Ilegalización partidos separatistas

¡Todos a la cárcel!

La situación política española continúa dominada por la confusión. Como en las malas series, que estiran las historias hasta hacerlas inverosímiles, las derechas han exagerado el guion original y ahora presentan sus pulsiones nacionalpopulistas como principios democráticos. Su rechazo visceral de los partidos independentistas (Bildu, Junts, Esquerra) y su terror ante cualquier indicio de interpretación plurinacional de nuestra Constitución se convierten, casi por arte de magia, en un intento de impedir la ruptura del Estado de derecho y la eliminación de la división de poderes. Precisamente porque utilizan un lenguaje supuestamente democrático, llaman “dictador” al presidente del Gobierno, califican de “golpe de Estado” al proyecto de ley de amnistía y piden ayuda a las instituciones europeas para salvaguardar nuestro orden constitucional.…  Seguir leyendo »

Con la crisis catalana del 1-O parece abrirse paso en España, bien que con cierta timidez y como a regañadientes, un debate completamente inédito, y creemos muy necesario, acerca de la ilegalización (o no) de los partidos políticos separatistas. Las recientes declaraciones en este sentido de Pablo Casado -que la prensa se empeña en presentar como enfant terrible del PP enfrentado al establishment de su partido (y que nosotros no pensamos que sea para tanto)- devuelven el debate a primera página, aunque, es verdad, que con muchas resistencias en contra.

Los llamados “consensos” de la Transición, en su momento, inmunizaron a unas “asociaciones políticas” que, a pesar de su naturaleza separatista (explicitada formalmente en sus programas), han gozado no ya solo de tolerancia y protección sino, incluso, de prestigio en cuanto que sirvieron para muchos de prueba de “madurez” -esta fue su coartada- para la joven Democracia española.…  Seguir leyendo »