Ideologías

Refutación del soberanismo

Nuestra última Guerra Civil enfrentó a los así llamados “nacionales” con los así llamados “republicanos”, nomenclatura fraudulenta que también determinó el curso del conflicto. En España esta oposición recubría, en efecto, un potente espejismo histórico: el término “nacional” se asociaba a la nación, lo natural, lo nativo, mientras que el de “republicano” parecía apelar a una opción ideológica extranjera e incluso intrusa. En el contexto de la época era quizás imposible sacudirse este esquema, pero hoy convendría explicar que en 1936, tras el golpe de Estado de Franco, se enfrentaron más bien los “nacionalistas” y los “españoles”: nacionalistas de vocación imperial que ocuparon desde África, con el apoyo del nacionalismo marroquí, su propio país; y pluriespañoles no siempre lúcidos que aspiraban, entre otras cosas, a una constitución federal democrática.…  Seguir leyendo »

De aquellos fascistas estos nacionalistas

En 1928, Abba Ahimeir, un periodista del periódico Doar Hayom, editado en Palestina por el movimiento sionista revisionista, publicó un artículo llamado Sobre la llegada de nuestro Duce. Se refería a la visita inminente de Zeev Jabotinsky, líder indiscutible del sionismo de derechas. El artículo apareció en su columna habitual en ese rotativo titulada Del cuaderno de un fascista. Cuatro años después, este mismo periodista fue arrestado por interrumpir una conferencia en la Universidad Hebrea de Jerusalén. En el juicio que siguió, su abogado defensor, en respuesta al discurso del fiscal comparando la acción de su representado con los disturbios causados por los nazis en Alemania, dijo: “Los comentarios sobre los nazis van demasiado lejos.…  Seguir leyendo »

Pesimismo poscapitalista

En 2023, el crítico literario Fredric Jameson observó brillantemente que “es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo”. Por primera vez en dos siglos, observó, se veía al capitalismo como algo destructivo e irreversible. La pérdida de la fe en la posibilidad de un futuro poscapitalista ha alimentado un pesimismo profundo.

Esta desesperación prevaleciente evoca el ensayo de 1930 de John Maynard Keynes “Las posibilidades económicas de nuestros nietos”, en el que advertía sobre los “dos errores opuestos del pesimismo”. El primero era el pesimismo “de los revolucionarios que piensan que las cosas están tan mal que nada nos puede salvar si no un cambio violento”.…  Seguir leyendo »

Hiperliberales

John Gray vuelve en su último libro, 'The New Leviathans', a un concepto que él mismo había contribuido a popularizar hará cosa de diez años: el de 'hiperliberalismo'. Por tal hemos de entender, como bien indica el prefijo 'hiper', una exacerbación, y también una desvirtuación, del liberalismo antañón. ¿Por qué considera Gray que el liberalismo pasado de rosca está poniendo en graves aprietos a la civilización occidental? Viene a mano recuperar una acotación que el juez Arthur Kennedy, del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, hizo al hilo del caso Planned Parenthood v. Casey (1992). Aseveró el juez que todo el mundo «tiene derecho a definir su propio concepto de la existencia, del significado del universo y del misterio de la vida humana».…  Seguir leyendo »

Una nueva religión se abre paso en todo el mundo, compitiendo con el cristianismo y el islam como fe dominante. Se trata del ecologismo, una nueva forma de paganismo. Al igual que los paganos de la Antigüedad, los nuevos conversos adoran a la Naturaleza más que a la humanidad. Adoran la Tierra como hacían los griegos antiguos, con el nombre de Gaia, la Tierra divinizada. Este nuevo paganismo está sin duda arraigado en la psicología más profunda de la humanidad. ¿Es una religión revelada? No se conoce ninguna Biblia, Corán o Mesías. Se trata más bien de un conjunto de creencias y prácticas que en los tiempos modernos –los paganos quieren ser modernos o posmodernos– se legitiman mediante afirmaciones científicas.…  Seguir leyendo »

