Ideologías

En un artículo publicado en el diario Le Monde el 11 de mayo, un grupo de académicos de ciencias sociales cuestiona las divisiones que atraviesan la izquierda. Ciertamente, reconocen su existencia. Se refieren principalmente a su relación con Europa, a las cuestiones internacionales (exacerbadas por la guerra en Ucrania), a su concepción de la República, a los derechos de las minorías étnicas y religiosas, a la preeminencia de las cuestiones ecológicas sobre cualquier otro imperativo, pero también al papel del Estado, a la energía nuclear y al crecimiento económico. Pero estas divisiones, se preguntan, “¿corresponden a desacuerdos reales en la oferta política y programática?”…  Seguir leyendo »

Casi todos los grandes acontecimientos que han marcado el inicio del siglo XXI han conspirado para hacer progresar el populismo. Desde los atentados del 11-S, la guerra de Irak, la crisis financiera de 2008, las primaveras árabes, la crisis de refugiados, el 15-M en España o la Covid-19, todo nos llevaba en una única dirección: la del miedo, el repliegue, el soberanismo y, en definitiva, el viejo nacionalismo del siglo XIX.

Pero la guerra de Ucrania ha venido para cambiarlo todo, y no es una exageración. Le ha dado la vuelta a demasiadas cosas en apenas un mes. Aunque es pronto para valorar todas las consecuencias, ya son visibles algunas muy relevantes.…  Seguir leyendo »

Como a todo el mundo, a los hippies siempre les ha gustado más la hierba del vecino. Con los países pasa lo mismo. Uno mira (en este contexto, uno es un español, España y uno son dos palabras que salen mucho juntas a lo largo de la historia), pues eso, que uno mira a su derecha en el mapa, que no en la historia, y ve Francia. Y si mira a la izquierda, ve Portugal entero. De Francia sólo se dibuja lo que hay un poco pasados los Pirineos. Los antiguos a esta manera de representar la llamaban pars pro toto (la parte por el todo, como en la prueba de Saber y ganar); pero, hoy, dicho en latín parece que se quiera hablar de música para gente con perilla.…  Seguir leyendo »

Un patrón característico relaciona las crisis económicas con la alternancia política en España. Al desempleo disparado del felipismo sucedió el milagro económico de Aznar; al colapso del zapaterismo, adherido en nuestra memoria colectiva a la prima de riesgo, siguió la trabajosa recuperación de Rajoy; al traumático sanchismo, empeñado en devolvernos al racionamiento, seguirá quizás un Feijóo que arregle el desaguisado.

Entiendo a quien sostenga que tres no es un patrón; que si las etapas socialistas nos llevan a liderar el paro en Europa, en la OCDE, o casi en el mundo, es por mala suerte, pues se corresponden con crisis internacionales.…  Seguir leyendo »

Que los jóvenes tienden a la izquierda fue por décadas una especie de ley de hierro de la política. Como en la frase que Winston Churchill probablemente nunca dijo: «el que no es conservador a los cuarenta no tiene cerebro, y el que no es progresista a los veinte no tiene corazón». De John F. Kennedy, Bill Clinton y Tony Blair a Barack Obama y Jacinda Ardern, numerosas luminarias de la izquierda han construido carreras políticas sobre la promesa del progresismo juvenil.

Es una pauta cultural tan incorporada que ya se la da por sentada. Pero los resultados electorales en muchas democracias occidentales comienzan a insinuar una dinámica muy diferente.…  Seguir leyendo »

El sociólogo Max Horkheimer, de la Escuela de Frankfurt, fija dos etapas del mundo burgués que marcan la instrumentalización ideológica de los medios de comunicación. En una primera fase, la burguesía ascendente difunde unos valores sólidos: religión, patria y familia, y unas virtudes como el ahorro, la responsabilidad, la decencia, etc. A través de los púlpitos de la opinión pública se insuflaron esos valores en la sociedad. Cuando el desarrollo convierte el comercio en trasnacional se pierden las virtudes burguesas para dejar paso al estilo cosmopolita.

En la segunda fase, el capitalismo financiero se hace apátrida, esos valores y virtudes son trabas de las que hay que librarse para impulsar la tercera ola postindustrial que anunció Alvin Toffler.…  Seguir leyendo »

Colaborando en una televisión de los ayatolás en España, Pablo Iglesias presentó un día la guillotina como símbolo fundacional de la democracia. Exagerado y erróneo. Más bien convendría asociar ese protagonismo al ocaso de las expectativas nacidas en 1789, ya que la Revolución Francesa había llegado para dar cumplimiento a las promesas humanistas de las luces, y Robespierre no encaja con Beccaria. El antecedente inmediato, la Revolución norteamericana, instauró la libertad política, pero manteniendo la divisoria entre hombres libres y no libres (esclavos), cuya herencia aún gravita sobre esa sociedad. La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano venía en cambio a fijar para siempre las exigencias de la libertad y de la igualdad.…  Seguir leyendo »

