Inmigración (Continuación)

Luis Garrido escribe en EL PAÍS del 2 de abril (Quiénes se van de España y qué hacemos para que vuelvan) que (1) no son tantos los que se van si sólo contamos a los nacidos en España y no a los nacionalizados, (2) los que se van son los que no consiguen trabajo aquí, y por tanto probablemente no sean tan buenos como los que se quedan, y (3) ello no obstante, hay que tratar de recuperar a los emigrados “mejorados” (sic) cuya principal mejora, según Garrido, es que han aprendido inglés. Iré al grano punto por punto:

(1) Distinguir entre españoles oriundos y no oriundos es peligroso e insultante al establecer dos categorías de diferente valor: que se vayan unos es preocupante, que se vayan los otros no.…  Seguir leyendo »

Tema: ¿Cuáles son causas de la emigración en pirogue o cayuco desde Senegal a España y cómo se lleva a cabo el viaje?

Resumen: Para una buena parte de la juventud de Senegal y de sus familias la emigración es la única vía de mejora económica. En ese contexto operan diferentes componentes de un negocio que hacen posible el viaje en pirogue o cayuco hacia un destino cada vez más incierto. A partir de entrevistas realizadas en Senegal y España el texto profundiza en las causas de la emigración por esta vía, mostrando sus sólidas motivaciones.

Análisis

Introducción

La evolución social y económica de Senegal ha creado una “tradición emigratoria”, que ha normalizado el desplazamiento como estrategia para la mejora de las condiciones de vida y de trabajo.…  Seguir leyendo »

The German immigrants of the 19th century were so devoted to their native language that Americans wondered if the new arrivals would ever assimilate. The Irish who followed were said to be too devoted to a foreign pope to embrace American democracy.

Many Italians not only were Roman Catholic but also returned home for the winter, when construction work here slowed. The Chinese and Jews, skeptics argued, were of an entirely different race than many successful immigrants who came before them.

With the arrival of millions of Latinos in recent decades, there have been multiple reasons to wonder if they would assimilate and thrive — including legitimate economic issues that go well beyond ethnic stereotypes.…  Seguir leyendo »

Cunde la especie de que grandes contingentes de los mejores jóvenes españoles se están yendo al extranjero. Los datos no lo corroboran. Lo más sensato sería preocuparnos de continuar recuperando a los que demuestran ser valiosos.

En primer lugar, parece muy discutible que sean los mejores quienes se van, ya que, en las edades de máxima salida (veremos que van de 28 a 41 años), la mayoría de sus coetáneos están trabajando (por ejemplo, el 88% de los licenciados) y es una conjetura arriesgada afirmar que los que tienen empleo son peores que los que no lo consiguen o no lo mantienen y se terminan yendo.…  Seguir leyendo »

En septiembre de 2000, los objetivos de desarrollo del Milenio contaron con el apoyo de la comunidad internacional, unida tras una visión compartida. Dichos objetivos, que expiran en 2015, señalaron una nueva era de cooperación mundial y desencadenaron avances reales con vistas a sacar a millones de personas de la pobreza extrema, mejorando la salud y el acceso a la educación y emancipando a las mujeres.

Los ocho objetivos originales –entre ellos la reducción de la mortalidad infantil y la consecución de la enseñanza primaria universal– han sido elogiados por su sencillez y su mensurabilidad. Representaron la plasmación de un imperativo abstracto y desmesurado en fines alcanzables, pero, como gustaba de decir Albert Einstein, “no todo lo que cuenta se puede contar y no todo lo que se puede contar cuenta”.…  Seguir leyendo »

Nearly 700 miles of walls now separate the United States and Mexico. Would-be migrants still find ways over, under, through and around them. As a tool for controlling immigration to the United States, the border fortifications have been remarkably ill suited to the task. And yet these barriers are having a significant and lasting effect nonetheless: they are harming communities on both sides of the border.

We should tear them down before the damage becomes irreparable.

After Sept. 11, 2001, President George W. Bush instructed the Department of Homeland Security to prioritize the construction of fortifications along the Mexican border. The result has been an astonishing array of barriers across America’s southern frontier.…  Seguir leyendo »

¿Cuánta esperanza se puede tener en un presidente que ha deportado más gente que cualquier otro en la historia de Estados Unidos?

Intento mantener mis sentimientos bajo control al hacer esta pregunta mientras veo al presidente Obama anunciar su política de inmigracióndurante la reunión del martes. Después de vivir como indocumentada durante más de 18 años y con la esperanza de que algún día mi hermana, mis padres y yo dejemos de ser ‘ilegales’ para el país, mi salud mental a menudo depende de cómo manejo mis expectativas.

