II República

El vuelo del moscardón

No basta proclamar que el presentismo distorsiona la memoria histórica. Hay que luchar activamente contra ello. Y aplicarse el cuento, al afeitarse, cada mañana, ante el espejo.

La noche que murió Franco yo era el tercer imaginaria en la compañía de Plana Mayor del Batallón de Tropas del Ministerio del Ejército. Así es como se denominaba al soldado que estaba de guardia en el dormitorio, velando el sueño de los demás. Poco después de las cinco de la mañana, entró un joven capitán y, a falta de otro interlocutor, se abrazó a mí entre sollozos. «¡Ha muerto el Caudillo! ¡Ha muerto el Caudillo!».…  Seguir leyendo »

El cadáver de Calvo Sotelo, tal y como fue encontrado en la mañana del 14 de julio de 1936

Sí, no se sorprendan, así es como se llegó a conocer a José Calvo Sotelo, ministro de Hacienda del gobierno de Primo de Rivera entre 1925 y 1930. Durante esde periodo, uno de sus principales cometidos fue combatir el fraude fiscal. Por ello protagonizó una verdadera persecución a los propietarios de terrenos rústicos y urbanos, obligándoles a declarar el valor verdadero de esos terrenos bajo amenaza de expropiación, si se detectaba engaño al Estado en la información facilitada.

Por aquella voracidad fiscal que demostraba poco respeto a la institución de la propiedad privada se apodó a Calvo Sotelo “el Ministro Bolchevique”.…  Seguir leyendo »

El 16 de septiembre de 2019 murió Ascensión Mendieta, convertida en una figura pública por sus esfuerzos para exhumar los restos de su padre, Timoteo Mendieta Alcalá, fusilado por los rebeldes poco después de que finalizara la Guerra Civil, y otorgarle una sepultura digna.

Timoteo Mendieta, de profesión carnicero, había nacido en 1898 en Sacedón, una localidad de 2.407 personas perteneciente a Guadalajara. La provincia alcarreña, que entonces tenía 203.998 habitantes y que en su mayor parte permaneció bajo el control del Gobierno republicano durante la contienda civil, fue testigo de una dinámica represiva desencadenada por militantes de izquierdas tras el fracaso de la sublevación militar en la capital el 22 de julio de 1936.…  Seguir leyendo »

Antonio Machado advertía al viajero por tierras de España que vería «llanuras bélicas y páramos de asceta -no fue por esos campos el bíblico jardín-: son tierras para el águila, un trozo de planeta por donde cruza errante la sombra de Caín». Es una conclusión desde la melancolía y la tristeza, pero nada exagerada si se tiene en cuenta que en los años de la Guerra Civil nuestros abuelos se dedicaron, con crueldad inconcebible en país moderno, a matarse los unos a los otros sin ningún tipo de piedad. Y el odio subsiste. Basta contemplar la facilidad con que se trazan líneas rojas que sirven de mezquina exclusión de los demás para constatar que seguimos viviendo en un polvorín.…  Seguir leyendo »

A tono con el carácter paradójico que, según muchos definidores del ser histórico español informa numerosas de sus manifestaciones, la trascendencia de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) en la actualidad es más resaltada por sus adversarios que por sus simpatizantes. Así, de forma insistente circula por editoriales y crónicas periodísticas la tesis de encontrarnos a la fecha con una verdadera resurrección del partido conservador más nutrido de militantes que ninguna otra formación de su misma articulación e ideario registrada en los anales de nuestra historia. El meteórico ascenso de Ciudadanos y la coriácea resistencia al declive por todas partes anunciado de la derecha tradicional entrañan, conforme a plumas de índole progresista, la inminente aparición de un movimiento de configuración muy semejante al que protagonizase la CEDA en los días conturbados de la Segunda República.…  Seguir leyendo »

El ensayista Antony Beevor, al estudiar nuestra II República y la Guerra Civil, señaló que «constituyen probablemente el más convincente recuerdo de que la última palabra en materia histórica es imposible. La verdad absoluta acerca de un tema políticamente apasionado nunca puede ser conocida», pues nada puede ser escrito de una vez y para siempre. No es ninguna novedad, Nietzsche había dicho que «no hay hechos, sólo interpretaciones». Y lo cierto es que no deja de ser positivo buscar nuevos enfoques que contribuyan al debate intelectual y la determinación de la verdad, si es que fuera posible conseguirla. Así, con respecto a la II República, durante mucho tiempo todo parecía resuelto: el Alzamiento del 18 de julio no habría sido más que un golpe militar protagonizado por los sectores más reaccionarios de la sociedad española, aliados con movimientos fascistas europeos, contra la legalidad republicana.…  Seguir leyendo »

Es la primera vez, en los setenta y tres años de mi existencia, que me refiero a estos hechos y que obviamente no he vivido, y lo hago por el deslizamiento peligroso que está tomando el relato que se difunde a la población española, que no solamente omite datos y situaciones penosas de antaño, ahora lesivas para sus familias, sino que deforma el análisis real de la Historia, de una forma partidista, disolviendo lo que podría ser, en un estricto sentido, nuestra memoria transmitida por los que vivieron y padecieron la II República.

