Informe PISA

Hated in the Nation se titula el sexto capítulo de la tercera temporada de Black Mirror, la serie que nos muestra la parte más peligrosa de las redes sociales, las nuevas tecnologías o los medios de comunicación en un mundo demasiado cercano.

Aunque los episodios no tienen que ver entre sí, existe un hilo conductual detrás que nos debiera hacer reflexionar acerca del uso que hacemos de la información inmediata y no corroborada.

Sin ánimo de spoilear, en “Odio nacional” –así se ha traducido al castellano-, los usuarios de Twitter señalan diariamente a una víctima por alguna declaración o comportamiento que causa el rechazo de la comunidad y eso se convierte en tendencia.…  Seguir leyendo »

Indonesia’s result in the OECD Program for International Student Assessment, or PISA 2015 report, shows some improvements in the skills of students. In particular, girls are performing better than boys in all subjects: science, literacy, mathematics. They are significantly better in reading.

From 72 countries and economies reviewed every three years, Indonesia ranks 62nd, a slight improvement compared to 2013. Indonesian students ranked the second lowest in the 2013 PISA ranking (71), worse than their ranking in 2009, when Indonesia ranked 57th.

The improvement of girls’ performance has helped to lift Indonesia’s ranking. But, overall, the performance of Indonesian students (girls and boys) in science, mathematics and reading is one of the lowest among PISA-participating countries with an average ranking of 62 out of 69 countries.…  Seguir leyendo »

La celebración del aniversario de nuestra Constitución ha coincidido con la publicación de los resultados de un nuevo informe PISA. Naturalmente la exuberancia numérica de los datos de la OCDE ha barrido de las portadas de los periódicos a las noticias de la posible y, para mí, deseable reforma de nuestra Carta Magna. PISA es un auténtico festival, la madre de todas las clasificaciones. Permite comparaciones infinitas: entre países, entre materias, entre comunidades autónomas. Y, una vez más, despreciando la lógica estadística más elemental, los números, que se utilizan cual si fueran los resultados del concurso de Eurovisión o de la Liga de fútbol, han permitido sentenciar si España sube, baja o se estanca, clasificar países, ordenar a nuestras comunidades autónomas.…  Seguir leyendo »

Como cada año, la OCDE ha publicado los datos de su informe PISA. Y como cada año, comienzan las interpretaciones de los datos, triunfalistas unas, derrotistas otras, simplificadoras de la realidad casi todas. Entre el ruido de las comparaciones con otros países, la lista del año pasado y las divergencias autonómicas, conviene dar un paso atrás y mirar los datos con detenimiento para verlos en perspectiva. Es cierto que los niños españoles aprenden en relación con la media de los países de la OCDE y que la mayoría de los jóvenes de 15 años adquieren las competencias mínimas para progresar en etapas posobligatorias, en la vida personal y la vida laboral.…  Seguir leyendo »

Otra vez, como cada tres años desde el 2000, PISA centra la atención del mundo de la enseñanza, y mucha gente vuelve a cuestionar que una organización fundada para la cooperación y el desarrollo económico (la OCDE) haya adquirido gracias a PISA tanta influencia sobre la educación. Podría ocurrir, sin embargo, que PISA estuviera más bien debilitando esta influencia.

Antes de PISA, en efecto, la OECD aconsejaba desarrollar el capital humano incrementando los recursos destinados a educación y distribuyéndolos con equidad, recomendaciones que eran acogidas con general acuerdo en el marco de un amplio consenso ideológico. Tras poner PISA en marcha, la OECD dispone de evidencia empírica rigurosamente recogida y elaborada a través de pruebas comunes a todos los países.…  Seguir leyendo »

Necesitamos una educación basada en evidencias sólidas. Aquellos que critican el Informe PISA deberían poner encima de la mesa otro mejor, si no, sus opiniones serán eso, simples opiniones. Estamos cansados de tantos charlatanes pseudoeducativos y al mismo tiempo, nos encontramos ávidos de evidencias sólidas, precisas y fiables. Además, existe en esos sectores que reniegan de las evaluaciones externas una resistencia a hacer públicos los datos del sistema. ¿Por qué esa cerrazón a la información y a la transparencia? Lo pernicioso no es la claridad de los datos, sino el uso que se haga de ellos.

Si los datos no se utilizan para mejorar, asesorar, orientar y capacitar al profesorado y a los directivos, así como para sensibilizar a la sociedad en su conjunto de la necesidad de disponer de una educación de alta calidad, si no que se despliegan como armas arrojadizas sin argumentos y sin contextualización, entonces mejor no publicarlos.…  Seguir leyendo »

«Le niveau monte à Singapour et au Canada, stagne dans plusieurs pays d’Europe et aux Etats-Unis, baisse en Australie.» C’est ce que révèlent les résultats de la toute dernière enquête PISA sur les acquis scolaires à l’âge de 15 ans dans 72 pays. «Courrier international» en propose un tour d’horizon médiatique et montre à quel point les débats sur ce sujet sont passionnés.

