II República

Zapatero, cuyas intenciones pudieron ser otras pero cuyos hechos lo señalan como el más nefasto presidente de la democracia española, en lo económico nos llevó hasta el abismo, en lo territorial desató al separatismo cuestionando él mismo la Nación que gobernaba, añadió a ello la siembra del odio político entre los españoles. Su torticera y revanchista Ley de Memoria Histórica fue el germen de lo que ahora ya cabalga y se exhibe como objetivo central, compartido gozosamente por la izquierda extrema y el separatismo: la destrucción del principio esencial de la Transición, la Reconciliación Nacional y tras ello proceder a la voladura de los cimientos que han enmarcado y propiciado los 40 de libertad y progreso, la Constitución del 78.…  Seguir leyendo »

El milagro del Prado

La damnatio memoriae del franquismo no empezó, como algunos creen, con la Ley de Memoria Histórica de 2007. Comenzó mucho antes, recién muerto el Caudillo, cuando el cabildo de la catedral de Jaén decidió devolver al anonimato del archivo, hurtándola de la exhibición pública, una de las más preciadas piezas de su museo diocesano: la carta enmarcada en plata en la que el invicto caudillo Franco le notificaba la recuperación de la sagrada reliquia del Santo Rostro, hallada milagrosamente en un garaje de Villejuif Bicetre, a las afueras de París, como parte de un alijo de objetos de plata saqueado por las «hordas marxistas» al comienzo de la Guerra Civil.…  Seguir leyendo »

Ahora que la historia y la verdad padecen y perecen en cuanto desafían al pensamiento único dominante, pocos recuerdan que la Compañía de Jesús fue disuelta en enero de 1932 por el Gobierno presidido por Manuel Azaña, en aplicación del artículo 26 de la Constitución republicana, que declaraba disueltas aquellas órdenes religiosas que impusieran un voto especial de obediencia a autoridad distinta de la legítima del Estado. La disolución afectó a los 3.622 jesuitas españoles y, de la noche a la mañana, se clausuraron y nacionalizaron ochenta casas en España, dos universidades, tres seminarios, veintiún colegios de enseñanza secundaria, 163 de enseñanza elemental y profesional, conventos y casas de ejercicios, diecinueve templos, 47 residencias, 33 locales de enseñanza, 79 fincas urbanas y 120 rústicas.…  Seguir leyendo »

A nadie se le ocultan, dada la insistencia con la que se manifiestan (Alberto Garzón en una entrevista reciente en TVE), los planes de republicanización de España proyectados desde determinados partidos políticos autodenominados “de izquierda”. Unos planes que, según se formulan, ven en el federalismo la solución para el “encaje” en el “marco estatal” de aquellas comunidades en cuyo seno, según se dice, existe un “fuerte sentimiento identitario”. El federalismo aparece así como solución adecuada, casi a modo de deus ex machina, para que tales “sentimientos” sean acogidos y acomodados, “respetados”, en el Estado español.

La federación sería, pues, la fórmula ideal para resolver los problemas llamados “territoriales”, que al parecer afectan al cuerpo político español, y con la misma, serviría también de solución para los problemas llamados “sociales” (y es que se supone que, como resultado del federalismo, sobrevendría un definitivo “acercamiento” de los centros de “toma de decisiones” al ciudadano cuyas demandas serían, por fin, debidamente atendidas).…  Seguir leyendo »

Memoria histórica de Calvo Sotelo

En el archivo de mi biblioteca obra un folio judicial, seriado y numerado, que me fue regalado por un amigo, compañero mío de la Inspección de Trabajo, el cual lo encontró entre los papeles de su difunto padre, el magistrado don Francisco García Vázquez, que en los aciagos días de 1936 era juez de primera instancia e instrucción.

El escrito contiene la declaración efectuada en sede judicial por uno de los intervinientes en el asesinato de don José Calvo Sotelo en la madrugada del 13 de julio de 1936. El declarante, llamado Blas Estebarán Llorente, manifiesta ser el chófer de la camioneta-ambulancia que, según sus afirmaciones, trasladó hasta el cementerio del Este el cadáver del político asesinado.…  Seguir leyendo »

Manuel Portela Valladares, presidente del gobierno, habla al país desde el ministerio de Gobernación, la víspera de la elecciones generales de febrero de 1936 (EFE). Saludos. EFE

El 27 de octubre, Mariano Rajoy se convirtió en el segundo presidente gallego de la Generalitat de la historia. El segundo pontevedrés, de hecho, pues Rajoy siempre ha ejercido como tal pese a haber nacido en Santiago. También en la primera ocasión el nombramiento llegó por decisión del Gobierno central, que decidió intervenir la autonomía después de que el govern declarase la República de Cataluña. El primer presidente gallego de la Generalitat tomó posesión en enero de 1935. Se llamaba Manuel Portela Valladares.