Decía un significativo socialista, recientemente, que «hasta hace muy poco los ascensos a general en las Fuerzas Armadas españolas eran seguidos con inquietud por el peligro que dichos ascensos podrían significar para la sociedad española».…  Seguir leyendo »

También yo fui a Colliure. Despertó mi curiosidad el gran Manuel Alcántara que en «Ciudad de entonces» (1962) incluyó estos versos, presentes siempre en mi memoria: «En Colliure, sin que nadie la sembrara, / ha crecido una encina polvorienta, / en mitad de una brisa castellana. / Investiga el suceso gente experta».

Treinta y cuatro años después, el 12 de junio de 1996, pude conocer la tumba del poeta. ¿Cómo me va a parecer mal que el presidente del Gobierno rinda homenaje a don Antonio Machado y se conmueva, como yo, ante el triste final que para él supuso la guerra civil?…  Seguir leyendo »

El inaudito uso del logo republicano

Como reveló el pasado sábado ABC, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación había dado instrucciones al personal del Ministerio, de las embajadas y de los consulados para que insertaran en los pies de firma de sus correos electrónicos el logotipo de la conmemoración del ochenta aniversario del exilio republicano español, en el que figuran los colores de la bandera de la II República, debiendo ser utilizado en los actos que organizaran en conmemoración del citado aniversario. La Dirección General de Comunicaciones envió un correo al efecto en el que anunciaba que la Subsecretaría enviaría un telegrama circular sobre el tema y solicitaba que todas las unidades que hicieran uso del recomendado logotipo lo comunicaran al Ministerio de Justicia.…  Seguir leyendo »

Para quienes hayan tenido la paciencia de seguir mis escritos desde hace años, si es que esos supuestos lectores pertinaces existen, no habrá de sorprender mi fervor lorquiano. Siempre admiré la obra del poeta granadino y universal al que dediqué no pocas páginas. En el seguimiento de su biografía supuso un venturoso hallazgo la obra fundamental, y más temprana, sobre la muerte del poeta: «Los últimos días de García Lorca», libro póstumo de Eduardo Molina Fajardo, publicado en 1983, sin restar mérito a otras investigaciones estimables como los posteriores libros de Ian Gibson.

Se conmemora el centenario de la llegada de Lorca a Madrid, en 1919, y la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid, a cuyo frente está un político sensible y culto, Jaime de los Santos, ha organizado un «Año Lorca» rico en actividades.…  Seguir leyendo »

El presidente Sánchez acostumbra a no leer, no escribir, no saber y hablar y viajar mucho. En su visita a la tumba de Don Manuel Azaña ha afirmado: “Es tarde, muy tarde. España tendría que haberles pedido perdón mucho antes por la infamia”.

Sánchez debería haberse enterado de que, en 1978, Don Juan Carlos visitó a la viuda de Azaña en México en lo que fue un encuentro de reconciliación, con el espíritu de paz y concordia de la Transición. Dolores Rivas Cherif, viuda de Azaña, declaró ante el Rey: “Cuánto le hubiera gustado a Don Manuel Azaña vivir este día, porque él quería la reconciliación de todos los españoles”.…  Seguir leyendo »

Derrotas culturales

Los últimos días de los dirigentes socialistas en el Gobierno de la Junta de Andalucía tuvieron que ser frenéticos. Durante las negociaciones para la investidura Vox reclamó la derogación de la ley 2/2017, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía. Ante la posibilidad de que el PP se lo tomara en serio, el patio político, cultural y mediático de las izquierdas puso el grito en el cielo. Las condiciones eran adecuadas para la sobreactuación: en plena ola de aspavientos por el ascenso de la «extrema derecha», cómo no advertir sobre el riesgo que corría la Memoria Democrática. Además, cómo no aprovecharse de un PP errático que pasaba de la indiferencia -ese asunto no había estado en su programa- a una improvisada propuesta de ley de Concordia.…  Seguir leyendo »

Estoy trabajando, desde hace dos años, en una tesis doctoral sobre la política económica de la II República. Ya en los primeros avances en la investigación y con las primeras lecturas especializadas me embargó una extraña y amarga sensación al constatar que España perdió una gran oportunidad a finales de 1935.

Aunque la crisis económica mundial iniciada en 1929 afectó, sobre todo a partir de 1933, a determinados sectores (agricultura de exportación, marina mercante, inversión extranjera, retorno de emigrantes…), España soportó mejor que otros países el impacto global de la Gran Depresión. Entre 1931 y 1935 hubo una gran estabilidad de precios y la renta nacional a precios constantes tuvo un crecimiento anual medio entre el 1 y el 1,5 por ciento.…  Seguir leyendo »

Zapatero, cuyas intenciones pudieron ser otras pero cuyos hechos lo señalan como el más nefasto presidente de la democracia española, en lo económico nos llevó hasta el abismo, en lo territorial desató al separatismo cuestionando él mismo la Nación que gobernaba, añadió a ello la siembra del odio político entre los españoles. Su torticera y revanchista Ley de Memoria Histórica fue el germen de lo que ahora ya cabalga y se exhibe como objetivo central, compartido gozosamente por la izquierda extrema y el separatismo: la destrucción del principio esencial de la Transición, la Reconciliación Nacional y tras ello proceder a la voladura de los cimientos que han enmarcado y propiciado los 40 de libertad y progreso, la Constitución del 78.…  Seguir leyendo »