Si la Suisse, elle, remet en cause la méthodologie de l’étude, on ne compte pourtant plus les expressions du type «PISA montre que…» ou «PISA nous apprend que…»… PISA reste «une référence» aux yeux du «Monde». «Réservée, à ses débuts, à un cercle d’initiés, elle est devenue un élément clé du débat sur l’éducation.…  Seguir leyendo »

The latest Program for International Student Assessment (PISA) focused on science, a discipline that plays an increasing role in our economic and social lives.

From taking a painkiller to determining what is a “balanced” meal, from drinking pasteurized milk to deciding whether or not to buy a hybrid car, science is pervasive.

And science is not just test tubes and the periodic table; it is the basis of nearly every tool we use — from a simple can opener to the most advanced space explorer.

In 2012, Shanghai came out as the top performer among all 65 education systems that were compared in mathematics, reading and science.…  Seguir leyendo »

Los alérgicos sabemos muy bien que con la llegada de la primavera aparece el polen de gramíneas. Pues bien, con la misma previsibilidad, cuando se aproximan las elecciones nuestros medios de comunicación se llenan de encuestas. Y, por supuesto, de análisis de sus resultados. Siempre me ha sorprendido lo minucioso de esos análisis que encuentran sesudas razones para justificar lo injustificable, a saber: que una subida o una bajada de un punto de uno u otro partido es consecuencia directa de una declaración política, de un error, o de cualquier otro hecho concreto. Un punto de subida o de caída en una encuesta cuyo margen de error, ese que figura en la ficha técnica que casi nadie se lee, suele estar en el entorno de un ±2%.…  Seguir leyendo »

Mediante la evaluación de capacidades y conocimientos de los alumnos en los sistemas educativos con mejor desempeño y más rápida mejora, el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) de la OCDE ofrece valiosas opciones de reforma educativa e información sobre cómo implementarlas. El sistema PISA es un foro donde funcionarios, educadores e investigadores de todo el mundo debaten qué conocimientos necesitan los estudiantes para convertirse en ciudadanos responsables y exitosos en el mundo de hoy, y cómo desarrollar sistemas educativos más eficaces e inclusivos.

Hay quien dice que los resultados de la evaluación PISA no son significativos, porque se basan en un conjunto de factores demasiado amplio; otros también señalan lo difícil que es evaluar a estudiantes con idiomas y trasfondos culturales distintos.…  Seguir leyendo »

Tabla 1. Resolución de problemas: diferencias entre puntuación real y esperada a partir de las otras pruebas, realizadas en papel o con ordenador (en azul diferencias significativas)

El estudio PISA, esa evaluación de los muchachos de 15 años que la OCDE hace cada tres años, ha tenido un éxito arrollador: ya participan en ella más de 60 países, el 90% de la humanidad, y sus resultados tienen un amplio eco mediático y político, que también va en aumento. Tanto, que los resultados de 2012 se han dado a conocer en dos veces, en diciembre de 2013 los resultados de lectura, matemáticas y ciencias, y en abril de 2014 los resultados de una prueba distinta, la resolución de problemas. En diciembre, los resultados de los alumnos españoles de 15 años fueron los mismos que en ediciones anteriores, lo que sólo sirvió en España para renovar las quejas de que no mejorábamos.…  Seguir leyendo »

Siguiendo su ritmo, PISA nos entrega sus informes. Como las fiebres recurrentes, producen escalofríos, fiebre alta durante unos días, y luego los síntomas desaparecen y el paciente se olvida de la enfermedad. Así sucede con el PISA, que me recuerda el famoso soneto de Cervantes al túmulo de Felipe IV: «Ésto oyó un valentón y dijo: ‘Es cierto/ cuanto dice voacé, señor soldado,/ y el que dijere lo contrario, miente’./ Y luego, incontinente,/ caló el chapeo/, requirió la espada/ miró al soslayo, fuese y no hubo nada». Si hacemos mal las cosas no será por falta de información. Tenemos los estudios PISA sobre competencia lectora, matemática y ciencias, luego nos vino el PIAAC sobre las competencias de los ciudadanos entre 16 y 65 años, ahora los de la inteligencia práctica, dentro de poco los de la educación financiera.…  Seguir leyendo »

This month, for the third time in a row, the Asians kicked American butt — academically, that is. On reading, science and math, students in Hong Kong, Shanghai and Singapore earned the top scores on the international PISA test. U.S. students scored below or near the worldwide average, prompting suggestions that American education as a whole is failing. As a Hong Kong educator, I’m confident that the last thing the United States needs to copy is Chinese education.

