Ideologías

Antonio Gramsci, pensador marxista y cofundador del Partido Comunista Italiano desarrolló el concepto de hegemonía. En la concepción gramsciana la hegemonía la ejerce aquel grupo que ha logrado que sus ideas acaben siendo aceptadas por una parte muy significativa de la sociedad, y se logra con un trabajo a largo plazo de creación de opinión a través de la educación y de los medios de comunicación.

Las élites comunistas, en particular, y de la izquierda, en general, han tenido muy claro este concepto desde que lo formuló el político sardo en sus Cuadernos de la cárcel, escrito en el cautiverio al que fue sometido por el régimen fascista de Mussolini.…  Seguir leyendo »

El historiador Norman Stone, fallecido en junio, siempre insistía en que los estudiantes de historia aprendan idiomas extranjeros. El lenguaje nos da acceso a la cultura de un pueblo, y la cultura, a su historia. Esta nos dice cómo ese pueblo se ve a sí mismo y a los demás. De modo que saber idiomas debería ser un componente esencial del instrumental técnico de los historiadores. Es la clave para comprender el pasado y el futuro de las relaciones internacionales.

Pero la creencia en la importancia fundamental de conocer idiomas particulares ha ido menguando, incluso entre los historiadores. Todas las ciencias sociales, en mayor o menor grado, parten del anhelo de un lenguaje universal en el que puedan amoldar aquellos datos particulares que se adapten a su visión de las cosas.…  Seguir leyendo »

Doña Carmen Calvo, la de «el dinero público no es de nadie», se ha superado a sí misma, más difícil que batir un récord mundial. Su «el feminismo no es de todas, no bonita, nos lo hemos currado en la genealogía del pensamiento socialista» ha sido comentado de sobra, no precisamente para alabarla, incluso en sus propias filas. Primero, por la desastrosa sintaxis, ¿cómo unir «genealogía», con «pensamiento socialista»? Luego por el «no bonita», guinda graciosa que quiso introducir, cayendo en lo pedestre, como suele ocurrir a quienes no tienen gracia. Pero me permite tratar un tema que vengo posponiendo desde hace tiempo, al impedirme abordarlo la rabiosa actualidad.…  Seguir leyendo »

Es urgente una nueva agenda de izquierdas

Las tres últimas décadas han constituido la fase inicial de la transformación global, la dolorosa construcción de una economía de mercado globalizada, y han estado dominadas por las finanzas y las multinacionales estadounidenses. Sus defensores decían que querían un sistema de libre mercado, pero, en realidad, reforzaron las normas en beneficio del sector financiero y manipularon el sistema con derechos de propiedad intelectual. Los Gobiernos, encabezados por el de EE UU, concedieron inmensos subsidios a sus empresas y recortaron los impuestos sobre el capital, lo que derivó en la economía de mercado menos libre de la historia.

La crisis financiera de 2007-2008 se achacó a la deuda pública, pero fue el espantoso aumento de la deuda privada lo que la convirtió en una amenaza mundial.…  Seguir leyendo »

Una doble oportunidad

La confianza que despertó Pedro Sánchez en un sector de la izquierda ha salido reforzada en España y catapultada hacia Europa. Se antoja a primera vista una oportunidad creíble para una doble operación de control de daños en el asunto territorial y a la vez en el futuro de la ultraderecha europea. En esta socialdemocracia de alma clásica (PSOE) o más exigente (Podemos) podría estar el instrumento que revirtiese la lógica emocional de las dos movilizaciones más activas de los últimos años: el procésy el neoespañolismo, ambas insensibles a la urgencia europea actual.

Para llegar a este punto inaugural de hoy, primero el aire se pobló de demagogia cuatrera.…  Seguir leyendo »

El socialismo real, disfraz del comunismo, acabó con el desplome del Muro de Berlín, que dejó al descubierto la tiranía y la miseria en aquel «paraíso del proletariado», otro de sus disfraces. Lo que no impide que resurja bajo las máscaras más diversas en los lugares más remotos, arruinando países ricos (véase Venezuela), e incluso se vende en España. Y se compra. Pero ésa es otra historia. La que hoy quiero contarles es la del socialismo democrático, la socialdemocracia, feliz conjunción de libertad, justicia y prosperidad, que desde hace medio siglo ha prevalecido en Occidente hasta el punto de que los conservadores adoptaron buena parte de sus fórmulas para poder gobernar.…  Seguir leyendo »

En Francia, Marine Le Pen empuja; en Inglaterra triunfa Nigel Farage; en Italia gana Matteo Salvini; y en Hungría domina Viktor Orbán. Por el contrario, en Austria ha fracasado el intento de incluir a la formación nacionalista de derechas Partido de la Libertad de Austria en el Gobierno conservador (al igual que todos los intentos anteriores), y en Alemania los partidos siguen esforzándose por mantener a Alternativa para Alemania lo más lejos posible.