Mi familia y yo llegamos a Estados Unidos procedentes de la Ciudad de México cuando tenía 10 años y para mí, Chicago ha sido nuestro hogar.…  Seguir leyendo »

Se ha hablado con frecuencia de la fuga de cerebros como una de las peores lacras para aquellos países que alcanzan un cierto nivel en la formación de sus profesionales, particularmente sus investigadores. Si mejoran con el tiempo las condiciones que ofrece el país de origen, a veces se produce el regreso y así la recuperación de una parte significativa de los que se han ido a completar su formación, a investigar o a ejercer en puestos profesionales de gran responsabilidad —la economía del conocimiento, de hecho, permite flujos humanos de emigración con retorno—. De ser así, la salida previa de su país puede ser vista como una inversión recuperada.…  Seguir leyendo »

Hace unos cuantos años, muy pocos, el principal miedo de los españoles, dentro de una lista de opciones atroces que incluía, por ejemplo, el terrorismo y el paro, era el miedo al inmigrante.

Era el miedo sintomático de un país rico que veía a los inmigrantes como una amenaza, como una turba de gente necesitada que quería aprovecharse de su riqueza, de sus plazas de trabajo y de sus servicios sociales.

Pero ese miedo al inmigrante, a la gente que tiene que salir de su país para instalarse en otro que le ofrezca mejores oportunidades, era también el miedo de un país desmemoriado, cuya bonanza económica lo había hecho perder de vista uno de sus fundamentos, que es precisamente esa multitud de españoles que, a lo largo de los siglos, exactamente igual que los inmigrantes que vienen aquí, han ido emigrando de este país para instalarse en otro que les ofrezca una vida mejor.…  Seguir leyendo »

El mes pasado, pocas horas después de la elección en la que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, obtuvo su segundo mandato, comenzó a cobrar sustento la idea de que mucho había contribuido a su victoria el apoyo mayoritario de los votantes hispanos. El Partido Republicano, tradicionalmente identificado con la línea dura en temas de inmigración, de pronto empezó a hablar de la necesidad de introducir reformas amplias. En opinión de los expertos, si los republicanos se resistían a hacer estos cambios, perderían a la próxima generación de votantes hispanos y dejarían al partido relegado en forma casi permanente al lugar de la oposición.…  Seguir leyendo »

I recently bumped into a cousin in Switzerland. I hadn’t known she even existed – she and I never moved in the same family circles when I visited relatives in Athens. But since the start of the crisis, Greeks abroad have become more aware of their family trees. My relative completed a degree in Germany 25 years ago and returned to Greece to get a job in the food industry. Two years ago she was made redundant. For 18 months she tried to find work, then gave up and begged her mother to call her contacts in Germany – such as my father, her cousin once removed, who helped her move to Germany, and from thereon to Switzerland.…  Seguir leyendo »

Según las últimas estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) se están yendo de España más personas de las que vienen a residir al país y algunos ven en esto otra mala noticia que añadir a la lista de desgracias que nos asolan. Hay que recordar que son estimaciones del INE y no datos definitivos. También en octubre de 2011 las estimaciones indicaban más salidas que entradas, pero finalmente los datos consolidados reflejaron lo contrario: un saldo neto positivo de 70.000 personas. De modo que hay que esperar aún algunos meses para conocer el saldo migratorio de lo que va del año 2012.…  Seguir leyendo »

Seguramente ni en sus peores pesadillas la comunidad china en España habría imaginado un suceso tan negativo para su imagen como la Operación Cheqian-Emperador. Para un grupo que hace de la discreción el elemento fundamental de su modo de vida —y una de sus fortalezas—, la información que ha llegado a la opinión pública no puede ser peor: historias rocambolescas de cómo los grupos criminales habrían defraudado a la Hacienda española hasta 35.000 millones de euros, violencia ejercida por el clan del cabecilla Gao Ping para extorsionar, corrupción y negocios vinculados con la prostitución y la venta de droga.

Una realidad que sorprenderá a muchos españoles, acostumbrados a percibir una imagen de los chinos de grupo trabajador, emprendedor y místico capaz de rentabilizar negocios condenados a la quiebra.…  Seguir leyendo »

Según la R.A.E., “casualidad” es una combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar. Casualmente nací en Brasil. Quizás, si pudiera elegir, me hubiese gustado nacer en otro país, no sé… Pero como no pude opinar sobre este asunto, vine al mundo donde dictó el azar: en la ciudad de Salvador de Bahía, y más específicamente en el Hospital Portugués. También fue una casualidad haber nacido en una familia con recursos, que pudo pagar mis estudios en un colegio privado (infelizmente la enseñanza publica en Brasil es lamentable) y, más adelante, en una universidad concertada. Si dejamos de lado mi merito personal, la casualidad fue quizás uno de los aspectos más relevantes a la hora de establecer mis oportunidades frente a otros miles de brasileños que, casualmente, nacieron en hogares con menos recursos.…  Seguir leyendo »