La asimetría política

Muy en general, las nociones de izquierda y derecha se refieren a que un observador cualquiera siempre puede distinguir dos zonas en torno a un eje central en el que fije su mirada. Son ideas muy intuitivas, pero difíciles de definir, cosa que se puede comprender con facilidad leyendo el magnífico libro de Martin Gardner (“Izquierda y derecha en el “Cosmos”). Esa cualidad inequívoca de la distinción se convirtió en un instrumento político de primera al servir de eje de oposición entre los que defendían una revolución y los que objetaban el cambio que, lógicamente, se situaban en lados opuestos de una cámara de representación popular.…  Seguir leyendo »

Estamos muy tristes. Lo de Gaza, la inacción climática, las elecciones gallegas nos afectan. No voy a votar en las próximas elecciones. Las calles se han perdido. Imposible salir de la precariedad. He descubierto en un libro lo que realmente soy: hedonista y nihilista. No son frases propias; se trata de expresiones que llevo escuchando desde que, hace un año y medio, me instalase en España después de haber vivido más de una década en Estados Unidos, durante la cual permanecí relativamente al margen de los vaivenes políticos ocurridos en terreno nacional. Aterricé con la mirada envuelta en una pátina de ingenuidad y una ilusión desbordante que aún conservo parcialmente y he intentado instilar entre mis vecinos y amigos.…  Seguir leyendo »

¿Se puede definir lo 'woke'? La palabra (pretérito de 'wake up', o despertar) fue utilizada por primera vez por el músico de blues Leadbelly en 1938 para instar a sus oyentes a prestar atención al racismo; ahora la utilizan principalmente los políticos de derechas para condenar cualquier intento de luchar contra el racismo, el sexismo o la homofobia. Pero eso no convierte el fenómeno en un fantasma de la derecha. Y tampoco se limita a los campus estadounidenses, aunque fue allí donde comenzó. En pocos años ha avanzado hasta incluir a los guardianes de editoriales, museos, medios de comunicación y otras instituciones culturales en gran parte del mundo.…  Seguir leyendo »

Escaramuzas en la batalla cultural

Han echado de El País a Savater y él mismo ha contado cómo la directora se lo comunicó personalmente: «Fue una conversación civilizada, cortés».

Decía el poeta mejicano Xavier Villaurrutia que lo Cortés no quita lo Cuauhtémoc. Lo Cuauhtémoc habría sido que ese periódico hubiera dado la noticia al día siguiente, como lo hicieron otros medios nacionales, algunos de manera destacada. Siquiera una de aquellas gacetillas de tres o cuatro líneas que en tiempos honorables anunciaban la salida o entrada en puerto de los barcos. Savater era, al fin y al cabo, uno de los buques insignia del periódico y uno de los que más han contribuido al enriquecimiento de sus propietarios.…  Seguir leyendo »

La desventaja de las izquierdas

Si en los años 2008-2010, en medio de la gran crisis económica que asoló buena parte del mundo, nos hubieran dicho que 15 años después se produciría una gran ola reaccionaria y autoritaria, habríamos pensado que esa advertencia se basaba en un diagnóstico erróneo de los acontecimientos. En aquel momento no tenía mucho sentido considerar que la consecuencia de la crisis fuera el éxito de tipos como Donald Trump, Giorgia Meloni, Jair Bolsonaro, Viktor Orbán, Boris Johnson, Geert Wilders, Marine Le Pen y tantos otros de semejante perfil.

Echemos la vista atrás. En los primeros momentos de la crisis se pensó que el capitalismo global no podía continuar con los desequilibrios que se manifestaban en forma de burbujas inmobiliarias y “exuberancia irracional” en los mercados financieros.…  Seguir leyendo »

More than 1,500 people demonstrate against the AfD and right-wing extremism in Schwerin, Germany, on January 16. Ulrich Perrey/picture-alliance/dpa/AP

Even though the hard right has come to power in many European countries in recent years – either ruling on their own like in Hungary, or in coalitions such as in Italy and Finland – Germans never thought it could happen to them.