¿Integrar o excluir? ¿Qué funciona mejor a la larga? O, invirtiendo los términos: ¿negar el poder a un partido puede favorecerlo, al permitirle presentarse como víctima? ¿Obtendrá así una recompensa mayor por parte de su electorado?…  Seguir leyendo »

Días atrás, en las llamadas redes sociales, un tuitero consideró importante expeler a los cuatro vientos el siguiente rebuzno: «Se me ocurre que podían echar una carrera Savater, Escohotado, Azúa y Sánchez-Dragó a ver quién es el libertario de salón que se ha vuelto más fascista con la senectud». Si este condensado de odio y cacao mental proviniera de un adolescente no sorprendería, pero procediendo de profesor universitario (¡de filosofía!) resulta chocante. Hasta que supe que el artista era empoderado de Podemos, valga la redundancia. Hubiera dejado el asunto ahí sin más trámite de no haberme hecho tomar consciencia Antonio Jimenez-Blanco -al calor de unos vinos en la rue de Rivoli- de lo mal pertrechados analíticamente que estamos para entender qué fue -¿y qué es?- el fascismo.…  Seguir leyendo »

La izquierda se llama izquierda porque pasaba por allí. Como casi en todo, la historia comienza en la Revolución francesa, el 11 de septiembre de 1789, cuando la Asamblea Nacional Constituyente, todavía en Versalles, discutía un artículo de la nueva Constitución. Los diputados favorables al veto real a las leyes que en su día pudieran aprobar la futura Asamblea Legislativa, partidarios del absolutismo, se acomodaron a la derecha del presidente de la Asamblea. Enfrente, los defensores de la prioridad de la soberanía nacional sobre la autoridad del rey. Sabe Dios por qué circunstancia el primero recaló donde recaló y, claro, los cofrades, según llegaban, se iban arracimando en torno a los suyos.…  Seguir leyendo »

A buena parte de la izquierda le entusiasma el progreso y presume de progresista, pero no desea reconocer cómo se fragua. Para ellos la justicia social es la forma de medirlo, pero el progreso es mucho más que justicia social, es capitalismo responsable. Además, la justicia social puede ser injusta cuando es fruto de una ley no votada o atribuye a unos, sesgadamente, responsabilidades de otros.

La izquierda defiende su falso progresismo abusando de la ventana de Overton para enmascarar la realidad. Sustituye conceptos no queridos por otros más cómodos de vender a los votantes. Siguiendo esa técnica, se olvida de hablar del éxito de las mujeres ejecutivas para, en su lugar, escandalizarse por el elevado coste de la higiene femenina.…  Seguir leyendo »

En la Edad Media, los estados-ciudades italianos lideraban la “revolución comercial” europea con innovaciones en finanzas, comercio y tecnología. Luego algo extraño sucedió. En 1264, para tomar un ejemplo, el pueblo de Ferrara decretó que “El magnífico e ilustre Lord Obizzo… va a ser gobernador y líder y general y lord permanente de la ciudad”. De repente, una república democrática había votado su propia extinción.

En verdad, éste no fue un episodio aislado en el norte de Italia en aquel momento. Como explica Niccolò Machiavelli en El príncipe, el pueblo, al ver que no puede oponer resistencia a la nobleza, le brinda su apoyo a un solo hombre, para que lo defienda con su autoridad.…  Seguir leyendo »

Si bien parecería lógico que la crisis económica europea —con el consiguiente aumento de las desigualdades— acabara provocando el ascenso de los partidos populistas de izquierdas, con sus compromisos de atender a las necesidades materiales de los votantes, son los populistas de extrema derecha, con su promesa de restablecer la “soberanía nacional” en nombre del “pueblo”, los que han sacado más provecho de las inseguridades sociales. El Reagrupamiento Nacional (RN) francés, que es el antiguo Frente Nacional; el Partido de la Libertad holandés (PVV); el Partido de la Libertad austriaco (FPÖ); Alternativa por Alemania (AfD) y la Liga italiana han movilizado a votantes de todo el espectro político con sus programas populistas y nacionalistas.…  Seguir leyendo »

¿Qué tipo de sistema económico es más conducente al bienestar humano? Esa pregunta ha llegado a definir la época actual porque, después de 40 años de neoliberalismo en Estados Unidos y en otras economías avanzadas, sabemos lo que no funciona.

El experimento neoliberal –impuestos más bajos para los ricos, desregulación de los mercados laboral y de productos, financiarización y globalización- ha sido un fracaso espectacular. El crecimiento es más bajo de lo que fue en los 25 años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, y en su mayoría se acumuló en la cima de la escala de ingresos. Después de décadas de ingresos estancados o inclusive en caída para quienes están por abajo, el neoliberalismo debe decretarse muerto y enterrado.…  Seguir leyendo »

En los andares, en los gestos, en los rostros, Pasolini percibe una vasta transformación en curso en la Italia de los años setenta. La penetración del desarrollo y el consumo arrasa con las formas de vida populares y produce una homologación cultural sin precedentes. Es una “revolución antropológica” muy profunda que afecta a capas del ser que el dominio del fascismo o de la Iglesia ni siquiera habían arañado.

