Inteligencia Artificial

Ai-Da, a humanoid robot, and Aidan Meller, her inventor, present an oil painting in Oxford, England, created by artists based on a sketch by the robot. Credit Niklas Halle'n/Agence France-Presse — Getty Images

Many artists are turned off by artificial intelligence. They may be discouraged by fears that A.I., with its efficiency, will take away people’s jobs. They may question the ability of machines to be creative. Or they may have a desire to explore A.I.’s uses — but aren’t able to decrypt its terminology.

This all reminds me of when people were similarly skeptical of another technology: the camera. In the 19th century, with the advent of modern photography, cameras introduced both challenges and benefits. While some artists embraced the technology, others saw cameras as alien devices that required expertise to operate. Some felt this posed a threat to their jobs.…  Seguir leyendo »

Las preguntas se amontonan. ¿Cómo será el mundo después del coronavirus? ¿Qué cambios geopolíticos vamos a contemplar? ¿Asistiremos a un repliegue de la globalización? ¿Están funcionando las instituciones europeas? ¿Superará la UE esta nueva crisis, cuando aún está pendiente la que ha supuesto el Brexit?

Son muchas las incertidumbres, pero hay algunos aspectos sobre los que sí podemos albergar certezas. En estas líneas, voy a concentrarme en el “día D”, esto es, el día después de que concluya nuestro confinamiento y debamos poner todo nuestro esfuerzo en la reconstrucción de Europa. Explicaré cuál debe ser, en mi opinión, el vector fundamental de esa reconstrucción.…  Seguir leyendo »

Hasta la emergencia del coronavirus, una preocupación central de algunas élites intelectuales occidentales (la cultura asiática confuciana es, quizás, otra cosa), era lo que Shoshana Zuboff, en su excelente libro, bautizó como el “capitalismo de vigilancia”. Es decir, la capacidad de grandes empresas tecnológicas, en particular Facebook y Google, de monitorearnos, predecir y manipular nuestro comportamiento, por medio de la inteligencia artificial (IA) empleando datos masivos (big data). Sin embargo, pese a esa abundancia de datos y que, junto a otras compañías como la china WeChat, son las grandes potencias en esa tecnología, estas empresas fueron incapaces de detectar la magnitud de la propagación de la Covid-19 y alertar a los Gobiernos (con quién normalmente tienen una estrecha relación) de manera efectiva.…  Seguir leyendo »

Vivimos con gran preocupación la segunda gran pandemia de una enfermedad infecciosa del siglo XXI, después de la pandemia de gripe H1N1 en 2009. Cada día, los titulares nos invaden con reportes de nuevos casos, nuevas muertes, nuevas medidas para intentar contener la propagación del virus, curvas exponenciales de crecimiento en el número de casos y de cierre de locales, comercios así como decrecimiento de nuestra economía. Una pandemia son palabras mayores…

No puedo sino tener un sentimiento de déjà-vu. Hace siete años comenzaba una charla para WIRED preguntando a los asistentes qué pensaban que haría el Gobierno si en ese momento se declarase una pandemia.…  Seguir leyendo »

Estamos ingresando en un período de transformación para la ciencia médica, con la combinación entre las técnicas de investigación tradicionales, un poder de cálculo enorme y la profusión de nuevos datos. Google anunció recientemente que ha desarrollado un sistema de inteligencia artificial (IA) capaz de superar a los radiólogos humanos en la detección del cáncer de mama. Y ese es tan solo el último ejemplo de la forma en que el aprendizaje automático y los macrodatos están conduciendo a nuevos diagnósticos, tratamientos y descubrimientos médicos. Para hacer realidad el enorme potencial de la IA, sin embargo, debemos desarrollar un enfoque pragmático y globalmente consensuado que gobierne la obtención y el uso de «datos del mundo real».…  Seguir leyendo »

La película Minority Report plantea dilemas éticos de la inteligencia artificial.

La Comisión Europea ha publicado esta semana el Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial, donde recoge los retos y los beneficios que ofrece esta tecnología. Entre otras cuestiones, plantea una serie de restricciones al uso de reconocimiento facial en espacios públicos, pues puede vulnerar los derechos de los ciudadanos.

La inteligencia artificial representa una oportunidad de progreso social similar a la revolución industrial o la implementación de los primeros computadores. Sin embargo, también puede representar el fin de muchas de las libertades que la sociedad ha disfrutado hasta ahora.

Esta tecnología nos ha brindado maravillosas aplicaciones, como la detección temprana de cáncer, la educación personalizada o la optimización del consumo energético.…  Seguir leyendo »

Su nombre es SyRI y corresponde a System Risk Indication. Se trata de una herramienta digital diseñada para detectar el fraude en el uso de prestaciones sociales en Holanda. Información personal registrada en distintas unidades administrativas se combina para determinar el riesgo de cometer irregularidades para individuos que viven en barrios de baja renta y alta complejidad social. Hace algo más de un año, una coalición de grupos de defensa de los derechos humanos, a la que se sumó Philip Aston, el relator especial de la ONU sobre pobreza extrema, de visita estos días por nuestro país, acudieron a la justicia para denunciar la múltiple vulneración de derechos del Estado holandés en esta nueva modalidad de espionaje social 3.0.…  Seguir leyendo »

Cada nueva tecnología viaja sobre una ola que va desde una situación de desmesurado entusiasmo público hacia su súbita caída en la desolación. Sin embargo, incluso si se juzga según los estándares habituales, la inteligencia artificial (IA) ha tenido una trayectoria turbulenta. ¿Es la IA una heroína  renovadora de la sociedad o una villana que destruye puestos de trabajo? Como siempre, la verdad no es tan categórica.