After all, modern Germany is acutely conscious of the crimes that Adolf Hitler’s Third Reich committed in the name of, and with plenty of zeal from, the German people.

In the postwar decades, democratic-minded Germans bent over backwards to wring out the toxins that catapulted the Nazis to power and, ultimately, enabled the Holocaust.

But today, Germany is staring at a surging far right – and the country’s mainstream politicians and democratic citizens, still by far the lion’s share of the population, are understandably rattled.…  Seguir leyendo »

‘Progressive parties today engage with a diverse range of voters.’ A food delivery worker in Rome, Italy. Photograph: Glenstar/Alamy

Over the past two decades, election results in western Europe have been framed within the narrative of a crisis of the left. Think of the near-implosion of the French Socialist party as a case in point. In 2022 the Socialist presidential candidate received less than 2% of the first-round vote, the worst presidential election result in the party’s history.

Beyond the ups and downs of specific elections, the performance of social democratic parties has, on average, been marked by a tremendous decline across western European democracies, from a vote share of nearly 40% to below 20%.

But fixating on the fate of social democratic parties alone is misleading: it overlooks the broader fate of progressive politics that prioritises the core principles of egalitarianism, inclusion and sustainability.…  Seguir leyendo »

El socialismo es fácil de definir, pero el liberalismo resulta más complicado. El socialismo es una utopía literaria, soñada por un puñado de intelectuales en los siglos XVIII y XIX, especialmente en Francia. Encerrado en su torre de marfil, Rousseau imaginaba una época prehistórica en la que reinaban la prosperidad y la igualdad entre los hombres porque no existía la propiedad. Por desgracia, nuestros antepasados de las cuevas de Altamira no están aquí para dar fe de ello. La esencia del pensamiento socialista, desde Rousseau hasta Marx, es que la propiedad es la fuente de todos los males. Tienen la certeza de que, si se elimina, reinará una dulce armonía entre los hombres.…  Seguir leyendo »

Dilan Yesilgöz, ex-ministre de la Justice de la droite traditionnelle, partisane d’un durcissement des conditions de la migration, pourrait rejoindre une coalition avec l’extrême droite de Geert Wilders, vainqueur des dernières législative. La Haye, 13 décembre 2023. — © Remko de Waal / keystone-sda.ch

Ainsi donc, les Pays-Bas ont rejoint de par la volonté populaire le nombre croissant d’Etats où l’extrême droite pèse d’un poids certain. Ses expressions peuvent diverger entre un Bolsonaro qui mit le feu à son pays et une Marine Le Pen issue du pétainisme, entre un Modi héritier des assassins de Gandhi et une Giorgia Meloni au passé mussolinien. Mais tous partagent un fonds commun: une même brutalité, une même stigmatisation de catégories d’êtres humains, une même satisfaction à exacerber les mauvais côtés de l’humanité, un même simplisme, une même volonté de diviser et de tailler à la hache. Ce qui caractérise cette orientation est bien la haine et la violence, le rejet de la morale et du vivre-ensemble.…  Seguir leyendo »

La dictadura será verde

Delante del edificio donde vivo, en una ciudad de las afueras de París, hay ahora no uno, ni dos, sino tres cubos de basura. Se supone que debo repartir mis residuos diarios entre estos tres contenedores. El primero es para el papel, el segundo para la basura normal y el tercero para los restos de comida. Para complicarme aún más la vida, tengo que tirar los vasos y las botellas al final de la calle, en un contenedor enorme y espantoso. No pude evitar investigar el verdadero propósito de esta clasificación. Para mi gran sorpresa, aunque no total, descubrí que estos residuos, sutilmente separados unos de otros al principio, acababan convergiendo en el mismo camión y luego en la misma planta incineradora.…  Seguir leyendo »