El camino que llevó a Portela hasta la presidencia había comenzado en octubre de 1934. Alejandro Lerroux, líder del centrista Partido Radical presidía el Gobierno de la República.…  Seguir leyendo »

Clara Campoamor nació a destiempo. Vio la luz el 12 de febrero de 1888, hace ahora 130 años, en un humilde hogar del actual barrio madrileño de Malasaña y en una España que consideraba a la mujer mero apéndice del hombre y discutía por entonces si tenía o no derecho a la educación. Su casa estaba a poco más de un kilómetro del Congreso de los Diputados y su vida a una distancia sideral que tardó en recorrer 43 años. Los que empleó en buscarse la vida desempeñando los oficios más diversos después de que una orfandad prematura la apartase de la escuela.…  Seguir leyendo »

Debo a la Tercera «Tiempo de resentidos» de mi hermano Luis del Val –los amigos con solera son hermanos que se eligen– una nueva relectura de «Tiberio. Historia de un resentimiento», de Gregorio Marañón, además de volver a deleitarme con su magnífica biografía canónica del también admirado Marino Gómez Santos. El «Tiberio» sufrió una fatal peripecia. Marañón olvidó un maletín con el original en un taxi parisino camino de la Gare d’Orsay a primeros de agosto de 1937; nunca apareció. Tuvo que rehacer completamente el libro según carta a su amigo Pérez Ferrero. La labor fue titánica por su extensión y su aparato bibliográfico.…  Seguir leyendo »

A principios de marzo de 1936, tras el triunfo del Frente Popular y la amnistía a los presos políticos, Lluís Companys regresó a Catalunya. El gran periodista y escritor republicano Manuel Chaves Nogales cubrió para el diario ‘Ahora’ los fastos de la  bienvenida al presidente de la Generalitat; un millón de catalanes salieron a las calles y a los caminos, cogidos de las manos, para aclamarlo, millares de palomas “simbólicamente libertadas” alzaron el vuelo, las coblas sonaban al paso de su comitiva… Y, sin embargo, a Chaves Nogales le pareció que Companys no participaba de la euforia de sus seguidores, le dio la impresión de un hombre sobrepasado por la responsabilidad que le caía encima, con menos ánimos e ímpetu que cuando, derrotado, fue conducido a presidio.…  Seguir leyendo »

Corría mayo de 1937 y Azaña acabó de decidir el nombre de quien sería el último presidente del Gobierno republicano. Largo Caballero había dimitido tras los “sucesos de Barcelona”, que habían dejado 400 muertos y mil heridos. Eran tiempos difíciles para la República y Juan Negrín habría de lidiar con ellos.

El hasta entonces ministro de Hacienda se había formado principalmente en medicina, aunque posteriormente había estudiado química y economía. Negrín tenía claro que las opciones de victoria republicana pasaban por la maximización de los recursos del Estado, que habrían de garantizar la provisión de armas y municiones al ejército, pero también los suministros necesarios para el mantenimiento de la población civil en las zonas leales, menos productivas y más pobladas que las áreas bajo influencia sublevada.…  Seguir leyendo »

Para comprender el impacto extraordinario que tuvo la Revolución rusa de 1917 en Catalunya, imaginemos a tres personajes de aquella época. Josep, un obrero del ramo del agua, gas y electricidad; Salvador, un burgués que vendía pastillas para la tos y tenía casa en la avenida del Tibidabo, y Lluís, hijo de una familia trabajadora de El Tarròs, elegido concejal por el Raval en las listas del Partido Radical ese mismo año. Lenin les cambió la vida a los tres.

Josep trabajaba en La Canadiense. Dos años después de que los bolcheviques asaltaran el Palacio de Invierno, él y sus compañeros comenzaron una huelga.…  Seguir leyendo »

Curiosamente, este año, agosto transcurría amablemente, habíamos procurado  abordar las vacaciones estivales con ningún exceso de expectativa particular. El tiempo, a pocos kilómetros de la frontera francesa, había sido cordial, alternando calor con un par de tramuntanas amables y refrescantes. De tal manera que a mediados de mes nos pareció oportuno hacer una escapada al sur de Francia, como otros años, para una pausa reflexiva, y visitamos dos lugares emblemáticos pero poco conocidos ya, la Maternidad Suiza de Elna y el Memorial del Campo de Rivesaltes, muy cerca de Perpinyà. Pocos visitantes, mucho silencio, y momentos para la reflexión.

La Maternidad Suiza fue uno de los pocos milagros de los terribles años que acompañan la derrota de la República española desde febrero de 1939 y hasta 1944, cuando el centro tuvo que cerrar.…  Seguir leyendo »

Unos desmemoriados querían celebrar un acto en Barcelona glorificando a Stalin, y Ada Colau les negó un local municipal. La acusaron de hacer el juego a la derecha. Es un buen motivo para recordar qué pasaba en Moscú hace justo 80 años. En julio de 1937. El Pravda del día 2 publicaba dos noticias importantes. La primera era la agenda de las elecciones previstas para diciembre. Iban a ser “universales, libres, directas y secretas”. Como todo el mundo sabe, no fueron ni una cosa ni la otra. La segunda era una resolución del Politburó donde Stalin ordenaba a los secretarios locales del partido la detención y, en su caso, fusilamiento, de “los elementos antisoviéticos más hostiles”.…  Seguir leyendo »