El milagro del Prado

La damnatio memoriae del franquismo no empezó, como algunos creen, con la Ley de Memoria Histórica de 2007. Comenzó mucho antes, recién muerto el Caudillo, cuando el cabildo de la catedral de Jaén decidió devolver al anonimato del archivo, hurtándola de la exhibición pública, una de las más preciadas piezas de su museo diocesano: la carta enmarcada en plata en la que el invicto caudillo Franco le notificaba la recuperación de la sagrada reliquia del Santo Rostro, hallada milagrosamente en un garaje de Villejuif Bicetre, a las afueras de París, como parte de un alijo de objetos de plata saqueado por las «hordas marxistas» al comienzo de la Guerra Civil.…  Seguir leyendo »

Ahora que la historia y la verdad padecen y perecen en cuanto desafían al pensamiento único dominante, pocos recuerdan que la Compañía de Jesús fue disuelta en enero de 1932 por el Gobierno presidido por Manuel Azaña, en aplicación del artículo 26 de la Constitución republicana, que declaraba disueltas aquellas órdenes religiosas que impusieran un voto especial de obediencia a autoridad distinta de la legítima del Estado. La disolución afectó a los 3.622 jesuitas españoles y, de la noche a la mañana, se clausuraron y nacionalizaron ochenta casas en España, dos universidades, tres seminarios, veintiún colegios de enseñanza secundaria, 163 de enseñanza elemental y profesional, conventos y casas de ejercicios, diecinueve templos, 47 residencias, 33 locales de enseñanza, 79 fincas urbanas y 120 rústicas.…  Seguir leyendo »

A nadie se le ocultan, dada la insistencia con la que se manifiestan (Alberto Garzón en una entrevista reciente en TVE), los planes de republicanización de España proyectados desde determinados partidos políticos autodenominados «de izquierda». Unos planes que, según se formulan, ven en el federalismo la solución para el «encaje» en el «marco estatal» de aquellas comunidades en cuyo seno, según se dice, existe un «fuerte sentimiento identitario». El federalismo aparece así como solución adecuada, casi a modo de deus ex machina, para que tales «sentimientos» sean acogidos y acomodados, «respetados», en el Estado español.

La federación sería, pues, la fórmula ideal para resolver los problemas llamados «territoriales», que al parecer afectan al cuerpo político español, y con la misma, serviría también de solución para los problemas llamados «sociales» (y es que se supone que, como resultado del federalismo, sobrevendría un definitivo «acercamiento» de los centros de «toma de decisiones» al ciudadano cuyas demandas serían, por fin, debidamente atendidas).…  Seguir leyendo »

Memoria histórica de Calvo Sotelo

En el archivo de mi biblioteca obra un folio judicial, seriado y numerado, que me fue regalado por un amigo, compañero mío de la Inspección de Trabajo, el cual lo encontró entre los papeles de su difunto padre, el magistrado don Francisco García Vázquez, que en los aciagos días de 1936 era juez de primera instancia e instrucción.

El escrito contiene la declaración efectuada en sede judicial por uno de los intervinientes en el asesinato de don José Calvo Sotelo en la madrugada del 13 de julio de 1936. El declarante, llamado Blas Estebarán Llorente, manifiesta ser el chófer de la camioneta-ambulancia que, según sus afirmaciones, trasladó hasta el cementerio del Este el cadáver del político asesinado.…  Seguir leyendo »

Manuel Portela Valladares, presidente del gobierno, habla al país desde el ministerio de Gobernación, la víspera de la elecciones generales de febrero de 1936 (EFE). Saludos. EFE

El 27 de octubre, Mariano Rajoy se convirtió en el segundo presidente gallego de la Generalitat de la historia. El segundo pontevedrés, de hecho, pues Rajoy siempre ha ejercido como tal pese a haber nacido en Santiago. También en la primera ocasión el nombramiento llegó por decisión del Gobierno central, que decidió intervenir la autonomía después de que el govern declarase la República de Cataluña. El primer presidente gallego de la Generalitat tomó posesión en enero de 1935. Se llamaba Manuel Portela Valladares.

El camino que llevó a Portela hasta la presidencia había comenzado en octubre de 1934. Alejandro Lerroux, líder del centrista Partido Radical presidía el Gobierno de la República.…  Seguir leyendo »

Clara Campoamor nació a destiempo. Vio la luz el 12 de febrero de 1888, hace ahora 130 años, en un humilde hogar del actual barrio madrileño de Malasaña y en una España que consideraba a la mujer mero apéndice del hombre y discutía por entonces si tenía o no derecho a la educación. Su casa estaba a poco más de un kilómetro del Congreso de los Diputados y su vida a una distancia sideral que tardó en recorrer 43 años. Los que empleó en buscarse la vida desempeñando los oficios más diversos después de que una orfandad prematura la apartase de la escuela.…  Seguir leyendo »