Algunos nunca tuvimos que ser progresistas. Hace ahora tres meses, Antonio Muñoz Molina rememoraba en este periódico el golpe en Chile con un artículo que, a partir de su memoria personal, transparentaba magníficamente las ansiedades y esperanzas de una generación en la agonía del franquismo. No todo el mundo sentía igual, claro: a Franco lo derrocó una tromboflebitis. Y la mirada entre la impiedad y la condescendencia que a veces hemos dedicado a la época —”papá, cuéntame otra vez”— ha difuminado una realidad que, con sus errores y candores, iba a tener una proyección política y moral: la de tantos aquellos que se hicieron progresistas simplemente para considerarse dignos ante el espejo.…  Seguir leyendo »

The shell of a burned tram in downtown Dublin, the day after the riots. Brian Lawless/Press Association, via Associated Press

A little after 1:30 p.m. on Nov. 23, a man stabbed three children and a woman outside a primary school in downtown Dublin. The woman and one of the children, a 5-year-old girl, were seriously injured. The suspect — who was injured while being subdued, and has yet to be interviewed — is originally from Algeria, a naturalized Irish citizen who has been here for two decades. The motive for the attack is still unclear.

Messages speculating about the man’s nationality quickly started to circulate on the social platforms X and Telegram. Other messages called for people to descend on the city center.…  Seguir leyendo »

Simpatizantes del presidente electo de Argentina, Javier Milei, se reúnen en la Casa Rosada para recibirlo, el pasado domingo en Buenos Aires.Enrique García Medina (EFE)

“Quien no quiera hablar de capitalismo debe callar también sobre el fascismo”, escribió Horkheimer. Actualizando ese lema, podríamos afirmar que quien no quiera hablar de neoliberalismo, debe callar también sobre los nuevos reaccionarios. Si liberalismo y democracia enlazaron sus destinos en algún momento, no es hoy. Un capitalismo más global que nunca acoge en su seno involuciones políticas y retrocesos de derechos que encogerían el corazón a Locke y Montesquieu.

El rostro de estos nuevos reaccionarios es enigmático. Jueces conservadores derogan el derecho al aborto mientras autodenominados liberales defienden la venta de órganos. Se acusa a la izquierda de antisistema, pero derechistas disfrazados de bisontes asaltan el Capitolio.…  Seguir leyendo »

El sanchismo que pretende gobernar España es una buena ilustración del descalabro de lo que fue la izquierda y de lo que queda de ella, no solo en España, sino en todo Occidente. En el pasado, la izquierda era socialista o comunista y, por consiguiente, el fracaso mundial del marxismo ha privado a la izquierda de todo punto de referencia intelectual o ideológico. Por eso tiene que encontrar sustitutos para legitimar su aferramiento al poder, incluso cuando pierde las elecciones. Si el socialismo ya no es verdaderamente una opción, ¿qué queda? Acabamos de ver un ejemplo de ello en España, con el apoyo incondicional de su Gobierno a la causa palestina.…  Seguir leyendo »

Entre neorrancios y melancólicos

En nuestros días, una de las expresiones más frecuentes de la ignorancia del pasado en el espacio público la encontramos en tantas propuestas y manifestaciones que, presentándose como disruptivas y novedosas, no van más allá de constituir un remake involuntario de propuestas y manifestaciones ya experimentadas en etapas pretéritas. No deja de ser curiosa la paradoja. En la actualidad, sobre quien ose declarar su añoranza por algún momento del pasado y, por la razón que sea, considere que en la comparación con el presente aquel sale ganando en un determinado aspecto, caerá con absoluta seguridad el anatema de neorrancio. La paradoja reside en que la sentencia condenatoria muy probablemente la emitirá alguien que, declarando ser el representante más perspicaz y cualificado del presente, se sirve de categorías, discursos e incluso consignas de otro tiempo (desde la obsoleta categoría de progreso hasta un leninismo de mercadillo, pasando por consignas tan vintage como “alerta antifascista”).…  Seguir leyendo »