La izquierda frente al apocalipsis

A estas alturas ya sabemos que la pandemia y la invasión de Ucrania cambiarán de manera radical el devenir del mundo. No solo en lo que se refiere a las relaciones sociales, el papel de la política y el orden internacional; también en el comportamiento y creencias individuales, la convivencia doméstica y la visión de nuestro propio y personal futuro. Llama la atención la diferente actitud de los gobiernos ante ambas catástrofes. Cuando el coronavirus, el primer ímpetu les llevó a cerrar fronteras, clausurar ciudades y encerrar a la población bajo severas amenazas a fin de evitar la difusión de la enfermedad, con la que finalmente han decidido que hemos de convivir caiga quien caiga.…  Seguir leyendo »

Las nociones de derecha e izquierda, que nacieron en Francia en 1789, acaban de desaparecer en este país durante las elecciones presidenciales. En el origen de esta larga historia, en Versalles, se sentaron a la derecha los partidarios electos de la monarquía absoluta y conservadora, y a la izquierda, los partidarios de una monarquía limitada por una Constitución, bajo la égida de la filosofía de la Ilustración. Esta división política y filosófica ha regido la historia de Francia, y después la de todo Occidente, casi ininterrumpidamente durante dos siglos. Con el tiempo, la derecha se fue imbuyendo de la filosofía liberal y la economía de mercado, mientras que la izquierda se inspiraba en el socialismo.…  Seguir leyendo »

El pasado 24 de enero, el programa Hoy por Hoy de la Cadena SER lanzaba la siguiente cuestión: ¿es lo rural el nuevo campo de batalla electoral para la derecha? Esta pregunta contenía un argumento implícito: la izquierda parece no poder aspirar a liderar la España interior. De hecho, cada vez que las reivindicaciones del campo hacen su aparición, la derecha intenta monopolizar las protestas. A finales de enero ocurrió en Lorca de forma violenta. También lo hemos visto en las manifestaciones del 23 de enero y del 20 de marzo, donde los líderes de PP y Vox se pusieron al frente de las pancartas.…  Seguir leyendo »

‘In Spain, the embrace of anti-immigration policies by mainstream right parties has not stopped the ascent of Vox.’ Santiago Abascal, leader of the far-right Vox party, in Madrid in March. Photograph: Atilano Garcia/SOPA Images/REX/Shutterstock

Across Europe, radical-right parties remain on the rise. In France, Marine Le Pen is again in the runoff for the French presidency against Emmanuel Macron. This time, polls suggest a much closer race than in the 2017 election. Just over a week ago, Viktor Orbán’s populist nationalist Fidesz party won a landslide in Hungary’s parliamentary elections.

Parties of the far right not only have realistic chances of entering and leading governments in many countries, their success continues to spread across the entire continent. Even Spain and Portugal, long considered exceptional because of the absence of radical-right forces, have recently seen the emergence, respectively, of Vox and Chega.…  Seguir leyendo »

A raíz de la sucesión en la presidencia del Partido Popular, vuelve a estar sobre la mesa el papel que deberían jugar las ideas en el principal partido de la derecha. Aunque los editoriales de los principales periódicos conservadores han saludado con una cierta esperanza el nombramiento de Alberto Núñez Feijóo, todos deslizan unas reservas similares. Preocupa que la ansiada reunificación del centroderecha español se haga a expensas de la indefinición ideológica.

Por lo que se pudo deducir del Congreso del PP del pasado fin de semana, no parece que esté entre las prioridades de Alberto Núñez Feijóo adoptar el marco de las llamadas "guerras culturales".…  Seguir leyendo »

Hungarian Prime Minister Viktor Orban leaves a polling station in Budapest after voting on April 3. Orban, a right-wing nationalist, was reelected. (Akos Stiller/Bloomberg)

When Russia launched its attack on Ukraine, a wide variety of commentators believed there was at least one silver lining in this catastrophic cloud. Vladimir Putin’s assault on the liberal order, they hoped, would expose and delegitimize the illiberal, populist forces that have been surging for years. One speculated that the war in Ukraine could end the age of populism. Another, the scholar Francis Fukuyama, saw it as an opportunity for people to finally reject right-wing nationalism. Alas, six weeks into this conflict, such notions look like wishful thinking.

In Europe, two pivotal elections — in Hungary and France — tell the tale.…  Seguir leyendo »

Del ayer comunista al hoy nacionalista

El comunismo desapareció de la palestra internacional en el verano de 1991, cuando fracasó una última intentona de un grupo de jerarcas en Moscú para devolver el poder al Partido Comunista ruso, que lo había ido perdiendo casi por dejación desde que, dos años antes, la caída del muro de Berlín hubiera dejado al descubierto el fracaso del comunismo europeo. Tras la caída del muro, los países de Europa Oriental fueron abandonando el sistema comunista y adoptando la democracia como sistema político y el capitalismo como sistema económico. El comunismo ya había sufrido un duro golpe un decenio antes cuando, hacia 1980, China había decidido abandonar de hecho el sistema económico centralizado y estatizado característico de estos regímenes, y había dado paso al mercado como actor central en su economía.…  Seguir leyendo »

Lo que la guerra ilumina

Es habitual que los partidos políticos tiendan a falsear la realidad con el fin de confundir a la sociedad e inducirla a conclusiones falsas e interesadas. Hoy me voy a fijar en el escenario de los partidos políticos.