La decisión del Gobierno de negar asistencia sanitaria no urgente a los inmigrantes en situación irregular, que entró en vigor el pasado 1 de septiembre, al amparo de los reales decretos de 24 de abril y 3 de agosto, no reducirá el gasto sanitario y sólo está provocando desconcierto y más papeleo entre los afectados y los profesionales de la sanidad. Además, ha generado un debate que alimenta los discursos xenófobos al culpabilizar, de alguna manera, a los más débiles de la falta de recursos. Y como se ha visto con la negativa de comunidades como Andalucía, Cataluña, Asturias, País Vasco, y Canarias -no gobernadas por el PP- en acatarlo, pero también de otras gobernadas por los populares como Galicia, lejos de cerrarse la polémica la controversia continuará por el convencimiento de los profesionales de que acabará generando más gasto y obligará al Gobierno a enmendar, de nuevo, lo que ya comenzó mal.…  Seguir leyendo »

A veces los países no dan con una buena política hasta después de haber agotado todas las demás opciones disponibles. Así ha sido en el caso de la tardía adopción por parte de Australia este mes, después de años de muchas disputas políticas, de un nuevo criterio pragmático, pero no insensible, para abordar el asunto de los buscadores de asilo que llegan por mar.

El meollo del problema –y lo que lo ha convertido en un asunto internacional más que un simple problema interior de Australia– es que los aspirantes a refugiados (principalmente procedentes del Afganistán, del Pakistán, del Iraq, del Irán y de Sri Lanka) han estado muriendo en cantidades espeluznantes.…  Seguir leyendo »

Last month, demonstrations against African refugees in Tel Aviv turned violent. Protesters looted shops, broke windows and firebombed buildings, including a nursery. Days ago, arsonists torched the home of 10 African migrants in Jerusalem, injuring four, and leaving the unequivocal graffiti: “Get out of the neighbourhood.”

On Monday, Israeli TV reported that Haifa’s council had warned local businesses that they risked losing their licences if they employed African refugees, and that shopkeepers in the southern town of Sderot were refusing to serve migrants. Israeli statistics show some 60,000 African migrants have entered the country in the past seven years through the Egyptian Sinai desert – many of them asylum seekers fleeing repression or war in Sudan, South Sudan and Eritrea.…  Seguir leyendo »

Imaginemos un microcosmos social, pongamos por ejemplo una empresa. Una compañera de trabajo tiene síntomas de lo que parece una gripe. Lleva menos de seis meses en la empresa con un contrato temporal y, por ello, no se beneficia del servicio médico de empresa en las mismas condiciones que el resto de la plantilla. Como no puede recibir atención porque no lleva suficiente tiempo en la empresa, al cabo de los días cinco compañeros y compañeras de su departamento contraen la gripe.

Cualquier persona, sin ser especialista en salud, podría llegar a la conclusión de que esta segregación, además de ser injusta, carece de sentido desde el punto de vista de la prevención y la salud.…  Seguir leyendo »

On Oct. 12, 2010, Jimmy Mubenga was deported from Britain. The 46-year-old Angolan had come to the country as a refugee 16 years earlier. But after his involvement in a pub brawl and a subsequent criminal conviction, the government ordered his deportation. Three private security guards escorted him through Heathrow Airport and onto British Airways Flight 77 to Luanda, Angola. The exact details of what followed are still unclear and currently subject to criminal investigation.

Several passengers onboard the plane reported that Mr. Mubenga repeatedly complained that he could not breathe and that he was being held down with his head between his knees by security guards.…  Seguir leyendo »

En un momento en el que en Bruselas se considera “modélico y valiente” el plan del actual Gobierno de abaratar el despido y dejar en la calle a docenas de miles de ciudadanos víctimas de una crisis provocada por los especuladores sin escrúpulos del Casino Global y de sus omnímodas agencias de notación; en el que, como en pasadas épocas, un número creciente de españoles se ve forzado a buscar un trabajo digno en el extranjero (Inglaterra, Alemania, Estados Unidos, Suiza o Noruega, en donde se les llama cariñosamente “los refugiados del euro”); en el que las mujeres marroquíes contratadas para la recogida de la fresa de Huelva son sometidas a cláusulas bochornosas (ser madres de niños menores de edad para asegurar su regreso a Marruecos, jornadas laborales exhaustivas, salarios de rebaja), indignas de una sociedad democrática, etcétera, no está de más recordar lo acaecido hace seis décadas, cuando puesto en el brete de acumular una masa de parados potencialmente explosiva o de facilitar la emisión de pasaportes para quienes quisieran ganarse el pan fuera de España a falta de hacerlo dentro, el régimen franquista optó por abrir sus fronteras y más de dos millones de compatriotas nuestros se embarcaron en trenes con destino a París, Bruselas, Fráncfort o Ginebra.…  Seguir leyendo »