En su calidad de tecnología de propósito general, la IA será lo que hagamos de ella, y su impacto final estará determinado por los marcos de gobernanza que construyamos. A medida que sube el volumen de las voces que hacen llamamientos a favor de nuevas políticas de IA, se presenta la oportunidad de moldear una infraestructura legal y regulatoria en formas que lleven a la maximización de los beneficios de la IA y se pueda poner límites a los posibles daños que ella pudiese causar.…  Seguir leyendo »

La inteligencia artificial está permeando casi todos los aspectos de la vida en las economías avanzadas. Desde los gobiernos y las empresas hasta los individuos, el alcance de la IA es arrollador, y su implementación está demostrando ser transformacional.

Sin embargo, los beneficios no sólo se están sintiendo en el mundo desarrollado. Se calcula que la IA aportará 15,7 billones de dólares a la economía global en 2030, brindando valor socioeconómico a todos los sectores de la sociedad en los próximos años. Y un porcentaje sustancial de este total estará representado por las economías emergentes, donde la IA ya está ayudando a resolver problemas muy arraigados.…  Seguir leyendo »

La difusión de la inteligencia artificial por toda la economía presenta la posibilidad de —y, para muchos, el miedo a— que las máquinas eventualmente reemplacen al trabajo humano. No sólo se ocuparán de una parte cada vez mayor de las tareas mecánicas —como venimos observando desde la primera Revolución Industrial— también coordinarán tareas mediante la comunicación directa entre máquinas (la llamada Internet de las cosas).

Hay quienes aplauden estos grandes avances, porque darían lugar al antiguo sueño humano de liberarnos del trabajo, mientras que otros los acusan de impedir que la gente pueda sentirse realizada a través del trabajo y por cercenar el vínculo entre el ingreso y las prestaciones sociales relacionadas con el trabajo.…  Seguir leyendo »

Los principios que han de regir la ética en la Inteligencia Artificial (IA) son objeto de una multiplicidad de propuestas por parte de Estados, organizaciones internacionales y profesionales, y grandes empresas. Detrás hay una carrera geopolítica, con la idea de que estos principios –sobre los que hay un acuerdo bastante amplio, como se ha plasmado en el G20– se han de incorporar, en lo que es la parte más difícil, en una programación que siempre ha de quedar bajo control del ser humano. Detrás de las principales propuestas que resumimos y analizamos, hay conflictos de cultura, valores y control, que cobrarán más importancia a medida que se acerque la fase de la reglamentación práctica.…  Seguir leyendo »

Distopía en etapas

Muchos creen que el futuro de la humanidad se verá algún día amenazado por el avance de la inteligencia artificial (IA), tal vez encarnada en malévolos robots. Sin embargo, mientras entramos en la tercera década del milenio, no debemos temer lo extraño, sino a un enemigo mucho más antiguo: nosotros mismos.

Pensemos menos en Terminator y más en Minority Report (Sentencia Previa).

Estamos desarrollando rápidamente una tecnología que literalmente es capaz de leer mentes sin un marco para controlarla. Imaginemos, por un momento, que los humanos hubiéramos evolucionado para leer las mentes de los demás. ¿Qué nos hubiera pasado?

Para responder esta pregunta, consideremos nuestros propios diálogos internos.…  Seguir leyendo »

Alors que se multiplient les applications de l’intelligence artificielle (IA) à grande échelle après des décennies de stagnation, sa capacité à produire une intelligence équivalente à la nôtre est remise en cause, et le terme même d’intelligence lui est dénié. Les acteurs majeurs de la discipline confirment que l’on est encore bien loin du but. Au-delà de l’euphorie actuelle, l’IA serait-elle donc dans l’impasse ?

Toutes les IA sont affectées des mêmes lacunes : hyperspécialisation, absence d’autonomie, incapacité à manipuler du sens et à créer une représentation du monde. Le fait que ces limites se manifestent depuis les travaux des pionniers dans les années 1960 donne le sentiment que la discipline tourne en rond.…  Seguir leyendo »

La IA, nueva frontera de la teoría económica

Hasta hace poco, dos grandes impedimentos limitaban la capacidad de los investigadores en economía para aplicar los potentes métodos que matemáticos y estadísticos desarrollaron a partir de principios del siglo XIX para reconocer e interpretar patrones en datos ruidosos: la pequeñez y el costo de los conjuntos de datos y la lentitud y el costo de las computadoras. Es natural entonces que al reducirse enormemente esos impedimentos gracias a las mejoras en poder de cómputo, los economistas se hayan abalanzado a usar el análisis de macrodatos (big data) y la inteligencia artificial para buscar patrones en un sinfín de actividades y hechos.…  Seguir leyendo »

Nous sommes aujourd’hui submergés d’articles, d’entretiens et de Tweet sur l’intelligence artificielle (IA) émanant de personnes déconnectées de la réalité technique, mais qui puisent sans vergogne dans un imaginaire de concurrence et de soumission afin de générer toujours plus d’émotion et de clics.