Here in this city of 2 million parents , there are 2 million school principals, all ordering after-school academic courses like appetizers in a restaurant.…  Seguir leyendo »

Confieso mi desolación ante la sacralización generalizada del informe PISA cada vez que aparecen sus resultados. Una sacralización, claro está, paralela a la interpretación simplista que se hace de ellos. Tanto da que la mayoría de expertos a quien se pide opinión relativicen PISA. Inevitablemente, ante la seducción de un ranking y, no digamos si nos da suspenso, los titulares periodísticos enloquecen. Es cierto que a medida que pasan los días se serena la reflexión. Pero nunca acabas de encontrar alguna observación sobre la metodología utilizada, como si los índices emergieran directamente de la realidad escolar y no de su manipulación.…  Seguir leyendo »

El Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA), coordinado por la OCDE, proporciona una rica información sobre los conocimientos adquiridos por los estudiantes de 15 años de más de 60 países. Los datos se refieren a las competencias que cada sistema educativo garantiza para el conjunto de sus ciudadanos en matemáticas, lectura y ciencias, e incluyen información contextual muy importante (características de la familia, del colegio, hábitos de estudio, etcétera). Todo ello permite no solo hacer comparaciones intertemporales e internacionales, sino también comprender la naturaleza de los resultados y buscar así vías de mejora en los sistemas educativos, que es el fin último de estos informes.…  Seguir leyendo »

Las comparaciones a nivel internacional no son fáciles ni perfectas. Pero PISA muestra lo que es posible conseguir en educación y contribuye a que España pueda mirarse en el espejo que ofrecen los líderes educativos del mundo en cuanto a resultados y oportunidades educativas. A diferencia de lo que algunos apuntan, el rendimiento del estudiante en España no ha empeorado, pero tampoco ha mejorado desde que PISA se puso en marcha hace más de una década, a pesar de los aumentos significativos en inversión educativa. Mientras tanto, Brasil ha escalado desde las últimas posiciones; países como Alemania, Italia, Portugal y Polonia han pasado de una posición “adecuada” a una “buena” y Shangai y Singapur han evolucionado de “bueno” a “excelente”.…  Seguir leyendo »

Se ha convertido ya en lugar común la mención al fracaso escolar de los alumnos españoles como indicio de que algo grave falla en las escuelas o en las familias del país. El llamado fracaso escolar, de nombre dramático, se mide en España como el porcentaje de alumnos que abandonan a los 16 años la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) sin haber conseguido el título por no haber aprobado sus asignaturas. En todos los países europeos existe un cierto porcentaje de fracaso escolar, pero España se encuentra entre los tres primeros, sólo superada por Turquía y Malta. Según recogen los datos de Eurostat, la oficina estadística de la UE, con datos del 2011, el fracaso en Turquía era del 42%, del 33% en Malta y del 26% en España.…  Seguir leyendo »

Por Arturo Pérez-Reverte (EL SEMANAL, 26/12/07):

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años.…  Seguir leyendo »

Por Gerardo Prieto (EL PERIÓDICO, 24/12/07):

Un compañero de fatigas, con quien compartí hace años unas zapatillas de clavos para correr en la pista porque no había más, me cuenta que su hija de 16 años suele cuidar al bebé del profesor de educación física mientras este da la clase. El profe hace malabarismos para ejercer de padre y educador a la vez, en un país a la cola de Europa en ayuda familiar. Mi amigo reconoce que no haría la vista gorda si su hija se perdiera la clase de matemáticas o de lengua. Este país ha cambiado mucho, le digo, pero la gimnasia sigue siendo una maría: aquí solo cuentan las mates y la lengua, y el fútbol, claro.…  Seguir leyendo »

Por Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona, ex ministro de Educación con UCD (EL PAÍS, 13/12/07):

Cada tres años la OCDE se empeña en aguarnos la Navidad con su Informe PISA. Lo hizo en diciembre de 2001 y 2004. Ahora ha vuelto con la mala noticia de que nuestro sistema educativo sigue mal. Vivimos esperanzados durante unos años sin informe, convencidos de que la educación no universitaria mejora gracias a los esfuerzos del Gobierno de turno, pero llega el aguafiestas del PISA y con el PP o con el PSOE salimos malparados. Parece que estamos en un siniestro círculo vicioso que hace difícil el diagnóstico del mal y su remedio.…  Seguir leyendo »