »

En dépit d’une mise en application effective depuis le 1er janvier, le nouveau droit à la déconnexion ne semble pas être une priorité pour les DRH français. Quand ils n’affichent pas une forme de déni, ils renvoient volontiers à la responsabilité des cadres dans le fait de répondre aux mails à toute heure. Quant aux chartes adoptées, elles ne sont que peu suivies. Le législateur n’ayant pas prévu de sanctions, il suffit en effet aux entreprises de signer une charte en deux paragraphes, avec un principe d’exemplarité du management assortie d’une non-obligation de réponse aux mails hors temps de travail, pour remplir leurs obligations.…  Seguir leyendo »

El hecho de que en España se emplee la hora de Berlín se ha asociado en los últimos diez años a todo tipo de males. Esta semana se han unido tres más: el doctor Kogevinas nos advierte, indirecta y cautelosamente, de que la hora de Berlín podría provocar cáncer, obesidad y resultados cardiometabólicos. Y a pesar de que él es el experto en salud y en ciclos circadianos nosotros nos atrevemos a decir que está equivocado.

El doctor Kogevinas explica que los seres vivos de la Tierra se han adaptado al ciclo de luz-oscuridad de 24h. No hace falta ser físico para recordar que hay una evidencia científica fortísima de que ese ciclo no se ha alterado en España.…  Seguir leyendo »

En los últimos años, se han multiplicado las voces que proponen un cambio en el huso horario en España (y también los contraargumentos). Hace pocos días, físicos españoles declararon que este cambio sería un desastre y que, en todo caso, España se encuentra en el huso horario correcto.

España continental está en la misma longitud que Inglaterra y el meridiano de Greenwich pasa por el este del país (entre Cataluña y Aragón, aproximadamente). Sin embargo, el horario de España continental coincide con el de Alemania, Francia, Italia y no con el de Inglaterra. Así, podemos afirmar que nuestro país no se encuentra en el huso horario que le corresponde.…  Seguir leyendo »

La especificidad horaria española no está en el huso adelantado; ocurre lo mismo en una decena de países. Nuestra especificidad radica en la racionalidad de la respuesta: la sociedad española retrasó todos sus hábitos sociales. A una acción le sucedió una reacción igual y de sentido contrario, que anuló la primera.

Este comportamiento es característico en física de los sistemas que llamamos estables. Explica, por sí solo, por qué el huso horario ha pervivido en España desde entonces. Significa que tenemos la hora de Berlín pero seguimos en Greenwich, de donde nunca nos fuimos. Esta característica no supone ni beneficio ni perjuicio alguno para los españoles.…  Seguir leyendo »

Parece oportuno recordar que es el movimiento del sol el que determina la hora. Son significativos orto y ocaso, pero la referencia es el momento en que nuestro astro rey alcanza el cénit dividiendo el día en mañana y tarde. Ese instante varía indefectiblemente en relación con la longitud geográfica del lugar en el que nos encontremos. Ello llevaría a que cada pueblo y cada ciudad del mundo tuviera una hora diferente, variando en minutos u horas.

Para evitar el caos, se adoptaron ciertas convenciones mediante tratados internacionales. Se acordó que el meridiano de referencia fuera el que pasa por el observatorio astronómico de Greenwich en Londres y que la hora UTC, o tiempo universal coordinado, correspondiera al mediodía de ese meridiano de referencia.…  Seguir leyendo »

We will awaken Sunday to yet another disturbance in the chronosphere — our twice-yearly jolt from resetting the clocks, mechanical and biological. Thanks to daylight saving time, we get a dose of jet lag without going anywhere.

Most people would be happy to dispense with this oddity of timekeeping, first imposed in Germany 100 years ago. But we can do better. We need to deep-six not just daylight saving time, but the whole jerry-rigged scheme of time zones that has ruled the world’s clocks for the last century and a half.

The time-zone map is a hodgepodge — a jigsaw puzzle by Dalí.…  Seguir leyendo »

La solicitud del Parlament balear para permanecer en el horario de verano -que debe cambiar al de invierno en esta próxima madrugada- nos trae nuevamente a la mesa la polémica sobre la conveniencia de estos cambios de hora y, en términos más generales, sobre las ventajas y desventajas de los horarios por los que se rige la actividad en España. Pero cuando discutimos de la posible conveniencia de cambiar los horarios, conviene recalcar que nos estamos refiriendo realmente a tres debates que, aunque relacionados entre sí, tratan de tres asuntos diferentes. En primer lugar tenemos el debate sobre el huso horario oficial hoy vigente, en un segundo lugar están los cambios de hora relativos al horario de verano y, en tercer lugar, debemos referirnos a esos horarios de carácter no oficial, esos usos y costumbres por los que se acaba rigiendo la actividad familiar, social y laboral del país.…  Seguir leyendo »

France’s Wrinkle in Time

My family has a problem with time.

It isn’t so much an issue with making time or finding time or being on time. And it certainly doesn’t have anything to do with killing time, flying time or having a good time.

No, our family’s problem with time is simpler: We think it’s wrong.

Specifically, we think French time is incorrect for all but a few weeks each year. The two exceptions — those weeks when the time is right, you might say — come in late March and in late October. What happens then? Well, in the spring the United States begins daylight saving time several weeks before most of Europe, while in the autumn — this week, in fact — most of Europe ends daylight saving time a week before the United States.…  Seguir leyendo »

Rarezas de nuestros horarios

Este domingo tendremos que adelantar nuestros relojes una hora para regresar al horario de verano. Se suscita así, una vez más, el debate sobre la conveniencia de estos cambios y, en términos más generales, sobre las ventajas y desventajas de los horarios por los que se rige la actividad en España. Y es que el uso eficiente del tiempo es una obsesión constante del hombre moderno, sin duda porque como expresó tan acertadamente José Luis Sampedro «el tiempo no es oro, el tiempo es vida».

Hasta bien entrado el siglo XIX no se hizo necesaria la armonización de horarios a nivel nacional e internacional definiendo una hora universal que sirviese de referencia para, entre otros objetivos, coordinar las comunicaciones.…  Seguir leyendo »