No sabe muy bien dónde reside el nuevo poder, pero advierte que no es en los lugares clásicos: el Vaticano, los democristianos, las Fuerzas Armadas, los grandes industriales italianos. Lamenta que sus compañeros en la izquierda peleen contra molinos de viento, sin percibir a los nuevos gigantes.…  Seguir leyendo »

The politicians who want to return us to an imaginary past are seizing control of our very real future.

In country after country, right-wing populists/nationalists are taking power or holding onto it. In Britain, Theresa May, the relatively moderate Conservative prime minister, is being forced out of office, likely to be replaced by a more hard-line Brexiteer such as Boris Johnson. Indian Prime Minister Narendra Modi, Australian Prime Minister Scott Morrison, Hungarian Prime Minister Viktor Orban and Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu have all just been reelected. In the Philippines, allies of President Rodrigo Duterte swept the Senate elections. In Brazil, Jair Bolsonaro won the presidency.…  Seguir leyendo »

Parece que el Muro de Berlín cayó hace siglos; ahora sabemos que eso no anunciaba el fin de la historia y mucho menos el triunfo definitivo de la democracia. Por cierto ¿qué es la democracia? No existe sin adjetivos. En el límite, supieron aprovechar esto los discípulos de Stalin al bautizar como «democracias populares» los Estados -auténticas dictaduras de tipo soviético- que se habían englobado, después de la Segunda Guerra Mundial, en su zona de influencia.

«Popular» remite a «pueblo», igual que democracia que remite a la palabra griega, «demos». «Popular» nos lleva, sin juicio de valor, por el puro sonido, a «populista» y, una vez más, nos encontramos con lo escurridizo que son ciertas palabras como democracia, pueblo y populismo.…  Seguir leyendo »

Los fascistas ya no se esconden. Han regresado al centro de la escena con racismo y atentados terroristas en sinagogas, colegios, calles y mezquitas, con artefactos explosivos enviados a políticos opositores y la prensa independiente.

O dicho de otro modo: en Europa, Estados Unidos y ahora América Latina, los fascistas ya no maquillan el racismo y la violencia política que definen lo que es el fascismo, sino que en muchos casos ven con satisfacción y expresan su apoyo a líderes populistas como Donald Trump en Estados Unidos o Jair Bolsonaro en Brasil. Estos líderes populistas han legitimado y también motivado a los fascistas.…  Seguir leyendo »

Uno de los eslóganes del Sindicato de Trabajadores Administrativos de Harvard es “Con prestigio no se come”. En otras palabras, la universidad no debería pagar bajos salarios sólo porque es prestigioso trabajar allí.

Sin embargo, si bien el prestigio puede no dar de comer, es un sustento. De hecho, la lógica detrás del prestigio, y su relación con la tecnología y la identidad de la gente, puede estar íntimamente relacionada con el ascenso del populismo y con los peligros de las políticas populistas.

El prestigio está en nuestros genes. Según el antropólogo biológico Joseph Henrich, evolucionó porque somos una especie cultural, en el sentido de que nuestra supervivencia individual depende de adquirir el conocimiento que reside en el cerebro colectivo.…  Seguir leyendo »

Santiago Abascal, leader of Spain's Vox party, waves to supporters at a rally in Madrid on April 26. (Juan Medina/Reuters)

Post Opinions invited readers to submit questions about her Opinions Essay, “Want to build a far-right movement? Spain’s Vox party shows how.” What follows are lightly edited questions and answers about the essay.

Do you have any suggestions or thoughts for countries that wish to counteract the rise of the alt-right and far right?

Lots of politicians and political parties across Europe are struggling with that question right now. This is really the central question for all contemporary democracies. It’s a big subject, so I’ll mention just a few examples.

In many European countries where there are several parties in parliament, preventing an angry minority from dominating a fragmented majority is an important strategic objective.…  Seguir leyendo »

Hace unos años causó furor un ensayo de dos profesores de una famosa escuela de negocios, W. Chan Kim y Renée Mauborgn. Su título era Blue Ocean Strategy, y como suele suceder con las obras del management que abren nuevos horizontes, el libro se convirtió en una empresa que hoy es una potente institución internacional dedicada al estudio, la enseñanza y la difusión de las estrategias del océano azul.

El éxito no era sorprendente: el ensayo daba respuesta a una de las amenazas más acuciantes del momento, como es la precarización laboral, al tiempo que aportaba como solución la innovación, es decir, lo que todos percibían ya como la gran oportunidad.…  Seguir leyendo »