Las elecciones de febrero de 1936 fueron las más importantes en la historia de España hasta la fecha, porque pudieron determinar el destino de un país plena y democráticamente movilizado, y fuertemente polarizado. Sus resultados produjeron un gran vuelco político, pese a que los datos oficiales exactos no fueron publicados jamás, ante la exasperación del propio presidente Alcalá Zamora. Dada la evolución trágica del país poco después, estas elecciones han sido un tema historiográficamente controvertido. Años antes de la muerte de Franco, Javier Tusell dirigió un grupo de historiadores que presentaron la primera historia seria de estas elecciones, aunque las circunstancias de la dictadura restringieron mucho las fuentes.…  Seguir leyendo »

En una de las páginas más sugestivas de Pensar el Siglo XX, obra que recoge los diálogos entre los historiadores Tony Judt y Timothy Snyder, este último afirma: “La responsabilidad ética fundamental de la historia consiste en recordarle a la gente que las cosas sucedieron en realidad”. A lo que Judt matiza con su perspicacia característica: la tarea de “descripción” es “crucial” para el historiador, pero “una segunda responsabilidad” consiste en “escribir la historia como la vemos, por poco atractiva que resulte al gusto contemporáneo”. Y esto debe ser así aun a riesgo de que se produzca una “apropiación abusiva” de nuestro trabajo.…  Seguir leyendo »

En la noche del 13 de abril de 1931, el intendente del Palacio Real, conde de Aybar, tenía que cumplir una doble misión en escasas horas. En apenas un día todas las dependencias del Palacio de Oriente iban a ser ocupadas, controladas, por las nuevas autoridades republicanas. En poco tiempo, el intendente real tenía que finalizar las operaciones de partición de los bienes de la testamentaría de la reina María Cristina que, aunque había fallecido en 1929, aún no se habían llevado a cabo. Además, el conde de Aybar necesitaba retirar el mayor número de valores y bienes privados de Alfonso XIII y de la Familia Real de la Caja de la Intendencia y de otros bancos de Madrid ante el inminente exilio de los reyes.…  Seguir leyendo »

Estoy muy a favor de que el ayuntamiento podemita de Carmena cambie el nombre de la calle General Millán Astray por el de Avenida de la Inteligencia pero no puedo quedarme ahí, como si se tratara de una mera serendipia o de una chiripa feliz que dirían los castizos. No sólo por lo que sucedió en Salamanca aquel 12 de octubre de 1936, del que acaban de cumplirse ochenta años, sino por todo lo que aconteció inmediatamente después en los dos meses y diecinueve días que le quedaban de vida a Miguel de Unamuno.

La primera parte de la historia es relativamente conocida pero de la segunda se ha hablado muy poco.…  Seguir leyendo »

Un amigo me cuenta que, en internet, el Sr. Velasco, empleado del patrocinadísimo Museo de Lérida –tiene por patronos al ‘Govern’, la Diputación, la Comarca del Segre y el Ayuntamiento ilerdense, además de a su inventor, el obispo de la diócesis– niega que los autores del salvaje incendio del Real Monasterio de Santa María de Sijena estuvieran, en el verano de 1936, bajo la autoridad del gobierno catalán, contra lo afirmado en esta página de HERALDO el pasado domingo. Sigamos la regla clásica, de uso en historia –y en periodismo– del qué, quién, cuándo, dónde, por qué y cómo.

Qué

El ‘qué’ es el inicio del martirio y dilatado expolio del monumento.…  Seguir leyendo »

Cuanto escribí la semana pasada empieza a hacerse realidad. Rajoy lleva camino de salirse con la suya: permanecer en el poder a cualquier precio y por precaria que sea su situación. Rivera acaba de obligarle a hacer lo que no quería. A no ser Rajoy, en cierto modo, sometiéndose a la investidura sin tener amarrados los votos necesarios. Como revancha preventiva, él ha tomado a cambio a todos los españoles como rehenes, amenazando con joderles la vida, obligándoles a ir a votar el día de Navidad, si Sánchez no paga antes su rescate con la moneda de la abstención. Salvando todas las distancias, culpar al PSOE de que se pongan las urnas el 25 de diciembre equivaldría a achacar a la Policía lo ocurrido en Hipercor.…  Seguir leyendo »

Ahora que se habla tanto del papel constitucional de Felipe VI, hay quien ve en la decisión regia una salida a este bloqueo institucional provocado por vetos y personalismos, a esta imposibilidad de los dirigentes de los partidos de encontrar una solución a un Parlamento tan dividido.

No hablan de “borbonear”, sino de la creencia de que un jefe del Estado con mayor libertad en la designación del jefe del Gobierno, sin ataduras a mayorías parlamentarias, podría desbloquear la situación. No siempre es así, como enseña la Historia, ya que la gobernabilidad y la estabilidad del régimen recaen en el comportamiento responsable de las élites y en el desempeño correcto de sus funciones institucionales, como vio el sociólogo Juan Linz cuando estudio las democracias de entreguerras.…  Seguir leyendo »