Desde la izquierda, toda la izquierda, se ha vendido a diario que Vox es una formación de extrema derecha y de ideología fascista, tan despreciable que cualquier pacto con la misma es del todo rechazable. Esta afirmación ha sido «comprada» tanto por el conjunto de los partidos políticos como por los diferentes medios de comunicación y finalmente por una buena parte de la opinión pública.…  Seguir leyendo »

Dos fueron las ideas esenciales con que en aquellos tiempos de verdadero y peligroso antifranquismo -la paliza y la cárcel y no la pose y el cargo eran la expectativa- el PCE, hegemónico y casi único, nos engañó y nos engañamos tantos: la reconciliación nacional y la renuncia a la dictadura del proletariado asumiendo que la libertad no era un paso previo sino un fin último lo que suponía la ruptura con el leninismo y el estalinismo soviético. Eurocomunismo se llamó. Italia y España fueron sus referentes y nosotros gritábamos muy sinceramente «¡amnistía y libertad!» y nos creíamos a pie juntillas nuestra consigna: «¡comunismo es libertad!».…  Seguir leyendo »

El centroderecha: un espacio en busca de intérprete

Desde la transición de la dictadura a la democracia hasta hoy, los españoles se han autodefinido ideológicamente —en promedio y con una tozuda persistencia— como ligeramente de centroizquierda. Ello es coherente con las diferentes alternancias en el Gobierno que hemos tenido desde las primeras elecciones libres en 1977.

Así, en función de las circunstancias, los ciudadanos dieron su confianza primero a la UCD, para completar la plena transición a la democracia y sentar las bases para la reintegración de España en el mundo, de manera que, una vez agotado su “objeto social”, desapareció.

Luego, se otorgó la confianza al PSOE con un objetivo explícito: la modernización.…  Seguir leyendo »

Izquierda y derecha en España

La Biblia dice que Dios, en la Creación, le dio al hombre el poder de poner nombre a todo lo que había creado, animales, plantas, etc. Y, efectivamente, el poder de «nombrar» es un poder muy importante. A los españoles nos gusta mucho ejercer ese poder, y además creemos que ese poder es tan grande que si cambiamos el nombre de algo hemos cambiado ese algo, porque el nombre hace al nombrado. Los españoles somos nominalistas. Al etiquetar nos ahorramos pensar, porque simplificamos la realidad. Siempre se ha atribuido al rector de la extinta universidad de Cervera, en Cataluña, la frase: «Lejos de nosotros la funesta manía de pensar», dirigida al Rey Fernando VII, frase que otros afirman que fue: «Lejos de nosotros la peligrosa novedad de discurrir», y que otros modifican aún más afirmando que fue: «Ardiente deseo de discurrir con novedad, que es la manía de nuestros tiempos».…  Seguir leyendo »

Lo que se ha librado en Madrid no es una guerra por el control del Partido Popular nacional ni menos todavía por el de la Comunidad de Madrid. Es parte de un conflicto mucho más amplio que ni siquiera afecta únicamente a España, sino, en general, a todos los países occidentales.

Lo que hasta ahora se venía considerando como la izquierda, compuesta principalmente por partidos comunistas, socialistas y socialdemócratas, inició su transformación tras la caída del Muro de Berlín en 1989.

La derecha de entonces, dominada por reaganistas y thatcheristas, creyó haber ganado definitivamente la guerra contra el izquierdismo, hasta el punto de que Bill Clinton y Tony Blair, entre otros (también en España el mismísimo Felipe González, a través de sus ministros económicos Miguel Boyer y Carlos Solchaga), incorporaron a sus programas y acciones de Gobierno principios y valores antaño derechistas.…  Seguir leyendo »

Los hijos de la modernidad

Para una persona de mi edad un CD es tecnología. Para nuestros hijos no, porque ellos escuchan la música en ‘streaming’. Pero, sobre todo, porque no los han visto surgir. Los humanos consideramos que algo es tecnología solo si hemos nacido antes. Como yo he nacido antes que los CD, los considero tecnología. Es un asunto evolutivo, de lo que consideras la base y de lo que se va añadiendo después, como lapas superpuestas a la roca. Por eso, para los jóvenes, un vinilo tiene interés: aunque estaba superado, lo han visto ‘renacer’ y ya es tecnología de nuevo. Es moderno.…  Seguir leyendo »