En tant qu’expert et praticien de l’IA en entreprise, ma volonté est ici d’éclairer sur les enjeux du développement de ces nouveaux outils, qui se révèlent plus humains qu’on ne pourrait le penser. Car la réalité est là : ce qu’on appelle l’intelligence artificielle n’est qu’une succession d’outils spécialisés, chacun consacré à l’optimisation d’une unique tâche répétitive. Exemple classique : l’imagerie médicale, où un algorithme va analyser pour un cancer précis des centaines d’images afin de proposer au médecin un diagnostic.…  Seguir leyendo »

L’intelligence artificielle (IA) fait désormais partie intégrante de notre quotidien (industrie, emploi, santé, consommation, etc.). La dynamique se situe dorénavant autour de la nature des activités et des tâches qu’il est possible de lui confier. Cette technologie, par sa capacité à exécuter de manière plus qualitative et plus rapide des actions jusqu’ici réalisées par des humains, soulève de nombreux questionnements.

En cause, le « machine learning » (« apprentissage automatique »), qui engendre des décisions inexplicables, non contrôlées et prises en compte sans recours, ce qui déconcerte. Plus particulièrement, l’IA connaît une limite grandissante en termes de discrimination, que l’on qualifie de « biais ».…  Seguir leyendo »

La Chine a accueilli du 29 au 31 août la deuxième édition de la Conférence mondiale sur l’intelligence artificielle. Point d’orgue de l’événement : un débat entre Jack Ma, fondateur d’Alibaba, et Elon Musk, patron de Tesla. Pendant plus d’une heure, les deux entrepreneurs ont confronté leur vision de l’IA. Si le premier s’est montré enthousiaste, le second n’a pas hésité à qualifier cette technologie de « menace ».

Par sa nature et son objet, cet événement semblait offrir une version technologique et aseptisée de la controverse de Valladolid – la confrontation historique entre théologiens, juristes et administrateurs du royaume d’Espagne sur les modalités de la conquête du Nouveau Monde – avec Jack Ma et Elon Musk en avatars modernes de Bartolomé de Las Casas et Juan de Sepulveda, les deux protagonistes de l’époque.…  Seguir leyendo »

Il faut rappeler cette évidence : l’intelligence artificielle (IA) n’est qu’un outil, mais un outil très puissant, qu’il faudra apprendre à maîtriser. Une intelligence augmentée au service de l’homme, qui l’aide à mieux gérer la complexité croissante de notre monde et à être plus efficace. Les algorithmes excellent dans certaines tâches pour lesquelles les êtres humains ne sont pas performants, comme percevoir des « signaux » dans des milliards de données. Mais l’IA est incapable de réaliser des tâches à plus haute valeur ajoutée : les décisions complexes, l’imagination, ou le bon sens, lui échapperont pour longtemps encore ! Même avec ses limites, elle est un formidable potentiel au service de l’homme pour simplifier les usages au sein du monde digital et ainsi réduire la « fracture numérique ».…  Seguir leyendo »

Si la justice est un des fondements de notre contrat social, son accessibilité est un enjeu majeur. Celle-ci questionne à la fois le justiciable, mais aussi ceux qui font et rendent la justice : législateurs, magistrats, avocats et professeurs qui forgent, discutent et interprètent les textes de loi. Mais à l’heure où l’intelligence artificielle (IA) promet de révolutionner quasiment tous les pans de notre économie, le corpus produit par ces professionnels du droit devient une véritable mine d’or et son importance éclate enfin au grand jour.

L’émergence d’un « Netflix du droit », transnational, dopé au « machine learning » (l’apprentissage automatique) et aux recommandations algorithmiques, pourrait ne pas être forcément une bonne nouvelle pour le justiciable français.…  Seguir leyendo »

La « révolution des neurones artificiels et de l’apprentissage profond », vantée sur la couverture du nouveau livre de Yann Le Cun (Quand la machine apprend, Odile Jacob, 394 pages, 22,90 euros) est, rappelons-le, une technologie qui fête son soixante-troisième anniversaire : la première conférence d’intelligence artificielle, à l’université de Dartmouth, aux Etats-Unis, date de 1956. Il n’est nullement question ici de diminuer les mérites de son auteur [lauréat du prix Turing 2019], incontestablement un des meilleurs spécialistes, parmi beaucoup d’autres, dans l’univers des réseaux de neurones, mais juste de relativiser par quelques rappels l’aspect révolutionnaire de ses travaux.…  Seguir leyendo »